Análisis clásico: The Who Sell Out de The Who (1967)

Ya hacía tiempo que no nos parábamos por los años 60 y hoy volvemos para revisar uno de esos discos que aunque tiene sus reconocimientos, fue sobrepasado por lo que le siguió y de alguna forma le convierte en una pieza musical bastante tapada. Esta es The Who Sell Out, que aunque es posterior al efecto rompedor que causó My Generation, The Who aun era una banda que necesitaba dar algun bombazo mas para llegar a la fama absoluta. 

Pero ese es el atractivo que veo a un disco como este, que esta entre la revolución inicial y el éxito absoluto de años venideros. Por lo tanto muestra una banda un poco mas libre de trabajar en sus proyectos a su manera, asi que aunque el título del disco es "The Who Vendidos", en realidad estamos ante algo nuevo que de alguna forma se ha de entender poco a poco y que era un poco difícil de digerir en su época. Aventuremonos a ver las entrañas del tercer álbum de estudio de estos ingleses.

Análisis

The Who – Armenia City In the Sky

Acompañado de un ¿que narices es esto? llega una intro de radio que parece que le hayan puesto el efecto wah wah y digamos que son los inicios de este efecto. Se acaba esta rareza y empieza la canción, con una tonalidad rara, que algunos les puede hasta sonar un poco feo. Pero con el avance de la canción, los efectos de guitarra, ecos, la parte vocal un poco incoherente con el sonido de fondo, los flashes y demás apariciones medio chorras a lo peli de terror de la edad de piedra me hacen flipar colorines. Y luego mas comerciales.

The Who – I Can See For Miles

Y pongo algo convencional musicalmente hablando, bueno hasta cierto punto. Se le huele el humo de los 60 en su música y sus arreglos. Una guitarra eléctrica a palo seco, con una parte de batería por el aun no considerado genio en esa época Keith Moon, tensa, con redoble, pero ligera. La parte vocal, pues es un poco como en sus discos anteriores, con un puntito de colegial y un poco de estilo de elfo pillín (de canción infantil). Cuando la guitarra pega guitarrazos rápidos o secos, hay un toque de machote, peró todo lo demás pretende colorido y raro.

The Who – Mary Anne With The Shaky Hand

¡¡Born, music born, music born!!! Con mas riqueza llega esta canción a nuestros oidos con una parte rítmica realmente simplista en herramientas pero mas complejo en ejecución. Con un tono de balada pasotilla y de musica de banda de calle, es como entrar en una tienda de recuerdos del pueblo e ir dándole con un palito a todos los objetos. El rascador de fondo es superenganchoso tiririri pa. Los coros, tienen ese estilo de antaño rememorando la música popular y de alguna forma dando sentido a lo de vendidos.

The Who – I Can’t Reach You

Un piano muy bien ubicado abre camino a una nueva canción de harmonías, belleza a medias y convencionalismos. Con un toque de bajo a la antigua usanza, toques rápidos en la estrofa y toques salteados durante los versos intermedios. Townshend, en este caso pone la parte vocal y con su fesonomía facial sabemos que hará música nasal, porqué con esa napia que tiene tiene no solo le servirá para respirar. Y de alguna forma la canción tiene una elegancia que aunque se muestre un poco viejecilla con el tiempo (estilísticamente), se le perdona y a los melomanos les hace poner caras sofisticadas.

The Who – Hall Of The Mountaing King

Ya se, no es una canción que creara The Who, pero en la reedición de 1995 es incluida y bien que hacen porque es una versión muy bien llevada de la melodía de Edvard Grieg. Y de paso era para poner algo mas en el toque experimental y durillo del disco. La canción suena oscura y llena de destellos fulminantes, los ecos defondo le dan hasta un toque western temerario que mola mucho. Eruptos, chillidos, risas, estornudos, quejidos menudo final espera para este tema o mejor dicho temazo.

Conclusiones

Sin complejos de ningun tipo, pero lleno de cosas corrientes. Queriendo romper los esquemas ofreciendo lo que vemos cada dia. Pero la esencia es que este disco es experimentar, pensar en un concepto y aplicarlo a una canción. Es como que hicieran una canción en la que apareciera tu vecina marujona, la que todo lo cotillea, la fusionan con el rarito, la racana, el pesado de turno y queda algo que te recuerda a ellos pero que es novedoso por acordarse de ellos. The Who vendido al mundo convencional, logra una obra absolutamente genial.

EXTRA: The Who – Tattoo (Live at Leeds)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow Exclamation (Excelente)