Cowboy Bebop (ok, 3,2,1…let´s jam!)

Título: Cowboy Bebop (?????????)

Año: 1998

Director: Shinichiro Watanabe

 

 

 

Hablar de Cowboy Bebop para mí implica no sólo hablar de una de lasmejores y más reconocidas obras dentro del anime japonés, sino queademás supone hablar de una de esas joyas irrepetibles que han marcadomi vida para bien, no sólo en el terreno estrictamente relacionado conel tipo de anime que me gusta ver sino además profundamente arraigadoen muchas facetas de mi personalidad.

Cowboy Bebop marcó la pauta del tipo de series que me han atraído enadelante, ha marcado mi estilo de dibujo, ha marcado mi gusto por eljazz…en definitiva, existe en mí un antes y un después de CowboyBebop tal y como lo existió con Shenmue en los videojuegos o con loslibros de Doyle en la literatura.

Siendo así, los que me hayan leído en otras ocasiones realizar unreanálisis o un artículo de opinión augurarán desde ya un texto cargadode sentimentalismo del bueno y de grandes recuerdos, y no hacen mal enpreverlo. Así pues, demos comienzo a mi visión personal de estagrandiosa serie.

Argumento:

En un futuro no demasiado distante, el hombre ha conseguidocolonizar el sistema solar. Enormes portales dimensionales permitenabrir brechas en el vacío espacial a través de las cuales viajar aMarte, a Júpiter o a cualquier lugar de nuestra galaxia es algocotidiano y necesario en la forma de vida de las gentes de esa época.

Paralelamente, los incidentes relacionados a la primera (y frustrada)apertura de tales portales en el pasado ocasionó un cierto declive dela raza humana, forzada a habitar otras regiones planetarias ycondenada a simular las condiciones terrestres en los lugares a los quese ha desplazado.

En este contexto el crimen prolifera de forma infrenable, organizándosemafias que operan en todo el sistema solar, grupos dedicados a las másvariopintas operaciones criminales (desde el tráfico de modernas drogascomo el Red-eye hasta ajustes de cuentas entre sindicatos del crimen)que siembran el caos en la galaxia.

Ante tal situación, resurge una auntigua práctica que supondrá el ascon el que las autoridades pretenden enfrentarse a toda actividaddelictiva: la de contratar cazarrecompensas (espaciales, en este caso).Estos valientes, de cualquier edad y sexo, unidos entre sí como unacomunidad gracias al noticiario "Big Shot" (programa televisivofuturista que actualiza la información relativa a fugitivos y maleantesa los que los cazarrecompensas intentarán dar caza), viajarán deplaneta en planeta procurando seguir el rastro de alguna presa con laque ganarse el pan, y así de paso ayudar a mantener el ordeninterplanetario.

Sinopsis:

Conocidos ya los detalles argumentales, supongo que desearéis unbreve resumen de lo que encontraréis en la serie (en el supuesto,claro, de que seais uno de esos pocos amantes del anime quepermanecieron bajo un refugio nuclear durante el boom de la serie ennuestro país): Cowboy Bebop nos propone, a lo largo de 26 episodios,seguir los pasos de un grupo de cazarrecompensas espaciales enparticular, tripulantes de una nave llamada "Bebop", cuyos integrantes pasarán de ser dos en un principio a ser cinco una vez consolidado el grupo.

Cada episodio cuenta con un enfoque particular y se centra en un/ospersonaje/s específico/s (pese a que uno de ellos acapara la mayor partedel protagonismo de forma global), contando con dinámicas que van desdela clave de humor, pasando por episodios donde prima la acción yllegando a otros con mayor carga dramática y argumental. La forma en laque cada uno de ellos está hilado con los demás es magistral, pese aque ninguno de ellos (descontando los capítulos divididos en dospartes) resulta nunca demasiado parecido a otro.

 

 

Spike Spiegel (nuestro indiscutible protagonista, cuya personalidades una coctelera de melancolía, rencor y grandes dosis de indiferenciamuchas veces) y su viejo amigo Jet Black (el sensato del grupo, fielcompañero y astuto sabueso) harán hueco en su tripulación a Ein (unadorable e inteligente corgi que adoptarán casi por casualidad), ED(joven hacker de aspecto andrógino y extravagante personalidad) y FayeValentine (la mujer hermosa y fatal de turno con un borroso pasado asus espaldas).

Los cinco recorreran el sistema solar de cabo a rabo, siguiendo lapista a todo tipo de criminales que van desde insignificantes presashasta los peces más gordos, con mayor o menor fortuna (generalmente nodemasiado agraciada) en sus recompensas, y desvelando poco a poco lasfacetas más ocultas e interesantes de la personalidad y la vida de cadauno de los personajes, cuyo clímax tendrá lugar alrededor de los 5últimos capítulos de la serie.

 

 

Analizando en profundidad:

No es preciso ni conveniente que dé más detalles de la hisoria, elcontexto o los personajes, precisamente porque uno de los mayoresatractivos en Cowboy Bebop es la forma en la que todo ello se te vamostrando paulatinamente en un alarde de narrativa y cohesión,residiendo la salsa en que el espectador lo descubra todo por sí mismopara llegar a un apoteósico punto culminante.

Sí que es necesario, conocidos ya esos detalles, definir un poco másla tónica del anime, fundamentado en claras influencias bebidas delcine negro y del western más clásicos, repleto de alusiones a las artesmarciales (el Jet Kune Doo de Bruce Lee es una constante) y a laevolución tecnología (siempre desde un punto de vista que no llevadicha evolución a extremos demasiado surrealistas -relativamente-), ydonde la palma se la lleva la inigualable recreación ambiental.

Ése es el punto fuerte de Cowboy Bebop, el plasmar un universo conpersonalidad propia, un universo creíble, de esos con los que no cuestamucho esfuerzo sentirse próximo e identificado. La ambientación deCowboy Bebop (imitada no pocas veces con posterioridad) está refinadahasta el punto de ser incomparable, destila originalidad por los cuatrocostados y hace todo el trabajo del que la historia (pese a ser muybuena y conseguir engancharnos de manera semejante) se queda exenta(¿quién pide complicadas historias que nos enamoren -aunque insisto queésta lo consigue aún con su sencillez- cuando ya desde que percibes elambiente de la serie te quedas prendado de ella?).

¿Y gracias a qué se consigue esto? Pues a muchos factores, algunosde ellos tan sutiles que no llegan a percibirse tan fácilmente. Deéstos últimos puedo remarcar la jerga utilizada para definir elcontexto de la serie (la divisa denominada "woolongs" -"Urones" en eldoblaje español-, los términos importados del argot del jazz y elblues…) o algunos pequeños "guiños" desperdigados a lo largo de losepisodios (como las antes nombradas referencias a Bruce Lee, tanto ensu estilo de lucha como en sus enseñanzas escritas). Pero sin duda loque más claramente contribuye a ese carácter único que tiene la serie,a definir el universo que le da vida es (además de la ya nombradahistoria) lo concerniente a su plano estrictamente técnico.

Esto es: diseño y animación por un lado y banda sonora por otro.Respecto a lo primero, poco que decir que no quede patente desde elprimer capítulo, es decir, un trabajo artístico realmente grande, unalínea de diseño muy personal tanto en personajes como en localizaciones(con la sobriedad, madurez y detalle que se puede esperar de una obrade estas características unidas a que se ha trabajado en que cadapersonaje -principal o secundario- tenga una caracterización única), ycon una animación que, aunque date del año 1998, puede presumir de ungrado de plasticidad envidiable (especialmente por muchos de esosanimes robóticos que abundan hoy en día) perceptible especialmente entodas y cada una de las escenas de combate (y para muestra un botón).

 

 

 

Pero es imposible, no obstante (y pese a que temo con ellodesmerecer el trabajo visual) hablar de esta serie y no destacar el querotunda e indiscutiblemente es el mejor trabajo sonoro jamás llevado acabo en el mundo del anime. "Exageras", pensaréis muchos de vosotros, ypuede que sea cierto, que tal vez yo y otros tantos que pensamos así(no pocos) nos dejemos llevar un poco por el recuerdo y la emoción deevocar aquellas piezas de blues y jazz que tanto nos cautivaron en sumomento. Lo que es indiscutible es que lo que se ha hecho con la BSO deesta serie ha sido hasta ahora irrepetible, y es que la nunca bienpagada Yoko Kanno (compositora que hoy en día supone casi un baremo conel que saber si una serie es de calidad o no dependiendo de si secuenta con su presencia en las filas de producción) creó en su día unrepertorio ÚNICO para todos y cada uno de los capítulos de CowboyBebop. Esto se traduce en que no existen dos capítulos con el mismofondo sonoro, no existen piezas que se repitan con impertinenterecurrencia para rellenar situaciones específicas, y rara composición(salvando evidentemente las que suenan durante el opening y el ending)es escuchada varias veces a lo largo de los 26 capítulos si no esrevisionada o retocada.

 

Yoko kanno, esa gran genio

No hay más que echar un vistazo a la ingente cantidad de CDsrecopilatorios (con artistas como Steve Conte o The Seatbelts) con losque cuenta, un abanico tal de piezas de una calidad tan exquisita (hayque ver lo bien que se desenvolvió una compositora japonesa con ritmosy estilos claramente occidentales) que constituyen un acompañamientoideal para la serie en DVD.

No es cuestión de extenderse demasiado en elogios, sino que sólo condejar una ínfima muestra de dicho trabajo con el que poder deleitar amis lectores seguro que me proporciona el honor de que alguno de elloscoincida conmigo en que la BSO de Cowboy Bebop es un trozo de gloriahecho música:

Tank! (opening theme)

The Real Folk Blues (ending theme)

Space Lion

Call me call me

Waltz for zizi

Rain

Mushroom Hunting

Stella by moore

Words that we couldn´t say

 

Y poco más resta por añadir sin que sobre. Cowboy Bebop es unaconjunción única de estilo, personalidad, gran diseño, historiaatractiva, ambiente único y cautivadora música. Sus personajes osenamorarán una y mil veces, querrás visitar sus parajes, teidentificarás con sus protagonistas y escucharás su música en tureproductor…es algo único, una de esas obras de culto alejadas de lostópicos más comunes del anime y que supone un punto de inflexión en suhistoria, por ser quizás una de las más valoradas por viejos y nuevosseguidores del mundillo.

Os invito, eso sí, a disfrutarla en alguna de sus edicionesespeciales publicadas por Selecta Visión en España, que si bien no son(como casi todo lo de Selecta) el súmum de los contenidos extra, sí quemerecen un hueco en tu videoteca por su magnífico trabajo de diseño decarátula (ideal si eres un fetichista de las ediciones especiales comoservidor).

 

El tesoro del menda
 
Disfrutadla, y animaos a verla por primera vez si aún no habéis tenido el placer.
 
 
Opening:
 
 
Ending:
 
 
Y recuerda…