Es un poco decepcionante

 

Es muy curioso que en los tiempos que corren ya no seproduzcan videojuegos que nos sorprendan.

De vez en cuando descubro algo en Steam con ciertotoque Indie que lo hace diferente pero que no acaba de cuajar, que se queda tansólo en una buena idea pero que a la larga resulta tedioso y aburrido.

Y os estaréis preguntando qué hace un Troll como yo (comoalgunos me llaman) volviendo a escribir estas líneas en El Blog de Meristation.

Ya creíais que había desaparecido…

Lo cierto es que hace ya mucho tiempo que habíaperdido el interés tanto de escribir como por los videojuegos en general.

Pero un maldito día se me ocurrió apoyar a losdesarrolladores nacionales y probé a comprar unos cuantos juegos producidosaquí en nuestras tierras.

Entre ellos está el que me ha hecho que regrese conmás fuerza que nunca para escribiros todo este tocho.

Un juego que sin grandes pretensiones y con unosgráficos justitos ha hecho que no me despegue de la pantalla durante días.

Que me ha hecho volver a sentir aquel gusanillo que merecorría por toda la espina dorsal en mis viejos tiempos como jugón.

En un principio me pareció un juego de lo más discretoy sencillo.

Pero no te dejes engañar, tras esa apariencia de juegoindie hay una producción que te garantizo te sacará más de una sonrisa y noquerrás parar ni para ir al baño.

Los que se acuerden de mi ya saben que no soy mucho dejuegos modernos de gráficos poligonales, que me atraen más los juegos decarácter retro.

Pero no me esperaba semejante regalo de Dios.

Como todos vosotros, yo tengo mi Top personal basadoen mis propias experiencias, en mis gustos y en mis horas de vicio. Y demomento ya opta por el primer puesto.

Me ha tocado tan hondo este dichoso videojuego que noparo de escuchar podcasts en los que se habla de él, de leer comentarios ycríticas tanto favorables como en contra.

Pero me da igual.

Todos los juegos deberían como poco ser tan divertidoscomo este.

Ya me he puesto en contacto con su creador y me hepuesto a sus pies.

Le agradezco de todo corazón el haber creado el quepara mí es el mejor videojuego que he jugado en toda mi vida.

Pero no vayáis corriendo a probar el jueguecillo demarras para saber si a vosotros os parece tan genial.

Hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo yque cada mundo tiene sus propias normas de justicia y de castidad (joel que mevoy por las ramas).

Quiero decir que a mí este juego me parece el juegoperfecto pero que a vosotros a lo mejor os parece un simple pasatiempo más, unomás del montón de juegos indie que pasan desapercibidos y a los que no osmolestáis ni a jugar un par de minutos.

Sólo os pido que le deis una oportunidad y que osatreváis a pasar horas frente a él.

Solo así descubriréis las mil maravillas que osofrece.

Intentad por lo menos llegar hasta el final, probadsus fases multijugador, haceos la campaña en solitario, sentid en vuestrascarnes su música, sus efectos y transportaros conmigo a un mundo Friki lleno dedetalles que harán que os sintáis tan cómodos como si anduvieseis por vuestrapropia casa, en vuestra habitación, rodeado de pósters de vuestras seriesfavoritas y con el teléfono en la mano a punto de llamar a vuestros amigos paraquedar el finde con la esperanza de jugar unas partidillas al rol con ese nuevomáster cabroncete que hace que os lo paséis pipa.

 

Sin más burradas que decir me despido de vosotroshasta quien sabe cuando volveré a escribir.

 

Aquí os dejo el link del juego en Steam para que aquelque se atreva a probarlo lo haga sin demora.

http://store.steampowered.com/agecheck/app/233980

He optado por la versión en Steam porque es una gozadadisfrutar de los logros y las cartas además del maravilloso mundo del Workshoplleno de niveles extra.

 

¡Que os aproveche!