RetroClassics DREAMCAST: «REZ» y su emulación en el PC.

Hace un tiempo ya le dediqué un post a REZ acerca de las posibilidades “eróticas” que ofrecía su periférico vibrador. Ahora quiero hablaros del REZ de Dreamcast y de su emulación en PC, que me ha permitido disfrutar del juego a nuevos niveles que no conocía.

El juego de la foto es mi original de REZ en PS2, actualmente muy complicado de encontrar en versión PAL. Es la versión de su original en Dreamcast, que tenía alguna tendencia a ralentizaciones. El juego de PS2 muestra una intergración total con el vibrador del mando de la consola y merece la pena experimentarlo. El REZ es de esos raros casos de juego que todo aficionado a este mundillo debe probar alguna vez en la vida.

 

El caso es que, no pudiendo acceder a la por lo visto genial adaptación a DH de la XBOX 360, se me ocurrió (como aficionado a los emuladores que soy) probar primero el Chankast y después el mucho mejor NullDC. El resultado con el REZ es tan espectacular que aún estoy dando gracias por haber hecho semejante descubrimiento. Lo mismo es aplicable al Ikaruga, del cual sólo tengo la versión PAL de la NGC (aún más complicada de encontrar).

Para los que quieran probarlo, necesitaréis lo primero tener una copia original del REZ, para que nadie diga que sois vulgares piratas. Luego, una vez resuelto este detalle nimio, podéis haceros con una imagen .iso de las llamadas “selfbootable” o “Auto-boot”. Tras la instalación del emulador, deberíais haceros con un programa tipo “Joytokey” para poder configurar un pad. Y a partir de ahí, es muy sencillo ejecutar la imagen como si fuera una ROM.

El REZ no tiene ningún defecto aparente y de hecho destaca la calidad de efectos, el uso de alta resolución, la ausencia total de ralentizaciones con un equipo de gama media, y sobre todo la perfección del sonido, vital para disfrutar del juego en condiciones adecuadas.

La emulación de sistemas posteriores al año 2.000 es todavía muy precaria: en PS2 se han logrado algunas cosas interesantes pero todavía con un rendimiento muy bajo (muchos de mis juegos no superan el 50% de la velocidad real aún funcionando bien), pero el caso de la Dreamcast es muy notable (en realidad es de 1.999) y de gran perfección. Los que hemos visto evolucionar este mundillo todavía recordamos cómo se consiguió emular perfectamente (y cuando digo perfectamente, es de verdad) la N64 cuando estaba justo en pleno apogeo, algo así como si ahora pudiéramos, mediante un programa, reconvertir  nuestro PC en una XBOX 360. Aunque esto no está muy alejado de la realidad, en la medida en que ahora se adaptan juegos de consola a PC con escasos cambios, e incluso permaneciendo referencias a los mandos de XBOX.  En la actualidad tiene menos sentido emular actuales consolas en PC dado que la oferta entre sistemas es muy pareja (salvo las exclusividades de siempre) y sin pensar en Nintendo, que es un mundo aparte. Pero las iniciativas destinadas a emular sistemas incluso relativamente actuales como DC o PS2 tienen todo mi aplauso ya que recuperan para el jugador todo un catálogo de juegos accesibles desde el mercado de segunda mano sin necesidad de depender de consolas antiguas que en ocasiones pueden deteriorarse rápidamente. Las consolas de cartucho aguantan lo que se les eche, pero los lectores ópticos actuales tienen una vida determinada: por eso creo que los sistemas de descarga de juegos en memorias flash o tarjetas y similares son un avance que permitirán alargar la vida del hardware de cara incluso a los futuros coleccionistas.