La Cocina de Logan: «Sandwich Pizza»

 

Parece sencillo, pero para mucha gente la realización de un llamado “pan pizza” no es ni de lejos tan fácil como a muchos puede parecer. La cosa se agrava cuando te falta un ingrediente importante en la ecuación: el pan de barra de toda la vida, y eso es lo que me pasó ayer cuando buscaba que cenar, forzándome a pensar que hacer para salir del bache, y mi mente dio con una solución: ser creativo y apañármelas con lo que tuviese a mano.

_
_
Los nuestros quedarán mejores que estos, seguro 😉
_
_

Y de ese experimento surgió la receta que hoy os voy a mostrar. No hace falta decir que la base puede ser la que queráis, pero personalmente y desde ayer, prefiero mi “Sandwich Pizza” al “Pan Pizza” de toda la vida.

Ingredientes:

– (X) Rebanadas de pan de molde –pan de sándwich- (Donde X es el número que queremos preparar). Recomiendo para esto, pan de molde sin corteza.
– 1 bote de tomate frito (Preferiblemente en tetrabriks pequeños). Normalmente un bote da para unas 9 rebanadas
– Orégano
– Una lata de atún (Una de tamaño ovalado da para 6 rebanadas)
– Una lata de champiñones
– Una lata de piña (de 4 rodajas)
– Una lata de Salchichas.
– (X) Lonchas de queso (Donde X es el número que queremos preparar)

—-

Primero cogemos un horno (Se puede hacer en un microondas en modo grill, o en una plancha eléctrica para asar, pero recomiendo encarecidamente un horno, se pueden comprar portátiles por 20 euros) y ponemos a 250 grados, 10 minutos.

_
_

_
_

OJO: Durante todo el proceso, cuidad de meteros la mano en la nariz o rascarse en algún lado. Si preparáis una comida aunque sea para vosotros mismos y nadie mas, hay que cuidar las formas y ser limpio. De igual manera si tienes pelo largo recomiendo encarecidamente amarrarlo en una coleta.

Nos lavamos las manos con agua y jabón, y nos las secamos bien. Cogemos la lata de atún, la abrimos, tiramos el aceite que acompaña el alimento al fregadero, y con un tenedor echamos el contenido a un bol pequeñito. Luego, con las manos despedazamos el atún hasta hacerlo fibritas.

Con las salchichas, cogemos una tabla sobre la que poder cortar, y cortamos las mismas en rodajas finitas. Con la piña tres cuartos de lo mismo.

Los champiñones ya vienen en rodajas, así que no es necesario hacer nada mas que vaciar el agua con la que vienen.

_
_

_
_

Cogemos, ponemos las rebanadas de pan sobre el pollo o una mensa, abrimos el tetrabrik de tomate y echamos la cantidad necesaria para cubrir la superficie de la rebanada OJO: Con un poquito esta bien, no aconsejo pasarse… para hacernos una idea, que a través de la capa de tomate se vea la rebanada es una buena señal 😉

Encima del tomate, echaremos orégano, para que toda la rebanada quede tocada por el orégano, pero sin pasarse 😉 Luego viene echar atún y este si estaría bien que cubriese toda la rebanada porque le da un sabor muy bueno.

Con el resto de los ingredientes podéis ponerlos a vuestra preferencia, o incluso quitar o añadir otros: por ejemplo lechuga, espárragos, bacon, jamón, alcachofas,…

_
_
Necesitaremos champiñones como estos, pero obviamente sin la salsa de la foto 😛
_
_

Una vez tengamos puesto todo el ingrediente se pone una loncha de queso amarillo sobre la rebanada, y se mete en el horno 10 minutos a temperatura 250 grados. Tras eso, os debería quedar una cena cojonuda a realizar en 20 minutos.

Espero que os guste ^^ ¡Saludos!