RetroClassics ZX SPECTRUM: MANIC MINER, el origen del plataformas moderno.

Manic Miner es sin duda uno de los juegos más famosos y míticos de la historia del videojuego y del ZX Spectrum, lanzado en 1983 por BugByte y re-lanzado posteriormente por Software Project (la compañía en la que se implicó directamente Matthew Smith, su programador).

 

El juego supone un auténtico hito en la historia del ordenador, por ser el programa que redefine el concepto de "plataformas" dos años antes de que el género cambiara para siempre con Super Mario Bros. Matt concibió las aventuras del minero a través de 20 cavernas plagadas de estrambóticos y surrealistas enemigos, en las cuales había que recoger una serie de objetos para abrir la puerta de la siguiente fase. Cada escenario cuenta con plataformas móviles, fijas, suelos que se desprenden, y una ambientación temática incluso con un nombre propio para cada lugar. Además existe un límite de tiempo para cada fase en forma de barra de oxígeno.

 

Tan peculiar como Manic Miner es su propio creador, Matthew Smith, un genio que a los tres años ya leía las noticias del periódico. Su precocidad quedó patente al crear semejante juego con sólo 17 años. Recientemente se hicieron públicos bocetos de Matt siendo muy joven en los cuales incluso tenía esbozado (de manera muy detallada) un prototipode máquina sorprendentemente parecida a la Game Boy pero tres años antes de su aparición. Ya pertenecen a la historia su desaparición de lavida pública, tras la quiebra de Software Project (por su mala gestión,reconocida por él mismo) y su extraña y secreta vida en una comuna alemana para luego ser deportado a UK desde Holanda. Su "regreso a la vida" en los 90 nos reveló a un hombre francamente curioso, con evidentes desequilibrios pero con esa chispa genial que hace que verle sea un espectáculo entre fascinante y esquizofrénico.

Manic Miner es un juego ante todo ultra-jugable en la que cada escenariofunciona como un reloj suizo. El movimiento de los sprites es preciso ysuave como pocos juegos de Spectrum, y el éxito o fracaso de saltos o maniobras depende de que controlemos la posición de cada pixel: hasta ese punto exige precisión el juego. A diferencia de otros programas, la dificultad es elevada pero sentiremos que los fallos son exclusivamente debidos a nuestra falta de pericia. Será una satisfacción ir doblegando cada reto y podremos ver cómo con el tiempo nos convertimos en unos auténticos expertos en pasar caverna tras caverna. Si existe una fase que todos podemos recordar casi paso por paso, estoy seguro que ésa es "Central Cavern".

 

Es el primer juego que nos deleita con una música durante la partida (algo muy poco frecuente hasta la llegada de los 128K) aunque seguramente acabaremos quitándola para no volvernos locos (yo particularmente siempre la dejo). El sprite del minero Willy es probablemente el más conocido en el mundillo del Spectrum (objeto de todo tipo de fan-merchandising) y su fama ha sido sólo superada por su segunda parte, Jet Set Willy, aunque yo siempre me quedaré con su primera aventura.

 

Si existe un origen para los juegos de plataformas tal y como hoy los conocemos, ése es Manic Miner.