No es un país para viejos (No country for old men) >>> Es país para hienas y buitres (Buitreishons & hieneishons in da country)

Es fascinante cuando aparece una película de algún director con una cierta importancia en el mundo cinéfilo, o alguna adaptación que se las promete muy felices por algún tipo de innovación en cualquier aspecto, o con un sistema publicitario sin precedentes, a gran escala. Es fascinante que se diga de ese tipo de películas que solo es para seguidores o para puristas, y que será la gran incomprendida del año o incluso que será algo parecido a una vuelta a los orígenes de alguna forma. Y es especialmente fascinante que sea un grito general de crítica y público quienes dicen esto. Es una de las grandes contradicciones que se dan en el mundo del cine. ¿Cómo es posible que una película sea completamente ignorada cuando la ha visto todo el mundo y a todos ha encantado? Y mucho más allá, ¿no se dan cuenta de que todos dicen lo mismo echándose por tierra los unos a los otros por darse una contradicción tan global? Me encantan estas cosas. Esta es otra de las pequeñas cosas que hacen del cine algo mágico.

Con No es un país para viejos pasa todo eso. Los Coen, directores amados en buena parte del mundillo del cine, siempre controvertidos pero con su propio sello personal, consiguen aquí una explosión de ellos mismos con todos sus vicios y todas sus virtudes a la brava de tal forma que generalizando demasiado, a todo el mundo le parece que haciendo algo así el resultado es fenómeno, pero que no es para todos. Estaban en lo cierto; El resultado final es que resulta ser una película para casi todos.

La historia de un momento breve y puntual en la vida de Lynwelin Moss es lo que cuenta la película. El momento, allá por el año 1980, en el que mientras está cazando antílopes por la Texas profunda, de pronto descubre que en medio del secarral aquel ha habido un auténtico ajusticiamiento por drogas. Muertos por todas partes. Y el dinero se lo ha llevado un moribundo, que el propio Lynwelin encontrará cuando ya es tarde para el. Dos millones de dólares para la saca.

Los mecanismos de los dueños del dinero están en marcha, y van a por Lynwellin con la artillería pesada. Mandan al tío más perturbado que pueden, un tal Anton Chigurh, que no dudará en acabar con cualquiera que… viva en su radio de acción, armado con su pistola de matar reses y una cara de borrajas importante. Menudo cabrón.

Todo para enseñarnos una historia sobre una carrera de ratones y gatos, donde el ratón, a la primera que pueda intentará acabar con el gato, narrado de una forma intencionadamente realista dentro de lo realista que algo así puede ser. Digamos que los Coen han intentado hacer, a partir de sus movidas mentales peculiares y particulares, es una historia compleja recubierta de credibilidad, de forma que aunque los personajes puedan ser un tanto estrambóticas y las situaciones un poco de lo mismo, todo parezca que pueda ocurrir y lo hacen con pausa, con el detenimiento que se usa para ver toda clase de detalles. Para conocer el mundo que rodea a los protagonistas.

La verdad es que tanto Josh Brolin haciendo de Lynwellin, como Javier Bardem como Anton están enormes. El uno haciendo muy bien de hombre que busca su supervivencia y la de los suyos y el otro de asesino psicópata que busca a quien se ha llevado el dinero. Da auténtico miedo. Y auténtico repelús. Todo el peso recae sobre ellos, el resto son apósitos para que haya una coherencia de conjunto, pero haciendo que personajes como el de Tommy Lee Jones, haciendo de Sheriff a punto de jubilarse, carezcan de todo sentido, hasta tal punto que precisamente este, sobra por completo; le dan una importancia y un peso narrativo que realmente no tiene, pero que esperas que tenga, claro. El resto, que salen poco, pues menos todavía. Carson Wells (Woody Harrelson) por ejemplo, solo hace como nexo entre una serie de cosas, pero no tiene un peso específico ni te lo venden como fundamental, y del resto ya ni hablamos. Casi peleles.

No es país para viejos, para alguien más bien poco fan de estos señores, se convierte en una película más que correcta, incluso interesante, pero excesiva. Vendría a ser como Fargo (película que me disgusta) pero bien hecha, menos pretenciosa y con más presupuesto. Vamos, que con tanto cambio, casi se parece más a, por ejemplo, Titanic… Pero bueno, que creo que se entiende lo que pretendo decir. Así, que como opinión personal que resuma toda una visión de la película, se podría decir que me parece mejor que la mayoría de sus películas pero no soy capaz de ver ese peliculón que tantos ven.

La fotografía, ya habitual a este tipo de películas ambientadas en Texas o México, con unos tonos amarillentos, son lo que predomina, notándose muy bien el cambio según en el establecimiento en que se encuentran o incluso las localidades. La verdad es que en todo eso han sido bastante detallistas. La película está bien controlada en ese aspecto. Cada cosa está ahí, con mimo para que el conjunto de la filmación sea algo consecuente consigo misma.

Y el final. Vaya gran cagada. No porque el final como tal sea malo, sino por ese alargamiento absolutamente innecesario del final. Cuando ya tienes todo el desenlace (sorprendente, por otra parte) la película continúa, hasta que se aburrieron, supongo. Sobra, en serio, y mucho. Eso si, lo que vendría a ser el desenlace es sorprendente, pero falto de sustancia visual.

Concluyendo: Película del tipo que suelen hacer los hermanos Coen, pero con más virtudes que vicios, y con una parsimonia bastante adecuada. Brolin y Bardem son los que llevan el peso y bordan sus respectivos papeles. El resto, un poco como apósitos; sobran y les dan una importancia ficticia, porque realmente resultan acabar siendo personajes vacíos que no pintan nada y no contribuyen a la narración. ¿Quizá lo arreglen en alguna versión extendida? Aunque así fuese, sería muy cutre. Pero el conjunto es más que válido, quedándose en una buena película, sin más sustancia. Nada maravilloso, pero recomendable de cualquier modo.

Anton: ¿Eso es lo que quiere saber? ¿Si tengo algún problema con lo que sea?