Reflexiones: ¿Que es la amistad?

 
 
A menudo solía hacerme esa pregunta cuando tenía 12 años. Y 15. Y 18… y creo ahora a mi edad de 22 tener la respuesta (Personal, obviamente) pero ¿Quién sabe si me volverá a cabiar en un futuro?

Porque es cierto que cada persona es un mundo, y dentro de ese mundo, cada uno tiene su opinión. Pero si hay algo que se nos aplica a todos, es que a lo largo de nuestra vida sufrimos por culpa de alguien, o hacemos sufrir sin darnos cuenta de lo que hacemos (O intencionadamente)

Cuando somos adolescentes, tanto niños como niñas hacíamos pactos con nuestros amigos/as: nunca separarnos, siempre juntos/as y todas esas cosejas que ahora me parecen una chorrada. Tendemos a creer en esas edades que a un amigo hay que llamarlo mínimo una vez al día, que nos tiene que invitar a todo lo que se le ocurra hacer (Y al revés, lo que nosotros hagamos fuera de casa, tiene que haber un hueco para el/ella)… y demás creencias. Puede ser que esto de aquí atrás sea una forma tan válida como cualquier otra de amistad, pero en realidad y mas que una amistad, parece un noviazgo raro a mi parecer.

Para mí, la amistad no se basa en llamadas de teléfono, o quedadas, o el término “dejar colgado”. Para mí, se basa en saber que una persona estará ahí en los momentos mas duros (Y en los buenos, ¿Porque no?) A lo largo de mi vida ha habido mucha gente con la que me he visto casi a diario, hablar hasta reventar,… pero cuando ha habido algún momento en el que he necesitado su ayuda, todo han sido excusas. Es en ese momento, cuando uno se da cuenta de los amigos que tiene.





A su vez si hay un mal rollo, lo intento solucionar enseguida. No me gusta ir por detrás de la gente clavando alfileres en la representación de esa persona, o callarme la boca riéndome de mi “amigo al que tanto quiero” a espaldas de nadie, para después arreglarlo y ser amigotes de toda la vida. Quien te quiere de algún modo, daño no te hace.

Al igual de cuando aprendemos duramente que amistades realmente tenemos 3 o 4, o quizá menos.Porque solemos tener la mala costumbre de llamar amistad a toda relación que mantenemos con gente a menudo. No en vano, he oído infinidad de veces decir “Pues me llevo cojonudamente bien con Tito de clase, es un amigo cojonudo” para un par de meses después tener que soportar un lloro de tres pares de cojones sobre que el tal “Tito” lo/la ha mandado a tomar viento. Y lo peor es que normalmente se vuelven a llevar, tras un daño causado que dificilmente se podrá reparar.

Yo en ese sentido soy muy estricto. Siempre estoy ahí (O considero que lo estoy para lo que sea), hago lo que sea, y siempre procuro no fallar. Pero en mi particular visión de la vida no concibo que alguien cercano a mí, ya sea novia o amigos, me haga daño de ningún tipo, porque en teoría me quiere en el sentido que corresponde. Si alguien te quiere no te hace daño, y si lo hace por error, corre rápidamente a repararlo.

¿Podríamos llegar a hablar del algún tipo de perdón? Echando un poco de lógica al asunto, nunca se sabe la situación que se nos puede plantar en cara, y bien es cierto que somos humanos y la posibilidad de errar (Accidentalmente) siempre esta ahí. De todos modos, si la persona es consciente de que ha errado, si de verdad quiere a esa persona a la que ha hecho daño accidentalmente, será el/ella mismo/a el/la que se ponga a solucionar el embrollo.





Y para terminar, decir que la amistad es una arma muy poderosa para ciertas personas. Hay gente que solo tiene 4 “amigos”. Esta persona los considera como hermanos mientras que los demás solo ven una persona de la que poder aprovecharse, tarde o temprano, y por norma general pasa así: Se aprovechan de la dependencia o del miedo a quedarse solo/a de la persona para hacer cosas que en otros casos harían que mandasen a la mierda a dichas “amistades”.

Y el caso es que cuando uno se queda solo por culpa de una “puñalada”, es cuando aprende el verdadero significado de la amistad, pero también aprendemos a no llamar amigo a la 1º persona que nos de una palmadita en el hombro. Dicen que no se sabe lo que tienes hasta que lo pierdes… pero en algunas ocasiones hay que perder una primera vez, para no fallar mas en ocasiones próximas.

Se podría hablar largo y tendido sobre este tema y lo cierto es que no espero que nadie comulgue conmigo en este tema. Se podría decir que algo es cierto: La amistad existe… esta en la misma condición humana y es algo que necesitamos.