RetroClassics NEOGEO: HOBBY CONSOLAS Y LA MASCOTA DE NEOGEO. EL CONCURSO.

En 1993 HOBBY CONSOLAS convocó un concurso poco habitual, con un premio sensacional.  Se trataba nada más y nada menos que de diseñar la que sería la mascota de la consola NEOGEO, apodada “el Rolls Royce de las consolas”. Por aquel entonces, la consola de SNK era la más avanzada técnicamente del mercado, y su placa estaba plenamente implantada en los salones recreativos. Esto hacía que el precio de la consola fuera desmesurado (unos 500 euros) y cada juego costara cerca de los 300. Era sin duda como tener una recreativa en casa.

Así que HOBBY CONSOLAS organiza este concurso con la idea de que el diseño pueda optar en un futuro a convertirse en la imagen de la marca, o al menos a ser un paso previo para la mascota definitiva. El regalo no podía ser más suculento: una consola y seis juegos de primera línea (los mejores que podía ofrecer la máquina en ese momento), cuyo valor en el mercado estaría cerca de los 2.000 euros de entonces. Una auténtica pasta.

Los trabajos desbordaron la redacción, y finalmente se llevó el gato al agua NEOVATIO, un rayo muy dinámico cuya imagen gráfica y personalidad se desarrollaba en un pequeño cómic.  Las bases recuerdo que hablaban de presentar una imagen, pero amparado en esa poca definición de las bases me pareció que la mejor forma de presentar el trabajo era a través de una pequeña aventura que mostrara a la mascota desde todas las perspectivas posibles y con un rosario de expresiones. En este caso parece ser que acerté.

A pesar de que podáis pensar que ganar un concurso así es muy serio, y que todo el mundo iba a estar pendiente del asunto, etc… os puedo asegurar que nada más lejos de la realidad. En cualquier otro país hubieran aprovechado para hacer al menos unas fotos o un pequeño acto por minúsculo que fuera.

Pues, bien, me enteré de que había ganado al leer la revista. Eso sí, a la semana recibí una carta en la que me informaban que había ganado el concurso y que llamara a un teléfono. Me puse en contacto con la redacción: “Soy el de la mascota de NeoGeo”. Algún cuchicheo de fondo: “Ah, vale, pues ya te mandamos la caja a tu casa.” “Adiós y gracias” “Adiós”. Ese fue mi gran contacto con Hobby Consolas, el nacimiento de la mascota y su instantánea muerte.

 

La gran caja llegó y todo estaba en perfecto estado, aunque alguien ya se había echado unas partiditas con el Samurai Shodown (perdiendo de paso el libro de instrucciones). Todo lo demás estaba nuevo y precintado, y funcionaba perfectamente. Todo de hecho sigue en mi poder en maravilloso estado de conservación. Nunca nadie se volvió a poner en contacto conmigo para ese supuesto proceso mundial de elección de mascota para NEOGEO, y lo que me queda de aquella época es el premio y la alegría de haber ganado el concurso.

Sería inexacto esto último porque queda algo más,  lo más importante: el recuerdo de la gente, la ilusión de todo aquel que participó, y la curiosidad que aún hoy en día existe entre los aficionados que recuerdan con cariño aquella época, como los amigos de “El Otro Lado” (http://www.elotrolado.net/hilo_buscando-la-mascota-de-la-neo-geo_1296820) . A todos ellos, gracias.