Sin categoría

El Duque del Destierro – Capítulo IV: La Fuga

Siete manipulólas mentes de los guardias del turno de noche para que fueranincapaces de percibirlos durante unos segundos y avanzaronrápidamente hacia el muelle. A esas horas la vigilancia eramínima. Nadie esperaba altercados en el interior de Arcadia.Cada personalidad contaba con un ejército de guardianes y losindependientes se quedaban en su zona haciendo negocios de poco montaa la espera de un buen contrato, o simplemente disfrutando de losplaceres que ofrecía la estación.

El Duque del Destierro: Capítulo I | Capítulo II | Capítulo III

Sieteno tuvo ningún problema para manipular las mentes de losguardias que salieron a su paso. Eran simples humanos sin la menorresistencia natural ante un Mentalizador de su nivel. Sólotuvo que dormir a tres guardias que se resistían a lamanipulación sensorial durante el trayecto. La auténticadificultad estrivaba en el coste de energía psíquica.Se cansaba rápidamente y su cuerpo empezaba a presentarsintomas de agotamiento. Sangraba abundantemente por la nariz debidoal esfuerzo que le exigía a su cerebro, aunque, ironicamente,los rigores de la cámara de aislamiento psíquico lehabían conferido la resistencia necesaria para realizar lafuga que trataban de impedir.

Unavez el muelle, Saxa les condujó hasta una pequeña navecomercial abordada recientemente que ella misma habíarestaurado para la venta. Conocía los códigos decomunicación del amo para el que trabajaba. No teníanmás que ponerla en marcha, ponerse en la cola de lanzamiento,presentarse como los encargados de transportar la nave a sucomprador, y sería libres.

Susilusiones duraron lo que tardaron en encontrarse con el Conde Venomsentado en el puente de la mando de la nave comercial en compañíade tres Sszharon a los que Siete jamás habíavisto. Eran viejos, casi tanto como el propio cíborgsemihumano, y muy poderosos. Cuando intentó a la desesperadamanipular sus mentes, se rieron a carcajadas de él con aquelgruñido salvaje, grave y gutural cargado de muerte que losSszharon entienden por risa.

Notuvieron la menor oportunidad.

Lostres Sszharon, que más tarde supó, eran algunos de loslideres del clan, se abalanzaron sobre ellos a una velocidadendemoniada. Le propinaron un latigazo neuronal a carga completa, elprimero que sentía. Una descarga de fuego al sistema nerviosoque le hizo perder el control del cuerpo cayendo estrepitosamente alsuelo donde tuvo que completar una pesadilla que le acompañaríael resto de su corta vida: Elmir, su padre, golpeado por dos Sszharonque se lo intercambiaban en una sucesión brutal de puñetazosy zarpazos con sus garras, que acabó bruscamente despuéscon un puñetazo en la sien que le hizo creer que habíamuerto; y Saxa, altiva y orgullosa, insultando al Conde Venom,ignorando el abrazo paralizante al que le sometía el otroSszharon, quién se limitaba a clavar su mirada condisplacencia en Siete.

Laculpa es tuya, le decía su mirada. Aunque no podíaatravesar la barrera psíquica que le protegía para leersus pensamientos, tampoco le hacía falta para conocerlos. Losabía. Ahora comprendía que había caídaen su trampa desde el principio. El Conde Venom era consciente de quesus poderes iban aumentar después del examen. No habíaintervenido para conocer su respuesta. ¿Sería obedienteo desafiante? Captaba la amarga decepción que pesaba en sumirada afilada, y también el castigo que le iba a serimpuesto.

Uncastigo a las personas que amaba, sus padres.

Torturarona Saxa delante de él durante horas, disfrutando de su dolorosaimpotencia. Estaba atrapado en su propio cuerpo. Los nervioscolapsados por el latigo neuronal no hacían sino enviarleseñales de dolor lacerante ignorando sus órdenes.

CuandoSaxa perdió la consciencia por última vez, se lallevaron a las mazmorras de Arcadia y condujeron a Siete a la cámarade aislamiento psíquico. Abandonaron a Elmir a su suerte en elpuente de mando de la nave mercante, sin que les importara lo másmínimo sus fracturas múltiples y su estado comatoso.Era una moneda de cambio poco valiosa.

Alas puertas de la celda, El Conde Venom le dijo que sus nuevospoderes pertenecían a los Señores Piratas, no a él,y que dentro de unas horas realizaría un trabajo a la alturade sus nuevas condiciones. De su éxito o fracaso dependeríala vida de Saxa. A menos que consiguierá lo que pretendían,la ejecutarían ese mismo día.

Agotadoy desbordado por los acontecimientos y sin haber dormido, Sietesoportó el peor día de su vida en la cámara deaislamiento psíquico, bajo una dificultad propia de un adultoque estuvo a punto de matarlo. Sólo el deseo de salvar a sumadre le dio fuerzas para sobrevivir al infierno gelido en el que elmenor movimiento de su cuerpo era lucha contra una gravedadimplacable.

Cuandovinieron a buscarlo, los Sszharon no entraron, ni tampoco les hizofalta. Estaba desmayado en el suelo, apenas con vida, presentando unasevera hipotermía con signos de grave congelación endedos de manos y pies. Entró en su lugar un médico deesclavos sin la menor compasión en sus ojos vacuos, que ledevolvió la vida con la frialdad de quién repara unobjeto valioso, ignorando el dolor que le producía eltratamiento.

Sudespedida fue una droga que aumentaba los poderes psíquicos acosta de una pequeña parte de su vida. El violento despertarsensorial que le produjo escuchar los pensamientos de cientos dementes de Arcadia mezclado con el dolor de la droga, hizo que sevolviera a desmayar por segunda vez.

Alos guardianes Sszharon les importó bien poco.

Despuésde vestirlo con un uniforme más presentable, lo arrastraroninconsciente entre ambos por media estación hasta la zona ricapoblada por los Señores Piratas y sus asociados. Sede de losencuentros políticos y comerciales del más alto nivel.Un esplendor del que no llegó a ver el menor detalle, al nodespertar hasta encajar una bofetada del Conde Venom que casi learrancó la cabeza. Su aspera mano cibernética le golpeócon tanta fuerza que los labios se la partieron, llevándoseconsigo parte de la piel del rostro.

Estabanen una oscura cámara secreta cuadrada alumbrada con globos deluz blancos situados en lo alto de sus vertices, que parpadeabanrevelando el mal estado de la red eléctrica de la estación,quemada tras el último fracaso de Cuatro. A pesar detodos estos años, la huella psíquica permanecíaahí, al menos para sus sentidos. El suyo fue un finalprecipatado. Después de conseguir beneficios para los SeñoresPiratas con algunas sencillas manipulaciones mentales, no pudotraspasar la barrera mental de un Maestro de Esclavos extranjero querenegaba de la tentadora oferta del Conde Venom. Se marchó sinvenderle la valiosa mano de obra cualificada que le hubiera ayudado aaumentar la producción de su planeta minero. Acto seguido,entró echo una furia en la cámara secreta y le rompióel cuello a Cuatro bajo la atenta y anhelante mirada de losguardianes Sszharon.

Pordesgracia, Siete se jugaba algo más valioso que suvida.

Através de las imágenes holográficas de lareunión captadas por sensores ocultos en la lujosa sala denegocios acorazada, percibió miedo e inquietud. Algo impropiode los Señores Piratas. Temían a su interlocutor.

Muypronto, comprendió el por qué.

Continuará…

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: ¡Saludos, queridosamigos de Gamefilia! Hoy regreso a vosotros con un capítulomás de “El Duque del Destierro” tras la puesta en marchade la comunidad literaria de Destiérrame, descubriendo por finel lado más oscuro del Conde Venom y el verdadero alcance desus maquinaciones.

Siete, el enésimoMentalizador creado por él, ha fracasado en su futil intentode fuga, tal y como el Conde Venom había previsto desde unprincipio. Dicen que la experiencia es un grado, y tras los fracasosde los antiguos Esclavos Mentalizadores, el Conde Venom no estádispuesto a perder más tiempo y recursos con siervos de cortaduración, además de ineficaces. Ha tenido mucho tiempopara pensar en sus errores, comprendiendo que todos losMentalizadores se van a rebelar contra él; algo natural antesu evidente progresión psíquica natural, por lo queprecisaba de una cadena implacable que tender sobre el Mentalizador,una que no pudiera ni deseara romper.

Y esa cadena son los padres de Siete,sus escudos humanos. A diferencia de Siete, por másexcepcionales que sean, son personas comunes, sin poderes que marquenuna diferencia. Rehenes a los que puede manipular y quitar la vida asu antojo. Y por si Siete no tenía claro sus auténticasopciones de fuga, ya ha tenido su primer encuentro con PatriarcasSszharon, los mejores guerreros que han existo nunca. Rivales dignosde un Mentalizador, cuya resistencia mental natural les concede eltiempo necesario para derrotarlos en el plano físico, dondeningún humano convencional, ni siquiera un Mentalizador, puedeplantarles cara de igual a igual. Personajes que al igual que ElConde Sszharon van a ser profundizados en posteriores capítulos,después de la presentación de otro misterioso personajede la novela, uno de sus pilares centrales, y un enemigo formidableque hace temblar con su mera presencia a los Señores Piratasde Arcadia.

Bueno, queridos amigos de Gamefilia, medespido con algunas sugerencias literarias de cosecha propia y colaboraciones muy queridas quedeseo sean de vuestro agrado.

Feliz Año Nuevo, mi AmorCapítulo IV: El Cometa Rojo –Colaboración con Shaiyia en El Bosque Dormido | El ImpíoImperio del Norte continúa su particular celebración deaño nuevo invocando a los espíritus de los AntiguosVampiros Oscuros para librar su cacería de esclavos másbrutal, a la cual, en el capítulo de hoy se suman nuevos eintrigantes protagonistas al ritual.

El Conservador | La vida en Kronia através de las vivencias del último esclavo consciente delas cadenas impuestas por los depravados Dioses de las Estrellas.

Avalón – Capítulo I,por Lester Knight | Avalón – Capítulo II, por Baalard| Un relato compartido de Ciencia Ficción y Terror que hemosempezado a escribir en la comunidad literaria, al cual os invito aparticipar.

Falkenberg – El Vampiro Libertador –Edición Especial | Remake de un antiguo relato de MundoDestierro al que he realizado ciertas correcciones durante un ciclode relecturas que estoy haciendo, cara a nuevos relatos que quieroescribir pronto y que espero os gusten.

¡Un saludo a todos! Wink

Destiérrame - Tu Comunidad Literaria

Gamefilia