Sin categoría

Utopía: metrópolis de la ciencia – Capítulo I – Autor: Markov – VS – Apocalyptica: Prologue (Apprehension)

Bajo un cielo crepuscular presagiando el advenimiento delanochecer, yace un anonadado erial envuelto por el brutal y tórrido abrazocarmesí de las llamas; todo  un ambiente desolado, con  edificacionesderruidas y  el constante asedio de gargantuescos tanques  queescupían sin dilación férreos  proyectiles hacia objetivos arbitrarios. La“guerra”, una vez más, flagelo de la sociedad, el que dista aún más lasdiferencias entre las culturas y depreda inmisericorde al débil hasta larendición o muerte. Ya a las alturas de aquella época, los científicos másinfluyentes vaticinaban de manera pesimista sobre el futuro del hombre.

Apocalyptica – Prologe (Apprehension)

Mientras se efectúa la incansable escaramuza entre lasmaquinarias bélicas, el líder de la nación del Este, un hombre enjuto y alto,de nombre Akarrius, permanece inmutable mientras dirigía  a su ejército,compuesto por hombres enhiestos y como autómatas obedecían al yugo de su líder,ordenados en filas paralelas, atisbando sus perdidas miradas hacia elhorizonte, mientras reprimían el  genérico miedo a la muerte gracias a susuperficial sentimiento patriótico, siempre en bandera de “ salvaguardar con lavida los intereses de nuestra nación”.

El ejército marchó, en sincronía de cada individuohacia el firmamento; pero ésta sincronía desvaneció al súbito ataque de susenemigos, en analogía de una fila de hormigas, se desplegaron para tratarde rodear a  la tropa enemiga, mortífera en acompañamiento de soldadosataviados con semblantes hidráulicos de la aleación metálica más liviana,fuerte y maleable creada tras la época. Mientras que un tanque destroza condesesperación los murales en su intento de abrir una brecha al enemigo, con elfin de expoliar violentamente las defensas de los mismos. Sin embargo, Akarriusno era como aquellos   líderes que se resguardaban en su territorioenviando a matar a su ejército subordinado, no, era un sujeto de ideologías demedioevo que libraba sus batallas junto al ejército, y la dirigía efectivamentea la vez. En más de una ocasión, Akarrius, gracias a su gran inteligencia yconocimiento, ha quedado victorioso muchas veces, aunque su victoria impliquesalirse de la tangente moral, sacrificando a su propio ejército, con el fin desaborear la ansiada victoria.

Y esta era una de esas ocasiones, usaba como carnada a latercera parte de su ejército asentado en una pseudo base; el ejército enemigohabía caído en la trampa, era el momento propicio de utilizar la última bombanuclear en posesión, y anotar una nueva victoria en su baremo. Sería otrosacrificio que cobraría una considerable parte de su ejército, pero Akarrius nodirimía sus acciones ante el juzgado de la moral, y alejándose del campo debatalla, saliendo totalmente inocuo gracias a la distracción de su ejército, yordenó el lanzamiento de la bomba atómica, su impacto condena las tierras denuestro geoide planeta, y dejando una estela de semblante fungi, voceroapocalíptico del futuro de la humanidad.

¿Cuál es el propósito de esta calamidad? Dentro de latolerancia de cada gama cultural entre diferentes sociedades, siempre hanexistido “roces” morales, políticos y sociales. Qué ponían a una tórrida pruebade resistencia a ese endeble mural denominado “tolerancia” y “alianza” quehabía entre las diferentes sociedades, y parecía poder soportar hasta ahora conéxito cualquier escollo; pudiendo zanjar sus diferencias de manerapacífica.  Pero las relaciones se agravaron significativamente en la épocade la escasez de recursos naturales, consecuencia de una explotaciónindiscriminada para satisfacer las necesidades de la ajetreada y crecientepoblación humana. Comenzó la caótica era que tanto temían y advertían con granletanía naturalistas, científicos y pensadores.  Muchos países de tercermundo, dirigido por dictadores pseudosocialistas y derechistas extremosoportunistas, al poseer una ingente cantidad de tan preciados recursos aexplotar (selvas, ríos, yacimientos mineros etc.), ejercieron presióneconómica a países acaudalados de cualquier parte del mundo, para asísatisfacer esa abominable sed por riqueza material e inmuebles, llamado“avaricia”. Los países de primer mundo, por otra parte, elaboraban planes einvertían un presupuesto considerable para el ahorro de recursos naturales. Sinembargo, y a pesar de tomar de manera tardía medidas para confrontar taladversidad; la población seguía creciendo y a un ritmo más trepidante, eso apesar de los límites de población establecidos. Debido a las estrategias de losdictadores de países tercermundistas, en muchos de ellos, el pueblo se sublevócontra los mismos, no sin antes haber un derrame de sangre tan deleznable queno se veía en siglos anteriores, pero lograron perseverar y aceptaron unnuevo líder, mucho más conservacionista, anulando el comercio de sus recursos,dirimiendo las relaciones entre otros países; encapsulándose en nacionesindependientes y en usanza de sus recursos a disposición. En la totalimpotencia de llevar a cabo negociaciones con tales países de tercer mundo,tomaron esta medida como una especie de declaración de guerra, y no tardódemasiado la decisión de “purgar” aquellos países, ya en decadencia, paraasí reducir drásticamente la población y mantener su potencial a flote.

Y eso que, las naciones de primer mundo tuvieransuficientes recursos, nunca pondrían en peligro su superioridad económica,militar y política de cara a otros países competentes. Por ellorecurrieron a la violencia en un claro ápice de desesperación, masacrandonaciones enteras con cabezas nucleares y armas  biológicas, destruyendolegados de culturas e idiomas maternos, condenándose a la vez a sí mismos, aúnpremisos de las consecuencias de usar armas biológicas, y el impacto ambientalque eso conlleva.

Obviamente, las otras naciones no estaban nada contentas deesta drástica medida tomada por una superpotencia. Sobre todo por el hechode exterminar por completo potenciales países tercermundistas, a loscuáles estaban casi en abordar un acuerdo justo. Todo este asunto se resumió enuna guerra mundial, por la supremacía de los recursos naturales. El número dela población enervó a niveles alarmantes, la educación que se inculcaba afuturas generaciones era radical e irracional. De nuevo, “la supervivencia delmás fuerte” es el orden mundial establecido.

La religión con el tiempo ha sido relegada a unapráctica  de fe cuestionable, reducida a una amalgama universalmonoteísta,  divididas entre círculos elitistas y muchas veces enclandestinidad, para mantener así bajo su yugo los tesoros más valiosos resguardadosdurante más de dos mil años, y esto también implica hallazgos científicosrelevantes impulsados por religiosos.

Sólo el idioma más comercial pasó a ser el lenguaje únicocomún de la actual humanidad, los otros idiomas han sido relegados a sóloconocimientos innecesarios, de culturas enervadas por la guerra.

Como los enfrentamientos bélicos era el orden establecido,la tecnología quedó prácticamente anclada a siglos pasados, ya que pocosestaban dispuestos a trabajar en proyectos  independientes sin que se lesconsiderara traidores y podrían terminar en el patíbulo; en vez de eso, apenasganaban su sustento trabajando en mediocres proyectos para estudiar la duraciónde nuevas aleaciones metálicas o nimias mejoras tecnológicas, y esto no entusiasmabademasiado al equipo científico, la heurística  de los científicos se haido debilitando . La economía ameritaba en el trueque de recursos naturalesentre naciones aliadas; algunos magnates mantenían el presupuesto de la guerra,más por el hecho de que les convenía que como un deber “patriótico”, cuyasemántica de la palabra se mancilla cada vez más en la verborrea de los líderespolíticos.  

Durante décadas el mundo se mantuvo constante, los recursosnaturales y humanos llegaron a niveles críticos, y las tierras fértiles pasabana erosionar hasta transformarse completamente en eriales inhabitables; elimpacto sobre los mares ha sido casi inocuo, aumentando su volumen y ocupandoel 80% del planeta, el deshielo de de las gélidas tundras es consecuencia detal hecho. La fauna del ecosistema ha sido reducida a especies que sobreviven alas adversidades en las pocas zonas boscosas que aún sobrevivían a lasadversidades de la época. Lo que significaría una extinción masiva desde elcomienzo de la crisis de recursos naturales, la sobrepoblación y las guerraspor el dominio de las mismas. Sin embargo, en la era actual, no existe lasobrepoblación, el número de habitantes que tuvieron hace décadas atrás seredujeron desde billones a sólo 5 o 6 millones de habitantes. Muchospaíses dejaron de existir cuando las superpotencias purgaron a los detercer mundo, y otros establecieron un nexo. Ese nexo llegó a tal punto que lasnaciones pasaron desde cientos de países a sólo 4, cuyos nombres están basadosen los puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste. Y ya noexistían presidentes como líderes políticos, sino líderes absolutos en elpoder gracias al dominio militar. La caída de un líder supondría una derrotaabsoluta de la nación, pasando esta a manos de los victoriosos. Por ello,Akarrius, el hombre que solo conoce la violencia como el punto determinante dela prosperidad, es líder de la nación del Este y el Oeste. Llegó al poder hacedécadas gracias a sus súbitas acciones durante una guerra civil, llegando a unalto rango en el ejército, cuando la muchedumbre se alzaba en contra de loslíderes, armando una violenta hecatombe, debido a su cabal desesperación por lacarencia extrema de agua pura, vandalizado las represas en búsqueda de talpanacea; y a la final resultando su vaivén, ya que terminan pagando con susvidas. El militar también es participe de la purga de los paísestercermundistas y subdesarrollados, cuyo suceso fue el desencadenante da laactual guerra, y la dimisión de innumerables alianzas. El primero enactuar  en respuesta en contra de Akarrius en el momento de que éste seapoderó del país gracias al apoyo militar del ejército, fue Hazaerich, líderde gran carisma capaz de resolver problemas en donde amerita la violenciacon una brillante retórica, que tuvo el control en la nación del Norte. En unprincipio, Hazaerich trató de convencer a Akarrius de formar una total alianzaen beneficio del futuro de la humanidad, sin embargo, Akarrius veía a loslíderes como potenciales enemigos y propugnaba sin dilación la ley del másfuerte; así que Hazaerich solo recibió amenazas departe de Akarrius. Al ver quéla única salida era los conflictos bélicos, Hazaerich persuadió al líder dela nación del Sur para que se aliara con él, llamado Gremnis, un autócrata comoAkarrius, de alta alcurnia pero de pensamientos altruistas, siempre atento aresolver los incordios de su pueblo. Gracias al poder artístico de la retóricade Hazaerich, logró convencer a Gremnis que el exterminio de Akarrius pondríaun fin a todas las desgracias de la humanidad. En cuanto a Dermión, unextremista de la paz y humanista, líder de la nación del Oeste, se negó a lasproposiciones de Hazaerich, y quiso inmunizar a su nación de los escollos delas demás naciones y practica una protesta no violenta de cara a las demásnaciones justo como Gandhi lo logró en su época, pero la nación de Dermión erala más pobre de las 3 y de población más reducida, y no porque Dermión fuera unmal líder, de hecho, Dermión era un magnate que compartía sus riquezas con supueblo, pero ni siquiera sus riquezas y la economía eran suficiente manutenciónpara su población, y lo que lo encadenó a la miseria fue su absoluta decisiónde querer no tener nada que ver con  las demás naciones. Akarrius le teníaun enorme desdén a Dermión y sus opuestos ideales, es por ello que la nacióndel Oeste fue la primera en caer, más por el hecho de que el pueblo se unió aAkarrius, hartos de la pobreza y protestas infructuosas, sublevándose a supropio líder en aquel fatídico día del ataque de Akarrius, y desterrado de lanación del Este, casi a punto de morir en manos de su pueblo.

Dermión ahora forma parte de una ermita de religiosos,originados por la unificación de las culturas y el monopolio de un soloidioma en todas las naciones. Desprendiéndose de su extremismo pacifista, eideando un plan para terminar de manera tajante el escollo bélico entre lasnaciones, y construir los cimientos de una nueva y brillante era de lahumanidad.

Continuará…

Lester Knight: ¡Saludos, Desterrados!. Hoy tengo el placer de presentaros a un nuevo colaborador, el amigo Markov. Un colega que ha apostado por un ambicioso proyecto literario, narrando la historia de un futuro cercano y posible de nuestra civilización, en una serie de relatos que recorren las diferentes sociedades en decadencia, haciendo especial hincapié la historia de Utopía: el futuro de la humanidad.

Esta colaboración ha sido una idea de largo trayecto. Hace unos meses cuando conocí a Markov, le propuse que colaborara con el blog, a fin de que disfrutaramos con su literatura. Aceptó muy ilusionado y pronto me comentó que escribiría. Unas semanas después me envío el esbozo general de la obra, y me parece fantástico. Hoy hemos estrenado su introducción.

Un mundo consumido por los errores del hombre, que aún, a las puertas de la extinción, sigue guerrando por los viejos motivos que tanto nos han hecho sufrir, sin que se intuya la más mínima esperanza hasta el final…

Estoy muy contento de haber publicado esta colaboración. Espero que sea la primera muchas, y que nuestro querido amigo Markov, vea como su historia crece en calidad y lectores, capítulo a capítulo.

¡Un saludo a todos los Desterrados!Wink

Diario de un sueño – 04/12/08:

 
Gamefilia