Retro Historias: LA GAMEBOY MÁS JODIDA DEL MUNDO.

Sí, lo queveis en la foto es cierto. Durante la primera guerra del Golfo, un soldadoamericano llevó consigo esta Gameboy que quedó…en ese estado. Más allá de laanécdota, la verdad es que la imagen impresiona.

 

 

Durante unbombardeo, fue sometida a una altísima temperatura debido a una explosión, queachicharró literalmente la carcasa. Aunque no se ve muy claramente, laprotección de la pantalla se derritió por completo pero pudo salvaguardar elLCD (que no deja de ser cristal líquido y muy resistente al calor). Porque, porsi no os habéis dado cuenta… el aparato FUNCIONA.

 

Estáexpuesto en la New York Nintendo World Store y es uno de los objetos másvisitados y sorprendentes. No es ninguna falsificación y en directo presentamuchos daños que en la imagen no parecen apreciarse. La imagen parpadea y tienelíneas muertas de pixels, pero es utilizable. Los botones a duras penas semantienen en su sitio como podéis ver, y mantiene operativo el sonido.

 

 

¿Quémáquina actual soportaría semejante nivel de daño? Sólo he visto en condicionesextremas cómo aguanta un iPod Nano de los de hace cuatro o cinco años(concretamente pasándole la rueda de un coche por encima y manteniéndose enfuncionamiento) pero imaginaos la delicada PSP tostándose sobre un mechero, ola NDS con un soplete. Esto último de hecho lo he visto: un vecino ha arregladola famosa bisagra rota de la consola de su hijo “soldándola” con una cerilla.Así es la gente de bruta.

 

 

Por último,pensad de qué manera condensa la imagen de la heroica GB la idea de lo lúdico,lo infantil incluso, atacado por la horrible realidad de la guerra. No sé quiénsería el soldado, pero es probable que fuera un chaval, un jovencito apenasmayor de edad que vio cómo el espanto de las bombas le sacaba de su mundo dejuego inocente para devolverle a la cruda tierra y quizá hacer que dejara deser en su interior un niño para siempre.