-TROYA/PERROS DE PRESA-DEVIL MAY CRY-PS2- (Por Voyevodus)



 

-DEVIL MAY CRY-
-CONSOLA: SONY PS2
-AÑO: 2001
-DESARROLLADORA: CAPCOM
-DISTRIBUIDORA: CAPCOM/ELECTRONIC ARTS
-NACIONALIDAD: JAPÓN
-GÉNERO: AVENTURA DE ACCIÓN / HACK & SLASH
-CRÍTICA: Hobby Consolas 96/100-IGN 9,6/10 -VENTAS: 2,8 MILLONES DE COPIAS

"Dorada época la que gozaron los "beat´em up" ("yo sólo a hostias contra todo el barrio según avanzo" llamado por aquí) en 8 y sobre todo 16 bits… pero el salto a polígonos y escenarios tridimensionales y la lógica evolución hacia aventuras más profundas y variadas en la "generación PlayStation" enterraron los míticos “browler” de una forma tan contundente que como poco pareció, además, hacerlo de forma definitiva. Cuando prácticamente se daba por muerto un género que tiempo atrás había dado joyas de orfebrería lúdica de los quilates de Final Fight, Cadillacs & Dinosaurs (ambos también de Capcom) o Streets of Rage 2 (Sega), Hideki Kamiya y Shinji Mikami reinventaron para Capcom la fórmula “avanza y fulmina” que tantos gigantes de su casa emplearon en el pasado, ya fueran “beat´em ups” como los ya citados, o bien plataformas rebosantes de acción como el célebre Ghouls ´n Ghosts.

 



 

Para la hercúlea (aunque no intencionada en principio) tarea de rehacer el desfasado, plano y repetitivo género, Capcom exprimió toda la potencia de los 128 bits de PS2 y adaptó el noble arte de machacar los botones a los nuevos cánones aventureros. Devil May Cry no sentó pero sí asentó, y además hasta lo más profundo de las entrañas, las bases del "Hack´n Slash" que poco después se haría legítimo como género… y lo hizo manteniendo intacta la esencia pura del "beat´em up"… yo contra todos, muchísimos enemigos para aniquilar, también de lejos, pero mejor cuerpo a cuerpo… al final de cada fase uno más grande que yo, más grande que todos juntos, y además es que es difícil vencerlos, a los grandes y a los pequeños… pero el Arte del Videojuego implica reto… debe ser obligado resultar duro lo de matar al Diablo y arrasar el Infierno…

Lo que en principio estaba llamado a ser otro "Resident Evil" acabó siendo un proyecto paralelo a la saga de zombis que poco o nada tenía que ver con un "survival horror"… Devil May Cry se convertía desde su salida en un nuevo referente en juegos de acción y su protagonista, Dante Sparda, en un auténtico icono para jugadores y para los no tanto. Y es que la aventura de Dante es la primera de una hornada divina de obras de arte que verían la luz tras su enorme éxito, como las sagas Ninja Gaiden y God of War, y que elevaron los "Hack & Slash" a la misma altura de los mejores videojuegos de su tiempo.

Dante es un caza-demonios de profesión con su propio negocio llamado Devil May Cry. Una misteriosa mujer le visita para decirle que Mundus, señor supremo del mundo demoníaco, ha regresado para arrasar, y de forma literal, la tierra de los humanos… y lo hace con todo su poder y con todo su ejército de criaturas del Infierno. No se trata de un trabajo normal para Dante, ya que fue su padre, Sparda, "el Legendario Caballero Oscuro", quien cambió el bando del emperador del Infierno por el de los humanos para liderar a estos últimos en la gran guerra entre demonios y hombres 20 siglos atrás… la misteriosa mujer, además, guarda un increíble y peligrosísimo parecido con la humana y también difunta madre de Dante… Eva… causa principal que motivó al demonio Sparda a cambiar aliados por enemigos y sellar a Mundus en el Infierno 2000 años antes…

Así comienza el juego… una constante descarga de acción, zarpazos, disparos y adrenalina donde nuestro único objetivo es simple: avanzar y acabar con todos y cada uno de los enemigos que nos aparezcan en pantalla a ritmo de techno muy muy guitarrero y música celestial… la ambientación del juego hace referencias bíblicas constantemente y abundan los escenarios góticos y bizarros, los edificios al más puro estilo de las iglesias y catedrales católicas del siglo XVI y ángeles, bóvedas, capillas, altares y vidrieras multicolor inundan los decorados.

Salvo por el sistema de cámaras fijas, a nivel gráfico llegó hasta el techo. Escenarios totalmente poligonales generados en tiempo real. Fantásticos efectos de luces y sombras. Animaciones soberbias, variadas y numerosas, decorados espectaculares, multitud de enemigos simultáneos en pantalla y una velocidad endiablada de juego… virtudes que hacían del título un espectáculo visual muy poquitas veces visto en consola alguna. Los vídeos (o escenas CGI) eran simplemente impresionantes por su calidad, pero el nivel de asombro aumentaba al ver las virguerías de Dante que nos mostraban, al hacernos contemplar lo impresionante de las formas de las que el caza-demonios se sirve para destripar a sus congéneres demoníacos…

 



 

No menos bueno era todo el apartado sonoro. La música (guitarrazos y techno para la acción y temas épicos de cámara durante los escasos momentos de exploración o sosiego) era rápida y contundente como pocas, cambiaba según fuera la intensidad del desarrollo de los acontecimientos y las voces, pese a no estar dobladas al castellano, eran de altísimo nivel. Los efectos no se quedaban a la zaga. Todos los tajos de espada, disparos, bloqueos, ataques físicos y mágicos contaban con un sonido realmente espectacular.

En cuanto a su jugabilidad, Devil May Cry, aunque con algunos puzzles, esporádicas plataformas y tintes de exploración, es simplemente LA ACCIÓN. Avanzar y descuartizar criaturas del averno con combos estratosféricos subiendo el nivel de Dante y el de sus armas para acabar casi todas las fases con un gigantesco enemigo final. El sistema de rango de combos invitaba a reventar demonios de todo tipo sin sufrir daño, aportaba profundidad y, junto a la acertada distribución del desarrollo en 23 fases que podíamos repetir a nuestro antojo antes de seguir progresando, hacían el título altamente rejugable.

Y para jugar no sólo usamos las míticas espadas que Dante empuña con ese su estilo tan sumamente inimitable, sino que también llevamos unas cuantas armas de fuego donde destacan "Ébano y Marfil", pistolas gemelas de Dante… dos de sus grandes amores (junto al sonido de la guitarra eléctrica)… y es que las armas del hijo de Sparda son legendarias. "Alastor", "la espada del trueno", solo es superada en poder cuando los amuletos de Dante y Vergil se funden para dar forma a la "Force Edge" o "Sparda"… la espada con la que su padre derrotó a Mundus en el pasado. No menos míticas son las inseparables pistolas de Dante ya mencionadas, que pese a no ser muy poderosas si que resultan totalmente necesarias.

A las habilidades de Dante hay que sumar la posibilidad de convertirse en demonio de forma temporal y que, además de cambiar su apariencia y permitirle sostenerse en el aire, eleva sus poderes y el de las armas que emplee al máximo. También, potencia todas y cada una de sus ya de por sí impresionantes dotes para la lucha y para aniquilar engendros diabólicos. 23 fases hacían del título un desafío largo… y también difícil… con momentos irrepetibles y con tramos verdaderamente inolvidables… el combate contra la araña Phantom, los duelos con Nelo Angelo (Vergil)… pero sobre todo cuando contemplamos como Dante se pone serio por primera vez para afrontar su destino, grita "silencio" a Mundus y se transforma en la viva imagen de su padre, de Sparda, del "Legendario Caballero Oscuro" para el apoteósico combate final… lástima que Capcom no haya tratado su creación como merecía… salvo la tercera entrega, ninguna de sus secuelas ha estado a la altura ni de semejante obra de arte ni de su grandísimo protagonista… mucho más grande que la dignidad de su compañía…

EL COPÓN: DANTE. Hijo fruto de la relación entre un demonio (Sparda, también llamado "el Legendario Caballero Oscuro") y una humana (Eva, quien murió a manos del emperador Mundus protegiendo a Dante cuando era niño) y hermano gemelo de Vergil (también llamado Nelo Angelo), Dante es demonio para aniquilar y humano para sentir. Dante es más chulo que nadie. Dante es más fanfarrón que nadie. Nadie es más despreocupado e irresponsable que Dante. Pero Dante también es capaz de albergar más bondad que nadie y mostrar más humanidad que cualquier hombre de pura sangre. Asfixiado por las deudas y sin cobrar por trabajar casi siempre, emplea su poder y sus habilidades unicamente para hacer el bien y jamás se ha sentido identificado con el mundo de los demonios… todo lo contrario que su hermano Vergil, quien adora su parte demoníaca y detesta las armas de fuego.

 



 

Dante, el demonio rockero, puede aparentar hacer su trabajo por diversión y parecer mostrar indiferencia ante las verdaderas y terribles consecuencias de que el portal que une el mundo humano del demoníaco no esté sellado… pero en su corazón posee un gran sentido del deber, considera responsable a Mundus de la muerte de su familia e incluso es capaz de llorar… Dante es el único demonio varón capaz de derramar lágrimas… pero Dante también es humano, y no por las lágrimas, sino por haberse equivocado… porque antes de derramarlas… él mismo dijo que los demonios nunca lloran…

Dedicado a los mierdas de Capcom y a los chupapollas de Ninja Theory.

 


Excelente colaboración la que me ha cedido VOVEVODUS, con un mensaje personal incluído al final xD Realmente no sé que demonios se tomaron los de Ninja Theory con el rediseño de Dante, mas que nada porque ahora mas que un chuloplaya parece un yonkarra del metro… ¿Quien sabe? Alomejor ahora la cosa irá de cazar al "Demonio", el mayor traficante (De nacionalidad Colombiana, por supuesto, que se sabe que solo los colombianos son traficantes -irony off-) de la costa este de los gloriosos Estados Unidos de América.

 

Sobre el pasado de Dante, decir que yo estuve a punto de mandarla al carajo porque me inicié con el DMC 2, el peor de la saga, y puedo dar fe. La cosa era "Salta, dispara, salta, dispara,…" y así en bucle hasta pasarte la fase o aburrirte a muerte. Sin embargo hace poco tuve ocasión de probar el 1º y si me que me encantó bastante, lo justo para jugármela y ver si pillo en PC el Devil May Cry 3 de Ubisoft, que se puede encontrar a 9 euros como muy caro (Y espero que tenga una optimización mejor que la del Onimusha 3).

De nuevo, mil gracias VOYEVODUS. Ya me pasaré por tu blog a devolverte el favor ^^