Critica Destructiva a: La Jungla 4

 
 

Soy un tío tolerante ante todo y muy permisivo en muchas cosas. Si hablamos de videojuegos, cine o libros más aún, pero hay cosas que no soporto y que me tocan mucho la moral. Me explico:
Si vas a hacer una parte nueva de una saga, o a continuar una 1º parte, lo lógico es respetar la “esencia”. Las bases en las que se fundamentaron ese personaje, historia o lo que fuese deben perdurar y en base a eso mejorar lo que fallaba, o a veces ¿Por qué no? Dar más de lo mismo no es tan malo. En La Jungla 4 tenemos un típico ejemplo… de algo que no se asemeja a respetar la esencia. En la jungla de Cristal 3 se veían derroteros de por donde iba a tirar la saga. Y esta no será una crítica destructiva a saco (Que sí irónica). Porque si la película se llamase “Asalto a Nueva York” y el prota se llamase “McCormick” tendría un pase. Pero este que nos han querido vender NO es John McClane.
En la 1º parte, McClane era un policía de Nueva York, duro, pero humano. Conseguía cepillarse a una panda de terroristas alemanes el solito, pero cuando resultaba herido le dolía. Y mucho. Recuerdo que cuando llega la escena final, aún estando jodido da la sensación de seguir irradiando fuerza, a pesar de cómo ya he dicho tener heridas hasta en el carne de identidad. Un tío duro que todo el mundo querría ser, pero ante todo humano. En la 3º McClane podría caerse de 40 pisos que se levantará y seguirá dando ostias como en el 1º fotograma. Eso sí, tenía un malo cojonudo (Genial Jeremy Irons), un secundario decente (Jackson) y un guión decentillo. Aunque como he dicho no se respetase del todo la esencia del personaje. Pero la Fox, en vista de que no conseguía decepcionar a los fans, propuso superarse. Tomó plátano, laxante y leche, todo junto y defecó encima de la saga, dejando un truñete de los que marcan época, y es que los que pagamos en el cine por el esperado regreso del policía mas cojonudo de todos los tiempos no nos imaginábamos que íbamos a poner semejante cara de asco.
 
 
El chiste mas gracioso de la peli en esta escena: "Parece un puto hamster…" Sin comentarios. 
La cosa comienza con la típica escena de padre poli acosa a hija que lo odia… ya empiezas a intuir que al final no solo la secuestrarán para chantajear al padre en una plausible escena de escudo humano, sino que esta al final aceptará que su padre es el puto amo al cuadrado. Eso ya lo sabes y aciertas lo que pone de manifiesto que los guionistas no querían exprimirse demasiado la cabeza. Pensaréis que esto pasa en todas las películas de acción… ¡No señores! En la 3º parte de la Jungla sin ir más lejos no ocurre. En fin, McClane se mete en el coche y recibe un aviso de que tiene que proteger a un informático porque se están cargando a unos en especial que parecen ser expertos. En este caso es un adolescente, o como mucho con 22 años. Justin Long lo hace bien, pero no es una película en la que él encaje. Mas que nada porque la escena en la que se conocen ya es manifiesta de que se va a usar tópicos para reírse de los informáticos.
¿Qué pasa, que todos los que nos aferramos al ordenador coleccionamos figuras de Gundam, estamos gordos o somos famélicos, tenemos pinta de heavys, vivimos con los padres en un sótano que llamamos el centro de control,…) Joder, es que me toca las pelotas. Tópicos y tópicos al poder ¿Un informático no puede estar cachas y dedicar sus ratos libres a practicar salsa? (Bueno, espero que no lean esto porque capaces que son de poner a un cubano con el acento…) Encima ponen a McClane como un jodido carcamal que no sabe hacer la O con un canuto y que se carga figuras ¿De verdad era necesario poner a McClane como un “tejodolacolección porquemolo”? Eso no es ser duro, es ser un cabrón, y McClane no es de esa clase.
El caso es que los atacan en el piso del Hacker, y ya ves otro despropósito: Un malo haciendo Parkour… joder, que daño hacen las modas. Recuerdo que Hans Gruber o Karl en la Jungla 1 no necesitaban hacer parkour o ponerse un tatuaje que dijese “soy friki” para que quedasen en el recuerdo como malos de verdad. En cambio este tío lo único que hace es haberse flipado con el parkour y saltar como un loco en plan Matrix… si, las cosas no pueden pintar peores para la película. Obviamente y tras hacer un despliegue de medios que ríete de las fuerzas Delta, no se los consiguen cargar, y mira que es raro, porque aquí se ve que Bruce Willis, de ser un policía táctico que piensa antes de actuar, se lanza a pecho descubierto a todo sitio sin antes comprobar… también sobrevive a una explosión de gas…
 
La escena coche se carga a helicóptero… tu piensas que no puede ir a peor. Lo que no sabes es que un camión puede cargarse un F35… 
Consiguen escapar y ya se nos ve al malo. Y ahora tras un tiempo comprendo que aunque Timothy Dalton lo hace cojonudamente y es buen actor, le falta ese toque de “veteranía” o “experiencia” de un malo experimentado, ya que parece mas el malvado empresario de una película de abogados, que un malo capaz de volarte la cabeza (Eso si, sigo diciendo que lo hace de puta madre pese a ese detalle y a las limitaciones de guión).
Seguimos con esta basura. Cuando van en coche, todo se colapsa por culpa de los malos, y McClane le dice a Justin Long (El Prepuber Hacker) que eche a correr. Este dice que si es necesario hacerlo (Dando a entender que no corre) Coño, se ve que Justin no tiene precisamente un cuerpo gordo, y repito ¿Es necesario recurrir al tópico para que digamos lo duro y guay que es McClane?
Tras una serie de escenas que sobran (Incluimos la típica en la que los del gobierno son gilipollas y desoyen los consejos del típico “pringao” que al final tiene razón) llegamos a la escena del túnel en la que, atención, tras mucha “tensión” (Parecía que iba remontando) McClane ve un helicóptero que le esta tocando la moral y ¿Qué hace? Mete gas al coche en el que esta, y a toda leche salta de el… si, dudas en ese momento de si estarás viendo Terminator Salvation… pero no, sigues en la Jungla. Para colmo, McClane se hace el dolido, pero… ¡Si, a los 2 minutos esta como si nada! Joder, esa escena hubiese quedado bien para el final, y viendo a McClane en la camilla recuperándose, pero no para los primeros compases de la película, y encima levantándose como si tirarse de un coche en movimiento fuese algo rutinario. En una peli de Schwarzenegger aplaudiría ese detalle, pero en una de McClane me dan ganas de pegarle fuego a Wiseman, el artífice de este insulto. Yo aquí me quería ir de la sala ¿Para que seguir viendo mas? Ya McClane era invencible y me estaban prostituyendo un clásico, pero mi colega dijo que ya que habíamos pagado casi 6 euretes por la entrada, que la veíamos toda. Tenía razón, no había salido nada barata.
Tras muchas escenas de paja (Atentos a la definición “maccleiniana” de héroe, tan jodídamente insípida como la película) y añadiendo el hecho que tras el coche y el helicóptero ssabes que las fantasmadas irán a mas e intentarán superarse (La escena del gasoducto es despollante de lo estúpida que es), llegan a la casa de “El Brujo”, un hacker gordo, con pinta de genio pero idiota que es nerd a mas no poder (Para los neonatos, nerd es friki profundo de los que van a comprar el pan vestidos de Bobba Fett) y que vive con la madre. Como podéis imaginar esto generará graciosas situaciones y parodias… para la generación MTV, porque yo más que reirme solté un ¿Pero que coño? Bastante altito en el cine, y os aseguro que no era el único de la sala cabreado. De hecho si nos ponen a Wiseman y al que da luz verde a los guiones de la fox nos lo comemos a mordiscos.
 
 
Dos terminators viajaron en el tiempo… la cuestion era saber cual de ellos llegaría primero a Justin Long… 
 
McClane no es un puto bufón de circo de las películas, no es gilipollas y ante todo no es un hombre del “cromañon”, pero claro, parece ser que si a los adolescentes de hoy día que van al cine no le pones estas chorradas no se lo pasan bien (Ojo, no generalizo con el tema de los adolescentes, pero todos son así en un 70%). Pero además estos tíos se ve que no han visto a un hacker en su vida. Es como el tópico de que los jugadores de videojuegos son gordos, con granos, visten camisas de Iron maiden y se duchan una vez al año…
 
Para terminar voy a rememorar la escena que ya me hizo mentar a la madre que me parió: Cuando McClane se carga un F35… ¡Con un camión! Yo ya lo tenía claro, me habían engañado. ¡Estaba viendo el prólogo de Terminator Salvation, o de Las Crónicas de Sarah Connor! Porque ME NIEGO ROTUNDAMENTE A CREER QUE ESE SEA MC CLANE. Eso sí, encima el avión explota pero McClane cae por un trozo de autopista mal puesto y se levanta como si nada ¡Tócate los cojones!
La película finaliza aún peor. Malo amenaza a McClane, este se dispara a si mismo para darle al malo (Lo dicho, es Terminator), y el hacker prepuber dispara al malo que retiene a la hija. Y fíjate tú que cosas, que curiosidad, que justo en ese momento entran los policías.
Resumiendo que tengo que ir a la cafetería a comer algo antes de la infumable clase de economía: Una película predecible, llena de tópicos, con humor de “generación MTV” pero ante todo una violación anal en toda regla a nuestro recuerdo de ese policía llamado John McClane. Descanse en Paz.
 

 
Quería dedicarle esta entrada a Ivanete84, puesto que ayer falleció su tío. Aún así no me parece adecuado puesto que no es una entrada acorde a las circunstancias. Eso sí desde aquí le envío muchos ánimos. ¡Saludos compañero, ya sabes que aquí estoy para lo que sea! Wink