Una Agente Imperial en el Distrito Perdido

Bajola noche holográfica de Tharsis Prime, una arcaica ciudad estelarimperial, caía una lluvia artificial más fuerte de lo habitual,para purificar la atmósfera tóxica de la urbe industrial. La únicafuente de ingresos legal tras la avería del impulsor principal,ahora que yacía varada sin esperanza en una luna remota rica enmetales exóticos.

Loscondensadores del escudo que protegía la boveda urbana de laradiación solar exterior se descargaban produciendo rayosdeslumbrantes que azotaban los rascacielos más elevados, en sumayoría estructuras desnudas en ruinas, simbolo de una época másprospera, cuando sus habitantes soñaban con algo más que unospulmones mecánicos.

Ajenaa la inquietud de las nubes, la fuerza de los vientos y los oscurospresagios, una joven surcaba los aires a gran velocidad propulsadapor un disco gravitacional militar.

Unafigura solitaria invisible a miradas extrañas por la capa óptica deinfiltración que la cubría de los pies a la cabeza. Aquella nocheapenas podía mantener el equilibrio entre tantas turbulencias apesar de ir a pleno impulso. Cualquier otro miembro de la unidadespecial ya se hubiera precipitado al vacío. Milla era diferente

Siemprelo había sido.

Ellamisma había solicitado a sus superiores que ordenasen a losingenerios de Tharsis Prime invocar las condiciones más adversas,para luego ofrecerse a ser la agente destacada en el DiscoGravitacional. Sólo así el objetivo podría ser atraído a latrampa. Creyendo a los agentes imperiales permanecerían acuarteladoshasta el alba.

Seequivocaba.

Comoapoyo de Milla, dos helicópteros sigilosos penetraban en el distritoperdido a baja altura por las calles más angostas. Cualquierobservador casual pensaría que estaban patrullando una zonaconflictiva o de camino a una redada para capturar a traficantes deimplantes cibernéticos prohibidos, si es que llegaba a percatarse dela presencia de aquellos fantasmas.

Mientrasella continuaba ascendiendo hasta sobrevolar las agujas de losrascacielos más altos del distrito perdido. Podía sentir la energíaestática en el aire por donde hacía unos segundos había pasado unrayo, e incluso el intenso frío bajo cero de las alturas, además decada particula de la lluvia golpeando con violencia la superficie desu traje amplificador. No sólo potenciaba su físico y lo protegía,sino que llevaba su percepciones a nuevos niveles. El visor derealidad aumentada incorporado al casco estaba vinculado en tiemporeal a toda la red de Tharsis Prime con privilegio de administrador.Eso le permitía contemplar el mundo a plena luz en cualquiersentido. No tenía más pensarlo inconscientemente para que elordenador instalado en el traje hiciera el resto.

Lacantidad de estimulos y sensaciones eran tan desbordantes que Millaera la única agente imperial en la ciudad capaz de usar un trajeamplificador sin capar, ni llevar en su cuerpo la menor modificación.

Sumisteriosa sangre era todo lo que necesitaba.

Enel siniestro complejo de rascacielos gobernados por la banda decíborgs al margén de la ley la calma era aparente. Los guardianesrealizaban sus patrullas habituales, los drones inspeccionaban lossectores marginales, y los trabajadores de la ciudad se entregabandiversiones y distracciones con las que olvidar un duro einterminable día en las fábricas antes de regresar en apenas unashoras.

Nosería Milla quien les impediría buscar la efimera felicidad quecontenía la revolución social. Un visitante no autorizado era laauténtica razón de su presencia. Una compuerta exterior losuficientemente grande para permitir el paso a una nave de combate,no muy lejos del propio distrito perdido, había sido usada minutosantes.

Unarriesgado favor al que pocas veces se prestaban los criminalescíborg.

Teníaque ser él.

Nole hacía falta consultar la realidad aumentada de su casco parasaberlo. Milla lo sentía cerca, muy cerca. Oculto por un campo defuerza muy potente que ella podía atravesar. Tal vez seguía en elinterior de la nave de combate.

Desdelas alturas escaneando el horizonte hasta la compuerta con diferentessistemas de visión pudo captar el peculiar rastro residual de lanave. Ya no tenía ninguna duda. La huella indicaba que acababa desalir del hiperespacio. Quién contaría con semejante nave hoy endía salvo él.

Erauna suerte que nadie pudiera verla. Milla estaba temblando. Tras unavida de soledad soportando una diferencia que se esforzaba porocultar lo mejor que podía, la primera vez que se encontraba quizáscon un igual a ella, estaba obligada a detenerlo o acabar con él encaso de resistirse si era necesario.

Habíatanto que quería preguntarle, tanto que quería saber, tanto quenecesitaba decir, tanto que anhelaba compartir… pero no se hacíailusiones. Él no sería diferente a los demás. Otro lobodispuesto a explotarla en beneficio propio a cambio de ofrecerle unhogar al cual pertenecer, además de costear su siempre precariasalud.

Servíaa la Guardia Imperial en Tharsis Prime porque fueron los únicosinteresados en rescatarla de los callejones cuando estaba mediomuerta de frío y hambre, después de ser abandonada por su familiatras descubrir el despertar de su naturaleza.

Suscompañeros, los agentes imperiales, eran lo más parecido a unafamilia que tenía.

Razónpor la cual les había pedido que aquella noche no intervinieran alprincipio. Si la mitad de lo que aseguraban los informes acerca de éleran ciertos, se desataría una violencia ante la cual sólo valdríanrecursos extremos que Milla no quería revelar abiertamente.

Nuncamás volvería a ser considerada una de ellos después de eso…

Latemerían tanto como a él.

Eldisco gravitacional se detuvo en la plataforma de aterrizaje delrascacielos más alto del distrito perdido. La lluvia remitía. Atrásquedaba la incertidumbre. Un pensamiento fue suficiente para queMilla indicara al traje amplificador que iniciara el protocolo decombate. La superficie exterior se reconfiguraba, el generador deenergía pasaba al modo agresivo, los escudos se alzaban. Mientras sumúsica favorita sonaba a todo volumen un torrente de drogasexperimentales corría libre por sus arterias.

Atrásquedaba el frío, el miedo, la soledad, la duda y los fantasmas delpasado y del futuro.

Millaardía en el presente inmediato de la lucha.

Ensilencio, invisible, cargando su fúsil de asalto magnético bajo lacapa óptica de infiltración, Milla avanzó hasta detenerse en lacornisa del rascacielos. Ella contenía su fuerza interior para quenadie pudiera captarla. Él no era tan precavido. No estabaacostumbrado a tener cerca a alguien que pudiera sentirle nioponersele. Pero su visión oracular estaría alerta a la menorseñal.

Allíestaba, en un rascacielos contiguo un poco más bajo, en laplataforma de aterrizaje, el caza estelar de combate másimpresionante que Milla hubiera visto jamás. Desde cuyo interior unpulso de fuerza constante latía agitando la atmósfera mientras undestacamento de cíborg ponía a punto la máquina de combate.

Unareliquia del antiguo imperio galáctico en manos del rebelde másbuscado de la galaxia.

Sólounos escasos cientos de metros les separaban.

Unimportante cíborg había acudido a recibirlo, la cabina se abría,no tendría mejor oportunidad. Tenía que actuar antes de suscompañeros alcanzaran las alturas.

Millatomó aire y se precipitó al vacío, fúsil en mano, apuntando a suobjetivo.

Entoncessus miradas se cruzaron por primera vez.

Continuará…

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: ¡Saludos, Desterrados! Desde que publiqué el último relato hace una semana "Crónicas de un cautivo en la Ciudad sin Amanecer" estuve trabajando en otra historia relacionada con él, aún por publicar. Para descansar un poco de tal temática he andado revisando los apéndices del Éxodo, y eso me ha llevado a recordar personajes por los que tengo un gran cariño, los cuales, llevaban bastante años sin recibir una nueva historia desde "El Barón Negro".

Anoche, antes de dormir, me vino a la cabeza esta historia, y como la práctica sólo vuelve mediante la acción me puse a ello. Espero que os guste. Cualquier sugerencia o comentario es más que bienvenido.

¡Un saludo a todos! 😉

Crónica de un cautivo en la Ciudad sin Amanecer

Oculta entre las páginas rúnicas de un grimorio para iniciados en las artes oscuras, hemos hallado en una lengua vagamente humana la siguiente entrada.

Escribo estas líneas desde la torre flotante en la que he permanecido atrapado por más tiempodel que he sido capaz de mantener la voluntad de contarlo. Una vez perdida la esperanza tras infestar de marcas un tenebroso e interminablepasillo de basalto negro sin puertas ni ventanas. Aunque ahora mismo dudo de todo; incluso de mí mismo, pues, a veces, lo cruzo en apenas un suspiro, como si el espacio fuera algo manipulable para mí.

¿Son estós los primeros sintomas de que la transformación que experimento ha entrado en su recta final?

Quisiera poder creer que me estoy volviendo loco. Un mal benevolente en comparación con la cruenta realidad que debo afrontar. Lo sé demasiado bien. Es imposible negar los cambios reflejados en mí por aquel gigantesco espejo monolítico que tantas veces he golpeado con mis puños desnudos las suficientes veces para hendir mis manos y antebrazos con innumerables cicatrices. Aquella piel pálida como el alabrastro, las venas negras tanmarcadas que transportan sangre azul, los… tantos cambios, tantas ocasiones en que he roto el espejo para nada. Cuando regreso en lo que me parece el día siguiente, a aquella funesta habitación abierta en la cima de la noche eterna, cuyo único sentido del tiempo me llega por el bullicio de la ciudad inferior, el espejo vuelve a estar de nuevoahí, como una broma macabra de mis captores. Aunque tal vez tendría queempezar a llamarnos siniestros hermanos. Pues no tengo ninguna duda de lo que vería reflejado en el espejo ahora, si tuviera el valor de volvera exponerme a su cruel e implacable juicio.

Ni tan sólo soy capaz de escribir bien en mi propia lengua materna, si es que estás líneas sonel único testimonio de un pasado olvidado por mí, pues ni recuerdo de donde provengo ni que fui antes de estar aquí cautivo. Ellos, los innombrables, cuyo auténtico nombre ninguna garganta humana puede pronunciar sin desgarrar su alma, me han inducido cambios irremediables en mi ser para devenir un ciudadano más de la ciudad sin amanecer.

Se me ha dicho que mi existencia fue preservada porque mientras ardía el edificio que por entonces fue mi morada, entre el bosque de páginas ardientes flotantes escritas por mí; uno de ellos, como criaturas inclinadas por igual al arte que a la violencia, tuvo la idea de leer algunas de ellas mientras se consumían. No tuvo problemas en comprender una lengua desconocida para él horas antes. Había robado su conocimiento de la mente de un prisionero antes de permitirle arder entre las llamas atormentarlo más. Aquel brutal ser me condenó al peor de los destinos cuando ordenó al comando que me preservasen, pues era un buen narrador de historias. Un tesoro más valorado que cualquier material precioso por estas criaturas casi inmortales, maldecidas a existir a pesar de todas las circunstancias, las cuales todavía guardan cierta conexión con lo que undía fueron.

Simples mortales que descubrieron al dios silencioso casualmente durante su exploración del espacio profundo.

He estudiado su Alta Lengua Impía por más tiempo del que ninguna mente humana podría haber soportado con toda seguridad sin quebrarse, lo cual no es más que otro signo de cuan distante es aquel estado ya para mí. Y aunque empiezo a comprenderle a nivel elemental, aún estoy lejos de poder realizar las obras que se me han exigido presentar en el plazo indicado por la aquella funesta columna incandescente situada en mi dormitorio, para recordarme, que el día en que se extinga su luz lo hará mi propia vida, yque sere reemplazado por otro desdichado obligado a acometer la misma desesperada empresa.

A juzgar por el brillo cada vez más tenue de la columna apenas me quedan unos años.

Unos minutos bajo la perspectiva de seres habitados a sumirse en la más profunda de las muertes incorruptibles, mientras sus espíritus deambulan a través de lasesferas superiores. Al igual que la ciudad sin amanecer, la cual nunca permanece demasiado tiempo en la esfera fenoménica. Siempre surcando la infinita esfera de la voluntad de un ámbito a otro.

Desde no hace mucho hemos alcanzado un mundo terrestre del ámbito físico para proveernos de energía. Un proceso que porta la fatalidad para cualquier forma de vida del planeta. La Torre Arcana cubre la atmósfera del mundo con un denso manto de oscuridad, que transfiere toda la energía solar recibida a los acomuladores del interior.

Mientras, las civilizaciones mortales luchan por su supervivencia en vano. Siempre hayuna breve guerra. Siempre acuden a un mundo civilizado con una tecnología avanzada. Necesitan una clase de esclavos y diversión de lo más refinada para sus gustos. Aunque por más concesiones que realizan a sus débiles rivales el final siempre es el mismo. Nadie anclado a la razón como divisa ni a aquello a lo que se puede ver y demostrar es adversario para criaturas que conocen los secretos de todas las dimensiones e incluso del vacío.

La duración de la lucha se determina por el grado de diversión que ofrecen a sus conquistadores.

Parece que esta vez lacontienda merece la pena, pues veo constantemente las colosales naves negras sobrevolando al espacio inmediato al nivel de las torres flotantes, situado a miles de metros de altura de la superficie. Señal de que acuden diramente a asolar varios puntos del planeta en busca de botín y emoción. Algunas incluso presentan daños menores en el casco. Quizás estos mortales tengan ingenios atómicos y los hayan usado fútilmente contra la flota negra

El blindaje de las naves acorazadas es cuasi invulnerable y sus ocupantes son inmunes a lasradiaciones más elevadas, tras decenas de miles de años viajando por elfrío espacio. Todavía sorprende ver como manifiestan un estado tan primitivo de comportamiento y valores en todas las acciones que emprenden. Como si cada día, cada conquista, cada guerra fuera la primera. Aunque tal vez por eso sigan siendo tan fuertes, porque como criaturas tan longevas que únicamente su voluntad mide la duración de suexistencia, cuando eligen volver a vivir después de cada intervalo, lo hacen con una intensidad abrasadora.

El rugido de las celebraciones por la victoria es tan alto que las paredes de la torre flotante retumban triunfalmente. Es la quadrogésima tercera vez que cosechan este mundo sin que sus actuales habitantes tuvieran el menor recuerdo de las tragedías previas.

Ha transcurrido tanto tiempo desde la última vez que regresaron al ahora agónico mundo, que, para ellos, navegantes atrapados en la relatividad de viajes a través del cosmos cuyas deudas temporales se cuentan por milenios para los demás; que si bien sus víctimas han olvidado su presencia durante edadesperdidas más allá de un eco deformado en religiones primitivas muertas,para sus verdugos todavía permanece fresca en la memoria colectiva comouna hazaña cuasi presente.

El actual conocimientoque tengo de la Alta Lengua Impía es lo que más turba. Sé lo suficientepara entender entre sus enferverecidos cánticos exultantes que se jactan de como han quebrantado la resistencia de las sucesivas civilizadores desde la gloriosa resistencia de antaño. Hablan de guerreros combatiendo en masa sin la menor imaginación, ni la presencia de cualquier atisbo de un heroicidad. Como si fueran seres incapaces de luchar o razonar fuera de un guión establecido, confiando en que sus primitivos artefactos era cuanto necesitaban para derrotarlos. Compartían la impresión de que cada aniquilación masiva lejos de purificar la sangre de los supervivientes la había corrompido hasta la degeneración del ser interior. Algo que achacaban a que los más inteligentes de cada época habían elegido libremente convertirse en sus esclavos antes que luchar hasta la muerte.

La mayor paradoja que nunca llegarían a descubrir los últimos miembros de la presente resistencia a la desolación es que, parte de los implacables guerreros ante los que sucumbían, en realidad, una vez fueron sus antepasados.

Antes de ser transformados… como yo.

Quizás esa sea parte del secreto del éxito de los innombrables. Su capacidad de primero dominar y luego asimilar a aquellos que consideran dignos de respeto entre los suyos. Detrás de la siniestra sucesión de innumerables remesasde esclavos capturados había una razón superior a su absoluto desprecioa las máquinas y mentes pensantes. Mecanismos, según ellos, que atrofían a cualquier civilización disipando sus fuerzas naturales hasta devenir meros juguetes para sus creaciones.

Más de una vez habían llegado a mundos previos a la deuda temporal del viaje en estado floreciente, para hallar mundos procesados por hordas de máquinas sin alma, antes de ser extinguidas con la destrucción del sistema solar.

Tal era el poder de los innombrables.

Muy pronto, en cuanto los infames niveles bajo la superficie de la ciudad sin amanecer estuvieran atestados de esclavos, con los que nutrir la ingente necesidad de fuerza de trabajo de un pueblo que vive entregado a la guerra, la locura y el ensueño perpetuo, partiriamos de nuevo.

Confieso que he pensado en quitarme la vida demasiadas veces. Ni recuerdo las ocasiones que he consumido horas y horas en el umbral de la puerta de la torre al exterior. Un puente al vacío. Una caída vertiginosa a la ciudad de la superficie. Pero siempre me ha detenido la contemplación de la majestad de mis captores. Los moradores de la ciudad superior de las torres agujade barrocas fachadas volando entre ellas con una gracia inimitable. Es increible como careciendo de alas ni de la necesidad de ejecutar el menor movimiento, simplemente, con la mera proyección de su poder innatopueden propulsarse por los cielos con una seguridad que otorga su condición de inmortales, para quienes sus cuerpos son simples receptaculos de seres infinitamente más complejos en el tejido de las realidades.

Nunca vienen a verme cuando estoy despierto, ni siquiera cuando les observo desde los balcones exteriores de la torre o desde el umbral de la puerta principal. Entonces no hacen más que sonreirme con aquella expresión tancalculada suya que haría estremecerse a un demonio del abismo.

Vienen a mí durante elsueño, para revisar mis progresos y examinar mi mente desnuda ante su profundo escrutinio. Sabiendo lo cerca que había estado de saltar, en una ocasión, aún evoco el día en que, una de las hermanas, imprimió en una taza de mi estudio una experiencia del cautivo anterior a mí. Por uninstante fui él, tras haber saltado al vacío, en aquel momento de supremo dolor tras impactar contra el suelo, congelado en el tiempo, eternamente mantenido consciente por su oscura ciencia, para ser expuesto en una de las plazas de la ciudad sin amanecer como un recordatorio para los esclavos de que había cosas peores a su posición, eincluso, que la mía.

Nunca sabré si le permitieron descansar tras almacenar aquel instante, o sigue ahí como ejemplo. Pero hay días que entre los gemidos traídos por el viento hastamis oídos, tengo la impresión de escuchar uno súbitamente familiar, y entonces me estremezco aterrado. Morir por mi propia mano, desde luego, no es una opción. Ni siquiera nos conceden eso.

Pero estoy divagando demasiado. Sólo quería volver a escribir un momento en mi antigua lengua, antes de continuar mis estudios, por temor a olvidarla del todo;pues, si sucede, perderé lo único que me resta de mi antiguo ser. No necesito volver a mirarme en aquel maldito espejo para conocer mi verdadera aspecto. No ser capaz de aceptar la realidad es diferente a negar la evidencia. Mi inconsciente ya lo sabe; él ya es diferente, soy yo quien todavía no ha asimilado el cambio; aunque cada vez siento con más fuerza instintos que nunca fueron míos.

Instintos de los que no puedo hablar ni expresar en esta lengua.

Mi única esperanza es la función que me fue prometida durante mi primer día en la torre flotante de los iniciados. Iba a ser algo más que un creador de obras para los sangrientos amos. Su intención real era enviarme a futuros mundos por asolar para determinar cuales iban a ser perdonados. Desconozco el criterio por el que van a decidirse. Sólo me han dicho quesi consigo presentarles una historia genuinamente conmovedora, entonces, perdonarían a aquel mundo.

Esa fue la única vez que tuve el valor de hacerles una pregunta directa. “No queremos destruir sociedades que albergen el potencial para trascender lo común”

Tal contestación me haplanteado numerosos interrogantes. Desde entonces no he podido evitar observar que jamás han conquistado un mundo sin enfrentarse a una fuerteoposición en todos los campos. Como si las civilizaciones autóctonas decada mundo elegido ya hubieran estado inmersas en la guerra a gran escala entre ellas como algo habitual. Acaso ignoraban deliveradamente mundos más indefensos en nombre de cierta emoción o rasgo de sus gentes que causaba simpatía o piedad. Recuerdo una vez que, antes de aterrizar en mundo y desplegar el manto de oscuridad, por unos breves instantes, vi otro planeta muy cercano cuya cara nocturna mostraba grandes luces deurbes deslumbrantes aisladas entre sí, el cual fue perdonado. Pues trasconcluir la campaña, la ciudad sin amanecer, saltó al hiperpespacio nada más abandonar la órbita del mundo cosechado. Aquel parecía más grande y rico en recursos que el asaltado. No había ninguna razón lógicapara su conducta, a menos que no sean tan terribles como me imagino.

Me siento tan sólo, tan perdido. Mi mente se desgarra por momentos. He absorbido demasiada información en plena transformación. Quiero respuestas cuyo conocimientome atemoriza.

Apenas un ligero resquicio de humanidad perdura en mí.

Cada noche, justo antes de abrazar el esquivo sueño, cada vez con más fuerza, procedentes del corazón de la Torre Arcana, donde los Cuatro Brujos Inmortales permanecen en la cámara entre dos esferas, percibo sus mentes rozando lamía, como a uno más de sus oscuros hijos, bendiciéndome con el olvido del sueño por unas horas. Cada vez la sensación de que existe una conciencia colectiva inconsciente entre todos ellos es más fuerte.

Pronto me convirtiré definitivamente en un Vampiro Oscuro.

La Hermana Aethra ha decidido no intervenir por el momento, a la espera de la evolución del sujeto en sucesivas entradas, hasta que su destino sea sellado durante el transcurso de la inminente prueba en la que va a participar…

 Crónicas de Mundo Destierro:

 

¡Saludos,Desterrados!

Llevabamucho tiempo queriendo volver a estar entre vosotros, pero como noconseguía vencer el bloqueo en la escritura que tenía desde haceaños, he aguardado hasta que ayer de pronto algo cambio en mí.

Esterelato lo escribí ayer de manera improvisada. Espero que no sea sinoel primero de muchos 😉

¡Unsaludo a todos!

 

Un durmiente que despierta: Mundo Destierro reabre sus puertas

¡Saludos,queridos amigos de Gamefilia! Bienvenidos de nuevo a mi humilde blogde literatura. Crónica de un sueño que vuelvo a emprender: llegar aser escritor profesional algún día. Morada de una infinidad derelatos que deseo os hagan disfrutar con su lectura. Tanto lospropios como aquellos que buenos amigos en su tiempo tuvieron lagentileza de compartir conmigo en la comunidad literaria queformamos.

Enun ya lejano 2008 este blog inició su andadura con una sencillapretensión: compartir con todos vosotros los relatos que habíaescrito a lo largo de los años. Una experiencia que cambió mi vida,pues lo que en principio no quería ir más lejos de saber si a lagente le gustaban mis escritos, en cuestión de meses, se convirtióen un punto de encuentro con personas fantásticas a las que prontopude llamarlas amigos, que me empujaron a ir más allá de dondenunca jamás había soñado.

Laetapa inicial de ir publicando antiguos relatos tras pulirlos,gracias al ánimo de la comunidad de bloguera de Gamefilia, pasó ala escritura de nuevos, superando un bloqueo que me venía de lejos.Sin darme cuenta, a finales del primer año de vida del blog, ibacompletamente lanzado; y durante el segundo, tras unos cuantosrelatos independientes, me tire de cabeza a la empresa de escribir miprimera novela, cuyo inició podéis ver publicado en las entradasanteriores a esta.

Lasensación de que mi sueño estaba más cerca que nunca, con elprimer borrador de la novela casi completado, se desvaneció de golpetras un trágico suceso. Un ser muy querido para mí cayó gravementeenfermo. Nuestra vida se convirtió en una lucha por seguir adelante.Y aunque no escribí nada durante mucho tiempo, fui memorizando todocuanto se me ocurrió, con la esperanza de darle vida en tiemposmejores.

Unaño después, con viejos y nuevos amigos de Gamefilia, intentevolver a la escritura creando la comunidad literaria de Destiérrame,como una forma de volver a andar el camino sin presiones. El apoyorecibido por parte de todos fue brutal. Y aunque comenzo muy bien anivel de colaboraciones, visitas y comentarios, la iniciativa no tuvocontinuidad. Yo mismo fui el primero en abandonarla. Me avergonzóprofundamente dejar colgados a tantos amigos que habían puesto susilusiones en ello, pero lo que parecían buenos tiempos, setransformó de pronto en una eternidad de idas al hospital, nochessin dormir temiendo lo que pudiera suceder, luchando más allá decualquier línea de agotamiento. Fueron meses, años, en los quenecesité recogerme, evadirme y centrarme en el presente másinmediato, lo único que realmente importaba.

Lobueno es que mereció la pena. Esa persona tan querida para mí,ahora puedo decir felizmente que se ha recuperado. Volvemos a vivirtan alegres o más que antes del incidente. La vida nos ha dado unasegunda oportunidad.

Desdehace unos meses que las cosas comenzaron a ir mejor, pero reconozcoque me ha costado mucho volver a la normalidad. Me habíaacostumbrado a unas rutinas que me hacían sentir extraño al tratarde disfrutar de la vida o hacer algo que me gustase. Era como volvera casa después de librar una guerra. Lo único bueno que hice ademásde estar ahí fue ingresar en la universidad. Cuando era joven fuidemasiado impaciente para cursar una carrera, y ahora, al verme contantas noches por delante, pensé que estaría bien sacar algo buenode todo esto, así que me puse a estudiar Historia. Y debo decir queme ha encantado. Tanto que si tengo oportunidad quiero doctorarme enHistoria Antigua.

Lacuestión es que de todas las cosas que hacía antes, escribir era loúnico que me faltaba por hacer. Veía muy díficil volver a recordartoda mi obra, recuperar la técnica y práctica de antes, evolucionarlos conceptos que llevan años gestándose en mi cabeza, y recuperarlos buenos amigos y lectores que tenía entonces. Quizás lo máscomplicado. Pues fue un momento irrepetible.

Perosi algo he aprendido es que voluntad, pasión, cariño y constanciase puede conseguir cualquier cosa. Así que partiendo de cero hedecidido volver a abrir el blog. Lo único que pretendo es recuperarel contacto con el mayor número de viejos amigos posibles, hacer denuevos, y volver a hacer girar la rueda.

Ennavidades estuve tentado a abrir el blog. Aunque me di cuenta que loprimero era reencontrarme con mi obra, Mundo Destierro. He organizadogran parte de los apéndices y relatos, leído los esenciales paraempezar, reeleido antiguos relatos para recuperar viejas sensaciones.Sólo me faltaba lo más importante: decidir por dónde empezar.

Bientiraba por el proyecto de la novela cuyo borrador apenas vio la luz;bien me decantaba por Falkenberg, quizás el personaje favorito delos lectores de antaño; o bien regresaba a Remdall, el personajeprincipal de la primera época de Mundo Destierro, algo pocopublicado en el blog.

Yha ganado el corazón: he elegido a Remdall, el cazador de almas. Nosólo quiero volver a escribir y reabrir el blog, quiero volver acasa con todas las letras: pasear por aquel mundo gélido y decadenteen el que la civilización toca a su fin, y sólo los últimosdescendientes de la Antigua Sangre pueden salvarla del regreso defuerzas largo tiempo olvidadas; cuyos heraldos, espectros capaces deposeer a seres vivos, buscan la manera de despertar a los durmientes.Mientras naciones y razas se hacen la guerra por las ambiciones desiempre, los espectros campan a sus anchas, sembrando el conflicto yel caos por todas partes. Remdall es uno de los pocos seres humanoscapaces de verlos y combatirlos. Pero el suyo es un arte perdido quenadie puede enseñarle y sus creencias son juzgadas criminales, puesrepresenta el último vestigio de una cultura que fue aniquilada porel temor que suscitaba su majestuoso poder. Así, marginado poraquellos que debe salvar, por no decir perseguido, vive a caballoentre la civilización y el mundo más salvaje e inhospito, entre loque queda de las últimas grandes ciudades del mundo y las ruinas deaquellas largo tiempo perdidas, en un mundo cuyo sol es mortal ycuya noche invoca a la oscuridad más siniestra.

Emprendereste proyecto de nuevo por un lado me produce vertigo. La cantidad deesfuerzo necesario para volver a donde estaba es ingente. Pero lacerteza de que gracias a estos años de estudio y reflexión puedohacer de Mundo Destierro algo mejor de lo que era antes me ánimaenormemente.

Voya ir poniendo freno a esta presentación. Si algo me caracterizóantes fue ser abierto con mis lectores. Voy a procurar volver aserlo, con la esperanza de dar una alegría a viejos amigos y deimplicar a nuevos. Por lo que he visto Gamefilia no pasa por su mejormomento. En nombre de los buenos recuerdos me he decidido a volver ydar una oportunidad a que suceda algo sorprendente, inesperado. Siencuentro lectores y comentarios, tened por seguro que empezaré apublicar viejos relatos y os presentaré algo nuevo tan pronto comoeste listo para ser visible. Aunque me va a costar un poco. Tengo quevolver a aprenderlo todo. Llevo la "L" de novato.

Sialgún nuevo lector se siente interesado por darle una oportunidad aMundo Destierro, le recomiendo visitar la sección índice de"Crónicas de Mundo Destierro" donde encontrará todos losrelatos ya clasificados según época, lugar y personajes.

Tambiénos recomiendo leer especialmente las siguientes historias, pues tengointención de completar su publicación, todavía pendientes de laetapa anterior

Dueloal Sol es el primer relato que escribí acerca del personaje deRemdall. Narra las horas finales del enfrentamiento del personajecontra un espectro al que ha combatido desde hace muchos años, conel que comparte un vinculo muy especial. Es el único que ha logradoposeerlo a él también. Nos encontramos a un cazador de almas yamaduro, que ha aprendido su oficio y desarrollado gran parte de sutalento.

Porel contrario, el relato que estoy preparando es una inversión entoda regla. En él un Remdall joven e inexperto, desbordado frentelos últimos acontecimientos, no es el perseguidor, es la presa delmismo espectro que en "Duelo al Sol" Una historia máspausada, no exenta de acción, en la que os quiero empezar aintroducir en Mundo Destierro de verdad. Su título provisional es"El Bastión del Invierno"

FelizAño Nuevo, mi Amor es un tanto especial. Describe la peculiar manerade celebrar el año nuevo por parte de los Vampiros Oscuros, la másímpia de las razas de Mundo Destierro, desde la perspectiva de unesclavo liberado a fin de darle la oportunidad de escapar yparticipar en el gran juego anual.

ElDuque del Destierro es el borrador del que quizás fue mi mayor logroliterario. La historia de un joven mentalizador, Siete, una personacon poderes mentales extraordinarios, creada, educada y controlada enuna estación espacial pirata como una herramienta del Conde Venom,un cíborg, dentro de la voragine de acontecimientos que se sucedenen el Imperio Galáctico, convulsionado por la rebelión de parte dela nobleza de los Inmortales Posthumanos contra el Emperador. Épocaen la que los Mentalizadores han caído en desgracia, llegandoprácticamente a extinguirse. Aquel que ahora posea uno a su serviciopuede cambiar el curso de la historia. ¿Podrá Siete sobrevivir alos rigores del Conde Venom. ¿Será capaz el Maestro Cíborg de continuardominando la fuerza más temida del Imperio? ¿Realmente handesaparecido los Mentalizadores?

Osdeseo de corazón que paséis un buen rato en este blog, sea cual seavuestra pretensión. Disculpad si mi entrada ha sido larga en exceso.Después de cuatro años de ausencia quieres hacerlo tan bien,partiendo de semejante grado de oxidación, que o me lanzaba decabeza ilusionado, dispuesto a improvisar sobre la marcha, o mequedaba paralizado. Así que tocaba dar un paso al frente.¡Bienvenidos, Desterrados! 

¡Unsaludo! 

El Duque del Destierro – Capítulo IV: La Fuga

Siete manipulólas mentes de los guardias del turno de noche para que fueranincapaces de percibirlos durante unos segundos y avanzaronrápidamente hacia el muelle. A esas horas la vigilancia eramínima. Nadie esperaba altercados en el interior de Arcadia.Cada personalidad contaba con un ejército de guardianes y losindependientes se quedaban en su zona haciendo negocios de poco montaa la espera de un buen contrato, o simplemente disfrutando de losplaceres que ofrecía la estación.

El Duque del Destierro: Capítulo I | Capítulo II | Capítulo III

Sieteno tuvo ningún problema para manipular las mentes de losguardias que salieron a su paso. Eran simples humanos sin la menorresistencia natural ante un Mentalizador de su nivel. Sólotuvo que dormir a tres guardias que se resistían a lamanipulación sensorial durante el trayecto. La auténticadificultad estrivaba en el coste de energía psíquica.Se cansaba rápidamente y su cuerpo empezaba a presentarsintomas de agotamiento. Sangraba abundantemente por la nariz debidoal esfuerzo que le exigía a su cerebro, aunque, ironicamente,los rigores de la cámara de aislamiento psíquico lehabían conferido la resistencia necesaria para realizar lafuga que trataban de impedir.

Unavez el muelle, Saxa les condujó hasta una pequeña navecomercial abordada recientemente que ella misma habíarestaurado para la venta. Conocía los códigos decomunicación del amo para el que trabajaba. No teníanmás que ponerla en marcha, ponerse en la cola de lanzamiento,presentarse como los encargados de transportar la nave a sucomprador, y sería libres.

Susilusiones duraron lo que tardaron en encontrarse con el Conde Venomsentado en el puente de la mando de la nave comercial en compañíade tres Sszharon a los que Siete jamás habíavisto. Eran viejos, casi tanto como el propio cíborgsemihumano, y muy poderosos. Cuando intentó a la desesperadamanipular sus mentes, se rieron a carcajadas de él con aquelgruñido salvaje, grave y gutural cargado de muerte que losSszharon entienden por risa.

Notuvieron la menor oportunidad.

Lostres Sszharon, que más tarde supó, eran algunos de loslideres del clan, se abalanzaron sobre ellos a una velocidadendemoniada. Le propinaron un latigazo neuronal a carga completa, elprimero que sentía. Una descarga de fuego al sistema nerviosoque le hizo perder el control del cuerpo cayendo estrepitosamente alsuelo donde tuvo que completar una pesadilla que le acompañaríael resto de su corta vida: Elmir, su padre, golpeado por dos Sszharonque se lo intercambiaban en una sucesión brutal de puñetazosy zarpazos con sus garras, que acabó bruscamente despuéscon un puñetazo en la sien que le hizo creer que habíamuerto; y Saxa, altiva y orgullosa, insultando al Conde Venom,ignorando el abrazo paralizante al que le sometía el otroSszharon, quién se limitaba a clavar su mirada condisplacencia en Siete.

Laculpa es tuya, le decía su mirada. Aunque no podíaatravesar la barrera psíquica que le protegía para leersus pensamientos, tampoco le hacía falta para conocerlos. Losabía. Ahora comprendía que había caídaen su trampa desde el principio. El Conde Venom era consciente de quesus poderes iban aumentar después del examen. No habíaintervenido para conocer su respuesta. ¿Sería obedienteo desafiante? Captaba la amarga decepción que pesaba en sumirada afilada, y también el castigo que le iba a serimpuesto.

Uncastigo a las personas que amaba, sus padres.

Torturarona Saxa delante de él durante horas, disfrutando de su dolorosaimpotencia. Estaba atrapado en su propio cuerpo. Los nervioscolapsados por el latigo neuronal no hacían sino enviarleseñales de dolor lacerante ignorando sus órdenes.

CuandoSaxa perdió la consciencia por última vez, se lallevaron a las mazmorras de Arcadia y condujeron a Siete a la cámarade aislamiento psíquico. Abandonaron a Elmir a su suerte en elpuente de mando de la nave mercante, sin que les importara lo másmínimo sus fracturas múltiples y su estado comatoso.Era una moneda de cambio poco valiosa.

Alas puertas de la celda, El Conde Venom le dijo que sus nuevospoderes pertenecían a los Señores Piratas, no a él,y que dentro de unas horas realizaría un trabajo a la alturade sus nuevas condiciones. De su éxito o fracaso dependeríala vida de Saxa. A menos que consiguierá lo que pretendían,la ejecutarían ese mismo día.

Agotadoy desbordado por los acontecimientos y sin haber dormido, Sietesoportó el peor día de su vida en la cámara deaislamiento psíquico, bajo una dificultad propia de un adultoque estuvo a punto de matarlo. Sólo el deseo de salvar a sumadre le dio fuerzas para sobrevivir al infierno gelido en el que elmenor movimiento de su cuerpo era lucha contra una gravedadimplacable.

Cuandovinieron a buscarlo, los Sszharon no entraron, ni tampoco les hizofalta. Estaba desmayado en el suelo, apenas con vida, presentando unasevera hipotermía con signos de grave congelación endedos de manos y pies. Entró en su lugar un médico deesclavos sin la menor compasión en sus ojos vacuos, que ledevolvió la vida con la frialdad de quién repara unobjeto valioso, ignorando el dolor que le producía eltratamiento.

Sudespedida fue una droga que aumentaba los poderes psíquicos acosta de una pequeña parte de su vida. El violento despertarsensorial que le produjo escuchar los pensamientos de cientos dementes de Arcadia mezclado con el dolor de la droga, hizo que sevolviera a desmayar por segunda vez.

Alos guardianes Sszharon les importó bien poco.

Despuésde vestirlo con un uniforme más presentable, lo arrastraroninconsciente entre ambos por media estación hasta la zona ricapoblada por los Señores Piratas y sus asociados. Sede de losencuentros políticos y comerciales del más alto nivel.Un esplendor del que no llegó a ver el menor detalle, al nodespertar hasta encajar una bofetada del Conde Venom que casi learrancó la cabeza. Su aspera mano cibernética le golpeócon tanta fuerza que los labios se la partieron, llevándoseconsigo parte de la piel del rostro.

Estabanen una oscura cámara secreta cuadrada alumbrada con globos deluz blancos situados en lo alto de sus vertices, que parpadeabanrevelando el mal estado de la red eléctrica de la estación,quemada tras el último fracaso de Cuatro. A pesar detodos estos años, la huella psíquica permanecíaahí, al menos para sus sentidos. El suyo fue un finalprecipatado. Después de conseguir beneficios para los SeñoresPiratas con algunas sencillas manipulaciones mentales, no pudotraspasar la barrera mental de un Maestro de Esclavos extranjero querenegaba de la tentadora oferta del Conde Venom. Se marchó sinvenderle la valiosa mano de obra cualificada que le hubiera ayudado aaumentar la producción de su planeta minero. Acto seguido,entró echo una furia en la cámara secreta y le rompióel cuello a Cuatro bajo la atenta y anhelante mirada de losguardianes Sszharon.

Pordesgracia, Siete se jugaba algo más valioso que suvida.

Através de las imágenes holográficas de lareunión captadas por sensores ocultos en la lujosa sala denegocios acorazada, percibió miedo e inquietud. Algo impropiode los Señores Piratas. Temían a su interlocutor.

Muypronto, comprendió el por qué.

Continuará…

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: ¡Saludos, queridosamigos de Gamefilia! Hoy regreso a vosotros con un capítulomás de “El Duque del Destierro” tras la puesta en marchade la comunidad literaria de Destiérrame, descubriendo por finel lado más oscuro del Conde Venom y el verdadero alcance desus maquinaciones.

Siete, el enésimoMentalizador creado por él, ha fracasado en su futil intentode fuga, tal y como el Conde Venom había previsto desde unprincipio. Dicen que la experiencia es un grado, y tras los fracasosde los antiguos Esclavos Mentalizadores, el Conde Venom no estádispuesto a perder más tiempo y recursos con siervos de cortaduración, además de ineficaces. Ha tenido mucho tiempopara pensar en sus errores, comprendiendo que todos losMentalizadores se van a rebelar contra él; algo natural antesu evidente progresión psíquica natural, por lo queprecisaba de una cadena implacable que tender sobre el Mentalizador,una que no pudiera ni deseara romper.

Y esa cadena son los padres de Siete,sus escudos humanos. A diferencia de Siete, por másexcepcionales que sean, son personas comunes, sin poderes que marquenuna diferencia. Rehenes a los que puede manipular y quitar la vida asu antojo. Y por si Siete no tenía claro sus auténticasopciones de fuga, ya ha tenido su primer encuentro con PatriarcasSszharon, los mejores guerreros que han existo nunca. Rivales dignosde un Mentalizador, cuya resistencia mental natural les concede eltiempo necesario para derrotarlos en el plano físico, dondeningún humano convencional, ni siquiera un Mentalizador, puedeplantarles cara de igual a igual. Personajes que al igual que ElConde Sszharon van a ser profundizados en posteriores capítulos,después de la presentación de otro misterioso personajede la novela, uno de sus pilares centrales, y un enemigo formidableque hace temblar con su mera presencia a los Señores Piratasde Arcadia.

Bueno, queridos amigos de Gamefilia, medespido con algunas sugerencias literarias de cosecha propia y colaboraciones muy queridas quedeseo sean de vuestro agrado.

Feliz Año Nuevo, mi AmorCapítulo IV: El Cometa Rojo –Colaboración con Shaiyia en El Bosque Dormido | El ImpíoImperio del Norte continúa su particular celebración deaño nuevo invocando a los espíritus de los AntiguosVampiros Oscuros para librar su cacería de esclavos másbrutal, a la cual, en el capítulo de hoy se suman nuevos eintrigantes protagonistas al ritual.

El Conservador | La vida en Kronia através de las vivencias del último esclavo consciente delas cadenas impuestas por los depravados Dioses de las Estrellas.

Avalón – Capítulo I,por Lester Knight | Avalón – Capítulo II, por Baalard| Un relato compartido de Ciencia Ficción y Terror que hemosempezado a escribir en la comunidad literaria, al cual os invito aparticipar.

Falkenberg – El Vampiro Libertador –Edición Especial | Remake de un antiguo relato de MundoDestierro al que he realizado ciertas correcciones durante un ciclode relecturas que estoy haciendo, cara a nuevos relatos que quieroescribir pronto y que espero os gusten.

¡Un saludo a todos! Wink

Destiérrame - Tu Comunidad Literaria

Destiérrame – Tu Comunidad Literaria: Presentación & Inaguración

¡Saludos, queridosamigos de Gamefilia! Sed bienvenidos a un pequeño sueñoque hemos forjado desde el cariño, la ilusión y laamistad, deseando compartir la pasión que nos une por laliteratura con todos vosotros, con la voluntad de crear un espaciocomún en el que expresar nuestras inquietudes literarias. Unaaventura que comenzó a gestarse como una idea, motivada por unsentimiento de gratitud hacia la gente tan fantástica quepuebla Gamefilia, y que ha llegado a buen puerto, precisamente, porel apoyo de grandes amigos cuyos nombres conocéis Very Happy

Desde que ingreséen Gamefilia, descubriendo gente maravillosa, gracias a cuyo apoyoMundo Destierro ha vivido su mejor época, llegando hasta dondenunca creí posible, he sentido el deseo de devolver talcantidad de amistad y ánimo, de manera que pueda ayudar a lagente que disfruta de la literatura, tanto como me habéisayudado a mí Wink

Y ese deseo, gracias a laayuda de amigos con mayúsculas, es Destiérrame.

Una Comunidad compuestapor tres páginas web –Noticias, Blog y Foros-, con la voluntadde servir como medio de expresión, colaboración ypromoción entre amigos de la literatura que llevamos dentro; ala que, desde este mismo momento, estáis invitados a formarparte, deseando de corazón que disfrutéis de laestancia y la compañía Mr. Green

¿Cuáles sonlas páginas de Destiérrame?

> DestiérrameNoticias:

destierrame noticias

Es una página devotación de noticias literarias, ideada para compartir tushistorias favoritas o participar con comentarios y votos, disfrutando de los grupos de lectura, a los que se pueden enviar lasnoticias según se envían, de modo que puedas elegir elcontenido que deseas leer.

El objetivo de la páginaes ofrecer la oportunidad de compartir las lecturas que másnos gustan desde cinco categorías abiertas a todas tusinquietudes: Literatura, Editorial, Noticias, Comunidad y Bitácoras;pudiendo desde por ejemplo, publicar el último relato que hasleído o escrito, mostrar la reseña literaria que másjusticia hace a un libro por el que sientes un afecto especial,compartir la actualidad del mundo literario mediante sus noticias yartículos y reportajes más destacados, presentar lasiniciativas o concursos literarios que estás preparando, o dara conocer tus páginas literarias favoritas incluyendo la tuyapropia… Wink

Con la ventaja de ser unapágina de noticias dedicada exclusivamente a la literatura,que diariamente elige una portada para dar la mayor cobertura a sushistorias más destacadas, seleccionadas en función dela calidad que atesoran y por los votos y comentarios recibidos delos compañeros. Y el motivo de la primera propuesta que tengopara todos vosotros, mis queridos amigos de Gamefilia: vamos a elegirla primera portada de Destiérrame Noticias hoy mismo. Es muyfácil participar, piensa en la noticia literaria que máste haya gustado, sea un relato, reseña, iniciativa…regístrate en la página de noticias y envía tuhistoria. Cerca de las 12 de la noche, después de leervuestras historias, con sus votos y comentarios recibidos, elegiremosla portada, vuestra portada Very Happy

> DestiérrameBlog:

destierrame blog

Es el blog compartido dela comunidad, nacido con el deseo de convertirse en un punto deencuentro de escritores, desde el más aficionado al másconsagrado, con el ideal de compartir nuestras obras con loslectores, enseñarnos mutúamente, forjar amistades,homanejar a nuestros autores favoritos publicando algunos de sustextos más memorables -siempre que sean de dominio público,por supuesto- y sobre todo, ofrecer a cualquier escritor con ganas depresentar su obra entre amigos, la oportunidad de hacerlo en nuestraplataforma común, donde va a recibir el apoyo y el entusiasmoque merece Wink

Ahora mismo, somos cuatroplumas en el blog compartido, amigos de Gamefilia, y nos gustaríaque fueramos más para disfrutar de la literatura de otroscompañeros, por lo que, estáis invitados a ingresar ennuestro humilde blog. Es tan sencillo como registrarse en él ydecir que deseas unirte, en unos minutos tendrás los permisospara publicar y sentirte uno más de la comunidad Mr. Green

Quiero aprovechar laocasión de la presentación para agradecer elinestimable apoyo recibido por parte de mis compañeros deconjura, que han sabido guardar el secreto, darme ánimos cadadía y dar vida a las páginas con contenidos tanestupendos como los actuales del blog -lecturas imprescindibles- queos paso a detallar a fin de tentaros: 

Bécquer – RimaVII

Robert E. Howard – LaPiedra Negra

Schiller – La Particiónde la Tierra

H.P. Lovecraft & Kenneth Sterling – En los Muros de Erix

Lord Dunsany – La Hija del Rey del Páis de los Elfos

Edgar Allan Poe – LaMáscara de la Muerte Roja

Oscar Wilde – El GiganteEgoísta

Y de un servidor: ElÚltimo Atardecer, Reintegración y Feliz AñoNuevo, mi Amor

Claros ejemplos de lavoluntad que tenemos de compartir lo mejor de nuestras propias obrasy nuestros clásicos favoritos –de lo que tengo que enfatizaral respecto, que apoyamos la difusión de obras de DominioPúblico, véase, cuyo autor ha fallecido hace 70 añoso más, por ende, libre de derechos de autor, como un medio depromoción de la cultura popular de nuestra civilización;pero, que estamos rádicalmente en contra de violar losderechos de autor, por lo que cualquier publicación en laspáginas de Destiérrame que vulnere la propiedadintelectual, será eliminada de inmediato y el usuarioresponsible será baneado-, con la finalidad de convertir elblog compartido en un lugar acogedor donde disfrutar de la mejorliteratura, sea casera o universal, al que siempre seréisbienvenidos Very Happy

> DestiérrameForos:

destierrame foros

Es el foro de lacomunidad, su corazón, el punto de encuentro para todos losamantes de la literatura y los amigos que formamos Destiérrame.El lugar donde hablar y vivir la literatura en su máximaexpresión. Originalmente concebido para ayudar a todasaquellas personas que deseen promocionar sus historias en la páginade noticias, que precisen de un rincón donde publicarpreviamente el texto, compartiéndolo al mismo tiempo con loscompañeros de los foros, de manera que la finalidad deDestiérrame pueda cumplirse: ayudar a cualquier aficionado ala literatura a disfrutarla en compañía Wink

Es también el lugardesde el que debatir, expresarse, presentarse y realizar cualquierconsulta o sugerencia -además del escóndite de R’lyeh,la mítica ciudad de H.P. Lovecraft Mr. Green, como podéisapreciar en la imagen- en el que hemos habilitado subforos parapublicar relatos de usuarios, autores universales -que sean dedominio público, insisto- reseñas literarias de tuslibros favoritos, y un taller literario para ayudarnos mutuamente enla escritura de nuestras obras, exponiendo los borradores o pidiendoopiniones de guiones, técnicas… que no son sino el principiode las actividades que deseamos desempeñar en el foro, lascuales se irán incrementando según la familia de losDesterrados crezca y realice sus propuestas y actividades propias Very Happy

Un par de ejemplos de lasiniciatias que queremos llevar a cabo en el foro son: la revistaliteraria online –idea estupenda de ErikAdams, que apoyamos al 100%-a la que le faltan más colaboradores que aporten sus textos eilusión; por lo que ya sabéis, si queréisparticipar y uniros a nosotros a la inicitiva… ¡registraos enel foro! Se buscan escritores y gente con muchas ganas y entusiasmo Wink

Y otro ejemplo deiniciativa en el foro -más modesta- es la de escribir relatoscompartidos, véase, de múltiples autores, que se vayanturnando para escribir una historia improvisada, de la que he creado“Avalón”, un relato de Ciencia Ficción y Terrorambientando en una misteriosa nave estelar colonial rumbo hacia unagujero negro tras los extraños sucesos acaecidos despuésdel rescate de un antiguo artefacto alienigena… cuyo primercapítulo estás invitando a continuar, sea escribiendoel segundo, el tercero… tu decides Mr. Green

Sed bienvenidos aDestiérrame, queridos amigos de Gamefilia. Deseamos de corazónque el proyecto os guste y que tengáis el gusanillo departicipar. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para seguirmejorando día a día y evolucionar el conceptoregularmente. Ahora mismo las páginas funcionan bajo suprimera versión. Y estoy trabajando para acabar de pulir losúltimos detalles, pensando ya en la segunda versión quevendrá dentro de algunos meses con más novedades. Sonlas primeras páginas web que he creado jamás, pero hepuesto lo mejor de mí para que funcionen, os sirvan de ayuda ytransmitan el cariño con el que han sido creadas Wink

Llega el momento de losagradecimientos, que son muchos, pues Destiérrame no hubierasido posible sin el apoyo de auténticos amigos que han estadoahí en los días buenos y malos, animando sin pararcuando las cosas iban bien y cuando todo iba de mal peor, prestándosea testear las páginas desde sus frases más tempranas, ydándoles vida con sus inestimables colaboraciones mientrastrabajaba en las últimas fases del proyecto.

Desconozco el éxitoque tendrá Destierrame, es incierto, como la vida misma. Perome siento muy satisfecho y orgulloso de haber tenido compañerostan excelentes desde el inicio. Pase lo que pase ha sido un triunfode la amistad que siempre llevaré en mi corazón.Gracias, amigos míos:

Morgennes, ErikAdams,Markov, Shaiyia y a los demás -ya sabéis quienes sois-que habéis estado ahí para realizar vuestra aportación,o que os habéis ofrecido desinteresamente para ayudarnos en loque hiciera falta. Un fuerte abrazo y gracias! Very Happy

Tampoco quiero olvidarmede una persona que fue muy importante para mí, Egoitz Konte.Un amigo ilustrador que vivió conmigo la época de lacreación de Mundo Destierro, en la que fue ilustrando losprimeros paisajes y personajes que surgieron de mi mente, de la quela ilustración de Remdall -la imagen de cabecera de laspáginas- El Cazador de Almas, protagonista de “Duelo alSol”, marcó el nacimiento de Mundo Destierro, con el que hedeseado asociar este nuevo comienzo. Gracias, Egoitz Wink

Bueno, queridos amigos deGamefilia. Me despido deseando que vuestra estancia en Destiérramey la pequeña comunidad que hemos creado sea grata y feliz,invitándoos a formar parte de ella de la manera queconsideréis más aportuna, sea como usuarios,colaboradores o moderadores; para que entre todos, uniendo esfuerzose ilusiones, hagamos de Destiérrame la comunidad literaria quesiempre hemos soñado Wink

¡Un abrazo a todos yfelicidades a todas las madres! 

Lester Knight.


PD: Para mis lectores deMundo Destierro, tened la certeza de que este blog va a continuarabierto ahora y siempre, lo considero mi refugio y el lugar dondequiero seguir contando mis historias entre amigos. Aunque tambiéntened la certeza, de que buena parte de mis relatos y apéndicesactualmente en producción, verán la luz en Destiérrame.Por lo que ahora, lejos de perderme, todavía vais a tener másMundo Destierro que nunca.

PD2: Para los usuarios deDestiérrame, hemos habitado en los foros el subforo de“Consultas y Sugerencias” para resolver todas las dudas ycuestiones que tengáis de las páginas de Destiérrame,así como escuchar vuestras sugerencias y propuestas alrespecto. También podéis enviarme un mensaje privado,siempre que sea una cuestión más personal. Haremos loposible para responderos con la mayor brevedad.

 

PD3: Mamá, estáspáginas te las dedico a ti. Gracias por haberme convertido enla persona que soy, y por el cariño que me has dado ahora ysiempre. Te quiero.

El Duque del Destierro – Capítulo III: Elmir, el Pirata; Seis, el Rebelde; Siete, el Fugitivo

Susojos estaban bien abiertos, enfocaban, comprendían. Su menteleía las conciencias más cercanas con la mismanaturalidad que entraña respirar. A las pocas semanas entendíatodos los lenguajes que se hablaban en la estación. Fueentonces cuando sufrió por primera vez el rechazo de serdiferente, a manos de su propio padre: Elmir. Jamás dijo unapalabra en contra de su hijo, ni dejo de ayuda a Saxa a criarlo lomejor que supieron, dentro de sus limitaciones, pero, Sietesabía la verdad. Elmir lo consideraba una abominación,una criatura de un pasado que debería haber desaparecido parasiempre, y que ahora atemorizaba a mundos enteros. Además,estaba seguro de que moriría a los pocos años, debido alos juegos del Conde Venom. No quería establecer vínculoscon él.

El Duque del Destierro Capítulo I Capítulo II

Siete,lo perdonó, y siempre lo amó.

Conocíael secreto que se llevaría a la tumba. El recuerdo que lehacía despertarse por las noches gritando. La caída endesgracia de Elmir entre los piratas, había sido de todosmenos convencional. Su socio, Taleb, le envió derecho a lamuerte.

Hacíacinco años de aquello. Elmir y Taleb eran los comandantes deuna de las mejores naves piratas de Arcadia, la Delfos, con unatripulación de trescientos hombres. Eran dos jóvenes eintrepidos piratas de éxito cuyas hazañas les habíanganado el respeto de los Señores Piratas. Todavía sehablaba de su reciente asalto a una fragata imperial que transportabalos suministros de una legión, una fortuna en armas,armaduras, municiones y equipos avanzados; cuando, Taleb, que estabanegociando en Arcadia la venta del botín con un Señorde la Guerra de un mundo periférico, envió un mensajecifrado y privado por frecuencia secreta a Elmir, explicándoleque había comprado la información de la ruta de unanave ligera que llevaba en su bodega los impuestos de los sistemasEpsilón. Millones de créditos, implantes genéticospara nobles, y joyas de poder. La oportunidad de sus vidas.

Elmirfue en busca de la nave, sin saber qué le ocultaba Taleb.

Laruta fue cierta, la resistencia la esperada, el tesoro fabuloso, y eltripulante desconocido… cruel, impío y letal. Un MaestroMentalizador que regresaba a la capital imperial de incógnitotras cumplir una misión en la nave militar más próxima.

Mientrasla tripulación de la Delfos se emborrachaba con el capitánElmir celebrando su triunfo, el Maestro Mentalizador inutilizólos motores de ambas naves, apagó los sistemas de energíae inició la cacería. En los siguientes cinco díasmurieron más de doscientos piratas luchando contra el DemonioMentalizador. No hubo forma de anticiparse a sus movimientos, superarsus defensas, romper sus ilusiones, y detener sus ataques mentales.Uno a uno, los piratas fueron cayendo, hasta que atrapó aElmir. Penetró en su mente como una daga ardiente en elcerebro, le escudriñó hasta hacerle perder el controlde su cuerpo, y derribó sus barreras con pesadillas infernalesbasadas en sus peores temores. Todo lo supo de él, inclusóque había sido engañado por su socio, Taleb. Entonces,bajo la promesa de que nunca más volviera a ejercer de pirata,y que advirtiera a los Señores Piratas de cuales eran loslímites de sus negocios, le perdonó la vida.

Peroel fracaso es imperdonable en Arcadia.

Anadie le importó lo más mínimo el destinofunesto de la tripulación de la Delfos. Los supervivientesfueron vendidos como esclavos de tercer rango, Taleb denuncióa Elmir por incompetencia, y se hizo con la nave, el tesoro de laincursión, y los ingresos del botín previo. Habíajugado sus cartas y ganado la partida. Éso era lo únicoque importaba.

Elmir,cada vez que miraba a su hijo, recordaba al Maestro Mentalizador quehabía desgarrado su mente sin piedad ni remedio. Le temía,pero al mismo tiempo, sabía que era su hijo y que jamásle fallaría. Tal vez, nunca le expresó cariño nile trato como si fuera su padre, pero venció a sus fantasmaspara darle una buena infancia con su madre, Saxa, tras sus trabajosde Carroñeros.

Ambospadres temían el día en que perderíandefinitivamente a su hijo, cuando Seis muriera. Y lo hizoantes de lo previsto, a los once años.

Unanoche, de madrugada, un guardia Sszharon cubierto de sangre, llamóa la puerta de su camarote. Sólo dijo una palabra: Siete.El peso de su mirada, y el mensaje no pronunciado de sus armasensangrentadas fue suficiente. Saxa y Elmir, comprendieron que labestia inhumana estaba terriblemente enfadada, más de lohabitual en los de su raza, y que les asesinaría sin vacilar,aquí y ahora, si no le entregaban a su hijo.

Sietegritó y gritó hasta quedarse afónico mientras elguardia Sszharon le arrastraba por el suelo cogido por una mano através de los múltiples niveles de Arcadia ignorandolos llantos de Saxa y la resistencia irrelevante de su hijo. No eramás que un débil y patético cachorro humano, demomento.

Lasganas de luchar se le pasaron a Siete cuando vio el cuerpo deSeis en la cámara de aislamiento psíquico, sunuevo hogar. Estaba despedazado y carbonizado hasta lo irreconocible.Entonces vio al Conde Venom por segunda vez en su vida, quiénle advirtió que ese sería de él muy pronto sidesobedecía las órdenes y no colaboraba con los SeñoresPiratas. Las personas que le daban cobijo y protección a sufamilia en Arcadia.

Esanoche no se llevaron el cuerpo de Seis. Querían que loviera bien.

Apesar de sus cuatro años de edad, Siete, cuya mente erala propia de un adulto, soportó su miedo y supo quéhabía ocurrido. Incluso muerto, las emanaciones de energíapsíquica de Seis eran mucho más elevadas que lassuyas. Su fuerza había crecido con pasos agigantados durantelos últimos meses, desarrollando nuevas habilidades, y habíatratado de fugarse manipulando a los guardias Sszharon.

Laescena no se la imaginó, la vio a través de la huellapsíquica del acontecimiento impresa en la cámara deaislamiento psíquico. Dos guardias Sszharon entraron a buscara Seis, quién atacó por sorpresa la mente de unode ellos, ordenándole que asesinara a su compañero.Pero no lo hizo. Soportó mucho mejor que un ser humano elataque y lo neutralizó con la vara aturdidora. Su compañeró,le golpeó con el latigo neuronal, y antes de que pudierareaccionar, el Sszharon agredido le hizo pedazos cerrando susmandibulas bestiales sobre su carne desprotegida mientras le quemabacon la corriente de la vara aturdidora.

Estabafurioso porque había estado a punto de caer bajo las garras deun niño.

Sieteaprendió del error de Seis: no subestimó a losSszharon.

Poreso, a los diez años aprovechó su únicaoportunidad y se fugó. Sucedió poco después delúltimo examen rutinario del Conde Venom. Los resultados de laprueba trimestral a la que le había sometido eran normales:presentaba una leve mejora psíquica y física queintrodujo en los parametros de dificultad de la cámara deaislamiento psíquico y en su regimen de dosis de la drogainhibidora de poderes psíquicos que inhalaba y se inyectaba adiario, a fin de garantizar que le fuera imposible escapar.

Entoncesocurrió lo inesperado.

Entróen la adolescencia dos semanas después, un año antes delo previsto, iniciando el auténtico despertar de sus poderespsíquicos. Una mañana, cuando dos guardianes Sszharonlo escoltaban a una reunión para trabajar, mientras trataba dedespejar su mente del efecto de la droga inhibidora psíquicaleyendo las mentes de las personas más cercanas, se dio cuentade que las siempre inaccesibles mentes de los Sszharon ahorapresentaban ventanas abiertas, y que podía inducirlas hastacierto grado de manipulación.

Elrecuerdo de Seis le llevo a ser cauteloso. Tenía queaveriguarlo sin levantar sospechas. Cuando pasaban cerca de unaestablecimiento de mercenarios independientes, penetró en lamente del Sszharon más débil, y le hizo creer que unmercenario veterano de aspecto peligroso les había insultado asu paso. La respuesta fue inmediata: El Sszharon desenvainó suespadón invisible para los escudos personales convencionales,y antes de que el mercenario pudiera aclarar las palabras que jamássalieron de su boca, le cercenó la cabeza de un golpe brutal.

Nadiepuso en duda los motivos del Sszharon. De todos era de sobra conocidosu carácter sádico, salvaje, paranoico e imprevisible.Los compañeros del mercenario muerto se limitaron a saquear sucadaver y continuaron con sus asuntos.

Siete,consciente de que tenía muy poco tiempo, se ejercitómás de lo que debía durante las horas de supervivenciabajo cero a altas gravedades para reforzar su organimo. Sabíaque debía escapar antes de que el Conde Venom le realizara elsiguiente examen. Entonces cambiaría el regimen de dificultadal nivel adolescente, no bajaría la guardia un día, ynunca más podría escapar, a menos que decidieraenfrentarse directamente a los Sszharon cuando lo venían abuscar, aprovechando el descanso que le daban horas antes dellevarselo, sabiendo que sin duda alguna, le matarían al igualque Seis.

Eraahora o nunca.

Asíque se fugó tras obtener información vital de un SeñorPirata extranjero que acudió a Arcadia para negociar la comprade nuevas naves estelares para su flota. Cuando conseguía algoimportante, siempre le recompensaban con un día de permiso quepodía pasar con sus padres fuera de la cámara deaislamiento psíquico, bajo la vigilando de un par de guardiashumanos. No le costo demasiado, aun embotado por el ejercicio del díaanterior y el efecto de la droga inhibidora, manipular sus menteshaciéndoles creer que se inyectaba él mismo las dosisque debía administrarse frente a ellos ese día. Pasóel día lo mejor que pudo con sus padres, sin mencionar unapalabra, y por la noche mientras dormían, recurrió a suadiestramiento físico para producirse un estallido deadrenalina que limpió su organismo del efecto continúode la droga inhibidora. Controló el subidón de energíapsíquico que sufrió: el más grande de su vida. Ydespertó a sus padres hablándoles mentalmente. Ensilencio y sin despertar sospechas, les contó su plan.

Alos cinco minutos estaban fuera de su camarote.

Continuará…

Crónicas de Mundo Destierro:

LesterKnight: ¡Saludos, queridos amigos de Gamefilia! ¿Quéos parecido el capítulo de hoy? ¡Menudo Flashback! Desdeel primer día de vida de Siete hasta su fuga a los diezaños. Una etapa clave en la historia del personaje que nosmuestra desde la naturaleza de los Mentalizadores al nacer, el pesoque impone su condición en sus relaciones personales, y elsiniestro destino que comparten aquellos esclavizados como Siete.

Lainfancia de los Mentalizadores es una historia que no habíarecogido en ningún relato previo a la novela, con la quemediante Siete pretendía saldar esa deuda; y ahora,aprovechando la ocasión del comentario, me gustaríaaportar mayor contexto.

Quéen el Imperio del Éxodo nacían Mentalizadores eraincontestable. La Antigua Sangre presente en la especia humana, quehabían purgado los Nobles Posthumanos abandonando a sus hijosen Mundo Destierro, a cada generación resultaba másevidente. El plan de permitir a los millones de humanos tocados porla Antigua Sangre de poblar Mundo Destierro prácticamente enlibertad, para cuando llegará el momento oportuno condenarlosa la peor de las muertes, con la marcha del Planeta Artificial y laFlota Imperial, había sido un rotundo fracaso.

Elmotivo era que los científicos del Imperio no tuvieron encuanta un factor determinante en los miembros de la Antigua Sangre:aquellos que habían escuchado la llamada de Mundo Destierro,descontando su percepción psíquica, eran seres humanoscomunes con ciertos dones primitivos. Nunca fueron conscientes delverdadero poder de la Antigua Sangre, la despreciaron mástemiendo la capacidad de organizar a los hombres que de darlesauténtico poder, y no advirtieron que la aparición delos primeros Mentalizadores años antes de abandonar MundoDestierro, no era el punto culminante sino el comienzo.

Pensaronque al desembarazarse del 99.9 % de los miembros de la Antigua Sangrepodrían controlar el fenomeno de los Mentalizadores,calculando que la escasa población restante apenas produciríaMentalizadores cada generación, sin darse cuenta que los máspoderosos aparecían en Colonias Temporales fruto de padresconvencionales sin la menor conexión con Mundo Destierro.

¿Quésucedía? Desde el Éxodo la especie humana revertíaa su antigua condición generación a generación,era un hecho. Los Soñadores que vieron Mundo Destierro amillones de años luz y los primeros psíquicos, no eranmás que la primera oleada. Los Mentalizadores, una evoluciónhumana basada en la Antigua Sangre, muy superior a aquellos toscospsíquicos, precisaba de más generaciones para producirla mutación viable y dar lugar al nacimiento de la nueva razahumana.

Unnacimiento que alcanzó su punto máximo décadasdespués de la marcha de Mundo Destierro, en casi todas lasColonias Temporales humanos y los propios Planetas Artificiales,incluyendo las comunidades piratas al margen del estado como “LaArcadia” Un fenomeno que si bien fue controlado con éxitopor “La Academia” y los organismos Mentalizadores posteriores ala desapareción de la misma, no pudieron impedir que losMentalizadores se convirtieron en la leyenda negra que poníaen tela de juicio a millones de recién nacidos en el Imperio.

Noimportaba que la proporción fuera de un Mentalizador por cadacien millones de habitantes. Esa cifra tan impersonal comodesorbitada daba lugar a un Mentalizador por mundo habitado, y sushistorias llegaban a boca de todos. Entre la conversación de“adultos” que jamás se comentaba en presencia de losniños, se hablaba de niños pequeños o jóvenesadolescentes que habían experimentando el despertar del don.El miedo que producía su capacidad de intimidar y manipular alos adultos los conduncía a la reclusión, la demencia,la ejecución… lo común era el baño de sangre.

Eljoven mutante era rechazado, el dolor que le infringían losdemás hacía que olvidara sus inhibiciones al usar supoder, terminaba por provocar una desgracia y lo asesinaban, muchasveces, sus propios padres o los supervivientes más cercanos.

Siemprese decía que “La Academia” se encargaba de losMentalizadores en potencia, lo cual aun siendo cierto, en lapráctica, era una mentira, pues el Imperio era tan basto y supoblación tan ingente, que aunque había MaestrosMentalizadores capaces de captar en la distancia a los jóvenes,enviando un pelotón con un aprendiz a recogerlo, la realidadera que en la mayoría de casos el joven no era captado o no sellegaba a tiempo. Las señales más fuertes teníanprioridad, el aforo de “La Academia” era limitado y los másdébiles, bien capaces de sembrar el terror en una comunidad,no eran muy valorados sino más bien prescindibles.

Dichode otra manera, nueve de cada diez Mentalizadores eran asesinados ensu lugar de nacimiento. Sólo sobrevivían aquellossalvados a tiempo o… los demonios. Así era como se llamabana los Mentalizadores jóvenes que habiendo despertado supotencial, sobrevivieron al rechazo y las medidas punitivas de suscomunidades, bien mediante el miedo impuesto por sus terriblesasesinatos o la tolerancia y benevolencia que mostraron a los demás, de losque Siete es un claro ejemplo.

Si mepreguntáis cúal de estos casos fue Falkenberg… suinfancia es un secreto que quiero preservar hasta su novelacorrespondiente, por lo que sólo os dare algunos hechosconfirmados en su historial:

Epoca:Primera Guerra Civil Imperial.

Lugarde nacimiento: Desconocido.

Lugarde residencia: Colonia Temporal. Pueblo Agrícola.

Nombre:Perdido durante la destrucción de la población.

Causas:Desconocidas.

Supervivientes:Un niño de seis años.

InformesRelacionados: Un pelotón de Elite Imperial desaparecido en ellugar.

 

Y porhoy me despido, queridos amigos, ante el riesgo de que el comentariosobrepase la extensión del texto Mr. Green

¡Unsaludo a todos! Wink

Calentando Motores para los 300.000 Desterrados con «El Duque del Destierro» – Capítulo I: Siete – El Esclavo Mentalizador

En la Arcadia, unaestación espacial pirata oculta en el interior de unasteroide, había un joven diferente a los demás. Sellamaba Siete yera su esclavo más valioso. Había nacido con eldon psíquico de los Mentalizadores, y poseía lahabilidad innata de leer y manipular mentes. El preludio de lospoderes que llegaría a desarrollar de adulto, si es quesobrevivía hasta entonces.

Los seis Mentalizadoresanteriores a él, no habían tenido esa suerte. Duranteel inicio de la adolescencia, inspirados por el vigor de su crecientefuerza, se habían rebelado contra su amo, El Conde Venom, ysus formidables guardianes Sszharon. Un error por el que fueroneliminados y reemplazados. Siete, tenía catorce añosy nueve meses. Era el primero en superar la barrera de los trece añosde edad. Un logro conseguido armado con una madurez y pacienciaimpropias de su edad. Herramientas de supervivencia que habíaaprendido a pulir a lo largo de una vida de esclavitud, a la esperade su oportunidad. Sabía que si sobrevivía unos añosmás, tendría la fuerza necesaria para romper suscadenas. Hasta entonces, sería un esclavo servil, sumiso yobediente.

El Duque del Destierro: Capítulo I

La furia que ardíaen su interior, la reservaba para alimentar su determinaciónen las horas más duras de confinamiento en la cámara deaislamiento psíquico. Una oscura celda de metal bruñidoherméticamente sellada, que le impedía expandir sumente al exterior, de modo que no pudiera escapar manipulando a losceladores. Sabía que con eltiempo, su mente sería capaz atravesar la celda, pero susconstructores, también lo sabían. En realidad, la habíadiseñado un consorcio de científicos al servicio de losSeñores Piratas, pensando en los auténticosMentalizadores: Los Guerreros Psíquicos al servicio delEmperador. Leyendas cuyas historias se contaban de boca en boca enlos mil mundos coloniales y los dos planetas artificiales del Éxodo.Eran un centenar de mutantes que habían alcanzado la cumbreevolutiva de su raza, realizando proezas en el campo de batalla queningún ejército o rival del Imperio, era capaz siquierade igualar

Siete soñabacon escapar e ingresar en La Academía.

Y se aferraba a esesueño para sobrevivir a las exigencias extremas de la celda.

Su programa deseguridad había sido creado para garantizar que unMentalizador adulto fuera incapaz de usar sus poderes psíquicos,y él no era más que un chico sin entrenamiento previo.Todo lo que sabía, lo había aprendido por símismo, y ocultado rápidamente a ojos de su amo, El CondeVenom. Jamás averiguaría que ya era capaz de manipularenergía y mover pequeños objetos con la mente. No hastaque pudiera usar semejante poder estando completamente agotado. Ahoramismo, apenas podía sobrevivir a los rigores de la celda.

Estaba desnudo colgadode la barra de entrenamiento del techo realizando flexiones con losbrazos manteniendo las piernas cruzadas en el aire, soportandotemperaturas muy por debajo de cero y gravedades superiores al dobledel estandard imperial, luchando por generar el calor corporal quesalvara su vida. El sudor se le congelaba sobre la piel. Temblaba ysufría calambres. El único motivo por el que aúnno había vomitado era el ayuno periódico al que erasometido. Los músculos apenas le respondían y le dolíanlos dientes de la fuerza que les imprimía.

Si se caía o seagotaba antes de finalizar la tabla de ejercicios, moriría.

No detendrían lacelda, ni enviarían un médico a ayudarlo. Era demasiadopeligroso. Alguno de los seis Mentalizadores anteriores, habíaasesinado a varios celadores que le prestaron ayuda, tratandodesesperadamente de escapar, cuando vieron que no podíansoportar más los tormentos de la celda. Un Mentalizadorarrinconado contra la espada y la pared era el ser humano máspeligroso de la galaxia, y los maestros de esclavos habíanaprendido la lección, tras contemplar a subordinados con elcerebro aplastado por dentro o el cuerpo carbonizado por una descargade fuego psíquico.

Si un día Sieteno sobrevivia a la celda, buscarían a un Ocho.

Lo único querealmente diferenciaba a Siete de los otros esclavosMentalizadores, era su vínculo paterno. Él no habíasido encontrado abandonado en el callejón de una colonia porunos padres que habían reconocido su don y no queríansufrir el acoso de los Maestros de Esclavos.

Siete habíanacido en Arcadia.


La Arcadia era unagigantesca estación espacial construida por piratas en elinterior de un asteroide, equipada con unos modernos motores depliegue espacial clase supercapital, que habían robado de losrestos de un acorazado imperial hundido durante la guerra civil porla independencia del tercer planeta artificial y sus mundoscoloniales. Una base secreta que saltaba de sistema en sistemabuscando refugio en los cinturones de asteroides cercanos a lossoles, a la que acudían piratas de todas las regiones delImperio para vender sus botines al mejor postor en el mercado negro,reparar sus naves y contratar nuevas tripulaciones. No importaba quela mercancia fueran naves robadas, productos exóticos,tecnologías exclusivas, mejoras genéticas, implantescibernéticos, drogas experimentales o prisioneros convertidosen esclavos. Todo se podía vender y comprar en la Arcadia.

Sus padres eranCarroñeros, esclavos de segundo rango. Utiles y pocoprescindibles. Se dedicaban a limpiar las naves robadas por lospiratas: confiscaban las mercancias y hacían inventario,clasificaban a los esclavos antes de ponerlos a la venta, registrabanla nave en busca de objetos de valor, limpiaban las huellas delcombate y la reparaban. Todo a cambio de un pequeño porcentajede los beneficios de la expedición y de algún pequeñopresente que tomaban por su mano.

Los SeñoresPiratas de prestigio contrataban a sus propios Carroñerospara poder vender la mercancia yreparar sus naves en el menor tiempo posible, mientras ellos y latripulación se entregaban a unos días de permiso y deexcesos: drogas, prostitutas, juego, además de negociossuculentos y entrevistas con mercenarios en el caso de los capitanes.

Lamadre de Siete, Saxa,fue durante su juventud la prostituta esclava más bella deArcadia. La llamaban bruja por su larga cabellera azul, heredada porsu hijo. Un signo de que la antigua sangre corría por susvenas. Su nobleza, elegancia y carácter indomable, la hicieronla favorita de los Señores Piratas hasta que rompió suscadenas. Una noche, se desfiguró el lado izquierdo del rostrocon un puñal y juró que asesinaría al próximohombre que intentará abusar de ella. Su amo, tras darle unapaliza de muerte, la abandonó en los tenebrosos pasillos deArcadia, donde contra todo pronóstico prosperó. En unmundo de hombres, se abrió paso como Carroñera desde lomás bajo hasta aprender a reparar naves estelares.

Fueentonces cuando conoció a su padre, Elmir, un antiguo piratacaído en desgracia, que fue traicionado por su socio y vendidocomo esclavo, hasta que compró su libertad vendiendo otrosesclavos como carroñero para su amo. Época en la queconoció a Saxa, y consciente de que jamás volveríaa surcar el vasto océano de las estrellas, decidióaceptar su destino y crear una familia junto a ella, lo máslibre que no podía llegar a ser en una sociedad brutal.

Sudesgracia ocurrió en el día más feliz de suvida, el nacimiento de Siete.

Todoslos niños nacidos en Arcadia tenían que superar laprueba del Conde Venom, el temible anciano cíborg, maestro deesclavos, y uno de los nueve grandes Señores Piratas deArcadia. Como encargado del proyecto de Mentalizadores, examinaba acada recién nacido con un detector de energía psíquica.Saxa y él tenían grandes esperanzas por motivosdistintos: Saxa esperaba que su gen inactivo en su generaciónno emergiera con un padre carente del gen, y el Conde Venom aguardabael despertar del gen con la nueva generación.

Unalectura hizo que Saxa perdiera a su hijo justo después denacer.

Elmedidor de energía psíquica se salía de lasmedidas habituales en un recién nacido con el don. Al parecer,la antigua sangre corría con fuerza por las venas de Siete.

Saxa,fuertemente sedada, no pudo impedir que el Conde Venom se llevara asu hijo. Gritó y gritó desgarrada en el alma, abrazadapor su esposo Elmir, que ya se había resignado a la perdida desu hijo varón. Los rigores de la vida corsaría hacíamucho tiempo que habían acabado con la fuerza de su espíritu.Además, al igual que Saxa, conocía los rumores quecorrían por Arcadia respecto a los recién nacidos queel Conde Venom se llevaba: jamás regresaban con vida.


ElMaestro de Esclavos, se internó en las profundidas de Arcadia,hasta su mismísimo santasacturom. Un bastióninexpugnable que ni siquiera sus implacables guardianes Sszharonconocían. Era el lugar donde llevaba acabo sus experimentosmás intimos, y el mantenimiento de su cuerpo cíborg;casi siempre, al coste de una vida humana.

Siguiendolas indicaciones de un libro prohibido por los Sacerdotes del Éxodo,los soldados fanáticos, invencibles y personales del Emperadorque luchaban por mantener el avance de la humanidad, siempre lejosdel otrora antiguo enemigo: Los Izzhakk, la civilización quehabía destruido el mundo natal de la humanidad, y expulsado dela galaxia bajo pena de extinción; El Conde Venom habíaconstruido con sus propias manos una cámara del dolor. Másconcretamente, un cilindro negro y gelido, capaz de reconfigurar elADN humano. El mayor misterio del aparato eran las runas mágicasrojas con las que había sido imbuido, imprescindibles parahacer funcionar plenamente la máquina. El Maestro de Esclavoshabía pagado el rescate de un mundo por la inscripciónejecutada por manos no humanas…

Quepara Siete, fue su primera cuna.

Cuandohubo sellado la cámara del dolor con el recién nacidoen su interior, después de retirar el cadaver del sujetoanterior, El Conde Venom analizó el código genéticode Siete con detenimiento. Los resultaros fueron másprometedores que en otras ocasiones, aunque su destino era el mismo:se trataba de otro Mentalizador en potencia sin el talento necesariopara llegar a serlo, como su madre.

Lanaturaleza hubiera tardado siete generaciones en concebir unMentalizador.

Yel Conde Venom lo creó en unos minutos, a vida o muerte.

Alterólos códigos genéticos de Siete desde la raíz,suprimiendo el material irrelevante, al tiempo que introducíalos códigos que había recopilado de los sujetosanteriores, elevando la pureza de Siete hasta la excelencia. Elproceso se realizaba estimulando cada celula del cuerposimultaneamente induciendo un dolor inconcedible. El Maestro deEsclavos sabía por experiencia que casi todos los niñosmorían durante la transformación, pero Siete fuemás fuerte.

Sobrevivió.

Ala mañana siguiente, descansaba en brazos de su madre, Saxa.
 
 

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight:¡Saludos, queridos amigos de Gamefilia! Deseo que os hayagustado el primer capítulo de la novela. Después delprólogo del Maestro Mentalizador Merodak, la historia regresaatrás en el tiempo para narrar desde la infancia de Siete,el Esclavo Mentalizador, a su adolescencia, el momento en que ambospersonajes se conocen. Es una etapa de la novela muy especial paramí, pues la idea de contar la juventud de Siete mesorprendió escribiendo las correrías de ambosMentalizadores ya de adultos, combatiendo juntos durante la épocaconocida como “La Caída de los Mentalizadores”. Por lo querechace la planificación y me lance a la improvisacióntotal, dejando que la historia evolucionará por símisma, de modo que fuera tomando forma capítulo a capítulo.

El capítulode hoy comienza en el presente de Siete, en el día apartir del cual su vida cambía en gran medida, y luego,durante los próximos capítulos, nos presenta su vidaanterior, abordando hoy su siniestro nacimiento en “La Cámaradel Dolor”. Un nacimiento que aunque no se mencione aquí, escompartido por nuestro temido Falkenberg; la única diferenciaentre ambos, es que en el caso de Falkenberg fue empleado un códigogenético que jamás debería haberse introducidoen un ser humano, y que además, la maquinaría empleadaera original y su padre, un personaje que aparecerá en lasfuturas novelas de “El Duque del Destierro” el origen de unbrutal… bueno, ya estoy hablando demasiado Mr. Green

Lo único quetendréis que disculpar de esta parte de la novela es sucarácter de borrador. El texto presente jamás fuepensando para publicarse, quería acabar la novela antes deescribir una versión final más pulida; una queincluyera ideas posteriores y que desarrollara más fragmentosdel texto que aquí son pasados casi por alto, aunque, noobstante, según se suceden las páginas, a medida que mefui haciendo a la novela, el estilo narrativo se define y la historiava ganando en profundidad. De momento, en el próximo capítulo,sabremos más del pasado del padre de Siete, Elmir, y decomo nuestro protagonista se adapta a su vida de EsclavoMentalizador.

PD: Acabando elcomentario me acabo de dar cuenta que hoy el blog llegará alas 300.000 visitas. Quiero daros las gracias a todos de corazón,jamás me imaginé que este humilde blog de literaturallegaría a semejante cifra; algo que vosotros habéishecho posible apoyando a cada relato y autor a seguir adelante y darrienda suelta a la pasión que nos une por la literatura Wink

Estoy muy contentode haber regresado aquí, mis queridos amigos y lectores, paracelebrar juntos de la mejor forma este acontecimiento: publicando lanovela que se gestó gracias a este blog, pues ha sido vuestroánimo lo que me ha permitido ir superando paso a paso lasdificultades de la creación de Mundo Destierro, ya que notiene nada que ver la ilusión de escribir para el cajónque para un grupo de amigos que aguardan nuevos relatos y capítulos Very Happy

Este blog es paramí un sueño hecho realidad, del que espero daros buenasalegrías a lo largo del 2010. Estoy recuperando la inspiraciónde antaño y vuelvo a trabajar en distintos relatos. Asíque después de la publicación de la novela, mucho metemo que voy a seguir publicando entradas semana tras semana Wink

Hablando de sueñosy alegrías, ahora es cuando debería dedicar el resto dela entrada a celebrar las 300.000 visitas, pero esta vez me despidocon una firme promesa: la promesa de compartir con vosotros un nuevosueño muy pronto. Una ilusión que me ha rondado por lacabeza desde hace algunos años, que ha cobrado formadefinitivamente, a falta de concluir los detalles previos a su puestaen marcha, dentro de unos días. Un proyecto muy personal delque os puedo adelantar tres pistas: está basado en el ámbitoliterario, en Mundo Destierro, y en la participación libre ycomunitaria; por lo que, si os parece bien, en breve y por sorpresa,haré la presentación de esta nueva aventura aquí,en vuestra casa, como debe ser. Hasta entonces… 

¡Un saludo,gracias por las 300.000 visitas y feliz Semana Santa! Mr. Green 

Novela: El Duque del Destierro – Prólogo: Merodak, el Maestro Mentalizador

VIOLACIÓNDE SEGURIDAD CLASE IX

ACCESO NOAUTORIZADO AL BANCO DE DATOS

SELLANDORED CON CORTAFUEGOS IV

ANALIZANDOINTRUSO

DETECTADOCAPACIDAD PSÍQUICA

VALOR =680.000 u

RANGO =MAESTRO MENTALIZADOR

NIVEL = NOEXISTEN REFERENCIAS COMPARABLES

PELIGRO =LETAL

CERRANDOCOMPUERTAS

ACTIVANDOPOZO DE GRAVEDAD Y GLACIACIÓN

MISIÓN= SUPRIMIR AL SUJETO

Quehubiera sido descubierto por la Inteligencia Virtual del ordenador dela cámara de aislamiento psíquico, no parecíaimportar en exceso al Maestro Mentalizador que se habíainfiltrado en su interior. Su conciencia estaba lejos de ahí,navegando entre los recuerdos de los jóvenes mentalizadoresesclavos que habían vivido y muerto aquí a lo largo deaños, los cuales aún perduraban como huellas psíquicaspalpables para alguien sensible a percibirlas, como él.

Tampoco sentía el peso de las gravedades queaplastaban los objetos de la cámara hasta reducirlos a laminasde un milimetro de grosor, ni el intenso frío glacial quedebería haberlo congelado hasta cristalizarlo. Su poder,simplemente, trascendía las leyes del ámbito físico;más bien, las gobernaba según sus designios.

Suformidable aspecto, hacía de la reverencia un imperativo. Suelevada estatura, por encima de la media, y su magníficacomplexión atlética, eran propios de los gladiadoresdel antiguo Imperio. Iba ataviado con una armadura amplificadoraluminiscente: el traje de los Mentalizadores de más alto nivelal servicio del Emperador. Un prodigió del renacimientocientífico del segundo milenio del Éxodo: La armadura,diseñada para soportar las condiciones de fuego físico,láser y explosiones más extremas; disponía de unsistema interno de mantenimiento vital, que monitorizaba lasconstantes vitales, y mantenía su equilibrio mediantetransfusiones y múltipes drogas experimentales secretas;además, amplificaba notablemente la fuerza, velocidad yagilidad del Mentalizador muy por encima de los límiteshumanos; y, representaba sus pensamientos a través de lacubierta exterior negra luminiscente, mediante un lenguaje que ibadesde diferentes idiomas rúnicos a la representaciónvisual más abstracta, formando imágenes, que, unidas alos poderes psíquicos del Mentalizador, no hacían sinoaumentar el poder de sus invocaciones mentales sobre la realidad quele rodea.

Eneste momento, la cubierta negra luminiscente de la armaduraamplificadora del Maestro Mentalizador, bullía de actividad.Transcribía con columnas rúnicas verticales de colorrojo, los recuerdos psíquicos grabados en la cámara porlos Mentalizadores Esclavos, absorbiendo su esencia de las paredes,de modo que los borraba. Nadie volvería a tener acceso aellos, exceptuando los Maestros del Enclave de Mentalizadores.

Eraun peligro para el principal proyecto de los Mentalizadores.

Elrostro del Maestro Mentalizador era inolvidable: desde la partesuperior de la sien izquierda hasta la inferior de la mandíbuladerecha, cuatro enormes cicatrices desgarraban sus faccionesesculturales. Un recuerdo imperecedero del precio que habíapagado por el conocimiento de las artes mentalizadoras másoscuras, que aprendió de seres impíos de los ámbitosmás ignotos, con los que estableció pactos de sangre acambio de favores por cuyo conocimiento reduciría mundos acenizas. Su ojo izquierdo, alcanzado por las garras que hendieron sucarne, era blanco, ciego; el derecho, azul penetrante, brillaba comofuego infernal.

Susrasgos parecían cincelados sobre roca: pomulos prominentes yafilados, mejillas huesudas, mándibula ancha y firme, barbillapoderosa, labios delgados, cejas puntiagudas, nariz aguileña.Piel pálida y albina marcada por las cicatrices.

Quizás, lo que más destacaba en él,además de su mirada y las cicatrices, era su cabellerapelirroja tocada por el fuego. Una cascada de pelo denso y sedoso queflotaba por el aire formando una gran corona en derredor de sucabeza, que ignoraba la gravedad de la cámara animado por elpoder psíquico que emergía del Maestro Mentalizador,furioso por las visiones de sufrimiento que desvelaban las huellaspsíquicas de la cámara.

Eran más de lo que podía soportar.

Cuando su armadura amplificadora luminiscentetranscribió sobre su negra cubierta la última columnavertical rúnica rojo, completando la absorción de losrecuerdos marcados en las huellas psíquicas de la cámaraacerca de los jóvenes mentalizadores, la cubierta luminiscentevolvió a su siniestro tono negro. El Maestro Mentalizadorcerró sus ojos brillantes, y se concentróprofundamente, invocando poderes ancestrales de la antigua sangre,que ahora fluían libremente por su cuerpo.

Elsuelo acorazado de la cámara de aislamiento psíquicotembló.

Enel pecho de la cubierta de la armadura luminiscente negra, se dibujóun sigilo blanco de poder elemental que se expandió por elcuerpo del Maestro Mentalizador con venas de tejido rúnico. Asu paso, un aura blanca electrizante, envolvió el cuerpo consu indomable energía. En el reves de ambas manos, el sigiloblanco del pecho, el signo de Yxortharn, el fuegopsíquico, se dibujó también, a menor escala. Suspuños encrespados por la rabia, se abrieron para conjurar bajosu palma sendas esferas de fuego psíquico blanco, en constantecrecimiento, cuyo poder producía lenguas de llamas queascendían verticalmente hasta por encima de la cabeza delMaestro Mentalizador. Dándole si cabe, un aspecto aúnmás impresionante y amenazador.

Conla unión de cada eslabón del tejido rúnico queunía los siglos de Yxortharn sobre la cubiertade la armadura luminiscente, el poder del Maestro Mentalizadortraspasaba un nuevo umbral. Su cascada de cabellera pelirrojabrillante se arremolinaba cada vez más inquieta flotando porel aire de la cámara como si buscara algo a lo que golpear.Mientras, un torrente de rayos emergía del cuerpo del maestroMentalizador, golpeaba con violencia las paredes acorazadas de lacámara.

Sobre el tapiz de cristales verticales rúnicos enbajo imperial que componían el teclado de la consola de lacámara de aislamiento psíquico, los proyectoresholográficos representaban la imagen humanizada de la IV deseguridad: un cuerpo humanoide dibujado con ríos deinformación fluctuante naranja, que hablaba con una vozmecánica fría e impersonal al Maestro Mentalizador, sinéxito. Al principio, calculando que la presión grávicavencería al intruso en unos segundos, con una arroganciaciertamente muy humana, le había invitado a rendirse. Pero, elMaestro Mentalizador, sumido en las visiones de las huellaspsíquicas, y, ajeno a las dificultades de soportar gravedadesextremas, ni siquiera percibió su presencia. Ahora que laslecturas de energía psíquica amenazaban con poner enpeligro la integridad del propio nivel de Arcadia, la IV no hacíasino ofrecer su rendición incondicional al MaestroMentalizador. Obedeciendo a la directriz de su programaciónque anteponía la seguridad de la estación espacial acualquier otro condicionante.

Para su desgracia, el Maestro Mentalizador no escuchósus palabras.

Abrió sus ojos, ascuas deslumbrantes de fuegoblanco y azul, y clavó su dura mirada en la perversióninformática que torturó a los jóvenesMentalizadores, sin el menor atisbo de compasión. El aura defuego blanco que envolvía su cuerpo se expandió unpalmo en derredor suyo; la tormenta de rayos, se volviófrenética, y las esferas de fuego psíquico, crecieronhasta cubrir los antebrazos del Maestro Mentalizador.

Sólo tuvo que decir una palabra para desatar ladestrucción.

Lostres sigilos de Yxortharn, brillaron con la intensidadde un sol. Una ola de fuego psíquico blanco tempestuoso seabalanzó contra la consola y la IV. Los cristales rúnicosdel tapiz que componían el teclado, explotaron al contacto conel fuego psíquico, y se consumieron. Mientras, losdispositivos holográficos integrados en la pared acorazada, sefundieron con las primeras capas del blindaje.

Laúltima acción de la IV. Una llamada de auxilio. Jamásfue respondida.

Unasegunda palabra, causó una destrucción aún másdevastadora.

Eltorrente de fuego psíquico que producía su cuerpo, enconstante aumento, se arremolinaba en derredor suyo, girando unavelocidad vertiginosa, que no hacía sino producir másrayos. Su segunda palabra, transformó el torrente de fuegopsíquico en una tormenta formidable, que se batiócontra las paredes de la cámara de aislamiento psíquico.Lenguas de fuego psíquico golpeaban como un torbellino cadapared una y otra vez. La fuerza de los impactos, sumados a los milesde grados de temperatura, hicieron de un blindaje propio de una navede guerra, un mero juguete.

Lascapas del blindaje eran arrancadas por la fuerza del torbellino, eincorporadas a la tormenta como afiladas hojas de toneladas de peso,que hendían profundamente las capas de blindaje máspropensas a fundirse. La máquina del pozo de gravedad, situadabajo la cámara, desgarrada por las corrientes de rayos de latormenta, se quemó. Y las afiladas capas de blindajes quegiraban con el torbellino, libres de su insidiosa gravedadartificial, se estrellaron como obuses contra las paredes de lacámara.

Elimpacto fue tan brutal, que la mayor parte de los últimosvestigios del blindaje cedieron, revelando la superficie de piedraexcavada del asteroide sobre la que se había construido suinterior Arcadia. Sólo resistía la puerta principal.

Yno sería por mucho tiempo.

Elsigno blanco de Yxortharn del pecho, fue sustituido porel sigilo añil de Xandross, el signo de lagravedad psíquica. El Maestro Mentalizador, se dio la vueltaencarando la puerta principal. Abrió ligeramente sus brazos endiagonal descendente, formando la figura de una V invertida. Yconcentró la tormenta de fuego psíquico frente a él,observando como el fuego psíquico blanco etereo se convertíaen añil y untuoso, casi palpable, más físico queespiritual, como si fuera agua ardiente.

Unavez combinados los sigilos de Yxortharn de las manoscon el de Xandross, el Maestro Mentalizador, lanzósu ataque. La tormenta de fuego psíquico añil, golpeócomo un martillo contra la puerta principal acorazada de la cámara.Una vez, otra y otra. Cada impacto, hacía temblar la cámaray hundía un poco más el blindaje de la puerta. En laparte central, se apreciaba una hendidura de medio metro deprofundidad y en aumento. El Maestro Mentalizador no parecíacansarse.

Simplemente, estaba impaciente.

Sininterrumpir el ciclo de golpes contra la puerta principal, invocóuno más de sus poderes. El sigilo de Pyros. Elsigno del fuego procedente de las simas avernales. Su simbolo, semezcló con el de Xandross del pecho, y los deYxortharn de las manos, creando nuevos sigilos quecombinaban ambos poderes. La cubierta de su armadura amplificadoraluminiscente se volvió onice. Mientras, que los sigilos y lostejidos rúnicos adquieron un tono bermellón que seconfundía con la cabellera pelirroja del Maestro Mentalizador.

Elfuego psíquico que golpeaba la puerta principal experimentóla misma transformación. Y en apenas unos segundos, elmartillo añil se convirtió en un punzónbermellón, que atravesó de sólo un golpe lahendidura del blindaje. Abriendo lenta pero inexorablemente unaprofunda herida, devorando milimetro a milimetro sus aleaciones.Evaporadas y fundidas al contacto con un fuego de millones grados.

Cuando la obertura se hizo lo suficientemente grandepara permitir el paso del Maestro Mentalizador, la tormenta de fuegopsíquico desapareció junto a los sigilos de poder quebrillaban en la armadura amplificadora luminiscente. De nuevo negrareluciente y helada.

ElMaestro Mentalizador cruzó el umbral de la puerta principal dela cámara de aislamiento sin atisbo de temor, imponente ydesafiante. La ausencia de armas en él, no era sino una señalde mayor peligro. Sólo los Maestros Mentalizadores de másalto nivel renunciaban a las armas de su hermandad.

Ellos mismos, el epítome del Mentalizador Puro,eran el arma.

Algo que los celadores de Arcadía comprendierondemasiado tarde, cuando el Maestro Mentalizador acudió alnivel, guiado por las señales de las huellas psíquicasde los jóvenes Mentalizadores.

Loscadaveres carbonizados de los celadores todavía humeaban a lospies del Maestro Mentalizador. Después de haberse encontradocon la muerte hacía poco más de media hora.

Lasalarmas de Arcadia seguían sonando frenéticamente. Aligual que los disparos láser y las explosiones propias deferoces combates. Las fuerzas imperiales y los discípulos delMaestro Mentalizador combatían a las fuerzas corsarias de losSeñores Piratas hasta la muerte. Arcadia era un caos. Y lamisión del Maestro Mentalizador, la más importante quejamás hubiera afrontado.

Elfuturo de su raza estaba en juego.

Expandió su mente por toda Arcadia, haciendo casoomiso a las voces de los humanos, buscando la impronta mental deSiete. Ahora, después de haber asimilado sus huellaspsíquicas, la conocía y podía localizarla conexactitud. Captó una débil señal, lejos de él,y se puso en camino.

Entonces, una voz gelida, gutural, aguda y cavernosa,que en tiempos pretéritos fue humana, llegada desde losconfines más lejanos de los ámbitos del universo.Penetró en su mente y susurró sus palabras con aqueltono siniestro, sesgado y cruel, que intimidaba hasta al propioMaestro Mentalizador.

Merodak.

Maestro.

Elchico.

Haescapado, Maestro. Pero sé dónde está. Pronto seránuestro.

Eltiempo se acaba, Merodak. Cada vez es más difícilcombatir a las hordas de Mundo Destierro. Hijo mío, he vistola destrucción de nuestro pueblo en mis visiones. Debescapturar al Guardián de la Torre a cualquier precio. Éles la clave de la supervivencia de nuestra raza. Sólo élpodrá liberarnos de está prisión infernal. Debesencontrarlo y educarlo para afrontar su destino.

Sí,Maestro.

Lapresencia del oscuro ser que le había enseñado lossecretos del Arte de los Mentalizadores décadas antes, despuésde sellar pactos de sangre que iban más allá de la viday la muerte, se desvaneció devolviendo el control de su cuerpoa Merodak, el Maestro Mentalizador.

Talera el poder de su maestro, el innombrable, que su mente, proyectadaa cientos de pársec de distancia cruzando el vasto océanoesferas dimensionales, invisibles para los sentidos de losinvolucionados humanos. Era capaz de atravesar las barreras mentalesde Merodak sin esfuerzo, y hablarle a lo más profundo de suconciencia. Mostrando un dominio sobre él, que le hacíasentir impotente. Cada vez dudaba más del proyecto en que sehabía embarcado. ¿Qué sería del Imperiocuando su Maestro y sus elegidos regresaran? Ante semejante poder, laarmada de un millón de naves sería un obstaculo menoren sus planes. A veces, Merodak pensaba que estaba cometiendo unerror. Pero la desapareción de su raza, en caso de no actuar yel implacable control de su maestro, reducían sus opciones ala nada.

Tenía que seguir adelante y salvar al Guardíande la Torre.

Antes de que fuera demasiado tarde.

Sintiempo que perder, Merodak invocó el sigilo de Kronyr.Un sello de gran poder que envolvía su cuerpo desde el pecho ala espalda descendiendo hasta las caderas. Mientras, una lluvia derunas caían desde el interior de la armadura amplificadoraluminiscente, o ese efecto daba, ya que el apenas perceptible dibujorúnico, se formaba a lo largo de toda la cubierta miles deveces, para crecer hasta hacerse bien visible y volver a desaparecer,imitiando el efecto de la lluvia. El color verde del sigilo, lasrunas, y el aura saturaban la presencia de Merodak, cada vez másdistorsionada por su propio campo mental, que se lo separaba a pasosagigantados del tejido de un universo.

ElMaestro Mentalizador, con los ojos en blanco, vislumbrando lasposibilidades del continúo espacio-tiempo. Eligióexistir a partir del siguiente segundo en una pequeñahabitación de un nivel superior al otro extremo de Arcadia,cercano a Siete. Y cuando el poder del sigilo de Kronyrenvolvió por completo a su carcasa física, saltó.

Elabismo creado en el tejido del universo durante un instante, absorbióel aire de los pasillos más cercanos a Merodak, alzando loscadaveres de los celadores y los objetos más livianos.Generando un fenomeno de compresión, que se invirtiótras el cierre del abismo, descargando una violenta explosiónverde cuya onda expansiva borró los últimos vestigiosde la presencia de Mentalizadores en aquel infausto nivel.

Mientras, al otro lado, comandos de piratasatemorizados, tras arrojar sus fúsiles láser al suelo.Escapaban de la visión del demonio Mentalizador envuelto en unaura distorsionada verde, que le confería un aspecto si cabemás terrible y sobrenatural.

Unasonrisa de perversa satisfacción cruzaba los labios impíosde Merodak.

ElGuardián de la Torre, Siete, estaba muy cerca.

Prevaleceremos, Maestro.

Unacarcajada distorsionada aguda y sesgada, fue la únicarespuesta llegada procedente desde los confines del cosmos.

17horas antes…

Continúa en…

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: ¡Saludos, queridos amigos deGamefilia! No me puedo creer que por fin haya publicado el principiode primera novela de Mundo Destierro. Deseo de corazón que oshaya gustado. Este prólogo es un relato muy importante paramí, ya que después estar de meses trabajando en laambientación y el contexto de la novela, marcó elmomento a partir del cual empecé a escribirla. Despuésde tanto tiempo escribiendo apéndices, ardía en deseosde contar todo lo que había imaginado.

La historia del prólogo es muycuriosa, pues también fue la transición del trabajoprevio a la improvisación. Había planeado que la novelase centraría principalmente en el relato del últimoMentalizador vivo del Imperio, después de la caída desu raza, cuyo final podéis leer en un relato ya publicado, LaAscensión de Falkenberg. La idea era presentar al personaje deniño, saltar treinta años hasta el día en quecomenzó la cacería de los Mentalizadores, y volver asaltar meses después relatando como el personaje realizaba supropia odisea para salvar a su raza, mientras era perseguido por elimplacable Miles Zharum, Comandante de la Legion del Lobo, losguerreros más formidables del Imperio, tambiénpsíquicos.

Narrar la infancia del jovenMentalizador me había interesado mucho, pero jamás tuvela inspiración necesaria para armar un relato de la épocaque mereciera la pena contar más allá del principio dela novela; pero fue escribiendo este prólogo que me vino lainfancia de Siete a la cabezay que decidí cambiar elplanteamiento de arriba a abajo, dedicando la novela desde elnacimiento del joven Mentalizador hasta su encuentro con Merodak,relatando la vida de un Esclavo Mentalizador en la estaciónpirata fuera de la ley más salvaje que ha existido jamás.

Lo cual motivó que no volvieráa reescribir el prólogo, sabiendo que formaría partedel tramo final de la novela, por lo que lo aprovechéprincipalmente para describir a Merodak por primera vez y definir lospoderes de los Mentalizadores que había ido evolucionado desdelos últimos relatos publicados aquí, así como sumanera de concentrarse y encadenar sus poderes, basados en laconcentración y el dominio de las energías que existenen el universo y que emanan del propio Mentalizador.

Comos los lectores de siempre habreísapreciado, Merodak parece ser mucho más poderoso de lo que eraFalkenberg en los relatos de antaño, y así es. Lo cualse explica debido al gran salto temporal de la novela desde  losrelatos originales, respecto a los que han pasado más de tressiglos y Falkenberg ha desaparecido, siendo Mundo Destierro su últimodestino conocido. Merodak es uno de los Maestros Mentalizadores máspoderosos de la orden actual, una orden que vive su momento de gloriamáxima, reconocida como el órgano que representa elpoder del Emperador en los planetas artificiales y las coloniastemporales.

En un imperio de billones de sereshumanos en constante viaje hacia la próxima galaxia, dominado poruna elite formada por los millones de nobles humanos que hanevolucionado a hombres espaciales, seres capaces de vivir en elespacio y dominar la energía del universo a su antojo; losMentalizadores, los descendientes de la antigua sangre, se hanconvertido en los elegidos del Emperador, pues gracias a aquellosdemonios psíquicos el Emperador puede controlar a una noblezatan ambiciosa como poderosa.

El Título de la novela “ElDuque del Destierro” procede de los rangos Mentalizadores en elImperio. La nobleza imperial, constituida por cien casas nobles decientos de miles de miembros y decenas de planetas bajo su controlcon flotas estelares de combate privadas, soportan la tiraníade los Maestros Mentalizadores, que en nombre del Emperador gobiernana las Casas Nobles velando por su lealtad. Dicho de otro modo, cadados o tres Casas Nobles son estrechamente controladas por un MaestroMentalizador, una criatura implacable que todo lo sabe y ante la quecualquier signo de rebelión no es más que el preludio ala más horrible de las muertes.

Dentro de los Mentalizadores, losDuques eran aquellos Mentalizadores encargados de controlar a lasCasas Nobles; función que solían desempeñar con laayuda de sus discípulos y el soporte de los alumnos de supropia escuela, que establecían en la metrópolis deCasa Noble más importante bajo su control.

“El Duque del Destierro” no es nadamás ni nada menos que título de Falkenberg, el líderde la orden durante casi dos siglos, aquel que jamás gobernóa ninguna Casa Noble, pues su misión era ejercer de Ejecutor Imperial y eliminar cualquier rastro de rebelión. El nombre,irónicamente, le acrédita legalmente como Señorde Mundo Destierro, pues, el Emperador, con el que mantuvo unarelación especial de mutúo respeto, en su tiempo leprometió que le concedería cualquier gobierno, yFalkenberg, décadas después le demandó MundoDestierro, aquel planeta eliminado de los archivos imperiales tras lahuida del antiguo Emperador; al que finalmente fue enviado paracapturar a unas Casas Nobles que fueron exiliadas allí paraaniquilarlas, con unas consecuencias imprevistas: el nacimiento delos Vampiros Demoníacos, antiguos Nobles Posthumanos quehabían mezclado su sangre con los demonios del Abismo.

El motivo del título para lanovela es que a partir de la segunda trilogía, pues habíaprevisto escribir de seis a siete, Falkenberg pasaría a ser elprotagonista absoluto, dedicando las primeras a presentar el universode Mundo Destierro poco a poco. Pero ya me estoy enrollandodemasiado… LMAO Espero que os haya gustado este comentario contextual. Apartir de aquí, en el caso que os guste el prólogo, irépublicando cerca de veinticinco capítulos más.

PD: Quiero despedirme dando las gracias a todos vosotros, mis amigos y lectores, sin los que jamás me hubiera atrevido con un proyecto semejante, y a Meristation por las portadas que habéis ido dando a este humilde blog de literatura; Mundo Destierro es lo que es hoy gracias a vosotros Kitten

Un saludo a todos! Wink

Érase una vez… Mundo Destierro

Había una vez un joven enamoradode la literatura que decidió ser escritor de mayor, dandocomienzo a la mayor aventura de su vida: crear un universo propio enel cual ambientar sus historias. Los años transcurríanrápidamente mientras el niño se convertía enhombre devorando libros infatigablemente, descubriendo por el caminoel valor de la amistad, el amor, y las experiencias que te marcan.Los tiempos de los sueños iban dando paso a los de laresponsabilidad, las tardes de juego se convertían en horas detrabajo, y los estudios en los que un día antes se habíamatriculado llegaban a su fin.

Una década después deaquella decisión, de aquel niño sólo quedaba elcorazón, la ilusión, los valores y su decisión.Un secreto que había llevado a cabo en aquellos momentos enlos que necesitas alejarte del mundo para volver a abrazarlo conmayor alegría, del que su único testigo eran lascientos de páginas escritas recopiladas en tomos: relatoscortos, relatos inacabados, novelas que jamás llegaron a buenpuerto, pero, principalmente, apéndices, la visión delmundo que habítaba en su mente y crecía día adía desde entonces.

Nunca se había tomado en seriosu decisión, consciente de las dificultades de la vida adulta,su obligación era pensar en seguir otro camino. Además,era muy difícil que a la gente llegará a gustarle loque escribía. Pero, un día cambio todo de golpe, comosuelen suceder las cosas en la vida. Meristation abrió lacomunidad blogera de Gamefilia, una tentación a la que estejoven escritor no pudo resistirse. Quería saber que impresióncausarían sus relatos a los lectores, es más, lonecesitaba. Después de un par de malos años en los queno había podido escribir, buscaba una excusa que le motivaráa continuar su mayor aventura.

En aquel momento, no podíaimaginarse lo que ocurriría a continuación: descubrióa un grupo de gente fantástica, los lectores mostraron interéspor sus relatos, y el blog de literatura basado en su obra ycolaboraciones de amigos creció. Gracias a aquellas personas,este joven escritor volvió a escribir con más ilusiónque nunca. Después de unos comienzos modestos, en los que fuepublicando antiguos relatos, dio el paso a escribir nuevos y continuóel desarrollo de su universo. Ese mismo verano, el destino le llevo ala creación de Falkenberg, el Mentalizador, el guerreropsíquico, el personaje que simbolizaría la nueva etapade Mundo Destierro y que abriría puertas antes inexploradas.

A partir de entonces, las ideasempezaron a sucederse una tras otra, y la confianza de este jovenescritor fue aumentando hasta que se planteó escribir suprimera novela en serio, pensada para ser publicarla. Las entradasdel blog se fueron distanciando mientras desarrollaba diferentesideas que fue desechando hasta la escritura de “Feliz AñoNuevo, mi Amor”, un relato en el que convergían los mesesprevios de desarrollo de los Vampiros Oscuros, que le conducieron ala historia que había estado buscando toda la vida: La Caídade los Mentalizadores.

Poco después, muy a pesar deeste joven escritor, el blog cerraba sus puertas para centrarse en laescritura de la novela, iniciando el año másapasionante de su vida, en cuanto a escritura se refiere. Losprimeros cinco meses pasaron en un suspiro, profundizando en lahistoria de Falkenberg, la era Imperial de las Novelas, suspersonajes y los guiones que ambientarían a la serie denovelas que había concedido para narrar desde la épocade esplendor de los Mentalizadores, a su decadencia, posterior caíday resurgimiento en Mundo Destierro.

Aunque no todo eran luces en aquelmundo de ideas, también había sombras muy alargadas.Este joven escritor temía no estar a altura de una historiatan ambiciosa, por lo que, inconscientemente, con la excusa dedesarrollar los apéndices al nivel requerido, fue posponiendola escritura de la novela que debía escribir. La situaciónle fue angustiando durante semanas hasta que un día explotó,arrojó aquel mar de apéndices y borradores al cajónmás profundo del escritorio, y empezó a escribir lanovela improvisando sobre la marcha recordando de memoria losapéndices.

Libre por fin de sus propias ideas,libre de su necesidad de perfección, viviendo la aventura desentir la escritura de la novela, las páginas se sucedieron.Al principio dudaba en cuanto al estilo y que parte de la historiaiba a contar exactamente, pero conforme los días setranscurrieron la escritura se fue tornando rutina y lo planificadofue cediendo su testigo a la mera improvisación,experimentando un crecimiento de los conceptos previos como jamáshabía soñado. Su querida novela ya era una realidadorgánica, con vida propia, que se rebelaba y le marcaba elcamino a seguir. Y a pesar de que conocía el desenlace de lahistoria y algunos puntos que eran inflexibles, el camino de páginaa página le era completamente desconocido. Asítranscurrieron las noches de verano, saboreando la sorpresa dedescubrir que iba a suceder a cada párrafo.

Escribiendo una novela existe un puntoa partir del cual te das cuentas de que vas a concluirla con éxito.Cuando este joven escritor experimento por primera vez en su vida esasensación, la escritura se aceleró y casí sindarse cuenta ya había triplicado la extensión de suescrito anterior más largo, sonriendo al saber que esto no eramás que el comienzo. Pero, entonces, en el mejor momento llegola crisis. No faltaba inspiración, ni tiempo, ni voluntad,faltaba algo mucho más importante: una parte vital de lahistoria.

Año y medio antes, durante losinicios del regreso a la escritura, consciente de que el trabajoprevio de una década lo abrumaría, al ser demasiadainformación para asimilar y actualizar en poco tiempo, estejoven escritor decidió trabajar en base a la inspiracióny la improvisación, recuperando cada parte olvidada de suuniverso a su debido tiempo. Una decisión que le funcionóbien desde el principio al permitirle combinar la libertad de empezarde cero con la ventaja de aprovechar el trabajo anterior, pero, en lanovela no funcionó.

En aquellos cinco meses de intensotrabajo había desarrollado todas las épocas de lanovela de manera draconiana, construyendo su propio Silmarillion alrespecto, pero se le paso algo que jamás creyónecesitar: la historia de los Eternos, los antiguos dioses quecrearon el universo. La recordaba la bastante bien para creer quepodría satisfacer cualquier trama de la novela, pero cuandoésta cobró vida y se le fue de las manos, superando laplanificación previa, abarcó mucho más de loesperado en principio y planteó una pregunta para la que notenía respuesta. Una respuesta sin la que no podíacontinuar escribiendo.

Fue un trago amargo que le bloqueódurante algunas semanas, días en los que escribió pararelajarse relatos como “En la Cripta de Kel Asborg” y “Bajo laEstrella del Norte” aprovechando la oportunidad para volver adisfrutar de vuestra compañía, consciente de que larespuesta llegaría a su debido tiempo. Y así fue.Coincidiendo con cambios importantes de su vida a nivel de estudios ytrabajo, en el momento más inesperado surgió lainspiración para responder aquella pregunta. Esa misma noche,el texto que iba a continuar la novela cobró vida. Hubo quereescribirlo varias veces hasta rodearlo, pero salió perfecto.La novela volvía a estar en marcha, sólo que esta vezya había despejado todos los obstaculos. El tiempo de descansosirvió para meditar las dudas restantes y tener claro comollevar a cabo el resto de la novela.

Dicen que la vida te golpea másduramente cuando menos te lo esperas. Y así fue el caso deeste joven escritor que ya no va a continuar escribiendo este diariodesde la distancia. De la noche a la mañana, un familiar, lapersona que más quiero en el mundo, se puso gravemente enfermacon unas perspectivas de lo más adversas. Es una cuestiónen la que no deseo extenderme por respeto. Cada cual tiene suspropios avatares. Así que, si os parece, os hablaréúnicamente de como ha afectado a mi humilde literatura.

Supongo que os podéis imaginarel destino de la novela. Muerta. Caída en el cajón delos olvidos junto a toda mi obra. No he tenido ni el tiempo ni lavoluntad ni el deseo de escribir una línea en más demedio año. Sólo me concedía una pequeñaconcesión: imaginar nuevos relatos de los que no anotaba unalínea. Me servía de distracción para soportarlos peores momentos y las noches en vela. Algunos relatos se iban demi mente ese mismo día, y otros se me han quedado tan grabadosa fuego que los veo en mi interior como si fueran reales. Sondiferentes, al principio, casi ni me parecían míos. Mástarde comprendí que he cambiado mucho más de lo queimaginaba en un principio. Los relatos son sólo un reflejo delcambio que se ha operado en mí.

Llevo unos minutos pensando que decir acontinuación, y lo cierto es que me fallan las palabras. Asíque sere breve. Desde hace algunas semanas las buenas noticias hanempezado a alumbrar la senda de espinas que llevamos cruzando desdeentonces, y ahora que vuelvo a tener un poco de tiempo para respirarhe decidido continuar adelante con mi mayor aventura desde una nuevaperspectiva. ¿Cómo volver a empezar?

Es algo que me he preguntando a lolargo del tiempo. Sé que continuar la novela es imposible,sencillamente no tengo el tiempo que requiere un proyecto desemejante magnitud. Aceptarlo fue muy difícil pero en ciertamanera me liberó. Me ha permitido cobrar consciencia de lo querealmente debía hacer. Desde que volví a escribir haceun par de años, había enfocado mi proyecto literariocomo una carrera explosiva: recuperar la forma, encontrar lahistoria, escribir la novela, publicarla y desde esa comodidadafrontar la revisión de mi creación en todos susámbitos. Ahora que he perdido la prisa por completo sóloquiero hacer bien las cosas.

Así que una tarde que jamáscreí llegar a ver, abrí unas cajas selladas desde haceseis años y empecé a leerme todo lo que he escritodesde el primer día hasta el último. Cuántohabía olvidado. No podéis haceros una idea. Quétremenda alegría volver a recuperar aquel tesoro. Como andabafalta de inspiración y tenía la escritura muy oxidada,pensé que lo mejor sería continuar con aquel apéndicegeneral que emprendí hace algún tiempo y que jamásllego a ninguna parte. Siempre en algún momento se me hacíacuesta arriba y lo acababa dejando, pero esta vez no fue así.Las entradas se sucedieron y lo recordado enriqueció lo nuevo.Muy pronto volví a encontrarme con mis peores enemigos: lascuestiones acerca de la creación de Mundo Destierro que jamáshabía resuelto, de las que la dificultad de la novela no eramás que un pequeño obstaculo. Temas que no habíasido capaz de resolver en quince años. La razón por laque me centré en aquel mundo gelido y inhospito que es MundoDestierro (el planeta).

Pero algo ha cambiado en mí.Quizás haya sido la experiencia de verme en el abismo, perotengo la sensación de haber recuperado algo que en ciertomomento de vida anterior perdí sin darme cuenta, porque lacuestión es que de pronto empecé a resolver todos lostemas de Mundo Destierro uno tras otro en apenas unos días.Ahora tengo la sensación de que siempre he tenido lasrespuestas, pero que no estaba predispuesto a escucharlas. Lacuestión es que después de media vida por fin puedodecir que he completado la historia de mi universo de principio afin. Ha llegado el momento de escribir las historias que siempre hedeseado compartir.

¿En qué se traducesemejante fortuna? Vuelvo con vosotros, mis queridos amigos ylectores, para iniciar un nuevo proyecto en vuestra compañía.Hay que adaptarse, si no es posible escribir una novela al uso porfalta de tiempo… habrá que escribir una novela de relatoscortos. Entre los que se me han ido ocurriendo durante los últimosmeses, los que ahora mismo voy apuntando y los que siempre he queridocontar, hay historias más que suficientes para escribir unanovela sin prisas. Así que he pensando hacer lo siguiente:regresar con vosotros, mis queridos amigos y lectores, publicar lanovela de los Mentalizadores que deje a medio escribir para que almenos podamos disfrutarla, dedicar una temporada a continuaractualizando los apéndices de Mundo Destierro, y a partir deahí empezar a escribir los relatos de la nueva novela. Como notengo muy claro cuales finalmente serán los eligidos, los irépublicando aquí y en base a vuestra respuesta formaréla lista que compondrá la novela. ¿Qué osparece? Wink

¡Un saludo a todos! Mr. Green

Bajo la Estrella del Norte: La Caída de Imradhyr – Dedicado a Markov

En las desoladasllanuras de la pretérita capital del Imperio del Norte, Imradhyr, elhogar ancestral de los Vampiros Oscuros, la muerte cabalga con negrasalas. El anillo de majestuosas Torres Blancas cuyo escudo mágicoprotegía a la capital de perversas criaturas abisales tanantiguas como el cosmos, ha caído.

Bajo las tinieblas dela noche más trágica, la raza que ha dominado MundoDestierro a lo largo de los siglos con puño impío, seextingue.

Dragones engendradoscon la sangre de los dioses perdidos en el mar de las eras, deltamaño de montañas, cabalgan los cielos invocandolluvias de rayos y fuego a su paso. El Mundo Tiembla. Un vastoejército de dragones humanoides pervertidos, creados por lamagia maldita de los Dragones Patriarcas, avanza en perfectaformación a las puertas de la capital del Imperio del Norte.No hay emoción en sus corazones. Son seres sin alma nacidospara robar vida.

Amon Amarth – Under the Northern Star 

En sus más dedos mil años de historia, la brillante capital del Imperio delNorte, jamás ha sido asediada. La impía ciudad deensueño resplandece en la noche eterna de la naciónumbría entre ámbitos, mostrando el esplendor de laorgullosa civilización de Vampiros Oscuros que ha prosperado alas puertas de las simas abisales del Tártaro; desafiando alos amos perpetuos y sujuzgando a los reinos humanos.

No hay murallas queprotejan a la ciudad de luz. Las torres flotantes de los nivelessuperiores siguen navegando sobre la vieja ciudad de los plebeyos,ajenas a la desgracia que se palpa en el ambiente. Tampoco hay rastrode los Vampiros Oscuros ni de sus esclavos.

La ciudad estádesierta, poblada por un rumor sólo audible en el silencio queacontece a los gestos épicos.

Los Dragones Patriarcasla sobrevuelan a la espera de una señal. Sus ejércitoscasi han llegado. Un Dragón Patriarca Anciano negro como lavenganza, cuyo nombre no puede ser conocido por un mortal sin perderel alma, escupe una bocanada de fuego mágico contra un barrioflotante noble del tercer nivel. Las torres más cercanas, seoscurecen por el contacto con su vil magia, y se precipitan al vacío,causando grandes daños en los niveles inferiores.

La destrucciónha comenzando.

En apenas unos minutos,la mayor parte de la brillante capital arde. Ni la temida magiarúnica de los Vampiros Oscuros puede resistir el azote de losDragones Patriarcas. Su horda de humanoides dragoniles perversos, yaavanza por las calles periféricas.

Sólo la TorreArcana central, el templo de los cuatro Brujos Inmortales queengendraron con su semilla a los Vampiros Oscuros, resiste el asediode los Dragones Patriarcas; aunque, partes de la fachada sederrumban.

El sueño de losDragones Patriarcas se fraguaba. Muy pronto, la única raza quejamás había aceptado su autoridad, sería pastode la ruina y el olvido. Sólo faltaba un gesto para culminartan gloriosa noche: la rendición. Los Vampiros Oscuros notendrían más remedio que aceptar la derrota sipretendían sobrevivir como sus esclavos y juguetes personales.A menos que se tragaran su caudaloso orgullo, desaparecían dela faz del universo para siempre.

La última imagende su otrora temida raza, sería la visión de unMoebius, el Sumo Brujo Inmortal, arrodillado, suplicando y mendigandoel perdón para su raza.

Con ese anhelo, losDragones Patriarcas, enfrascados en la destrucción de losniveles flotantes de la ciudad del esplendor, no vieron como laspuertas principales de la Torre Arcana se abrían.

El formidable ejércitode los dragones humanoides perversos, se detuvo entre las humeantesruinas de los barrios plebeyos de la superficie, a la espera de laceremonía de rendición.

Un grito glorioso ydesgarrador pronunciado por las gargantas agudas e inhumanas de losguerreros Vampiros Oscuros, golpeó con la fuerza del trueno ala invicta horda. Emergieron por legiones cabalgando corcelesespectrales mostrando con orgullo el estandarte de sus Casas Nobles.La realeza del impío imperio cargaba furiosa contra el enemigoseguidas por las legiones de infantería cuyos nombres estabanasociados por los hombres a la caída de las mayores nacionesde cada siglo.

Cargaban con unabrutalidad salvaje burlándose del miedo y la muerte, con unascarcajadas siniestras y guturales de pura demencia que helaron elcorazón sin alma de los dragones humanoides.

Estaban a unos segundosde descubrir la emoción del terror.

Los Vampiros Oscuroshendieron las filas dragoneras con la fuerza de titanes enloquecidospor su propia grandeza. Luchaban sin orden ni concierto, avanzandosin mirar atrás, entablando combates individuales, sesgando unenemigo tras otro, ignorando sus propias heridas.

Nada, ni siquiera lamuerte, era capaz de detenerlos.

Millones de guerrerosdragoneros retrocedían desmoralizados ante la carga avernal dedecenas de miles de Vampiros Oscuros. Cuando sus caballos caían,las espadas atravesaban sus corazones y las lanzas los ensartaban,seguían luchando con el fuego de la muerte en sus ojos. Adiferencia de las demás razas mortales de Mundo Destierro, losVampiros Oscuros, aquellos conocidos como reyes de la crueldad,vivían y morían unidos por el sueño de gloriainmortal de su raza. Por eso, a las puertas de la extinción,los guerreros de todas las Casas Nobles, olvidando sus diferenciaspersonales, luchaban como hermanos de sangre que eran, soportandosufrimientos y rigores que ponían a prueba sus almas.

Una letanía serepetía en sus mentes: ganar tiempo.

Mientras un sologuerrero Vampiro Oscuro permaneciera en pie, ningún invasorprofanaría su ciudad interior.

Los DragonesPatriarcas, sorprendidos por el contraataque de los Vampiros Oscuros,cayeron sobre ellos desde los cielos, sembrando de muerte sus filas.Jamás habían visto nada igual. Lejos de huir a implorarclemencia, los Vampiros Oscuros les arrojaban sus lanzas, flechas,hechizos y espadas entre carcajadas. Miles cayeron sin queconsiguieran arrancarles la sonrisa de su rostro. Es más, lossupervivientes continuaban la marcha, matando cada uno a decenas dedragoneros. Su velocidad demoníaca les permitía bañarla tierra con la sangre de los humanoides que debían haberlosdado muerte.

Cuando los DragonesPatriarcas se concentraban para destruir definitivamente a losVampiros Oscuros, el cielo en derredor suyo fue golpeado por unatormenta mágica sin precedentes. Entonces los vieron, cientosde Brujos, la elite de los Vampiros Oscuros, descendía de lascumbres del aire lanzando sus conjuros más devastadores sobreellos; les acompañaba una flota de cruceros de guerravoladores construidos por los Vampiros Oscuros. Los ojos joya de lasimponentes esculturas vampíricas de sus cubiertas, lesdisparaban con sus cañones mágicos a discreciónmientras los capitanes precitaban sus naves contra los DragonesPatriarcas.

Colisiones titánicasdesgarraron el cielo. Los primeros Dragones Patriarcas murieron.Estaban aturdidos. Los Vampiros Oscuros sacrificaban naves concientos de tripulantes por la mera posibilidad de abatir a uno sólode ellos. Jamás habían conocido raza mortal semejante.

Sus brujos, cruzabanlos cielos hiriendo las membranas de sus alas y sus cuerpos escamososcon hechizos de destrucción tan poderosos que consumíasus vidas; pero no les importaba. Estaban dispuestos a morir por supueblo.

Lejos del caos de labatalla, en las entrañas de la tierra bajo la impíacapital del Imperio del Norte, los esclavos humanos de los VampirosOscuros eran empujados por los últimos guerreros a lainsondable morada donde serían sacrificados; la cavernaexcavada por los Brujos Inmortales para realizar el supremo hechizode creación y destrucción.

Los esclavos gritaronenajados por la visión impía del interior de la cueva,tapizada con los cadaveres sangrientos de los cientos de miles deesclavos que les habían precedido. Aún desconocíanque su destino sería si acaso peor. Las Brujas del Imperio,mujeres de una belleza y poder mágico sin rival entre losmortales, sólo comparable a su propia crueldad; danzabandesnudas flotando sobre los cadaveres cubiertas con su sangre,entonando ominosos cánticos con voces agudas y rasgadas enAlto Vampiro Oscuro.

Sus cánticoscreaban ríos de sigilos rúnicos brillantes azules quefluían por debajo de las grandes estalacticas de la cavernahasta desembocar en su centro, donde se fundían formando unagigantesca esfera brillante blanca de magia no pronunciada por losmortales desde la caída de los dioses perdidos.

En el centro de lacaverna, flotando en derredor de la esfera mágica, los cuatroBrujos Inmortales cantaban en idiomas mágicos muertos mientrastrazaban sigilos de poder que alteraban la realidad del tejidouniversal. Y giraban a una velocidad cada vez mayor, a medida queimpregnaban a su obra con capas de materia.

Las Brujas, conectadasa los Brujos Inmortales telepáticamente, seguíanatentamente cada palabra e inflexión del hechizo, tejiendo lavasta estructura rúnica que debía acompañar alos sigilos principales de sus padres. Era una locura. Jamásse había intentado nada semejante en toda la historia delImpío Imperio: un hechizo que precisaba para su realizaciónla intervención de los cuatro Brujos Inmortales y todas lasBrujas Sacerdotisas, al mismo tiempo. Millones de líneasrúnicas de poder que no admitían el menor error.

En su locura, losVampiros Oscuros pretendían crear un planeta…

¿Continuará…?

Si te ha gustado "Bajo la Estrella del Norte" tal vez quieras leer…

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: Saludos,queridos Desterrados, amigos y lectores! Hoy quería publicarel quinto capítulo de "En la Cripta de Kel Asborg",pero no he podido escribirlo por falta de tiempo; así que hepublicado "Bajo la Estrella del Norte", un relato escritoen Agosto un día que me apetecía descansar de lanovela. Es una historia trágica y épica por la quetengo cierta debilidad, lo reconozco Mr. Green

Quiero aprovechar laocasión para plantearos la oportunidad de tomar una decisiónque va a afectar a los relatos publicados en Mundo Destierro. Veréis,"Bajo la Estrella del Norte" es un relato no concluído. Loleído hoy no es más que un esbozo del principio. En sumomento no quise profundizar más por no descentrarme de lanovela, y porque no podía darle el detalle al relato quedeseaba: quería narrarlo más despacio, aportardescripciones más profundas con mayor ambientación,introducir muchos personajes conocidos de Mundo Destierro y presentara las Grandes Casas Nobles Casas Vampíricas; en definitiva,deseaba escribirlo como un gran relato de 30 páginas.

Ahora mismo tengo variosproyectos de relatos en mente, y me gustaría preguntaros siqueréis que incluya "Bajo la Estrella del Norte" enla lista. Seguramente, de ser positiva vuestra opinión, seráel tercero o el cuarto en caer de la nueva hornada.

Por lo demás,decidiros que voy a pasar un par meses un tanto ausente de Gamefiliapor motivos de trabajo y estudios; aunque procuraré seguirpublicando semanalmente relatos inéditos o continuaciones deya conocidos como "Feliz Año Nuevo, mi Amor"

El poco tiempo libre quetenga he pensando invertirlo en darle un subidón a losapéndices de Mundo Destierro, tal y como hice a los delImperio y los Mentalizadores para la novela de Falkenberg. Me hefijado el objetivo de escribir relatos con mayor calidad y extensión,y quiero hacer coincidir esa etapa con la madurez de Mundo Destierro.

Durante estas semanas detransición, espero haceros pasar un buen rato leyendo lostextos publicados, antes de que pueda empezar a publicar lo querealmente quiero escribir y brindaros.

Me despido enviando unfuerte abrazo a nuestro querido amigo, Markov; al que le dedico lapresente entrada, deseándole de corazón que vuelva aestar pronto entre nosotros escribiendo Kitten

¡Un saludo! Wink