Propuesta-Iniciativa: No seas tu mismo

 

Hola, recientemente recibí un encargo un tanto peculiar, se trataba de escribir un pequeño cuento infántil. Cómo algunos ya sabréis se trata de algo totalmente alejado de mi estilo de escritura, pero dado que era un encargo especial accedí a ello.

 El único requisito aparte de los obvios (que sea sencillo, alegre, breve, etc) es que debían de aparecer en la historia, sin importar el modo, cinco elementos: una bella dama,un perro, una manzana,un tren y un soldado. Aunque pueda parecer algo muy tonto y carente de cualquier tipo de interés, disfruté escribiendo algo tan tonto como un cuento.

Es esto lo que me lleva a animaros a que hagais una entrada que se aleje totalmente de vuestras temáticas principales, así conseguiriamos una oleada de entradas originales, divertidas y quien sabe, quizás os acabe interesando ese tema aparentemente tan alejado de vuestros gustos. 

 

 Dado que no soy muy popular en Gamefilia de haber interés en la iniciativa cederé gustosamente la organización y puesta en práctica de la misma al blogger que la solicite, eligiendo los requisitos,logos y medallas que estimase oportuno. 

Por último os dejo el cuento, por si os apetece echarle un ojo, saludos. 

 

Érase una vez un soldadito que, al acabar la guerra, volvía a su ciudad en tren. Al llegar a la estación se puso muy triste por que ninguno de sus amigos había ido a recibirlo. Más tarde, se enteró de que todos se habían marchado de la ciudad, así que solo y aburrido pasaba las tardes paseando con su perro. 

Una tarde, mientras andaba, comenzó a sentirse muy cansado así que se sentó bajo la sombra de un manzano. Cuando estaba apunto de dormirse una manzana cayó encima de su cabeza. El soldadito la agarró para comersela, pero la manzana empezó a gritar y a llorar. El soldadito, sorprendido, la soltó y le dijo: 

– Perdona por querer comerte, eres una manzana … ¿cómo es que hablas? – 

– Pues porque soy una manzana mágica, ¿tu que te habías creido? – 

– Ahh claro … ¿y porqué lloras? – 

– Porque estaba en el árbol con mis hermanas jugando pero ahora me he caido y no se como volver a subir –

La manzana le dió mucha pena al soldadito así que la cogió, escaló el árbol y la dejó en una rama junto a las otras manzanas. En agradecimiento la manzana mágica hizo aparecer una bella dama junto al árbol para que le hiciera compañia al soldadito, que nunca más estuvo sólo y aburrido.