RetroArtículo Actualidad: SONY HA CAVADO SU PROPIA FOSA.

 

 

No es tremendismo, de verdad. El pirateo de consolas es tan viejo como la misma PS1. Chips, mochilas externas, truquitos para que la consola lea juegos grabados… Fomentado o no por los propios fabricantes de consolas, el fenómeno lleva cómodamente instaurado en el sector ya muchos años y con una repercusión conocida, asumida y controlada. NINTENDO ha sido la que más claro ha tenido este tema: sus consolas de sobremesa han sido pirateadas, claro, pero de una forma extremadamente minoritaria. Con Wii ha conseguido con métodos sencillos pero eficaces que no se vulneren sus sistemas de seguridad de forma masiva. Pero esto es diferente.

La seguridad del usuario legal lo es todo. El que quiera piratear será por su cuenta y riesgo. ¿Queremos arriesgarnos a brickear nuestra consola? ¿Sabemos realmente qué lleva insertado un parche de PC, aunque el antivirus nos asegure que está limpio?

Repito: la seguridad del usuario legal lo es todo. Respetar la honestidad de tu cliente, que sostiene tu negocio, es sagrado.

Que alguien haya conseguido vulnerar los sistemas de seguridad de la red de Playstation (PSN) es culpa en primer lugar del agresor, desde luego, del delincuente. Pero que Sony haya flaqueado en este aspecto, que haya expuesto la intimidad de su cliente… Eso es algo inaceptable, sin posible vuelta atrás. No es admisible bajo ningún concepto. Es muy grave.

Las empresas japonesas de videojuegos han mostrado siempre esa doble moral de por un lado ofrecer seguridad allá donde les interesa y por otro lado permitir la piratería en unos niveles razonables para vender más consolas y expandirse. No seamos hipócritas, esto NINTENDO lo ha hecho muy bien por ejemplo con Nintendo DS y por otro lado Sony en su día con la PS1. Pero NINTENDO nunca ha permitido la más mínima vulneración o robo de un dato personal de usuario, y probablemente Microsoft tampoco. El negocio digital exige ante todo una gran inversiónen seguridad, porque es lo prioritario sobre todas las cosas.

 

 

Y por otro lado, el tiempo… El tiempo en Internet es relativo. Un minuto es un año en el mundo real. Una semana sin la red PSN es… bueno, es una aberración. Y un anuncio de suspensión indefinida como la de hoy es… digamos que es cavar tu propia tumba. Es admitir que tienes la situación sin control.

El FUKUSHIMA del mundo del videojuego.

¿Qué puede esperar SONY cuando tiene a unos meses vista la PSP 2, quebasa gran parte de su apuesta en el negocio digital? ¿Quién va a comprar un juego online a Sony sabiendo que su cuenta puede ser anulada orobada? ¿Quién hará a través de Sony un pago por tarjeta bancaria? ¿Quién se anima a comprar un producto a Sony sabiendo que sus datos personales, su intimidad, no estará en buenas manos?

Imaginad por un momento el negocio del PC. Hoy por hoy, en el que la activación de juegos depende en un porcentaje altísimo de STEAM, sería una catástrofe que nos robaran una cuenta de la que “cuelgan” todas nuestras compras. Toda la industria se tambalearía. Y amigos, hablamos del videojuego, de una de las mayores industrias de la actualidad, por encima del cine, del libro,… El videojuego se ha hecho mayor, y en ese mundo de adultos lo ocurrido con SONY ya no es tolerable por el usuario.

 

 

Ahora por supuesto le toca al cliente. SONY puede en el futuro ofrecer un gran producto, pero está en manos del usuario proporcionar a esta empresa la penalización que sin duda merece. Aventuro una importante convulsión y una bajada drástica del precio de PS3 en los próximos meses, aunque claro, si no es así mucho peor para SONY. Creo que en este caso, en esta situación concreta, ya no hay una sencilla vuelta atrás. Pensad sin ir más lejos en que vuestra compañía de teléfono os dejara una semana sin ADSL y con una cancelación indefinida del servicio: no tardaríais ni un día en cambiaros. Este tipo de postura activa es la que tenemos que adoptar no sólo de cara a los fabricantes de consolas sino ante cualquier proveedor de bienes o servicios.

El responsable de este ataque debe acabar en prisión. SONY debe acabar en un tribunal. El usuario legal y honesto no se merece esto.

Planteo otra duda bastante más inquietante, algo que ronda por las cabezas de todos y sin ánimo de resultar alarmista: ¿habrá más FUKUSHIMAS consoleros? ¿O informáticos en general? ¿Será un fenómeno repetible en la propia Nintendo, en XBOX Live? ¿Estamos destinados a poner en manos de la red todos nuestros datos, nuestras compras, para que en un futuro cercano se provoque un colapso general de la seguridad, una situación en la que ésta sea sencillamente incontrolable? Se sabe cómo controlar una fusión nuclear, es algo material, calculable, aun con terremotos de por medio, pero…

… ¿qué sabemos realmente de Internet?.

 

 

RetroArtículo: LAS CONSOLAS, COMO EL NESQUICK… ¡PODERRR TE DARÁ!

Las consolas y los ordenadores son como el Nesquik, básicamente lo que te prometen es poder y rapidez. Estoy empezando a pensar en cómo con el tiempo también muestran una especial tendencia a diluirse.

Antes de la llegada de las 3D de forma masiva la tecnología permitía tanto a consolas como ordenadores mover las 2D con mayor o menor capacidad o éxito. Pero la llegada de los motores en 3D elevó a la enésima potencia la necesidad de poder bruto de procesamiento gráfico. A mayor poder, mayor sofisticación. Durante los años de PSX y PS2 hemos asistido a esa carrera por “agotar” las capacidades de las consolas. Otro nivel técnico era posible, como dejaba patente el PC y las aceleradoras gráficas, varios años por delante de las consolas desde el punto de vista de capacidad de procesamiento.

Llegaba el DOOM 3 al PC, con tales requerimientos que no se podían explotar sus capacidades hasta unos años después. Llegaba el Crysis y tres cuartas partes de lo mismo: varios años después sigue siendo un juego que mejora visualmente a la par que surgen PC más potentes.

Pero de pronto… el PC comienza a poder con todo. Cualquier juego comercial puede correr al máximo de forma fluida en cualquier PC de gama media. Algo inédito. Empiezas a observar las texturas y compruebas que las de hace años tenían mucho mejor aspecto. Tus sospechas se hacen ciertas: el PC se está consolizando.

Para el desarrollo en consolas hacen falta cada vez de forma más frecuente equipos desmesurados y carísimos: lo que vemos en una PS3 o una XBOX 360 es el máximo a lo que esos equipos han podido llegar, y hacen falta ventas masivas para rentabilizarlo. ¿Qué podríamos esperar en una “consola” superpotente pero minoritaria como el PC? ¿Desarrollo todavía más caro que no se iba a rentabilizar por las escasas ventas que la plataforma ofrece?

Hemos llegado a un punto en el que los juegos no dan más de sí, simple y llanamente. El equipo humano no puede ir más allá para aprovechar todo el potencial que se ofrece. Dentro de diez años, ¿qué vamos a tener, equipos de 1000 artistas creando texturas para justificar la grotesca potencia de una máquina muchas veces más rápida que las actuales? La tecnología va a mucha más velocidad que nosotros.

Esto tiene una serie de consecuencias inmediatas, que se traducen en:

– Nadie espera una “PS4” hasta dentro de varios años, y nadie pretende acelerar esto. ¿Qué vamos a ofrecer, por ejemplo 1080p x 2, para que el usuario tenga que comprarse otro televisor? ¿En plena crisis? ¿Más potencia para esta mediocridad reinante de juegos?

– Las generaciones de consolas serán más largas, nada de 5 años: digamos más bien 10 o 12. Los costes de producción de nuevas consolas en tan breves lapsos de tiempo son inviables.

– Cuando sea evidente de los grandes equipos de desarrollo son insostenible y no son ampliables en ningún caso será aún más evidente la poca importancia de lo cuantitativo. Será urgente renovar conceptualmente el mundo del videojuego: no se puede estar eternamente sacando el mismo Zelda ni el mismo GTA.

– El desarrollo de nuevo hardware tendrá presente el aumento de potencia pero con bajos consumos, (ése será uno de los retos tecnológicos) a la vez que integra novedosos dispositivos. ¿Cuáles? Ya no serán Kinect ni Wiimotes sino algo nuevo, distinto. Ahí radicará la propuesta y no en potencia bruta sin más. No me preguntéis el qué. ¿Proyectores holográficos? ¿Conexiones cerebrales a lo Matrix? ¿Toda la potencia destinada a una conectividad total? Vete a saber, que trabajen las compañías que para eso están.

Creo que ya no hay nada que pueda mostrar de verdad el potencial real de un PC moderno con una, no sé, ATI 6970HD porque no hay compañía que pueda invertir en exprimir semejante hardware. Y por otro lado lo que ofrece una PS3 o Xbox360 sigue dando para creaciones sobradas de alardes técnicos: estaría bien que se explorara alguna otra propuesta que de verdad abriera un camino para el futuro. Por supuesto que hay el lado positivo, y es lo versátil que puede ser en este momento un PC barato, que el usuario rentabilizará mejor su consola y que la innovación será en poco tiempo una necesidad imperiosa. Y aunque cada vez sea más difícil ver algo tecnológicamente asombroso, creo que en general el sentido común es el que está dictando todo lo mencionado, lo cual no deja de ser estupendo.