Artículo de Actualidad: EA, CÓMO ME PONE TU ORIGIN.

Está claro por dónde empieza aderivar el negocio del videojuego. Las grandes empresas ofrecen su hombro alusuario, que llora ante las amenazas de desaparición del formato físico y ledicen “Tranquilo hombre. ¡Nosotros nunca eliminaremos los juegos originales,siempre los apoyaremos!”. Pero no es cierto.

Compré el otro día el recienteAlice Madness Returns, animado por las críticas de los usuarios, que no de lasrevistas especializadas. Encontré una caja especialmente ligera a pesar decostar 50 euros, bastante para un juego de PC. Claro, al abrirlo comprobé queel pírrico original se componía de un DVD y una tarjetita con código deactivación. Para qué meter manual si se puede incluir un repugnante PDF en eldisco. En fin.

Código de activación… Ya essabido que EA ha retirado sus juegos de Steam porque se han sentido de prontofuertes y han decidido montar ORIGIN, el equivalente para los juegos de lacompañía. Dentro de unos años los usuarios de PC tendremos una cuenta y unaaplicación para cada compañía de forma que podremos diversificar la exposiciónde nuestros datos a los hackers.

Al instalar el Alice, el programade instalación me avisa de que en breve, EA será ORIGIN y que de todas formaspuedo seguir usando mi cuenta de EA, en caso de tenerla. Cuenta que antes valíapara… para nada. Era un desastre intentar utilizar una cosa llamada EA Managerque servía para no poder descargar actualizaciones, no poder gestionarlicencias de juegos que poseíamos, ni nada de nada. El caso es que este Managerse transformará en el gestor de ORIGIN, lo que me da gran tranquilidad ysosiego. Sigo por tanto con la instalación y se me pide activar el juego,naturalmente. Por descontado, introduzco los datos de mi cuenta de EA y nopuedo acceder. Así que procedo a pasar por un pequeño calvario de errores deacceso, cambios de contraseña y un largo etcétera hasta que consigo activar eljuego. Pero curiosamente sin poder acceder a mis datos de ORIGIN desde la web oel Manager, aunque el programita de instalación sí parece reconocerlosfinalmente.

Hoy por la mañana, día 24, entroen mi correo y me encuentro con un mail de EA avisando de que… unos hackers hanaccedido a través de una antigua cuenta de Bioware a los datos personales delos usuarios de EA y me ruegan que cambie inmediatamente mi contraseña. Ellosya se han tomado la molestia de borrarla. Por supuesto me ha resultadoimposible cambiarla ya que ni el link que me mandan ni la pantalla de cambiofuncionan correctamente.  Acceder aORIGIN a través de la web me ha resultado imposible. No sé si aún soy podeedorde mi licencia de Alice Madness Returns, por la que he pagado 50 euros. Ni mencionaré que hoy día 24 entras en el portal y se ven decenas de "Descárgame Ya"… pero no se ve dónde puedo hacer "Login". Revolucionario: comprar sin identificarse.

Este es el ORIGIN de ORIGIN, unglorioso comienzo que anticipa muchas alegrías a los usuarios. Si aún no soycapaz de entrar vía web a mi cuenta de PSN, imaginaos mi sonrisa cuando veo quela web de ORIGIN ofrece entrar a mis datos vía PSN en caso de que elprocedimiento normal no funcione. Anonymous debe estar frotándose las manos.Por supuesto, si antes podía usar cómodamente la vía de Steam para jugar alCrysis 2, ahora esa posibilidad ya no existe, sustituyéndome la plataforma porotra que me borra contraseñas y expone mis datos personales incluso antes delanzarse plenamente al mercado.

Han sido sólo dos días deexperiencia con EA. De momento sólo puedo decir una cosa: que os den largamentepor el agujero del ORIGIN.

RetroArtículo DOCTOR ALCASH: ¿POR QUÉ EL ACTUAL USUARIO DE CONSOLAS SUFRE MÁS?

El Dr. Alcash Converters sigue desarrollando una intensaactividad para explicar ciertos comportamientos de la comunidad de aficionadosal videojuego desde un punto de vista puramente científico. Uno de los datosque más preocupan al doctor es la evidencia de que entre los usuarios haaumentado un 34,76 % el número de casos de paranoia, hay un 79,27 % más deepisodios de convulsiones y nada más y nada menos que un crecimiento del 300%en ataques de ansiedad.

¿Qué es lo que ocurre? ¿Era más feliz la generación delSpectrum o de la SNES que la actual next-gen? ¿Por qué?

Hablamos de ello con Sonito Scott, que posee siete PS3 ytres XBOX 360. Le preguntamos por lo que le preocupa ahora mismo. “…y van losde Sony y sacan el firmware 3.61 para arreglar los problemas de seguridad, peroque les jodan, no voy a aceptar su política de privacidad, porque he mirado losforos y coño, eso sobrecalienta las consolas y ya he tenido cuatro con luzamarilla, y joder, no, no…”.- Scott está manipulando mientras habla la consola,que está abierta sobre la mesa.- “Sí, ostia, le estoy metiendo un dobleventilador con circuito refrigerante, porque he notado que la temperaturainterna del chip CELL ha aumentado un 3,48% con el firmware 3.55. ¡Son unoscabrones!”

McDonkey Williams lleva usando la SNES y la Megadrive muchosaños. Le preguntamos sobre las actualizaciones de firmware. “¿Ein?” Lerepetimos la pregunta. “Aaaaammm… eeeeh… ¿Eso qué es lo que es? ¿Software interno?¿Comorl? Bueno, yo le he montao un interrutor en la parte trasera queeee…queeeee te cambia de 50 a 60 Hz para que se vea mejor y tal. Yyyyy… ¿Qué hasdicho que era lo del fimwer?”.- Le preguntamos también acerca de sus problemasde calentamiento. “Sí, de eso sí tengo. Cuando llega el verano y salgo a lacalle, las pibas van mucho más… Ahhh, calentamiento de la consola. No, no sé,una vez jugué con la Snes y coño, no me di cuenta y me senté encima. Yo que sé,se pondría a 36.5 grados porque la tenía metida en el culo, como te digo.Porque noté un cosquilleo en las pelotas con el cartucho, que sobresale, porquesi no me voy al trabajo con la consola metida dentro.”

El Dr. Alcash lo aclara. “La generación actual se dispersa,se preocupa del factor tecnológico y eso les ciega la mente. El cerebro humanonormal no puede jugar y comportarse como un ingeniero aeroespacial a la vez,porque el jugador actual no desarrolla consolas pero pretende serlo. Es elSíndrome del Jugador Adictivo Reconvertido a Lamer (SJARL).”

“Llevo ya cuatro Xbox averiadas con las tres luces de lamuerte”.- nos cuenta Spartan Joe, jugador hardcore ,”pero cojo corriendo, lasenvuelvo en toallas y entonces, entonces las soldaduras de estaño defectuosasse funden al coger la consola los 120º y cuando veo que funciona la llevocorriendo al Game a pillar otra.” Le preguntamos si no ha considerado dejar decomprar consolas de Microsoft debido a la tomadura de pelo de las constantesaverías. Queda muy callado y nos mira con cara de infinito desprecio. “Tú estásgilipollas. ¿Y a qué juego yo? ¿Eh? ¿A las mariconadas de Wii? ¿A la cucarachade Sony? ¿Eh?”.

Josejuanín se niega a dejar de usar sus ordenadores de 8bits. “Nunca envolví un Commodore en toallas, creo. La membrana del teclado demi Spectrum se convirtió en líquido amniótico, pillé una a 10 euros en China yse la cambié en unos quince minutos. ¿Qué si llamé al S.A.T. para pedir un“Spectrum reacondicionado” por 180 euros? ¿Qué es el S.A.T.?”

“Las generaciones de los 80 son muy diestras manualmenteporque tenían pretecnología con plastilina en el colegio”.- nos aclara el Dr.Alcash.-“ y con un gran nivel de exigencia. Por ejemplo, Josejuanín hacía conplastilina mamíferos complejos como Jaguares del Ártico o Mamuts Ibéricos. Todoese aprendizaje se traslada a las consolas. El usuario actual se encuentraperdido, recurre a toallas, secadores, como estertores lamentables de su escasaformación pretecnológica. Sólo les queda el S.A.T. y la extorsión de lasgrandes empresas. El SJARL les deja bloqueados.”

“Lo he cronometrado, sí, lo he hecho, mmm, sí, veamos, 7minutos 34 segundos en la instalación de datos de God Of War 3, intolerable.Mmmm sí, he perdido 7 minutos y pico de mi vida para poder jugar a este juego,una vergüenza”.- nos dice Sonyto Scott.  Josejuanínpiensa distinto.

“¿Ein? Yo tardo cinco minutos en cargar un juego de 128k.Ostia, y si es de esos multifase que tienes que rebobinar, y volver a cargar encada partida… Yo estoy integrado con las cargas. SOY la carga. SOY tetera. SOYagua. A mí me mola, sin carga no hay alegría. Y sin pelo tampoco, ojo”.

Le explicamos a McDonkey que Scott también registra losdecibelios del ventilador de su PS3, y que se queja del ruido que hacen. “¿Peroeste pavo ha probado una Dreamcast? ¿Tú has oído cómo suena el ventilador? ¿Oel lector de CD, que es como si metieran a una vieja con asma en una batidora?”

“McDonkey, ¿te preocupa el rendimiento en frames de tuSNES?”, preguntamos. “¿Mande?”

Scott sin embargo tiene monitorizada su PS3. “… y aquí veis,justo AQUÍ ostiaputacabrones cómo hay una bajada apreciable de rendimiento y noson 60 frames puros sino que bajan a unos 53 o 54. AQUÍ justo, mecagoenlalechesi es que así no se puede jugar, no no no. Pero con la actualización delfirmware dicen que es peor, que es una conspiración, que los frames no pasan de50 y que la consola se quema. También dicen en los foros que hay casos deviolaciones.”

La paranoia es un rasgo del SJARL. Así lo afirma el Dr.Alcash. “Por ejemplo, Sony lanza una actualización de la consola capaz deprovocar averías selectivas. Un firmware inteligente que por ejemplo sabe si atu consola le tiene que llegar su hora, o si puedes soportar financieramentecomprar otra PS3 nueva. El afectado de SJARL cree que esto es cierto.”

“¡Unos cabrones!” sentencia Scott. “¿Pero por qué siguesreponiendo entonces tus consolas? ¿Cuántas horas jugaste con la última PS3 quese te averió?”.- le preguntamos. Duda unos instantes. Calcula mentalmente y nosresponde. “Unas 25.720 horas.” “Pero eso es más o menos el tiempo que un humanopermanece despierto durante cinco años, y… la PS3 salió hace 5 años.”.-leaclaramos. “Y no cuento las horas que le dedico a la Xbox. Me acabo los juegosen las dos y luego saco los frames medios, y mido también las temperaturas ycomparo”.

Así es, el usuario de consolas actuales sufre mucho, ynuestra obligación como sociedad es ayudarle y comprenderle.

“Estoy tratando a Scott pero es un caso complicado” cuentael doctor. “Cree que la crisis va a hacer que el mundo estalle en llamas, peroestá tranquilo porque sabe que puede arreglarse con una toalla.”

 

 

RetroArtículo: THE SACRED METROID OF ANTIRIAD

Muchas veces se habla de los orígenes de determinados géneros de videojuegos, del primer programa o recreativa en implementar determinadamecánica o de cuál fue el pionero en según qué campo. No es difícil asegurar que en la época de los 8 bits se sentaron todas las bases de los videojuegos que vinieron después, con la excepción lógica del aspecto tecnológico. Resultaría absurdo afirmar que determinado juego deSpectrum es el origen del Doom porque apenas existieron motores gráficos en 3D para este ordenador.

 

The sacred armour of Antiriad

 

En los años 80 la compañía Palace Software fue la responsable de una serie de lanzamientos de gran calidad gráfica como por ejemplo Cauldron oel archiconocido Barbarian, que al margen de sus explícitas decapitaciones era un gran juego de lucha. Otro de estos lanzamientos fue La Armadura Sagrada de Antiriad, una videoaventura plataformera realmente sorprendente aparecida en ZX Spectrum, Amstrad y C64, que destaca por varios motivos que vamos a ver de inmediato.

Por lo pronto, para su desarrollo, Palace quiso dotarlo de una carga de diseño importante, para lo cual contó con la colaboración del artistaDan Malone, implicado en el mundo del comic. De hecho, el juego original contaba con una historia introductoria en formato cómic de 16 páginas. Dan se responsabilizó de los diseños y el concepto artístico, ylos grafistas de Palace trasladaron muy artesanalmente esos diseños al pixel con los clásicos papeles cuadriculados. De hecho el diseño gráficoen sí no varía de manera sustancial de una versión de 8 bits a otra, aunque lógicamente destacó más en C64 y Amstrad que en la versión de Spectrum, más limitada, y lo mismo ocurrió con otros aspectos como animación (muy cuidada) y sonido.

 

El juego nos llevaba a un entorno apocalíptico, con una humanidad esclavizada por una raza alienígena y en la cual el protagonista, Tal, un guerrero de largas greñas y aspecto bárbaro, debía encontrar una sagrada armadura. Este traje era un resto de la antigua civilización humana, una armadura anti-radiación que debía activarse y complementarsecon una serie de objetos para revelar todo su potencial.

Os explicaré con algo más de detalle los pasos a seguir para ver si os suena de algo. Al comienzo partimos en un bosque, y ya en la primera pantalla podremos recoger unas piedras para usar a modo de arma.. En la parte inferior de la pantalla existen unos mandos e indicadores que permanecen inactivos, sin darnos nada de información. Tras avanzar unas pantallas y esquivar una serie de enemigos que aparecen con patrones de comportamiento fijo (y que se regeneran al volver al escenario) encontraremos unas ruinas de piedra con una armadura de diseño familiar,en la cual tendremos que entrar. Tras esta acción ¡oh, magia sagrada! la armadura se conectará, los controles volverán a la vida pero aún no podremos movernos con este nuevo y fastuoso traje: necesitamos unas botas antigravedad. Así que con nuestro protagonista deberemos volver a los bosques y tras ascender plataforma a plataforma, encontraremos el objeto para llevarlo de vuelta a la armadura. Una vez conseguido esto comprobaremos cómo, ahora sí, podemos flotar con ella pero no disparar. Para ello hay que localizar un arma de rayos y equiparla.

 

The sacred armour of Antiriad

 

Dejaremos por tanto el bosque y empezaremos a atravesar viejas y ruinosas estancias, muy palaciegas y decadentes, hasta llegar a una zonade cavernas de aspecto volcánico. En el núcleo del volcán está el motorque mantiene a los alienígenas activos, y será preciso volarlo no sin antes encontrar la mina de implosión y un protector iónico para el trajeque evitará que sucumba a la radiación. La armadura no puede atravesar barreras de fuerza, por lo que en determinadas ocasiones tendremos que salir en forma humana y recoger determinados objetos (como es el caso dela protección iónica mencionada).

 

antiriad

 

¿Os suena? Es un desarrollo francamente similar al Metroid, sin duda.Un mapeado parecido, un diseño de traje clavado a Samus (al menos el diseño in-game, no tanto el de la carátula), el concepto de evolución del traje con determinado equipamiento que permite acceder a otras zonas, incluso una ambientación que recuerda de forma poderosa las ruinas chozo y las fases volcánicas tan conocidas por los aficionados. Los enemigos son naves, criaturas extrañas, efigies de dragones que escupen fuego, … Evidentemente los 48 K de un Spectrum no daban para la creación de enemigos finales.

The sacred armour of Antiriad

 

Metroid fue lanzado en Japón el 6 de agosto de 1.986 para el sistema Famicon Disk (en paralelo a otro juego, Kid Icharus) y Antiriad aparecióen Europa a principios de septiembre del mismo año, sólo unas semanas después. Huelga decir que por ser desarrollos en paralelo (con muchos meses de duración) y dentro de mercados estancos en aquella época (no había apenas flujo de información ni de ideas entre unos y otros) estas similitudes tan notorias fueron fruto de la casualidad.  Por tanto no podemos afirmar que en este caso el juego de 8 bits fuera pionero ni quemarcara un punto de referencia para la saga Metroid, pero sí que nos sirve para darnos cuenta del valor creativo desplegado por estas pequeñas compañías de la época, capaz de desarrollar conceptos a la altura de Nintendo, con todo el despliegue de medios que estaba a su alcance. Fueron evoluciones del mercado del videojuego en paralelo, con una diferencia decisiva: en el caso de Japón supieron darle una evolución natural amparados en la potencia de la industria, mientras queen Europa se tradujo en una disgregación y desaparición de compañías que sólo se reciclaron parcialmente en el mercado de los ordenadores de 16 bits.

 

The sacred armour of Antiriad

 

¿Quién sabe si con otras circunstancias podría haber existido un “Antiriad Prime” o un “The Other Antiriad”? En los 8 bits no había apenas sagas, cada programa era un hito que nacía y moría, y quedaba como una pequeña joya. Las desarrolladoras, pese a la disgregación mencionada, fueron en ocasiones el germen de compañías futuras más potentes, pero muchos conceptos quedaron abandonados hasta que los hemosvisto reaparecer en juegos posteriores. Y no porque alguien los rescatara sino porque sencillamente a otra compañía se le ocurrió años después lo mismo que años antes ya viéramos en un Spectrum o en un Commodore. ¿Quién aseguraría que el famoso scroll Parallax que todos máso menos conocemos debe su nombre al título del juego de Commodore 64, el primero en relacionar el concepto de “paralaje” (utilizado en astronomía) con el del uso de fondos que se mueven a varias velocidades para generar un efecto 3D? O que la primera vez que se usó la expresión “juego isométrico” fue con motivo del programa Ant Attack diseñado por Sandy White en un ZX Spectrum.

Es lo que tiene bucear en los orígenes: descubrir que los principios de las cosas a veces no están donde uno espera encontrarlos. Samus no losabía pero tiene un hermano gemelo que acabó perdido en un lejano volcán de 8 bits.

Artículo: JMV

RetroArtículo: LA PRECINTOFILIA, UN PROBLEMA SOCIAL.

 

 

La finalidad de este artículo es analizar desde un punto científico yriguroso un fenómeno patológico que cada vez se extiende más entre los coleccionistas de videojuegos: la precintofilia.

Esta enfermedad tiene su origen a principios del siglo XXI con el auge de portales de venta de segunda mano como Ebay, que ponen al alcance del afectado multitud de cintas y cartuchos antiguos con su precinto intacto.

 

Entrevistamosal Dr. Alcash Converter, que nos proporciona datos reveladores. “El enfermo de precintofilia rememora el momento en el que siendo niño adquiere un cartucho para su consola antigua. Mediante el tocamiento delprecinto rememora aquellos recuerdos infantiles, lo cual le proporcionagran placer”.- nos aclara el doctor. “Se prolonga de este modo ese instante de excitación, dado que el coleccionista precintofílico jamás llega a retirar el precinto del juego adquirido”.

 

No es una situación puramente psicológica, sino que hay que buscar eltrastorno en razones científicas claramente analizables. Los scanner cerebrales realizados por el Dr. Alcash arrojan datos muy elocuentes. “El palpamiento de la superficie de plástico adherido al videojuego original disparan en el enfermo la segregación de serotonina, conocida como la “hormona del placer”. De este modo, la actividad cerebral se vuelve muy similar a la que se produce durante la práctica del coito o durante la ingesta de chocolate.”

El gráfico muestra la actividad del cerebro en presencia de un ejemplar de “Terranigma” versión PAL totalmente precintado y traducido al español.

 

 

“Vemos que la actividad está totalmente disparada. La situación del enfermo empeora por el hecho de que la filia por los precintos provoca un rechazo en el género femenino, ya que una de las prácticas favoritas sexuales de los afectados consiste en envolver con plástico a sus parejas  y dejarlas almacenadas en el trastero unos días.” A este respecto, el  doctor recalca que el precinto acaba siendo un auténtico sustituto del sexo. “Es normal que ellos guarden sus juegos junto con ejemplares del Private, que tampoco pueden disfrutar ya que los conservan igualmente con el precinto. Esto les genera gran frustración”.

Hablamos ahora con John Doe (quiere mantener el anonimato) sobre su particular afición. “Recuerdo que cuando me regalaron mi primera Atari 2600 sentí una asfixia horrible al tocar el plástico de la caja. No pudeabrirlo y mis padres quedaron muy conmocionados. En mi comunión acumulévarias GameBoy de las tochas que tampoco pude abrir, lo cual provocó que varios invitados se enfadaran conmigo. Aún conservo todas las cajas intactas. A veces las agito para intentar usar la consola desde fuera, sin éxito, aunque he conseguido ponerle las pilas a una de ellas.”

 

 

Intentamos consolar a John Doe cuando comienza a sollozar. “Una vez compré un juego precintado en Ebay, una Edición del Coleccionista del Uchi Mata. El vendedor le había quitado la etiqueta del precio de Alcampo y le había provocado una rotura al precinto de 2,70 x 3,28 cm enpleno frontal.” Vemos a John romper a llorar. “Sentí rabia, impotencia.Hay hambre en el mundo, falta de agua potable en África, miles de muertos por maremotos, pero hay cosas que… no sé, hay cosas que un hombre no debería ver.”

John tiene algunos de sus originales conservados en el interior de una caja de plástico rígido con una placa que acredita su estado con unapuntuación. Empresas como VGA se encargan de autentificar y valorar el estado de estos objetos de coleccionista.

“Sí, nos dedicamos a ello”.- nos comenta el responsable de una de estas empresas. “Nos llega el original, le ponemos nota del 1 al 100 y hacemos una plaquita chula. Luego cogemos el juego precintado y…mpf”.- reprime una risa. -“¡Y entonces lo volvemos a precintar! La bomba. Los tíos se vuelven locos, compran un juego precintado dos veces. Nos dedicamos a esto porque nos morimos de la risa y encima nos pagan una pasta”.

 

 

Cogemos uno de los juegos de John, un “Knight of the Round” PAL de SNES que tiene un 85/100. “Lo intenté usar una vez también moviendo la caja, pero claro, con el doble precinto y estando la SNES fuera y el juego dentro… Es complicado.” “John”.- le preguntamos.- “¿Es cara esta afición?”. No nos dice nada, va hacia el salón y se sienta con la miradaperdida.

“Los enfermos de precintofilia”.- prosigue el Dr. Alcash.- “empeñan muchas veces a sus parejas en tiendas de esas de Compro Oro para mantener el nivel de adquisiciones. Es normal que en sus cuerpos se aprecien cicatrices como consecuencia de la extracción de órganos o partes óseas destinadas a financiar alguno de esos juegos. John, que es uno de mis pacientes, hipotecó su casa para conseguir un ejemplar precintado del Ultima: Escape from Mt. Drash para el VIC-20. ¿Lo conoce?Nadie lo conoce.” “Yo sí lo conozco, y a mí me importa, el Doctor es buena persona pero no lo entiende. Tengo pensado viajar a África próximamente y dejar que esos niños toquen el precinto. Nadie puede entenderlo, pero es así es real… Yo…”.- John vuelve al comedor y se sienta nuevamente.  Luego se levanta y coge su cassette del Ultima, que almacena junto con algunas revistas precintadas de Penthouse.

La precintofilia está en aumento pese a la crisis económica, pero es posible combatirla. Es una responsabilidad de todos.