Análisis: Reflektor de Arcade Fire (2013)

La traición lo defino como un engaño que se comete contraotra persona y que es tomada de imprevisto debido a la supuesta confianza quehabía entre el mentiroso y el engañado. Lo que ocurre es que en el mundo de lamúsica, esto de fiarse de que un artista siempre va a mantenerse impoluto en suestilo, sin torceduras ni experimentos con gaseosa es muy poco recomendable.

Hay pocos que haciendo calco tras calco de sus esquemasconsigan la calidad suprema; AC/DC es una excepción dentro de la guía del buenartista y evidentemente, en su época buena. Pero lo normal es que un artistatenga hambre de ponerse a prueba, de sorprenderse y si es suficientementeoriginal logrará innovar, como David Bowie. Y entonces ya después de estapequeña aclaración, ya podemos discutir sobre el dilema moral de Arcade Fire…

Análisis

Arcade Fire es sin duda una de las mejores bandas de laúltima década y como no una de las que han mantenido en vida, aunque fueraintubada la música de calidad. Desde su nacimiento han sido como el nene bonitoy repeinado del que todas las madres de chiquilla de clase querían como futuronuero. Un encanto de niño, educado, creativo, muy esmerado con sus tareas ylisto muy listo.

Tan perfecto o más bien tan perfecta e impoluta era lacriatura de Arcade Fire, que cuando el proyecto ha madurado todos nos hemosencontrado en este 2013 que el niño bonito que toda madre quería para su hija,en verdad es gay. Se ha salido de un mercado del que había creado unas expectativasmás altas que el firmamento con Funeral, Neon Bible o Suburbs, para entrar enla farándula discotequera y funk con Reflektor.

Y os lo digo de buenas, olvidaos de una crítica como las quehago normalmente, esto merece un enfoque nuevo y un poco de paciencia,preparaos un buen tazón de café que hoy toca filosofar un rato. El argumento denuestra lección filosófica de hoy es: ¿Porqué Reflektor es la gran obra maestraaborto del 2013 y tal vez de la década? Razones para entender un ambiciosoproyecto de autodestrucción y regeneración artística…

Razón 1: Estamosante un disco que a quiere rescatar el sonido del pasado pero a la vez estar enla vanguardia musical. Este objetivo es realmente difícil, ya que para muchospuede ser caer en una contradicción. Pero para eso existe un truco, hacer quelo retro se vuelva a poner de moda y vuelva a ser lo guay y para eso solo hacefalta mirar a Daft Punk para percatarse que el mundo se arrastra según comomarcan algunas bandas que ponen ficha para jugar solo cuando musicalmentetienen viento a favor y marea suave.

Reflektor remite al mundo del disco y del dance pero con unaroma muy peculiar, incluso raro e incomodo para los que busquen algo sencillode consumo rápido y muy digerible. El indie-disco que embadurna este discoes como la absenta. Es un sonido que te droga hasta el último ápice de tucuerpo causando alucinaciones (la canción Pornoes el paradigma de esta idea) o por otro lado, te va a matar de una sobredosisde disco putadas.

Razón 2: Parabien o para mal sorprende, ya que dentro del género que desarrolla parece quesu productor, James Murphy, lo ha convertido en un disco progresivo, cambianteen el que la perfección formal de las canciones importa muy poco. Escuchad Here Comes the Night Time y vereis comotodo lo que parece empezar de una manera es un mero empaste que luego puedesalir disparado a cualquier lado.

Unido a esa idea progresiva, el disco es muy ambiental ytodas las canciones tienen un aura bailable pero misteriosa. El sonido puedellegar a ser sucio y a saturarse en los bajos y me huele que está hecho a propósitopara culminar su objetivo de hacer un disco muy indie y es que llevar a cabotus proyectos al pie de la letra puede hacer que cumplir tu objetivo sea pisartu propia reputación y hundir tus pies en barro.

Pero esto es como la María Magdalena de Donatello, unaescultura que a día de hoy no sabemos si es una genialidad o una maquetachapucera, porqué no sabemos si la obra está acabada y supone un paso hacia elabstraccionismo escultórico o es algo que quedó tirado como una obra frustrada.Flashbulb Eyes a mi gusto me hace pensar en eso, en un objeto de culto que mepuede recordar a los Animal Collective o un ñordo… o Awful Sound que o tedeleita o te dan ganas de partir la cabeza al productor.

Las pegas:Reflektor a su vez adolece de algunos fallos que creo que tienen que ver con lafe que sus creadores tenían en el.

Es un disco muy largo, casi una hora y cuarto deruptura con gran parte de lo que les había caracterizado, su estilo musical.

Arreglos musicales que a ratos son dolorosos,haciendo que haya notas sostenidas agudas que puedan ser molestas a orejas deloyente. Y no me vale la idea de que querían hacer un ambiente noise como losdiscos de Sonic Youth.

Repetitividad y densidad, elementos con los queMike Oldfield (que por cierto, este disco es practicamente igual de largo queIncantations) ha jugado en alguno de sus primeros discos. Pero que Arcade Fireno ha conseguido pulir y a ratos odiaremos la épica cansina o el estilopretencioso que emana de algunas de sus canciones.

Conclusiones

Tal vez es que necesitemos años para saber el sitio que realmenteocupa este disco, aunque a muchos de vosotros os importará un carajo el destinode este CD.Y por eso, como que habrá algunos que no haréis caso a este disco ya esta crítica y otros lo tomareis como vuestra referencia creo que ya es horade que saque la respuesta a esa pregunta que formulaba unos párrafos atrás.

¿Porqué Reflektor es la gran obra maestra aborto del 2013 ytal vez de la década? Porque estamos ante un disco tan arriesgado en todos loscampos para una banda de tan impoluto currículo, que o te cae en la mayor delas gracias o se muere desde el primer segundo en las orejas de aquellos queseguramente buscan un estilo de música en concreto de Arcade Fire y que en estecaso no se cumple. Y bueno, hay un tercer grupo, los que tenemos las orejas muyentrenadas y que podemos ver todo esto un poco desde fuera, que aplaudimos eldisco (aún con sus fallos) y luego seguimos con nuestras tareas…

Reflektor en definitiva es un disco que se arriesga hasta las últimas consecuencias y sigue unos principios musicales a través del indie disco. Transferido a la realidad es como esos showmans religiosos suamericanos que para vender los principios y la palabra divina pueden ser grandes inspiradores de masas, pero que al final pueden ser muy cansinos. A estos Arcade Fire me los he creido y me han gustado (y más con cada escucha) y lo voy a reflejar en mi nota, pero evidentemente su enorme ambición le ha arrastrado a que a dia de hoy lo perciba como una gran ilusión, como un genial plan, como un sueño musical

PD: Durante un buen rato he pensado a que me recordaba Supersymmetry y al final lo he descubierto después de romperme lamollera. La forma en que cantan es como en Learning to Fly de Pink Floyd.

Valoración

Arrow Arrow Arrow Arrow (Muy bueno)