• Sin categoría

    El Duque del Destierro – Capítulo III: Elmir, el Pirata; Seis, el Rebelde; Siete, el Fugitivo

    Susojos estaban bien abiertos, enfocaban, comprendían. Su menteleía las conciencias más cercanas con la mismanaturalidad que entraña respirar. A las pocas semanas entendíatodos los lenguajes que se hablaban en la estación. Fueentonces cuando sufrió por primera vez el rechazo de serdiferente, a manos de su propio padre: Elmir. Jamás dijo unapalabra en contra de su hijo, ni dejo de ayuda a Saxa a criarlo lomejor que supieron, dentro de sus limitaciones, pero, Sietesabía la verdad. Elmir lo consideraba una abominación,una criatura de un pasado que debería haber desaparecido parasiempre, y que ahora atemorizaba a mundos enteros. Además,estaba seguro de que moriría a los pocos años, debido alos juegos del Conde…

Gamefilia