Análisis clásico: Goats Head Soup de The Rolling Stones (1973)

Los Rollings como entidad legendaria que son han tenido tras de si al público que les ha amado o repudiado y a la crítica que ha interpretado positiva o negativamente sus discos. Para muchos, su primera etapa brillante (la de Beggar’s o Sticky o Exile…) termina justo aquí.

Y es que para algunos, la magia de los The Rolling Stones fugitivos de los impuestos, rebeldes y puestos de droga y alcohol afloja. Pero la realidad es que empieza una auténtica etapa experimental en sus filas. A parte, marchandose por patas de Francia por ser perseguidos por la policía pero a la vez con potencial y exigencias de su compañía para un nuevo álbum. Por todo eso, Jagger y Richards (el duo dinámico) deciden ir al nuevo oasis para los músicos renegados, Kingston.

Dancing With Mr. D

Con el disco en mano, empieza todo con Dancing with Mr. D, que si se pilla un poco el inglés nos podemos hacer una idea que es "Bailando con el diablo". Es una forma de decir: "Somos los mismos, pero mas perversos". Con un galopante bajo de Mick Taylor (si si, Taylor con el bajo) y el riff perturbado de mr Richards, nos encontramos con una canción molona y que como los últimos trabajos que han sacado, se rien de los modositos 60 y de los brothers and sisters hippies. 

Pero como si pidieran perdon por tomar una copa de mas, aparece 100 Years Ago con una letra bastante interesante, recordando los viejos tiempos y medio lamentando lo mal que les sienta hoy el cubata ¿Seran los años que pesan amiguetes?. Por lo demás es una canción con buen feeling y tirada, que por decir algo tiene el mismo regusto que ese otro gran disco suyo, Some Girls. Pero donde ya se les nota mas pacificados es en Coming Down Again con un fondo de piano y que Richards no para de repetir a lo largo de los años que es suya y que en el fondo es la hermana menos exitosa de Angie.

Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)

Pero después de la calma viene un poco mas de fiesta de la que estos tios dan con Durururú Jarbreiquer (no vuelvo a escribir otra vez el nombrecito) que es una canción que tiene un poco sonido a Shaft y a colonia de machote, pero que habla de un niño ladrón de bancos y una niña drogadicta. Instrumentalmente, es una canción bastante rica y entretenida con punteos entrecortados de guitarra, un clavinet ambiental o una trompa con toques negros. No será una canción educativa de los Lunnis, pero si una canción bastante apta para discotequeros ironicamente.

Angie

Angie, Angie, Angie… Para muchos corazones edulcorados, fue la razón para comprar este disco y claro si buscaban pop comercial, luego se comieron con papas la realidad. Y para otros todo lo contrario, demasiado comercial para lo que abandera el disco. A mi gusto, no es la mejor canción del disco, pero tiene sus razones de ser y de su éxito.

Luego, el otro tema es si hablaba de la mujer de David Bowie (amiguísimo y algo más de Mick Jagger) o de la hija de Keith Richards. Todo se desmiente, nada se afirma y Angela Merkel usandola en su campaña electoral ilegalmente. Pero reflexionando uno se da cuenta que es más conocida la canción que el disco y que aunque es una gran canción no se si benefició o prejudicó la reputación Goats Head Soup. Almenos el disco vendió muy decentemente…

Silver Train

El blues nos invade las venas con Silver Train, una canción que por alguna coincidencia de notas me recuerda a Honky Tonk Women. Y no es malo, pero estoy entre una mezcla de sensaciones, entre que me gusta y me decepciona. Lo mejor que se guarda es la pose ranchera de tio que escupe tabaco de mascar, que te mira fijamente después de exprimir a una de sus vacas lecheras y te dice: "Jrrrrprff (escupiendo tabaco) ¡¿Que miras gilipollas?!.

Y entre canción y canción se tendría que escuchar algo así com: ¡¡Pianista, tócate una!! y dar comienzo Hide Your Love. Con Jagger en el piano echándose un pegote como si fuera un "profesional" que con 4 acordes te monta una ópera. Y de fondo suena una guitarra solista que con cuatro punteos adorna un poco, pone firma en medio de la canción y se pira a desayunar como buen funcionario que se precie (y no estos nuevos funcionarios que se tiran currando lo que no es escrito). Mi recomendación es que acompañeis esta canción con un licor añejo para reforzar la experiencia.

Winter

Alejandonos de los ambientes de bareto y tios rudos, llega Winter (la canción, no la estación, mierda… he hecho un chiste culturetas, punto negativo). Con una guitarra que me recuerda un poco al estilo de Jimi Hendrix, con belleza y maquillada de florituras finas y sentimentales notas secas. Y es que es un auténtico bellezón de canción, muy sentida en la que cada platazo que da Charlie Watts parece medido y que cada escala del solo ha sido estudiada para sonar a divinidad.

Y con la misma brisa va Can You Hear The Music, que es mas experimental y con un sonido y melodía menos definidos en los que importa mas dejar volar la imaginación y estar atento a la presencia de los instrumentos tocados por ese Equipo A que acompañaba a los "buenos" de los Rollings en sus estancias por los estudios. Y finalmente Star Star, que nos recuerda que Keith Richards es un fanático del maestro Chuck Berry, a parte de uno de sus alumnos mas desobedientes. Una canción mas flojita pero, que a muchos ya les gustaría que una canción asi fuera la mas floja de su disco.

Can You Hear The Music

Con el éxito que alcanzaron, sanearon un poco su situación en el mundo y païses que los tenían betados o perseguidos se tuvieron que poner un trépano en el culo y dejarlos pasar para actuar, si no querían morir a manos de las aún fervientes fans de estos aún jovenes Rollings. Como moneda de cambio, el disco fue minusvalorado respecto sus antecesores. 

La realidad, es que este disco no es tan absolutamente brillante como sus últimos 4 o 5 discos aunque creo que con el tiempo y las escuchas uno entiende que este disco es prácticamente excelente y muy digno de la carrera de Sus Satánicas Majestades. Respecto al tema Angie antes nombrado y comentado, repito que es lo mas famoso del disco, pero no lo más representativo de la calidad que esconde el disco del caldo de cabeza de cabra. Seguir a Exile, fue lo que mas afectó a lo que los seguidores fieles pensaban de este disco y lo que la crítica se despachó hablando de el.

EXTRA: The Rolling Stones – All Down The Line (En vivo)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow (Muy bueno)