Xbox 360, la consola donde las sagas van a menos

 

 

Ya han pasado más de 3 años desde que salió la segunda consola de Microsoft y se ha hecho con un gran hueco entre jugadores de la generación "plei" y algunos "peceros". 

El modelo de negocio de esta consola está orientado a que los juegos den gran valor al juego online, que como ya todo el mundo sabe, en esta consola es de pago. 

Debido a esta tendencia, nos hemos encontrado con sagas que han perdido parte de su espíritu para adecuarse a ese modelo de negocio, que por desgracia ha "infectado" a los juegos plataformas, afectando por tanto a PS3 y al PC.

 

  Resident Evil 5 es un buen ejemplo. Su orientacion al multiplayer ha desvirtuado completamente la saga. Si bien ya vimos en el excelente RE 0 cómo utilizar con eficiencia a dos personajes a la vez sin dejar de ser un RE, en esta ocasión nos encontramos con un aprovechamiento bastante limitado de esta posibilidad. Salvo un par de puzzles, la cooperación entre los personajes se limita a cubrirse y aumentar la potencia de fuego, dejando un sabor agridulce al ver que en RE 0 hay más posibilidades de juego pese a funcionar en escenarios renderizados y no contar con multiplayer. Pero no sólo ha perjudicado por el online, seamos justos, porque también ha servido para hacer que juegos discretos parezcan mucho mejores, como el simplista Gears of Wars, al que ya dediqué una entrada. 

 

 

 

Pefect Dark será recordado siempre como uno de los mejores fps de la historia, pero su precuela en xbox 360 se ha quedado en un juego discreto, que carece de la profundidad de un juego técnicamente muy inferior que está dos generaciones por detrás.

 

  

 

¿Qué decir de Banjo? no es que sea un mal juego en 360, que no lo es, pero tampoco se acerca a las magníficas entregas que hicieron que el oso y el pájaro se ganaran un puesto en el género de las plataformas, llegando a rivalizar con Mario 64, el mejor plataformas de la historia.

 

  

Uno de los mejores juegos de xbox era sin duda alguna Ninja Gaiden. Tenía todo lo que caracteriza a un gran juego. En su paso a Xbox 360, sólo mejoró a nivel técnico pero a qué precio. Pasamos de un juego sólido como una montaña de granito a otro plagado de bugs, con una cámara que era mayor amenaza que cualquier enemigo y una dificultad absurda.  

Otra de mis debilidades en Xbox fue el juego Chronicles of Riddick: Scape from Butcher Bay, un fps que en muchos aspectos superaba incluso a Halo 2 y que conseguía innovar en un género aparentemente estancado. La entrega que nos ha llegado, Assault on Dark Athena, se ha quedado en otro juego discreto, que muestra el actual estancamiento de un género cuya única vía de escape parecen ser multiplayer online.

 

  

Aquel que conozca los Kingdom Under Fire, estará de acuerdo conmigo en que esta saga era una de las más impresionantes que había en Xbox, con una gran historia digna de ser publicada aparte. En 360 vimos NNN, que parecía acercarse a la propuesta de esta saga, pero se quedaba en una especie de Dinasty Warriors simple y, cómo no, KUF: Circle of Doom que había cambiado de género. Por desgracia, este cambio, significó un descenso en la calidad global, con unos valores de producción que no tenían nada que ver con las excelentes entregas de Xbox. 

Otra saga que ha ido a menos es Project Gotham. La segunda entrega me pareció un juego perfecto, de esos que no se pueden mejorar, sin embargo, tanto la tercera como la cuarta entrega me han dejado bastante frío. Afortunadamente, aparecen nuevas licencias como Dead Rising, Bioshock o The Darkness, que ofrecen una magnífica experiencia de juego, pero claro, no son sagas heredadas. 

¿Qué decir de las sagas "playstation"? Devil May Cry, quitando su segunda entrega, era una excelente saga, casi imprescindible para cualquier poseedor de una playstation 2, pero en su cuarta entrega, se ha convertido en un juego del montón.

  

La lista de sagas que ha ido a menos podría hacerse interminable, pero creo que con estas basta para argumentar con solidez el título de este artículo.

 


  Tras una semana bastante liada, vuelvo a la carga con una entrada que tenía medio hecha. A ver si encuentro más tiempo y recupero la marcha que ya tenía el blog abandonaillo.