Análisis y Repaso: WET (Xbox 360)



¿Qué le pedimos nosotros personalmente a un juego? La respuesta como es obvio variará según a quien le preguntemos y es aún mas obvio que aunque una persona tenga su juego favorito siempre le añadiría algo mas para que fuese mas “suyo”. En mi caso, yo no quiero un juego concreto, ni espero el juego perfecto en cuanto instalo un juego en mi PC o Xbox 360. Lo que pido es que lo que ofrezca sea al menos decente, coherente, divierta, y suscite en mi algún tipo de sentimiento.

No tiene porque tener gráficos cojonudos, una BSO de leyenda o la mejor jugabilidad de la historia. Lo que pido es que sean un buen juego y que lo que proponga (Tiros, plataformeo,…) sea decente y al menos que llegue a un nivel de correcto. Wet es el caso de amar u odiar a un juego, pero mas aún, es el caso perfecto de que si vas buscando SOLO lo que te ofrece, eso encontrarás. Con esto, lo que quiero decir es que es un juego de plataformeo muy fácil, de tiros algo más complicado, y desafíos de tiempo y puntaje. Nada más.

Historia:

Encarnamos el papel de Rubí Malone, la más mortal de las asesinas a sueldo de este planeta. Nadie sabe de donde procede o como ha conseguido las habilidades que la mantienen donde está. Lo que si es seguro, es que su mala leche solo es comparable a su perseverancia. No se alía con nadie, solo con quien le ofrezca la mayor suma de dinero. Y en uno de los encargos para la familia Ackers, consigue salvar al jefe de dicha familia criminal (Previo prólogo que completaremos nosotros mismos). Un tiempo después el hombre que le salvó la requiere para salvar esta vez a su hijo. En esta historia nada es lo que parece y posiblemente acabemos matando todo o casi todo lo que salga en pantalla, sea por venganza o por dinero.

La historia, si bien no es una excusa para pegar tiros en la parte siguiente y así en bucle, sí que podría haberse aprovechado más. El carisma de Rubí es tremendo, así como el de todos los personajes que aparecen. Y uno echa de menos que se abuse un poco mas de las cinemáticas para darles oportunidad de hablar mas y conocerlos mejor. Un apartado que cumple, pero que podía haber dado mucho más de sí.



Gráficos:

El juego luce un motor que si bien no es comparable a juegos del tipo Gears of War sí que es sólido y se nos presenta sin ningún tipo de errores gráficos en ningún momento. El diseño artístico en cambio es de notable alto, comenzando por ese efecto de película quemada (Que podemos desactivar en opciones) y los decorados por los que cabalgaremos en todo el juego, teniendo cada una personalidad propia y sus propias señas de identidad.

Las animaciones de todos los personajes son buenas, así como los efectos de luces cumplen con buena nota. Un apartado mas que correcto.

Sonido/FX:

El juego esta completamente doblado al castellano. Sin hablar de la voz inglesa, diré que el doblaje del juego es muy bueno, donde quizá la que dobla a Rubi -haciéndolo e cine- quizá sea una voz algo dulce para una matona a sueldo (Pero esto es una apreciación personal). Además, este doblaje no se aplica solo a las cinemáticas, sino a todo lo que pase en el juego. Por ejemplo, Rubí hará comentarios a la vez que matamos enemigos o le hacen daño, y si, ninguno de ellos será políticamente correcto. Los efectos de sonido tales como los disparos,… cumplen bastante bien y no desentonan en ningún momento.



Y si hay algo en este juego que es brutal hasta decir basta, es su banda sonora. Ese rock tejano, o Rock gamberro que lo podríamos llamar, que da a las partes de tiroteos una intensidad como pocas veces se ha visto en un juego de estas características. Las bandas son poco conocidas al gran público, pero eso os dará igual. Undead West, Insane, Scream… son temas sobresalientes que ponen la guinda a un apartado ya de por si sobresaliente.

Jugabilidad:

El juego se muestra sólido en lo que propone, es bastante fácil de controlar y en cuando pasemos el prólogo, comenzaremos a disfrutar de todo su potencial. Remarcar esto, hay que darle una oportunidad mas allá de la demo o del primer nivel, porque comienza algo lento pero acaba dando una experiencia muy satisfactoria.

El juego se divide en partes de plataformas y de tiros. Las de plataformas son muy sencillas y es que es bastante intuitivo por donde hemos de seguir. Mencionar que los saltos son automáticos, es decir, saltando de una cornisa a otra, basta con mirar a la que vamos a sacar y pulsar el botón de salto. He de mencionar que se puede fallar en un salto, pero la posibilidad es pequeña si uno tiene unos reflejos medios.

La otra parte del juego es la de los tiroteos. Rubí tiene varias armas, a saber: una espada, dos pistolas, dos recortadas, dos ametralladoras y dos ballestas explosivas. Cada una de estas armas responde mejor a ciertas situaciones, y hay que mencionar que las únicas que tienen munición infinita son las pistolas.



Rubí al disparar apunta automáticamente a un enemigo, dirigiendo nosotros la otra arma a quien queramos, pudiendo matar a dos a la vez, o centrando ambas armas sobre el mismo tío para derribarlo antes. Al saltar o hacer acrobacias, se activará un tiempo bala que no solo nos hará ver las cosas de forma espectacular, sino que nos dará tiempo para poder despachar la ingente cantidad de enemigos que nos saldrán al paso. Al hacer acrobacias mientras matamos se irá multiplicando nuestro contador de puntos, lo que nos hará ganar mas puntos y curarnos mas rápido. Es importante variar al matar. Por ejemplo, voy hacia una pared, corro en lateral por ella mientras mato a un enemigo, y antes de darme de bruces contra la esquina, corro hacia arriba por la otra pared y arriba me impulso para mientras caigo finiquitar a dos tíos. Casualmente había un poste al que me agarro y mato a otro…

La cámara lenta ayuda mucho porque, apuntar sin ella es algo complicado y lo veremos en las fases “semi-rails” de persecuciones en autopista. También tenemos fases de "furia" en la que la pantalla se vuelve roja y el gameplay del juego cambiará gráficamente y jugablemente siendo aún mas directo que las fases normales.

En el juego podemos regenerar la salud o bien con una botella de Tequila que nos restablece la salud al completo, o con el multiplicador de puntos, siendo x1 el mas pequeño y el x5 el mas alto, siendo en este último casi regeneración instantánea. Matando de diferentes formas se sube el multiplicador de puntos.

Y antes he mencionado los puntos. Y es que en este juego los puntos no sirven para algún tipo de marcador online, sino para comprar mejoras para rubí, desde aumentar sus habilidades en combate, aprender nuevas (Y mejorarlas) o habilidades de acrobacias o saltos. Todas son útiles, aunque he de avisar que solo pueden comprarse en una partida. Es decir, si empezamos otra tendremos que comprarlo todo otra vez.

Por último mencionar que solo hay un apartado negativo y es el QTE en las puertas que tengamos que abrir con la espada. Se basan en tocar X forcejeando. Hay algunos QTE en juegos que no tienen razón de ser y este es uno de ellos. Por fortuna no sale a menudo ni es complicado, pero uno no deja de preguntarse el porque de su existencia.

Logros:



No son nada complicados en su 95% si tenemos un nivel decente de habilidad. Los mas complicados serán el de pasarlo en Ultradifícil, conseguir todas las mejoras en una partida (Se puede encadenar perfectamente con el anterior logro), y conseguir una medalla de oro en todos los descampados (Actualmente el último que me falta para tener el juego a 1000G) y el mas pesado, matar a 100 enemigos con las ballestas explosivas, porque son algo lentas y se puede llevar poca munición aún con las armas mejoradas.

Conclusión:

WET es un juego que da lo que ofrece con una calidad que roza el sobresaliente, claro que como he dicho al principio es un juego que amas, u odias y cada persona tendrá que valorar si lo que le ofrece es lo que anda buscando. Lo que es indiscutible es que no dejará indiferente a nadie. Mucha gente critica su falta de modo online (Personalmente ni lo echo en falta, y además me pregunto ¿Cómo se puede hacer un online a cámara lenta para todos?) o sus malos gráficos cuando a mí no me parecen malos en absoluto.

Si buscas un juego que te de plataformeo sin complicaciones y tiros por todas partes, estas ante tu juego, y mas ahora que se puede encontrar por 12 euros en cualquier Game. Aunque aparte de decir que si buscas algo más profundo te alejes, he de avisar que si no eres muy fan de batir tiempos o puntos, o completar desafíos quizá se te haga muy corto. En cambio si buscas todo lo que he dicho, no busques más: Estas ante un muy buen juego que te hará divertirte durante mucho tiempo.

 

Opinión Personal: Halloween (La Fiesta)

De muchos es sabido que en España no tenemos personalidad. No solo despreciamos muchas de nuestras fiestas porque “son cosa de viejos” o costumbres, sino que además copiamos las fiestas ajenas para que se vea lo modernos, cools y guays que somos. Pero es que encima lo copiamos mal.

Y es que Halloween en su fo9rma mas tradicional, es que los nenes y no tan nenes, vayan por las puertas diciendo eso de truco o trato buscando caramelos y los adultos SI ESO se disfrazan y se lo pasan pipa haciendo el chorra mientras se beben alguna que otra cerveza y comen carne o pescado hasta hincharse. Pero nosotros, que sabemos que eso de hablar entre amigos o familia es un rollo, lo hemos modernizado a la española, ¿Qué como se hace eso? Sencillo: Coge cualquier fiesta y métele alcohol hasta que te salga por los poros. Y así ya tenemos una fiesta adulta y no tan “de viejos”.

Porque es que esto, pasa con todo: En Canarias, tenemos unas fiestas llamadas Romerías. Yo antes iba a estas, porque realmente era toda una fiesta. La gente iba en carretas tiradas por ganado, y llevaban detrás parrillas con las que asaban carne, y algunos incluso repartían platos entre los asistentes. Lo mucho que se bebía era vino y en pocas cantidades. Lo que premiaba era lo bonito que era ver las carrozas, la “jartada” de carne que uno se pegaba y ante todo saber más del pasado nuestro.



Ahora no. Ahora los jóvenes y no tan jóvenes se han dado cuenta de que es un sitio perfecto para emborracharse como cubas sin que los puedan detener por ello, y llegar a batir el guiness de tener mas alcohol en vena que sangre. Ya en las últimas se ha llegado hasta a escuchar música moderna (Que no tengo nada contra la música moderna pero es como si en la iglesia en vez de escuchar coros nos ponen a DJ Tiesto) con lo que la fiesta en sí se esta perdiendo.

Y es que es la cultura en la que nos hallamos inmersos en este país si uno comete el sacrilegio de salir de fiesta Y NO BEBER ¡Por Dios! ¿Cómo se nos ocurre? Si eso se suma a que el 90% no sabe beber ni controlarse, mal vamos

Y volvemos al tema que nos ocupa: Halloween. La tónica común si tienes mas de 15 años es vestirte de cualquier cosa que no seas tú, quedar en un sitio, meterse alcohol en vena y bailar ¿Que tiene eso de Halloween? Me juego lo que sea a que nadie me puede responder.

Yo estoy en contra de tomar relaciones de otros sitios, porque coño, son de otros sitios ¿Alguien se imagina celebrando en España el 4 de Julio, Día de la Independencia Americana? ¿O Acción de Gracias? Pues tranquilos, que si los comerciantes ven que nos pueden sacar tajada, lo meterán aunque sea con un calzador más grande que sus cojones. Porque así empieza lo de Halloween: Uno va por cualquier centro comercial un 20 de Octubre, y te encuentras que casi todas las tiendas tienen decoración de la fiestita de marras. Pero es que da igual que la tienda sea de enta de pienso porcino: También te intentan vender pienso especial de Halloween para que tu cerdo no se pierda la fiesta tampoco. La cuestión es vender.



Y claro, como el criterio es algo que estos días anda escaso entre la gente, compramos compulsivamente, aunque sea una chorrada, y nos decidimos a celebrar un día que no sabemos ni como ni porque se celebra. La cuestión es gastar, o beber.

Yo mi Halloween me lo pasé jugando a mi Xbox 360. Me pasé un juego, saqué un logro de otro juego y continué el que me regaló mi hermano en su cumpleaños. Los pro-beber dirán “Que pringao” Pero… sinceramente, señores, prefiero estar en mi casa con chocolate caliente, riendo con mis colegas de la party mientras disfruto. Porque esa es otra, y es que de un grupo, casi todos los miembros salen, porque los demás lo hacen pero en realidad a las 2 horas en el mejor de los casos todos se preguntan lo mismo “Con lo bien que estaría yo en mi casa…”

Pero si algo esta claro, es que los Españoles no sabemos hacer una buena fiesta, ni tampoco copiarlas. Para mí, una buena fiesta pasa por asar carne (O pescado) en una gran barbacoa con todos mis amigos y familiares, hablar de cómo nos va, reírnos entre nosotros y pasar la noche por ejemplo jugando a los dardos, poquer… (Mi cumpleaños pasado, una fiesta tremenda) Y por supuesto que puede haber alcohol, pero siempre, con moderación, una palabra que mucha gente de este país desconoce.