Errores más habituales del cine de terror

Muy buenas a todos!!

Bueno, en primer lugar pido disculpas a todos los habituales de ·L·S·Q·N·T·N· por mi larga ausencia, pero esque hán habido tres cosas que me han tenido muy liado ultimamente y me han mantenido forzosamente alejado del blog. En primer lugar, las navidades son un periodo de mucho trabajo para los maestros, ya que  tenemos que organizar un montón de actividades y cositas para los nenes, y además coincide con final de evaluación y esto conlleva notas y en mi caso que soy terapeuta, informes.

 

 

En segundo lugar he andado preparando una entrada que  publicaré muy pronto y a la que estoy dedicando mucho tiempo. Se que estas fiestas casi todo el mundo de mi entorno se va a largar yvoy a tener muuucho tiempo libre, de modo que se que será una época prolífica para el blog.

 

En tercer lugar Borderlands ha estado acaparando gran parte de mi tiempo, ayer por fin lo completé, y aunque aún me quedan muchas cosas que quiero investigar y el contenido descargable, digamos que ya no me urge tanto. Juegazo por cierto, gana con cada hora de juego, creo que no se le ha valorado como se merecía.

 

Bueno, vamos ya con el tema de la entrada. Desde hace algún tiempo, el mes de Junio para ser más exacto, he comenzado una pequeña cruzada personal: ver todo el cine de terror que pueda conseguir. De momento estoy muy contento con el progreso que llevo, ya me habré visto unas 300 películas. He tenído que hacer una pequeña preselección porque si no, la tarea sería inabarcable: dejo fuera todo el gore y el casi desaparecido splatter en primer lugar. En segundo he decidido dejar de lado también el cine de terror asiático, porque podríamos decir que lo bueno es poco y lo malo es muy malo. No las saqué del saco desde un primer momento, pero despues de haberme visto unos cuantos bodrios absolutamente infumables decidí que ya no le dedicaba ni un minuto más, excepto películas muy recomendadas o aquellas que me llamen mucho la atención.

Lo único que se salva de la quema es The Host. Una pequeña joya.

 

Existe la muy asentada creencia popular de que el cine de terror está pasando en la actualidad por un mal momento. Pero sin embargo, nada más lejos de la realidad, lo cierto es que la gran mayoría de las películas de terror son muy malas. Creemos que en el pasado el terror era de mayor calidad por que la gran mayoría de bodrios han pasado al olvido, sin embargo, parte de este cine merece la pena ser visto aunque solo sea porque muchas pelis son curiosas o llamativas de alguna manera.

 

Una buena película de terror se basa en dos pilares fundamentales: una buena história y una buena dirección, estas son las claves. El presupuesto que tenga una película no es tan importante como parece si el guión es sólido y la dirección es imaginativa. Un claro ejemplo sería sin ir más lejos la que es posiblemente la mejor película de terror de la história, Evil Dead, que se hizo toda con materiales y medios prestados y no costó ni un centabo.

 

Mi cruzada aún no ha llegado lo suficientemente lejos como para porder hacer un top 10 de las mejores películas de terror, aún tengo mucho que ver e incluso rever en algunos casos. He visto gran cantidad de mierda, y ni aún así creo que pueda hacer un top de las 10 peores películas de terror. Sin embargo, si he llegado a un punto en que con pocos indicios puedo ya atisbar si la pelicula va a estar pasable o va a ser un bodrio. Es por esto que he decidido hacer este top de los 10 errores más habituales y graves del cine de terror

Allá va

 

Numero 10, características y motivaciones de los personajes poco definidas

 

Imprescindible en toda buena castaña. Es un concepto muy amplio que va desde motivos para el actuar de los personajes que no se darían nunca en la realidad, hasta puntos débiles de los monstruos o killers que aparecen de la nada en mitad de la película.

La base no solo del cine de terror, si no del terror en general, es la de que el espectador se identifique con los personajes protagonistas hasta el punto que uno se hace la pregunta clave que hace intuir que la película va a ser buena: ¿que haría yo en esa situación?

Para esto, no solo las motivaciones y forma de actuar de los protagonistas tiene que ser creible, si no que, además, el espectador debe de contar con la misma información con la que cuentan los personajes para que puede tratar de alcanzar una vía de escape de la misma manera que los protagonistas. 

Esto, no solo ayuda a que el espectador viva más la película, si no que además, hace que todo tenga un sentido más hilado, con lo que elvisionado en general gana. 

 

Numero 9, abundante material de relleno

El medio natural del terror y aquel en el que se encuentra más a gusto es el cuento. Es ahí donde nacio y donde puede conseguir su último objetivo: causar miedo. Una película de terror se basa en dos sensaciones funda mentales: la curiosidad y la tensión.

Podríamos decir que casi todas las películas de terror se basa en dos hilos, o bien los protagonistas intentan escapar de una amenaza, que se basaría en la tensión; o bien los personajes intentan averiguar la naturaleza de una amenaza, cuyo principal atractivo en el visionado sería la curiosidad. Muchas películas juegan con ambas o combinan primero una y despues otra.

 

Estas dos sensaciones tienen una peculiaridad: puedes suscitar tensión o curiosidad durante un rato, pero si no ofreces algo al final cansa. Son dos sensaciones que se basan en esperar a algo que va a llegar, y si en mucho rato no llega, uno pierde el interés. En saber revelar la cantidad justa de la trama sin que se desvele todo y dejar sin objeto de espera, pero sin que el espectador se impaciente.

 

Esto es mucho más fácil de conseguir en un cuento, corto y directo. Las películas que se basán en histórias cortas suelen ser cuanto menos entretenidas, porque aunque algo no te esté suscitando interés, sabes que durará un rato y luego vendrá otro cuento. Todos los grandes génios del terror se han desenvuelto en cuentos cortos, Poe, Lovecraft

 

La necesidad de rellenar espacio para alcanzar un metraje digno de un largo cinematográfico lleva muchas veces a incluir numeroso material de relleno, ahondando en unas relaciones entre personajes muchas veces insulsas y carentes de interés para el espectador, o en diálogos que no aportan nada a la trama. Por lo general, las buenas películas de terror no suelen caer en este tipo de paja y muchas aún yendo directamente a la trama, parece que la pelicula se les queda corta.

 

Número 8, daños no fielmente representados

 

Bueno, todo un clásico. ¿Cuantas veces en una película de terror hemos visto que a alguien le arrancan la cabeza de un culatazo de escopeta?, ¡madre mia!, ni con todas mis fuerzas creo que podría partirle una ceja a alguien de esa manera. 

Este tipo de cosas, son las que le llevan a uno a pensar que el guión es flojo, que los guionistas no han sabido llevar la história correctamente y han tenido que recurrir a situaciones poco veraces para poder justificar la trama. Es lo que se conoce como el no respeto de la distancia con el espectador , que, para quien no conozca el término, se da cuando el que ve una película se pone más en el lugar de los que han hecho la película que de los protagonistas, es el clásico: ¡ala va! o ¡venga ya!. Es un fallo gravísimo de un film ya que rompe absolutamente con la inmersión en la película.

 

Si la história no respeta las reglas, identificarse con los protagonistas es imposible. Si hubieses sabido que odías matar a alguien de un sillazo, seguramente habrías enfocado las cosa de otra manera.

 

Número 7, instinto de supervivencia exacervado u orden moral que solo funciona dentro de la película

Otro clasico. El cine de terror se caracteriza en muchas ocasiones por establecer un orden moral propio. La historia plantea unos personajes desde el comienzo y el propio desarrollo irá decidiendo quien vive o quien muere.

Casi siempre, se intenta llevar las cosas al límite para que parezca verosimil que el protagonista pueda hacer cualquier cosa para sobrevivir en determinadas situaciones y esto le lleve a hacer cosas que en circunstancias normales no haría. Esto funciona hasta cierto punto, pero si se estira demasiado, puede llegar a resultar demasiado increible. Este tipo de películas siempre intentan ser muy dramáticas y muy horribles, y en muchas situaciones esto puede ser un arma de doble filo, ya que los protagonistas llevan su supervivencia hasta límites inverosímiles en algunas situaciones y en otras, otros personajes se sacrifican sin que esté demasiado justificado.

 

Esto es especialmente grave cuando muchos personajes mueren para que finalmente se salve uno. Esto establece un orden moral que solo funciona dentro de la película, muchos de estos personajes tienen personalidades que son desagradables o tienen defectos delos que el protagonista carece y esto lo utilizan los guionistas para justificar sus muertes en detrimento de los protagonistas principales. En la realidad nunca sería así ya que todas las vidas valdrían lo mismo.

 

Numero 6, capacidad letal poco definida. 

Realmente es una variante de lo ya comentado anteriormente de daños no fielmente representados, pero aplicado a la mitología propia de la película. Es muy habitual que la gran mayoría de los personajes de una película mueran en apenas segundos tras encontrarse al monstruo o killer y en muchs casos su muerte parece inevitable; sin embargo, los protagonistas principales se enfrentan a la amenaza durante muchos asaltos sin resultar dañados.

Nuevamente no se respetan las reglas del juego. En Alien por ejemplo no ocurre esto, si no que el xenomorfo resulta al espectador igual de letal ente todos los personajes y la lucha de Ripley contra él, no resulta más ventajosa que la de otros personajes. 

 

Número 5, finales engañosos o que no funcionan.

Son tan típicos los finales sorprendentes en el cine de terror que ya no resultan sorprendentes. Por otro lado, no es fáci  darle un buen final a una película o história de terror. Se puede conducir la história a que acabe bien, lo que en la mayoría de los casos no suele llevar al mas que socorrido: se resuleve el misterio y el fantasma puede descansar en paz, que suele ser bastante empalagoso.

Otra opción es que el final trate de dar un giro sorprendente. Que la película acabe mal no es realmente una opción, ¿cómo esta el tema? los va matando uno a uno y al final no queda ninguno: quedaría un poco descafeinado. Digamos que todo final malo trata de ser hasta cierto punto sorprendente.

Dejemos de lado los super manídos finales sorprendentes repetidos tan hasta la saciedad que yo no se a quien pillan por sorpresa como: ¡oh, al final el estaba muerto!, ¡resulta que solo existia en su imaginación! o por supuesto ¡al final su persona más cercana era la responsable de todo!. Mi favorito sería ¡resulta que él también estaba infectado!

Más allá de estos tedríamos lo que se suele llamar los finales deux ex machina, cuando derrepente aparece algo inesperado que los salva o descubren una información que lo resuleve todo en un minuto y de la que no se ha tenido consciencia en todo el tiempo. 

 

Una buena opción siempre que estñe bien planteado, es el final abierto. Algunos pueden llegar a cabrear, veasé Jacob’s Ladder, que al principio te pone de mala hostia, pero con el tiempo te acabas dando cuenta de lo increibles que son. Otro tipo serían los finales abiertos que te dejan a cuadros y no entiendes nada, pero estos suelen ganar con los sucesivos visionados y en muchos casos es la mejor opción.

De los dos génios que hemos nombrado antes, Poe era especialista en finales sorprendentes y muy concluyentes, mientras que Lovecraft era más del gusto de los finales abiertos. Esto demuestra que lo importante no es el tipo de final, si no que este sea bueno.

Número 4, reacciones poco creibles ante la muerte.

La muerte es algo que está muy presente en todas las películas de terror. Sin embargo, las reacciones a esta suelen ser poco naturales. Realemente no se como cuanta experiencia con la muerte teneis los que leeis esto, yo no es que me pueda considerar un experto. Sin embargo puedo imaginar que es algo que causa mucho impacto, y mucho más si es una muerte violenta, mucho más ante nuestros ojos y muchísimo más si es alguien cercano.

Pues a los protas de estas pelis no parece afectarles mucho. En muchas películas se hace una pobre representación como po ejemplo, llantos histéricos en el momento y al día siguiente de fiesta. Cosas así.

En muchas películas se abusa de la muerte de personajes sin cargarla del dramatismo necesario, se cepillan a mucha peña y no parece que a nadie le impresione mucho. Deberían de ahorrar tiempo en mutilaciones y gastarlo en plasmar unas reacciones creibles ante estos sucesos.

Es mucho más fuerte cuando se utiliza un recurso muy habitual que es el de que uno de los personajes mata por error a un amigo creyendo que es la amenaza. Bueno, yo creo que algo así es el tipo de cosa de la que uno no se repone. Casi podría hacerse una peli solo del trauma que supondría algo así. Es por esto que, a no ser que sea imprescindible para la trama no creo que se deba recurrir a esto.

De hecho creo que las muertes en una película deberían de ceñirse a lo imprescindible para contar la história. En la mayoría de obras de terror clásico la muerte de uno de los personajes era el eje central de toda una trama macabra, mientras que ahora se mata a siete u ocho personajes como si nada.

 

Número 3, reacciones poco creíbles ante sucesos paranormales.

En la literatura clásica de terror, era muy habitual que se utilizase un estilo farragos y descriptivo en extremo, precisamente porque se trataba de representar el horror que debe sentir una persona al contemplar algo de naturaleza paranormal ante sus propios ojos.

 

Cuando una persona -una persona de inteligencia media, se entiende- presencia un hecho de naturaleza paranormal, lo más habitual es que se tienda a racionalizarlo. Es muy dificil aceptar que se ha contemplado algo así y desde luego es algo que causa un gran impacto.  En el terror, muchas veces, los personajes acetan cosas increíblemente disparatadas en seguida y además, tampoco parece que les impresione demasiado.

 

Es tan sencillo como que si las reacciones de los protagonistas no podemos identificarlas como propias, no podemos pasar miedo. Se puede dar un cierto marjen, ya que el espectador ya sabe que está viendo una película de terror ya sabe que algo raro va a pasar. Sin embargo todo tiene un límite.

 

Si me pasa eso a mi me muero. Si piensas o dices eso, es que la película esta, cuanto menos, bien.

 

Número 2, graves errores de ritmo

Llegamos ya a los cabeza de lista. Errores de ritmo, pueden llegar a matar una película. En muchas ocasiones he llegado a pensar incluso en hacer una gráfica del interés de una película.

Una buena película de terror debe de ajustar a la perfección los contrastes de climax y contraclimax, de manera que resulte emocionante pero sin llegar a ser agotadora. Las escenas de relleno no ayudan, pero si son cortas pueden llegar a ser hasta pasables.

La tensión debe de darse en dosis justas y los momentos en los que veamos las reacciones de los protagonistas deben de ser lo suficientemente intensas como para que no se llegue a desconectar en ningún momento. 

En muchas películas de terror todos los acontecimientos van seguidos y toda la trama se desarrolla en un periodo corto de tiempo. Sin embargo cuando se pretende alargar la trama durante varios dias, el ritmo debe de cuidarse mucho, tranado de plasmar lo que se el tiempo puede suavizar una determinada situación por el paso del tiempo pero sin que parezca que no ha pasado nada.

Sin el ritmo es lento y tarda mucho en darnos pequeñas migas de pan que nos permitan seguir la historía, te aburres, pero si es un constante devenir de altibajos bruscos entre climax/contraclimax/climax/contraclimax, resulta agobiante y el resultado es el mismo, se termina por desconectar.

 

Número 1, graves errores de estructura

La estructura de la trama es importante en toda película, sin embargo en una película de terror lo es incluso más. Cada uno de los acontecimientos debe de estar lo suficientemente bien, hilado, motivado y justificado.

 

En las histórias de terror se pone a los personajes en siuaciones extremas y se les obliga a tomar decisiones extremas. Si estan no estan suficientemente motivadas, jamas llegará a crear una situación verosimil y con la que el espectador pueda identificarse. 

Al carecer de estructura muchas películas recurren a eliminar uno y otro personajes uno, tras otro de manera repetida sin que aporte nada a la trama. En ocasiones ni tan siquiera esperamos un acontecimiento concreto, si no simplemente a que todos los personajes que tienen que morir lo hagan para poder ver el desenlace.

Las buenas películas no necesitan recurrir a esto. La muerte de uno de los protagonistas dota a la trama de carga dramática, sin embargo una buena história que atraiga al espectador, le mantiene pegado al asiento sin que tenga que estar viendo muertes de manera constante.

 

Las reacciones de los personajes a diferentes situaciones es fundamental, no puede ser ni demsiado exagerada ni demasiado poco. Aqui es donde la estructura cobra importancia, debe de ser sutil, irte dando pistas cautelosamente de tal manera que parezaca que todo haya estado ahí desde el primer momento para el observador inteligente.

 

Bueno, pues hasta aqui la entrada. No es queme considere una entidad en la materia, pero desde luego creo que me he visto suficientes películas horribles de terror como para saber reconocer cuales son los fallos más habituales. Espero que por lo menos os haya resultado entretenida de leer.

 

Un saludazo!!