La Cocina de Logan: El Gofio

 
 
Llevaba tiempo con esta entrada entre mis ideas de artículo. Hablar sobre un compuesto canario que se usa tanto para desayunar, como para almorzar o para cualquier periodo en el que haya que llenar la barriga en el día. Posiblemente muchos lo conozcáis aún no siendo de Canarias. A los que no, ¡Bienvenidos! Antes de comenzar diré que en ciertos supermercados de la península se puede conseguir, y un paquete no sobrepasa el euro (Aquí sale entre 45-80 céntimos)
El gofio es una mezcla de cebada, maíz, trigo y centeno. Anteriormente se le añadía raíz de helecho pero es algo que se ha quitado de la ecuación con el paso del tiempo. A esa mezcla se le añade un poco de sal, y ya lo tenemos.
 
 
Un paquete recién comprado ^^ 
Su elaboración es muy sencilla, y se obtiene el único cereal recomendado por la unión europea para el consumo diario (Chúpate esa, Kellogs Very Happy). Durante la posguerra fue un alimento muy demandado debido a su bajo precio y a su alta fiabilidad y aporte alimenticio. Es un alimento altamente resistente a la humedad o a condiciones adversas por lo que en las emigraciones a los países como Venezuela el Gofio se llevaba en cantidades colosales para soportar el viaje en barco. A día de hoy es un cereal muy demandado en las Canarias y en gran parte de América Latina, existiendo un itinerario turístico en Canarias que muchos extranjeros no dudan en visitar, llegando algunos a visitar las Canarias solo para abastecerse de dicho producto y venderlo en el Reino Unido…
Contiene vitaminas, proteínas, minerales, fibras y muchos componentes recomendados diariamente por la OMS y por la UE, además de que no tiene ningún tipo de conservante o colorante (Para los no duchos, aparte de no contener nada perjudicial, no engorda ni fomenta el colesterol,…) Ideal para cualquier persona y sin contraindicaciones de ningún tipo, es el desayuno recomendado a deportistas e incluso se pueden encontrar distintos tipos de Gofio adaptados a una dieta particular.
Como nota curiosa, Danone, en su línea de “Postres Maestros”, donde figuran señores postres como la crema catalana, inauguró hace un par de años otro postre llamado “Crema de Gofio”.
Tras esta pequeña introducción, os diré resumiendo por alto algunos platos que se pueden hacer con Gofio.
Obviamente, Leche con el susodicho. Tan solo un generoso tazón con dicho cereal, y olvídate de los desayunos de media mañana.
 
 
Bolas de gofio en rodajas. Estas en concreto tienen pinta de tener un par de días de elaboración (Pero no pasa nada porque como ya he comentado, el gofio es capaz de aguantar extremadas cantidades de tiempo abierto sin perder sus propiedades o resultar dañino) 
 
Bolas de Gofio: Se coge una ondilla, se le echa una cantidad razonable de agua (la mitad de lo que echaremos de gofio) y se le añade una cucharita de sal (Mas o menos dependiendo de lo que hayamos puesto en el bol). Se amasa y ya tenemos las bolas de gofio. Como siempre sugiero, se puede aderezar con un toque personal, como almendras o nueces, o presentar con tintes de chocolate derretido… Huelga decir que se llaman bolas porque hay que darles forma redonda. Luego, si se ve que las bolas son muy grandes se las puede cortar en rodajas.
Cazuela de Gofio: Esta se suele hacer con sopa de pescado. Me explico rápidamente: hacemos una sopa de pescado (Obviamente) con una vieja (Pescado típico Canario, aunque se puede usar otro perfectamente), y se saca gran parte de dicho caldo intentando que no se nos cuelen espinas (Pero el arroz ha de estar ahí) y ponemos dicha sopa en un bol añadiendo gofio y removiendo. A la mezcla se le añaden patatas guisadas previamente trituradas con un tenedor o a mano. Mezclando obtendremos uno de los mejores remedios contra el frio y un plato que no dejará indiferente a nadie.
-Escaldón: Como lo de arriba, pero “tirando la casa por la ventana”. Se le añade carne, pescado,… todo lo posible. NO es recomendable tomarse mas de un tazón porque te puedes “llenar” de mala manera Mr. Green
 
 
 

Luego pueden venir mas cosas, como croquetas de pescado y gofio (Como las croquetas normales pero añadiendo el cereal a la pasta de la croqueta…) y mil cosas mas que se pueden sacar experimentando.
Resumiendo: Si eres Canario, poco te habrá sorprendido esta entrada, a no ser que vivas en un zulo LMAO. Si eres de la Península y tienes ocasión de comprarlo o catarlo, no dejes pasar la oportunidad.
¡Saludos y buen provecho!
 
Y un consejo, nunca comáis una mezcla de gofio y plátano mas de un día, o sabréis lo que es echar gases de manera descontrolada LMAO