Sin categoría

El Barón Negro. Capítulo VII: Tormenta Infernal – VS – Metallica: Through The Never – The Black Album – Letra Traducida

Mientras el hombre que amabase alejaba hacia la muerte, ríos de lágrimas traicionaron el rostro indiferente de Lilith. En lo más profundo de su corazón, supo que jamásvolvería a verlo con vida.

Tras limpiarse las lágrimas y recuperar lacompostura, con un nudo en el estomago, Lilith llamó al comandante de la navede transporte. El verdugo no tardó en aparecer holográficamente frente a ella,con un gesto frío y enojado. Esperó a que ella hablara.

– Tenemos un problema – Dijo Lilithmirándole a sus ojos negros con firmeza, resistiendo el asco y odio que ledaban-. Uno de mis pilotos ha perdido razón, ha desertado y se dirige hacía sunave para atacarla.

– Entonces el problema es suyo – Dejopasar unos segundos antes de contestarla. Entonces, endureció los labios sin lamenor sonrisa, ausente del menor sentimiento-. Ha estallado una tormenta solar.En unos minutos se nos echara encima a ambos, y ese pobre diablo se freirá ahífuera. Cuando lleguen para escoltarnos vuelva a llamarnos, y por favor, novuelva a molestarme más.

No tuvo que volver a encender la radiopara saber lo que querían decirle. Los sensores del caza se habían vuelto locospor la tormenta solar. Una ola de fuego y radiación que pronto le alcanzaría.La alarma de amenazas advirtió del lanzamiento de misiles. La escuadra que leperseguía había disparado una lluvia de misiles caza – caza contra él, que leiban a alcanzar en poco más de un minuto. Querían forzarlo a rendirse para quedesarmaran los misiles.

Accedió al ordenador de abordo, entró enlos protocolos de seguridad, y desconectó los límites de aceleración ante elriesgo de muerte del piloto. Lentamente fue moviendo milímetro a milímetro lapalanca del acelerador. El primero de los tanques de combustible adicional sesoltó vacío. Los misiles empezaron a recortarle la distancia más despacio. Elcorazón le latía a un ritmo frenético, tenía que emplear todas sus fuerzas paramover la palanca del acelerador. Cada segundo era una lucha por mantener elconocimiento y la vida a pesar de las drogas. La visión del sol desaparecióoculto por la colosal ola de la tormenta solar a la que se dirigía.

En el crucero estelar Lilith hacía lospreparativos para resistir el impacto de la tormenta solar. Las escuadras decazas regresaban, y todas las oberturas exteriores eran selladas por gruesascapas de blindaje, mientras se concentraba gran parte de la energía en elescudo protector.

Cerrando las compuertas de los hangares,una nave de abastecimiento para cinco cazas salió en el último momento. Lapilotaba Sandra, que agotado el generador del cañón, aprovechando el caosgenerado por Enardel, escapó de los soldados por los conductos de aire. Nollegaron a establecer un canal para advertirle de la tormenta solar, Sandra saltocon la nave de abastecimiento a un lugar indeterminado fuera del alcance de lossensores.

A punto de colisionar con la tormentasolar, Enardel expulso los tanques de combustible adicional ya gastados. Apagólos motores y todos los sistemas de la nave, incluido el soporte vital,transfiriendo toda la energía al escudo frontal.

El impacto contra la tormenta desató unterrible infierno. Una corriente de energía traspasó la nave, produciendo ungran número de cortocircuitos, aún con los sistemas apagados. El escudo por másfuerte que fuera no filtró todo el calor ni la radiación. El blindaje exteriorcomenzó a fundirse capa a capa, el líquido que le envolvía se torno abrasivo ytuvo que contener la respiración para no quemarse. El escudo del traje sevolvió a activar, tratando de protegerlo, pero el líquido de la burbujaprácticamente hervía. La fuerza de la tormenta luchaba con la inercia del cazapara arrastrarlo consigo. Sin más opciones, aún a riesgo de explotar encendióel motor principal de energía, fijando rumbo al centro del infierno…

Continúa en…El Barón Negro. El Deselance: Duelo en las estrellas

Capítulo anterior…El Barón Negro VI: Rumbo al Destino

Continúa en…

Crónicas de Mundo Destierro:

Metallica: 07. Through The Never – The Black Album.

Live.

Versión Estudio.

Through The Never:

All that is, was and will be
Universe much too big to see
Time and space never ending
Disturbing thoughts, questions pending
Limitations of human understanding
Too quick to criticize
Obligation to survive
We hunger to be alive

All that is, ever
Ever was
Will be ever
Twisting
Turning
Through the never

In the dark, see past our eyes
Pursuit of trhuth no matter where it lies
Gazing up to the breeze of the heavens
On a quest, meaning, reason
Came to be, how it begun
All alone in the family of the sun
Curiosity teasing everyone
On our home, third stone from the sun

On through the never
We must go
On through the never
Out of the
Edge of forever
We must go
On through the never
Then never comes

Never

A Través del Nunca:

Todo eso es, fue y será
El universo, demsiado grande para ver
Tiempo y espacio sin fin
Pensamientos perturbadores, asuntos pendientes
Limitaciones de la comprención humana
Demasiado rápido para criticar
Obligación de sobrevivir
Tenemos hambre para poder estar vivos

Todo eso es, siempre
Siempre fue
Siempre será
Rotando
Girando
A través del nunca

En la oscuridad, vemos más allá de nuestros ojos
La caza de la verdad, no importa donde yace/miente*
Mirando fijo la brisa de los cielos
En una pesquiza, sentido, razón
Vino a ser, como comenzó
Todos solos en la familia del sol
Curiosidad molestando a todos
En nuestro hogar, la tercer piedra desde el sol

En lo más profundo del nunca
Debemos ir
En lo más profundo del nunca
Fuera del
Borde de la eternidad
Debemos ir
En lo más profundo del nunca
Entonces nunca llega

Nunca

Gamefilia