Shinobi III … El Desenlace De Un Mito

¡Hola!

Últimamente, he encadenado una racha de mini análisis de juegos de Mega Drive, y hoy…voy a continuar con ella.

Esta vez… hablando de uno de los grandes… Shinobi III.

Año 1993. SEGA se dispone a lanzar la última entrega de la mítica saga Shinobi. Creando para la ocasión, el mejor juego de ninjas de los 16 bits.

El juego, no se libró de las polémicas antes de su salida, pues salieron varias betas todas ellas bastante distintas entre ellas. Pero al fina, la versión que salió a la luz. Fue una mezcla de gráficos y jugabilidad increíble.

El argumento del juego (algo vacío … o menos de lo que se esperaba), es el siguiente:

El mundo, está amenazado por Neo Zees otra vez… El sindicato maligno del crimen que ya había sido eliminado, ha vuelto. Esta vez dirigido por Shadow Master.

Ante esto, Joe Musashi desciende de lo más alto de las montañas de Japón, para vencer una vez más a sus enemigos.

El juego, a diferencia de sus antecesores, se basa mucho más en la jugabilidad, concretamente en dos conceptos básicos. Acción y rapidez de reflejos.

Además, podremos subirnos en tablas de surf, montar a caballo y enfrentarnos con enemigosenormes. Todo ello ofreciéndonos un control suave, fácil y con unarespuesta al pad muy rápida.

El arma principal de nuestro héroe, son los shurikens, que deberemos ir recolectando a lo largo de nuestra aventura. Con ellos, conseguimos atacar a distancia. Además contamos con una katana que sólo se usará en ataques de corto alcance.

A destacar, que si usas este ataque de espada mientras corres, eres invencible a la mayoría de ataques de tus enemigos. Algo bastante útil.

Otra opción para protegerse, es mantener pulsado el botón de ataque. Entonces, se pondrá en posición de defensa.

Además de esto, podremos realizar saltos dobles -que según en que ocasión, nos vendrán como agua de mayo- y lanzar un ataque con múltiples shurikens. Además de poder saltar de pared en pared para subir niveles, trepar por cualquier tipo de cuerda.

Uno de los ataques más importantes de Shinobi, es su ataque especial o magia, llamada Ninjitsu.

Ésta, podrá actuar de cuatro maneras distintas.

Ikazuchi: Se invocará un rayo que nos volverá invencibles durante un breve periodo de tiempo.

Kariu: Arma de fuego. Arrasa todo lo que hay en pantalla.

Fushin: Aumenta nuestras habilidades durante un breve periodo de tiempo.

Mijin: Nos sacrificamos perdiendo una vida, a cambio de eliminar todo ser en pantalla.

Uno de los puntos fuertes del juego, es sin duda la facilidad con la que cambia de zonas tipo plataforma y zonas de acción pura. Consiguiendo un equilibrio que aleja al juego de cualquier encsasillamiento en un género.

A nivel gráfico, el juego es espectacular. El diseño del personaje y sus animaciones, son de un nivel muy alto. Además de unos escenarios muy logrados.

Gran número de enemigos. Pero los más impactantes, eran los enemigos finales. Enormes máquinas de todos los tipos y formas.

El apartado sonoro, no deja indiferente a nadie. Melodías en la línea de las mejores de SEGA, ritmos rápidos y frenéticos sin abandonar el espíritu ninja, que harán que suba la tensión al jugar. Los sonidos FX, están muy a la altura. Sumergiéndonos más en el juego.
 
El juego cuenta con 7 escenarios. Divididos en 3 o 4 zonas. Al final de cada, deberemos enfrentarnos a un mini jefe o un jefe. El cuál, sólo tendrá un punto débil que debemos descubrir y que sólo estará expuesto un mínimo espacio de tiempo.
 
Durante el juego, iremos recogiendo varios Items que nos ayudarán a derrotar a nuestros enemigos.
 
Shuriken: Añade 5 unidades a nuestro bolsillo.
 
Doble Shuriken: Añade 20 unidades a nuestro bolsillo.
 
POW: Aumenta nuestro ataque. Al recibir daño, perdemos esta mejora.
 
Ninjits: Nos da la posibilidad de usar la técnicas de Ninjitsu.
 
Corazón pequeño: Nos devuelve cuatro barras de vida.
 
Corazón Grande: Nos devuelve toda nuestra vida.
 
Vida Extra: Pues eso… una vida más al marcador
 
Bomba: Puede aparecer un contador de 5 segundos y explotar. Si pasar cerca de ella, el contador va más rápido.
 
Así que, estamos ante uno de los más grandes juegos que ha dado nuestra querida negrita de 16bits de SEGA. Un juego que debe estar en la estantería de todos los que tenemos la cosola. (Yo, lo dejé en su día a un amigo, y no he vuelto a verlo más… Sad)
 
 
Y hasta aquí, el mini análisis de hoy. Espero que os haya gustado 😀
 
Como siempre, muchas gracias por leerme y comentar 😉
 
¡Saludos!