Análisis: Defensores de Proyecto Zeus (2013)

Hay bandas que desgraciadamente se quedaron en su época a unpaso de llegar a la fama merecida y poder seguir con su trabajo creativo. Eldestino, aun así, es arbitrario y caprichoso, haciendo que grandes grupos pinchenpor factores externos a ellos, falta de fe de las discográficas, pocaaceptación en su entorno… Un muñón de las dos que hace la falta de fondospara poder hacer realidad un sueño.

Zeus es un ejemplo perfecto de este hecho, de una banda quecon calidad suficiente para convertirse en un mito musical en nuestras tierras,la falta de fe en ellos les hizo bajar del escenario tras sacar un debut muyprometedor llamado V en 1987. Pero 26años después vuelven con su segundo álbum de estudio tras el nombre ProyectoZeus en respeto a los viejos integrantes que no se han unido.

Análisis

La insignia original de Zeus era la de un heavy metal épicomuy clásico, muy de vieja escuela con una cabalgada que sonaba a una mezclaentre Iron Maiden y Running Wild y les daba una música envidiable en su tiempo.Con los años digamos que la cosa ha cambiado y han regenerado su sonido haciaun heavy más musculoso sin perder el ingrediente que les da la salsa original,el cantante, Félix Bustillo.

Lo bueno es que aunque sus guitarras se han vuelto másgruesas , eso no significa que hayan perdido un ápice de gracia compositiva,tal vez porqué el disco es un mix entre canciones que en sus días de gloria nofueron publicados y otros que siendo actuales demuestran que queda muchainspiración viva en esta reencarnación. Empezando por el conjunto de "LaIra" y "Defensores del Rock", ambiente y música de batallapara abrir a lo grande.

Los agudos a lo largo y ancho del disco están muy presentes,alguna vez hasta la saturación pero en otras vertebra las canciones. Como en "Listopara Luchar" que parece una canción sacada del mismo averno delque Judas Priest hizo Defenders of theFaith y Painkiller, con unasescalas absolutamente enfermizas colocadas de por medio. Han sido muchos años paraoxidarse como banda, pero ni de coña.

Con tres de tres canciones de gran factura pasamos a "Máquinas",la cuarta canción del disco con la que vemos mucha garra. 6 acordes cabezones yalgunas notas rampantes bastante potables, en una canción que lo que más mellama la atención es la letra y la técnica melódica de Santi Leal, guitarristafichado para este proyecto. Otro tema de buena factura y ya van cuatro, peroentonces es donde percibo el primer resbalón.

"Asesinos" es una canción virtuosa pero que no mellena tanto como las anteriores. La primera pretende ser tan matadora como lasanteriores pero a ratos creo que se han pasado de velocidad, no le han dejadosuficientes poros para respirar como una canción única y la convierten en unserpenteante ejercicio de cansancio lírico, aun así, pueden recordar un poco alos nuevos Accept de Blood of the Nationsy Stalingrad. Lo curioso es que de este tema hay un video de los años 80, es decir, esta es una de las canciones que no lograron publicar. 

Link: Asesinos de Zeus (1980’s)

"Jugando a Matar" y "Los Ojos del Diablo"son seguramente las canciones más progresivas del disco, con unos cambios detiempo destacables (en el minuto 2:03, con el toque maideniano incluido) y quele dan variedad al disco. La primera engañándote haciéndose pasar en primermomento por una balada metal y la segunda creando un muro al empezar la cancióny dando algunos giros interesantes.  

Y por fin ha llegado mi canción predilecta del disco, "Venga,Grita". Que mala baba tiene y cuando te crees que ya ha dado todode sí, espera la sorpresa grande. Te llenan de tensión con el bajo, la bateríay una voz y guitarra que combaten por despegar a las orejas de un servidor quese rinde ante tal espectáculo. Si que dan ganas de gritar y saltar, uno terminala canción eufórico con ganas de más y más.

Llegamos al último tramo del disco, con "Lloran lasAlmas" y "Heavy Metal", un par de himnos para sus actuaciones endirecto que algunos esperaremos con ganas cuando empiecen su tour de force de Defensores. Tal vez no son las mejores deldisco, pero tienen un espíritu vibrante, te piden que las corees mientrassuenan o que empiecen los conciertos.

Conclusiones

Lo diré con toda la sinceridad que cabe en mí, no me esperabani de coña que este disco tuviera un potencial tan alto metido en su interior.Tal vez, pensaba en un disco más o menos de la talla del último de Metallica,potente pero no brillante. Pero que fácil era caer en prejuicios y más si vesque una banda no ha parido nada nuevo desde hace casi tres décadas. Por esomismo, como un acto de fe casi ciega le pongo una velita a este disco.

Tiene fallos, no lo puedo negar, hay momentos memorables conalgunos momentos menos sazonados en canciones que afortunadamente brillan confuerza, sean hechas en 2013 o en 1985. Si hay una cosa, que echo de menos, talvez es el sonido a hojalata y mas caballeresco de su primer y muy lejano disco,tan retro, tan épico y que seguramente era uno de los mejores discos de heavyespañol de los 80. Pero toco madera, llevamos 2 o 3 años de renacer de la buenamúsica y Zeus sin duda es uno de sus nombres.

EXTRA: Buscando Acción de Zeus (en vivo)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow (Muy bueno)