Análisis: Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not de Arctic Monkeys (2006)

Como dije en el primer análisis de esta semana, volvería de nuevo a esta banda para observar sus origenes para hablar de algo mas que un disco de estudio que salió a la calle. Realmente hablamos de una especie de boom y un renacimiento del brit pop dicho de mala manera.Todo causado por unos jovenzuelos con unos años de recorrido con ganas de empezar a brillar fuera de los locales de las cercanías de Sheffield y currarse un trabajo que les pusiera ante mas público y con mas posibilidades.

¿Cual era el producto a vender? Un punk marchoso, bailable, que no era el de los Sex Pistols sino que representaba pues cosas mas cotidianas de la vida. Porque con la edad que tenian estos chavales pues tendrían la cabeza pues la fiesta, la diversión el despipote y saltar y corear como locos. La seriedad en principio no tendría que estar muy presente en una banda con este perfil y en un letrista como Alex Turner, pero…

Análisis

Arctic Monkeys – Mardy Bum

…Çest la vie, cuando un artista se pone a dar vueltas sobre un tema puede salir cualquier cosa y en este primer caso, pues una discusión de pareja. Empezamos con el material de menos caña pero con mas bagaje de calidad y de alguna forma, parece brillante por todos los lados una canción con un argumento tan simple, de la forma de la que ha sido llevada. Diria que por mucho que la banda con los años ha avanzado en la forma de tratar el tema, el amor o las relaciones de pareja se ven con otros ojos con cancioncitas asi.

Arctic Monkeys – I Bet You Look Good On The Dancefloor

Ahh pero no me engañais tios, aquí si no hay pareja pues se busca el ligoteo. Guitarrazo aqui y alla como si se tratara de la última cosa que fueran a hacer y un solo del principio con artilleria guerrillera en la batería. Sigue el estilo de canción corta que te deja las cosas claras en lo poco que dura. Aunque por ser atropellante no pierde ese estilo de jovenzuelo con rotulador fosforito para subrallar los apuntes o hacer el gilipollas en clase. Es como decir, voy a aprovechar que estoy en la flor de la vida pa mataros a acordes arriba y abajo y contaros alguno de mis historietas para chulear un poco ¿a que molo?

Arctic Monkeys – A Certain Romance 

Ale otro redoble mas acordes cerrados y punk sin freno hasta que entra un momento en el que la cosa queda mas florida como cuando el chico le dedica un bonito poema a su amada. Para algunos una bajada de gallumbos, para otros pues lo normal y con este gesto pues sale un ritmo bastante divertidillo con saltitos musicales mientras Alex Turner pronuncia su discursito. La parte del bajo es como el amigo que cuando estas avergonzado y no te atreves a decir nada a la chica te empuja y te dice ¡Venga hombre!.

Arctic Monkeys – Fake Tales Of San Francisco

Seguimos con el punk que nos acompaña todo el disco y que no sienta nada mal. Y claro, tenemos que encontrar la canción con la expresión enganchosa, en este caso: KICK ME OUT!. Los ritmos me recuerdan un poco mas a los vecinos Franz Ferdinand, que también son festivaleros pero que tienen menos hormonas corriendo a toda castaña. En esta canción me doy cuenta que las canciones estan bien pero andan encerradas en el mismo esquema, noto que noestoy tan a la espera de la siguiente.

Arctic Monkeys – When The Sun Goes Down

Pero suerte, hay cosas que hacen que sigas teniendo fe y por aparición te sorprenden, un riff. Definitivamente esta canción contiene el mejor riff de todo el disco y ale sale ese momento en el que se empieza a erizar el pelo. La canción habla de la prostitución y esto no parece otra forma adolescente de tratar el amor, por lo tanto mas merito para el sencillo. Mezcla de parte rítmica un poco de punk y un poco de funky cañero con ganas de juguetear y que lo coreen y es casi inevitable. Al final cuatro punteos elegantes y pa casa que nos vamos…

Conclusiones

Un disco fiestero, alegre y juvenil entre los que haya, recuerda al espiritu juvenil de Blur aunque los monos articos son mas cañeros aunque no por eso menos accesibles al publico en general. Por esa razón y acompañados de las críticas del momento fueron ampliamente celebrados estos chavales de Sheffield como otra esperanza mas para que la fiesta inglesa volviera a su cauce. Y en las fiestas aunque se cometan abusos, pues aqui el mayor abuso es que todo el rato es punk. Pero a Arctic Monkeys les dejaremos que se recuperen un poco de un par de análisis y los aparcaremos un tiempo

EXTRA: Arctic Monkeys – The View From The Afternoon (En vivo)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow Exclamation (Excelente)