Vuelve el Rey!!!

A riesgo de convertir esto en un blog monotemático vengo a decirosque probéis sí o sí la demo de Pro Evolution 17. La anterior entrega según laopinión general apuntaba maneras, probé el MyClub en Ps3 y me pareció unauténtico despropósito, empezando por la inestable tasa de frames y acabandocon unos porteros ridículos. 

 

 

Sin embargo la entrega de este año es lo que todos deseábamos: el Pro 6 congráficos y físicas de hoy en día. Cambios de ritmos, amagos y un balón que gozade un libre albedrío casi perfecto, haciendo que cada partido sea totalmentediferente. Aunque solo se trata de la demo ya podemos notar como cada equipotiene su propio estilo de juego, los jugadores estrella se diferencian nada másverlos correr por el césped y las físicas están realmente bien conseguidas, conel añadido de que el mando vibrará cada vez que impactemos con el contrario,sea falta o no. Los cambios en la alineación se trasladan al juego de manerabrillante, teniendo un increíble abanico de opciones que nos permitirá hacerjugar a nuestro equipo exactamente a lo que queremos; podemos elegir el nivelde presión individual o colectiva, la manera de iniciar las jugadas, las ayudasy las zonas en las que se aplican, marcajes individuales, desmarques,etc. 

 La cámara fue otro de los aspectos que no me terminó deconvencer de la edición anterior, aquí funcionan de manera muy fluida, variandoel nivel de zoom según se encuentre nuestro jugador, acompañando la jugada a laperfección. Los porteros, a falta de echarle más horas, parecen bien ajustadosy sus reacciones naturales, muy alejados del comportamiento del que hacían galaen su antecesor. 

 

 

 

Por contra las repeticiones, aunque impresionantes a nivel gráficono terminan de ir siempre fluidas, quizá fallo ausente en las versiones nextgen. Otra pega importante va a ser la ausencia casi total de licencias, queesperemos solucione la comunidad al poco de estar el juego en la calle. Cierrolas críticas negativas hablando de los menús, efectivos pero realmente feos yarcaicos, más propios de los ISS de psx. 


No esperaba nada y sin embargo esta demo me ha llegado a emocionar: como fanacérrimo que les dedicó miles de horas, siendo el 6 el protagonista de muchas anécdotasy risas con los amigos, diez años después por fin puedo gritar aquello de: ELREY HA VUELTO!!! 

EA ponte las pilas, primer aviso

Hará dos o tres meses adquirí de segunda mano una Ps3, lacual venía acompañada de unos cuantos juegos, uno de ellos el Fifa 16. Paraponeros en situación debo decir que los videojuegos de fútbol me apasionan,aunque llevaba un tiempo sin darles caña, concretamente desde el Fifa 13 de WiiU. Así que decidí recuperar el tiempo perdido y me puse con el online de estaedición, descubriendo como ha empeorado en algunos aspectos importantesrespecto a ediciones anteriores:

 

 

 

 

– La presión y el fuera de juego.

Pones una alineación ideal para asfixiar al rival, marcas la táctica de presiónintensa y sí, efectivamente el equipo se adelanta. ¿Problema? Que los jugadorescontrolados por la IA únicamente se acercan al rival, sin atosigarle nientrarle en ningún momento. Intentas cambiar rápido de jugador e ir ajustandola defensa hasta que consigues colocarte en la línea de pase, es entoncescuando descubres lo peor: el balón pasa a escasos centímetros de tu jugador yeste no hace nada por interceptar el pase, incluso en ocasiones abren laspiernas dejando pasar el balón. Para rematar siempre habrá un defensa inútil querompa el fuera de juego, haciendo que subir las líneas defensivas sea unsuicidio.

 

 

 

 

 

– Fardo de Mostoles Goalkeeper Edition.

 

Los porteros no terminan de funcionar, si bien no es unfallo tan acusado como el punto anterior, sí que consigue sacarte del juego enmás de una ocasión. No es que sean malos, es que son muy poco realistas,mientras que los tiros lejanos ni los huelen y tardan mucho en salir/cantar porarriba, en las distancias cortas y en los uno contra uno (salvo que uses unabuena vaselina) se marcan unas paradas dignas de Oliver y Benji.

 

 

 

– Ayudas fantasmas y penaltis a gogó. 

Resulta que cuando pides la ayuda de un segundo jugador para defender lo únicoque hará será flotar al atacante, alejándose de él conforme avance sin entrarleen ningún momento, haciendo de nuevo que sea difícil y arriesgado presionar alrival. Salvo que la ayuda la hagan en el área (a veces las hacen sin que laspidas), donde se convertirán en un híbrido Pablo Alfaro-De Jong, costándote un penalti de la manera más absurda e innecesaria que puedas imaginar. 

Hasta aquí las quejas, dicho lo cual el juego me ha divertido y tiene cosas muybuenas, como el motor de colisiones y el libre albedrío del balón pero creo quedeberían de trabajar seriamente en esos aspectos que harían de Fifa un juegomucho más redondo.

P.D: Si bien he jugado a la versión de Ps3 he estado hablando con amigos quejuegan en Ps4/PC y coinciden en las quejas.

P.D.2: Aunque parezcan lamentos de mal perdedor estoy en segunda división,habiendo ascendido en cada temporada jugada, salvo un descenso y dospermanencias, lo que no está mal después de tanto tiempo sin jugar. 

 

Una obra maestra, un bodrio y una encuesta

En su momento probé la demo, delo que me pareció un plataformas sencillote, cuyo único punto diferenciadorestaba en un curioso apartado visual en blanco y negro. Años después lo regalaSteam y me da por completarlo con mi chica, no pude haberme equivocado más conaquella primera impresión. Limbo es mucho más que arte en movimiento, se tratatambién de una jugabilidad basada en los puzles y en la mecánica ensayo-error, parasuperarlo necesitaréis algo de habilidad a los mandos además de ingenio. Por sifuera poco cuenta una historia bastante macabra, y además lo hace a su manera,puesto que no existen diálogos ni textos en todo el transcurso de la aventura.Su único punto flaco es la duración, que dependerá de lo que nos atasquemos enlos puzles: en nuestro caso nos ha llevado tres horas completarlo. Bien es ciertoque incluye logros, ya depende de vosotros que sean aliciente o no pararejugarlo. En conclusión una pequeña obra de arte en forma de indie, lo quesiempre debieron ser los MUST HAVE.

 
 
Pasamosal otro extremo con el spin-off de la saga Rocky: Creed. Lo primero deboaclarar que soy fan de la saga y que Rocky VI me pareció un final perfecto. Sinembargo se ve que el bueno de Stallone no tuvo suficiente y ha querido contarla historia del hijo bastardo de Apollo. La premisa no es mala del todo, elproblema es que ya no queda nada nuevo que contar y encima lo que cuenta lohace muy mal: la historia desperdicia lo poco que podría tener interés (laenfermedad de Rocky o la infancia del crio), los combates son cutrísimosy los nuevos protagonistas tienen el carisma de unapiedra. Lo dicho, un auténtico despropósito que se podrían haber ahorrado, enel que lo único que se salva es la banda sonora, por supuesto gracias a lostemas clásicos.
 

Por último llevo tiempo pensando en escribir una entradasemanal fija sobre deportes, mayoritariamente fútbol y baloncesto. Por una parte creo quepodría estar bien,  por otra no sé si es un tema que podría encajar aquí enGameFilia, así que dejo la encuesta y espero que me saquéis de dudas.

Gracias por leer y saludos =)