Análisis y Repaso: Bioshock (Xbox 360)





Obras maestras. Tan solo decir esas dos palabras juntas provocan sentimientos buenos, o disputas que causan el fuego más absoluto entre dos personas o más. Lo cierto es que yo, pese a que se me puede escapar, no creo en que existan obras maestras porque siempre habrá alguien que no lo crea así.

Bioshock es uno de esos casos. Personalmente no concuerdo con la “endiosación” a la que ha sido sometido porque, si bien no es mal juego, tiene muchos defectos (Alguno en mi opinión gordo de cojones).

Historia:

Encarnamos a Jack, el típico protagonista casi mudo (Casi, porque solo habla una vez, al principio de la historia) el cual cae en un accidente de avión como el único superviviente. Ahí irá nadando a un faro, que esconde un transporte que nos llevará a una ciudad sumergida propiedad de Andrew Ryan, Rapture.

Esta es una ciudad en la que la máxima es la siguiente: Lo que tú crees, es tuyo y tu haces con ello lo que quieras. Así, los científicos pueden experimentar sin miedo a debates morales, los artistas crear lo que quieran sin temor a la censura… una utopía hecha realidad… que se ha ido al infierno.

Lo cierto es que la historia de Bioshock, al igual que su ambientación es sobresaliente, y merecen ser descubiertas sin que servidor cuente nada más. Eso sí, no me gustan los protagonistas mudos y en este caso, este juego no da excepciones.





Gráficos:

El juego coge el Unreal Engine 3 y lo moldea a su gusto para presentarnos una increíble ciudad submarina anclada en los años 60 en todo pese a estar tecnológicamente mas avanzada que la superficie. La ambientación es sencillamente sobresaliente.

Sin embargo sigue habiendo precarga de texturas en objetos del escenario (Algo que no se entiende puesto que el juego tiene tiempos de carga no muy largos) y las animaciones de los enemigos comunes (Sobre todo al morir) son bastante precarias, pareciendo que cae un cuerpo inerte en “slow motion”.

Sonido/FX:

El doblaje al castellano es de matrícula de honor, siendo uno de los mejores que he podido escuchar. Todo esta cuidado con un gran detalle, desde las voces de los personajes principales y secundarios, así como las de las Little Sisters o los enemigos comunes.

Los efectos sonoros también son excelentes, estando cuidado cada pequeño detalle. Desde las mismas máquinas expendedoras hasta las puertas, todo respira un encanto único que no nos deja despertar de la sensación de que estamos en otro mundo.





La música es inexistente. No se echa demasiado en falta pero si es cierto que en ocasiones vendría bien su inclusión, como en los momentos decisivos de la historia.

Jugabilidad:

Estamos ante una aventura en primera persona en la que la exploración prima sobre cualquier otro elemento jugable. Esto es, si nos limitamos a ir de frente sin mirar a los lados lo tendremos crudo para sobrevivir en Rapture mientras que la exploración nos brindará desde botiquines hasta poderes aparte.

Para defendernos tenemos tanto armas, que varían desde una llave inglesa hasta un lanzallamas, como diversos poderes llamados plásmidos y tónicos físicos. Estas dos cosas son por llamarlos de alguna forma poderes que nos dan cualidades sobrehumanas, desde las más activas como lanzar rayos o una nube de abejas asesinas por las manos, hasta poderes pasivos como piratear con facilidad lo que sea, resistir más el daño físico,…

A la hora de la verdad los tónicos (Poderes pasivos) serán los que definan nuestra supervivencia en Rapture ya que los plásmidos salvando el nivel de dificultad fácil, no nos serán de mucha ayuda contra los enemigos, al no ser demasiado dañinos y solo ser realmente útiles en algún que otro puzzle contado, y a veces ni siquiera eso (Por ejemplo, telequinesis nos permite coger absolutamente cualquier cosa… menos las grabaciones de audio, un truco algo tramposo para que tengamos que buscar como recogerla manualmente) con lo que, para defendernos en el nivel normal o difícil, tenemos las armas, pero a pesar de que hay munición (No abunda, pero tampoco escasea) se nota que el juego no tiene depurada su función de combate porque combatir con armas es bastante engorroso. Apuntar lleva bastante tiempo y más que ayudar es un estorbo.

Los enemigos por su parte, se adaptan bien a ese ambiente de urbe decadente, pero no hay variedad en absoluto, y no se entiende para nada, ya que constantemente se habla de que los plásmidos y la necesidad de reconvertirse de los habitantes de Rapture dio lugar a cosas horribles. El caso es que tenemos los Splicers (Personas de carne y hueso, pero locas en cierto sentido y algo deformadas) los cuales toman forma con armas blancas, de fuego, o con poderes que los hacen tirar fuego y desaparecer. En ningún momento nos supondrán una amenaza como enemigo a no ser que no usemos tónicos y no sepamos apuntar bien, si bien a cada fase que pasemos, su resistencia al dolor aumentará un poco mas, con lo que conseguir daño extra se volverá una obligación (Aunque al final no sirva de mucho pues hay mas niveles que mejoras de daño a conseguir)





Aparte de ello, tenemos a las cámaras de seguridad. Si nos ven darán la alarma llamando a robots voladores con ametralladoras (Tanto las cámaras como los bots se pueden piratear, ya hablaré de esto luego). Estos son mas una molestia leve que otra cosa.

Y por último el plato fuerte, el último enemigo a tener en cuenta. Los Big Daddies. Estos son unos mini-gigantes con traje de buzo, que protegen a unas niñas llamadas Little Sisters. Estas recogen el ADAM (Lo que hace posible que existan los plásmidos, y que el jugador necesita para avanzar). Enfrentarnos a estas moles (Opcional) será necesario si queremos tener ADAM y por tanto poder avanzar con facilidad por Rapture. Si bien son enemigos formidables, para nada el enfrentamiento es complicado. Simplemente habrá que esquivar bien, y saber que municiones usar (Y al solo haber dos tipos de Big Daddie no es nada complicado)

Al matar al Big Daddy (Y solo cuando lo hayamos hecho) podremos elegir si cosechar a la Little Sister o quitarle el parásito que posibilita la recolección del ADAM, salvando así a la niña pero obteniendo a cambio menos sustancia de la susodicha. El mismo dilema moral se va al cuerno cuando vemos que salvando a la niña obtenemos menos ADAM, si, pero cada 3 niñas salvadas nos darán una recompensa mil veces mejor que cosechándolas (Además, para los cazalogros, 100G si salváis a todas las Little Sisters, no hay logro por cosecharlas a todas o algo así)

Antes he mencionado el pirateo, y es que podremos piratear cualquier cosa (Desde cajas fuertes, hasta estaciones de salud) No hace falta nada mas que habilidad (Aunque hay bastantes tónicos que ayudan a ello de forma agradable). Pero hay un punto demasiado negativo aquí y es que, el minijuego de piratear es SIEMPRE EL MISMO. Y lo pongo en mayúsculas porque manda bemoles, lo único que cambia es el tamaño de la cuadrícula (Que no influye demasiado al pirateo) y la rapidez en la que el flujo se mueve. Y es un error gordísimo ya que si uno opta por piratear (Recomendable ya que por ejemplo las máquinas expendedoras nos darán mas objetos y mas baratos o las cámaras no nos detectarán sino que nos ayudarán contra los enemigos) acabará hasta las narices del mismo minijuego una y otra vez.

Por último me gustaría mencionar un curioso elemento jugable, que es la cámara como arma. Y es que si sacamos fotos a los enemigos, o incluso las cámaras, iremos desbloqueando las investigaciones que nos darán desde tónicos secretos a daños o mejoras para piratear los objetos. Todo un acierto jugable.





Conclusiones:

Que nadie se engañe por mi artículo. Es decir, puede parecer que el juego no me ha gustado y eso no sería correcto. Bioshock es un buen título, pero tiene muchas taras (Alguna como el pirateo, bastante gorda) que en mi opinión, hace que diste de ser un juego sobresaliente, pero sí es notable. Todo jugador que se precie debería jugarlo y sumergirse en su increíble ambientación, porque si bien no es como dijeron todos los medios con eso de que “Enfrentarse a un Big Daddy cambia tu forma de ver los videojuegos” (Ni de coña) la primera vez que uno juega al juego y se lo pasa, lo disfruta. Y eso, es sinónimo de ser un buen juego.

Nota: 7’5


Opinión Personal: El desgaste de un producto de ocio


Si por algo se caracterizan las personas (Bueno, en realidad se caracterizan por muchas cosas mas que una sola) es por pedir mas y mas de algo que nos gusta, sin miedo de que nos acabemos empalagando y vomitemos por ello. Y es que NADA se libra de esta ansia, desde abusar de una comida que nos gusta cuantas veces sea necesario hasta aborrecerla, hasta un mismo producto de ocio.

Y no pondré hoy como ejemplo al sector del videojuego, no. Primero, porque sería demasiado fácil: Ya hay franquicias que empiezan copiando al éxito de turno que dicho sea de paso ya esta quemado de por sí con lo que todo suele oler demasiado a barbacoa de garrafón, y segundo porque aunque por poco, el cine y la TV llevan algo de ventaja a este mundillo, pero no mucha.

Tanto el cine como la TV han creado productos que han sabido llenarme como espectador (Y no solo conmigo, apuesto que con todos los que leáis esto). Pero en aquellos casos en los que la cosa se ha alargado bastante, todo hemos deseado que acabe ya y con un buen final a ser posible. El caso es que, en ese afán, alimentamos las ansias de dinero de los creadores que interpretan las audiencias como un “queremos más capítuos/películas/loquesea”.





Esto ha pasado con la que era una de mis series fetiche: House MD. Y lo es, en realidad, pero solo en sus primeras 3 temporadas (Y tengo en mi poder la 4, la 5, y la 6) ¿Por qué digo esto? Porque se ha traicionado el espíritu de la serie cuando no era necesario y hemos pasado de un buen drama médico con sus intrigas de casos, las consultas hilarantes, personas humanas,… a ser ahora un sensación de vivir con doctores donde los casos importan una mierda. Esto se ha confirmado mas cuando en la 7º temporada los guionistas juegan con House y Cuddy como si de una mala copia de Friends se tratase.

Y me jode un huevo, porque esto implica tres cosas para mí: Reconocer que la serie ha perdido el norte desde la 4º temporada, que no pienso comprar una temporada mas y por último, que como creo que no volveré a ver mas de la 4º a la 6º, caerán en la 2º mano en cuanto pueda.

Y ahora es cuando pensaréis lo siguiente: ¿Por qué las compraste? Pues porque uno asume que -en la 5º- la serie esta orientándose o pasando por una transición pero parece ser al final que todo volverá por sus fueros (Falso) Y en la sexta te das cuenta que ni de coña, que la serie ahora, es otra serie.

Y es que yo soy de las personas que en ocasiones, agradezco las cancelaciones de series en el caso de la TV. Por ejemplo, Shark (Serie TREMENDA que al contrario de lo que algunos dicen no se parece a House ni en lo negro de una uña) fue cancelada a pesar de tener buena audiencia en EEUU y un Emmy a James Woods (Actor principal) por razones estúpidas en su 2º temporada.





¿Qué porque me alegro de que cancelen algo que me encanta? Porque si hubiese tenido éxito habrían llegado a la temporada 234ª y la idea original estaría prostituida para acabar con una mierda de final (Véase Lost, serie en mi opinión sobrevalorada con un final horrendo hecho a las prisas)

Y hay casos que huelen a distancia, como la serie The Office, protagonizada por Steve Carell. Lleva ya una burrada de temporadas y pese a que Carell se larga de la serie, los productores la van a continuar sin él. Es decir, van a sacar hasta basura con tal de seguir ganando dinero.

Y casos como esos, dan pena. Series que uno recuerda con cariño, pero que se recordarían más si hubiesen tenido un final mas planificado y no tan estirado. Porque yo soy amigo de que me cuenten historias, pero no de que las estiren. Es por eso, que me olvidaré de que existen temporadas de House más allá de la 3º y que el final de la misma, es el final de la serie.

Y el cine tampoco se libra de esto, ahí están las películas de SAW como ejemplo mas inmediato: Las primera es una señora película de misterio, la segunda se deja ver y el resto es una serie de despropósitos, a cual mas grande y mas burro, por ver si supera a la anterior en casquería.

Hay que saber parar. Diría que es nuestro deber como consumidores consumir responsablemente, pero es imposible poner a todo el mundo en aviso, primero porque no tengo medios y porque no todo el mundo pensará como yo. Lo que sí quiero dejar en este artículo claro es el hecho de que estoy harto, de que las ganas de dinero en todo el ocio revienten ideas que incluso con un poco de descanso podrían florecer con mas fuerza en un futuro lejano.


Especial: Homenaje a Leslie Nielsen


Es una herejía, lo sé. El gran Leslie nos dejó este año y yo he esperado todo este tiempo sin hacerle un homenaje en condiciones. Pero espero redimirme con este humilde artículo, rindiéndole un homenaje repasando su carrera y como miembro de la secta de los FrankDrebinianos del 1/33 (Chiste vilmente plagiado de la revista El Jueves), esperando su reencarnación. Nielsen era un hombre, que personalmente, yo y diría que todo el mundo, pensábamos que no podía morir. Es una de esas muertes de personajes famosos que uno no acepta y se niega a creer.

Natural de Canadá desarrolló un gran sentido del humor debido a una infancia problemática con su padre. Sus principales películas no fueron de humor, y esto propició su casi inminente derrumbe ya que estas no lanzaban de forma definitiva.





Todo esto cambió cuando llegó su primer gran éxito sin que él se lo esperase (Estaba contrario a hacer el papel) y sin ser un personaje principal. Me refiero a Aterriza como Puedas, por supuesto y a su papel como doctor en dicho avión. Desde ahí su carrera fue en ascenso y se consolidó como lo conocemos ahora, como uno de los mejores cómicos de todos los tiempos.

A continuación, describiré algunas de sus mejores películas de forma breve (No todas) ya que si no, esta entrada se haría mas grande de lo normal y mi intención tiene dos metas, rendirle homenaje a uno de mis mitos y si alguien es tan hereje de no conocerlo, se vea alguna de sus mejores obras.





Aterriza como Puedas (Airplane!, 1980): En esta película, Leslie interpreta al Doctor Rumack, que esta casualmente en un vuelo condenado al desastre: La comida esta en mal estado y da la casualidad de que los pilotos han comido en el avión. Ted Striker (Robert Hays) será el que tenga que hacerlo aterrizar con la ayuda de su exligue Elaine Dickerson (Julie Hagerty).

Nielsen sorprendió al igual que muchos actores de la película al demostrar una vis cómica partiendo de la seriedad que resultó extremadamente hilarante. Y esta película nos dio la que es su mejor frase en sus películas y por la cual todo el mundo que es fan de él le recuerda: “Solo queda desearle suerte, señor Striker. Contamos con usted”





Agárralo como Puedas (The Naked Gun, 1988): Poca gente sabe, que la película en cuestión toma la idea de la serie de TV (Que tristemente solo tuvo seis capítulos), idea que también era de los productores de la misma. Solo que en el cine si triunfó y a lo grande. Leslie Nielsen se consagraba con esta cinta como uno de los mejores cómicos de Hollywood al interpretar al inolvidable Teniente de la brigada policial Frank Drebbin en sus tropelías por las calles de EEUU.

En esta ocasión nos centramos en que la reina de Inglaterra, Isabel II va a hacer una visita a la ciudad de la que es teniente el buen Frank de entre otras tres, y la policía ha de encargarse de su seguridad. Desgraciadamente uno de los miembros del comité de bienvenida de la reina no tiene previsto saludarla, sino matarla. Es trabajo de Frank Drebbin, Ed y Norbert averiguar quien es y detenerlo.

Los títulos de crédito ya hacen que hasta una persona que no haya visto una película de Hitchcock se parta de la risa. Y que decir del resto de la película. No caeré en decir mas, porque quien la ha visto sabe de lo que hablo y quien no, merece ver sus sorpresas sin que se las arruinen. Y mencionar a Priscila Presley como la mujer por la que Frank se desvive, todo un acierto en el excelente reparto.





Agárralo como Puedas 2 y ½: El Aroma del Miedo  (The Naked Gun 2 & 1/2 : The Smell of Fear, 1991): La segunda parte no se hizo mucho de rogar y en mi opinión es mejor que la primera parte. En esta ocasión, Frank no esta con Jane Spencer (Priscilla Presley) y ambos están por separado. Frank se refugia en los casos de la policía para olvidarse de ella, pero el destino los volverá a unir cuando un malvado empresario y su grupo de petroleras, centrales nucleares,… planea hacer boicot al discurso de un importante científico a favor de las energías limpias.

La mejor de la trilogía, pone sobre la mesa los mejores gags de la serie y unas interpretaciones de lujo.





Agárralo como Puedas 33 y 1/3: El Insulto Final (The Naked Gun 33 & 1/3: The Final Insult, 1994): La última entrega de la trilogía, mostraba quizá signos de agotamiento en torno a la idea de la trilogía (Reírse de las películas policiales, de los crímenes horribles o grandes,…) pero aún así nos muestra una película que sigue manteniendo el tipo.

Frank Drebbin esta retirado de la policía a petición de Jane, que cree que el antiguo trabajo de su marido podría separarlos de nuevo. Pero la policía llamará de nuevo a su puerta cuando le necesiten para detener a un preso que planea volar nada más y nada menos que la ceremonia de los oscars de Hollywood.

Siendo quizá la peor de las tres, no indica como dije antes que sea mala. La película intenta salirse un poco de su habitual trama para parodiar mas tipos de películas, algo que quizá no les salió como esperaban.





Espía como Puedas (Spy hard, 1996): En su momento fue vapuleada casi sin compasión, para más tarde ser llevada al puesto que se merecía. Lo cierto es que esta película es buena de por si sola, pero si somos fans de películas de agentes secretos, esta película nos encantará con sus muchísimos guiños a dicho cine. Momentos como los de “El modo secreto” o los camuflajes del Director de la agencia son en mi opinión, brutales como poco.

El agente Sae 20-40 Dick Steele (Los que no sepáis inglés, pedid que os traduzcan a pelo el nombre xD) es uno de los mejores agentes de la agencia máxima de EEUU. O lo era, porque esta retirado por motivos personales, hasta que su mayor archienemigo vuelve de entre los muertos y amenaza a la hija de la madre que una vez estuvo enamorado. En ese momento vuelve a la vida de agente secreto, ayudado por una exuberante agente rusa, Agente Veronique Ukrinsky 3.14 (Nicollette Sheridan) junto a la cual volverá a descubrir el amor.

Modesta en su presupuesto (Como cualquier película de comedia) y no se toma en serio a si misma en ningún momento. Es decir, abandona un poco la “seriedad” de Agárralo como puedas para lanzarse en burro a la parodia seria. Y le sale bastante bien. Una imprescindible de la “Nielsenteca”.





Mr. Magoo (1997): De mano de Disney llega la que es en mi opinión, la cinta más floja de su carrera humorística en un papel protagonista, y es que pasaremos de ver sus papeles habituales para ver a un “Mr Bean” pero en América. ¿Qué pasa? Que a Nielsen este papel en concreto no le va demasiado bien y uno siente más lástima por el personaje (No en el mal sentido) que se ríe con sus peripecias.

Leslie interpreta a Magoo, un millonario Miope que al mismo estilo del detective de la Pantera Rosa y como he dicho antes, Mr Bean, detiene el solo a unos ladrones de joyas con ayuda de su perro y su sobrino.

Sus bajas puntuaciones fueron un pequeño traspiés en la carrera de Nielsen (El mayor de esta etapa) pero se recuperó al año siguiente con la siguiente película.





Vaya un fugitivo (Wrongfully Acused, 1997): Brillante. Si tuviese que elegir la mejor de las películas de este actor, sería Vaya un Fugitivo. Y si, es OBLIGATORIO al menos ver la película a la que parodia antes, “El fugitivo” (Harrison Ford y Tommy Lee Jones), un peliculón en toda regla, dicho sea de paso.

Ryan Harrison (Nielsen) es un afamado violinista que es acusado injustamente de matar a su millonario protector y es perseguido por los US Marshal. En su huída y buscando pruebas para demostrar que es inocente descubrirá un complot terrorista para matar al secretario de la Onu, y entre otras cosas, que el mundo es mas pequeño que un pañuelo.

Sencillamente brutal. No hay descanso para la risa en este film, con su momento estelar en cuando uno de los coches en los que huye Harrison se pone a botar al ritmo Normal y luego techno de “La Cucaracha”. Personalmente tuve que parar la cinta e irme a echar agua a la cara, porque me estaba doliendo el estómago de tanto reirme.



http://www.youtube.com/watch?v=H6DsTu8lnzE






Despega como Puedas (A Space Travesty, 2000): Este es el otro medio batacazo de Nielsen en su cara de vis cómica. Y digo medio porque solo podemos salvar su principio y su final.

En las otras entregas en las que Nielsen hacía de actor principal se nos presentaba una trama sólida (Dentro de lo que cabe en una película de Gags). En esta ocasión la trama es un galimatías que no marea, pero tampoco acaba quedando muy claro por donde van los tiros. Asimismo los personajes alrededor de Nielsen no destacan en absoluto, y ojo, no es porque la cinta sea para lucimiento del susodicho. Simplemente, no hay carisma y punto. Eso sí, el final en el teatro con Pavarotti salva la película pero por muy poquito. Solo recomendada para los fans de Nielsen que quieran verse toda su carrera.

En el papel del detective Marshall Richard, Nielsen se ve envuelto en una conspiración que incluye un fatídico plan malvado llevado desde el espacio por el cual hán secuestrado al presidente de EE y lo han sustituido por un clon que obedece a los malos.

Con parodias descafeinadas (Salvando algunos puntos que intentan brillar o el mencionado final) y personajes exceptuando a Leslie ( y ni el mismo se basta a veces para mantener el interés en el espectador) es una triste despedida de los papeles principales de este gran actor en la gran pantalla. En si momento dijeron que fracasó porque la gente no gusta ya de este tipo de cine. Señores productores. No nos tomen por gilipollas y ni se les ocurra compararme esta película a las anteriores. Las otras tenían dedicación. Esta rezuma aroma a trabajo fácil para “ver si cuela”.





Scary Movie 3 (2003): menciono este subproducto de pasada, porque es curiosamente la actuación de Leslie Nielsen lo único salvable de la película en sí. Y ojo, que la idea de la película no era mala (Parodiar señales) pero a diferencia de por ejemplo, Espía como Puedas, Scary Movie 3 se cree la repera y cree que te ponga lo que te ponga delante te reirás.

Esta vez el actor canadiense se mete en el papel de Presidente de EEUU, Harris, el cual ayudará a los protagonistas como pueda al final de la película. Y al final repetirá la frase que le hizo famoso en “Aterriza como Puedas”, como un guiño a los fans del mismo.





Spanish Movie (2009): Conocida como su última actuación en una película antes de su fatídica muerte, confieso que aún no la he visto. Tenía un poco de miedo ya que el cine español no suele ser de mi agrado (Aunque en el terreno de los gags tenemos una sola película, Vivancos 3 que en mi opinión no es mala).

Interpreta a un doctor de su mismo nombre. Y quería destacar pese a no haberla visto, que todos los que en esta película compartieron rodaje con él, dijeron y siguen diciendo que era asombroso como siempre andaba de buen humor y haciendo reír a la gente, además de simpático y muy humilde.

Conclusiones:

Con esto termino mi humilde recuerdo a uno de mis mitos del cine, como ya se sabe tristemente fallecido recientemente a causa de una neumonía. Era uno de esos que creemos que la muerte no se los puede llevar, pero lo hace. Ve con Dios allá donde estés Leslie Nielsen y que sepas, que nunca te olvidaremos.

Descanse en paz.





Opinión Personal: 2º mano en el ocio, o mil formas de descojonarse en tu cara.


¿Hasta cuando se van a seguir descojonando de nosotros? Me refiero a las tiendas de lo que reza en el título, porque parece ser que en este siglo nuevo todo tipo de compañías se ríen de los consumidores como más les place. Y es que yo, en este caso, soy partidario de que las compañías distribuidoras tomen cartas en el asunto… pero no de la forma en la que lo están haciendo. Pero comencemos la opinión por los cimientos:

Tenemos la franquicia Game como principal exponente de abuso, y a continuación voy a relatar un hecho basado en mi experiencia personal: Resulta que voy a vender, entre otros juegos, el Ninety Nine Nights de Xbox 360. Es un juego bastante antiguo que sinceramente, esperaba solo 3 euros como mucho por él. Y me lo compraban por un euro. La situación en el Daily Price  no era mejor (1’90) así que decidí dejarlo ahí. El caso es que, dos días después paso a buscar otro juego y veo mi copia en la estantería de 2º mano a 12’95 euros. Es decir, que esta gente se saca de una compra de un euro 12 idems por la santa cara. Y es que aseguro que de haber sabido a que precio lo revenderían, hubiesen visto mi dedo medio bien alto.

Y eso sería una primera medida muy buena: Que el establecimiento te informe de cuanto va a revenderlo, pero no les interesa porque en ese caso la gente vendería menos.

Luego tenemos el caso de los juegos casi nuevos que se venden de 2º mano. Y van y lo ponen a 5 euros menos que su honónimo nuevo. Pensaréis “Eso es una estrategia para que compres el nuevo. Y yo pienso ¿De verdad si yo tengo un negocio doy dinero para que no me compren ese algo? Además, que las tiendas sacan mas provecho de la 2º mano al ser esta beneficios al 100% para el vendedor. Lo que pasa es que hay mucha gente que prefiere ahorrarse los 5 euros de diferencia y esto, lo saben.





Precios abusivos, falta de transparencia de cara al vendedor privado… diréis “Vale Logan… descubres la pólvora, los vendedores de 2º mano son unos aprovechados”. Pero mi artículo, aparte de querer denunciar estas prácticas, quiere exponer (Que para algo es mi opinión) las posibles soluciones:

Primero de todo, las compañías como ya dije arriba, deberían tomar cartas en el asunto. Se me ocurre que por ejemplo, hablando de EA, esta de un incentivo a quienes vendan juegos de su compañía de 2º mano. Por ejemplo, bien sea con acuerdos con franquicias, o por su cuenta y a través de Internet. Imaginemos, podrían darte un descuento en sus próximos juegos o los ya existentes, basándose para ello en un margen de tiempo (Por ejemplo, de 9 euros a 29 euros como mucho). Luego estos títulos los podrían revender ellos mismos o desde la tienda con todas las garantías al nuevo usuario. Ganarían no solo con las ventas, sino con los juegos nuevos ya que mucha gente dejaría de vender a precios irrisorios y usaría esos descuentos en juegos nuevos de la compañía.

Por no hablar de los beneficios de imagen que les darían: Se evitarían los códigos para jugar online y ganarían mucho más dinero.

Otra pequeña solución sería obligar a las tiendas de 2º mano a informar al vendedor, a cuanto van a revender su producto (Y darlo por escrito, por supuesto). Esto haría que las tiendas fuesen mas justas, no solo de cara a los que venden sus cosas, sino a la gente que luego recomprará el producto.

Y pasamos ahora a hablar del valor de los productos en si, ya sea música, películas o videojuegos. Y es que es normal irse a una de estas tiendas y ver películas antiguas (Pero de cojones) o abominaciones a precios escandalosos (En el mal sentido) y uno se pregunta “Si vale eso ¿Cuánto pagaron los de la tienda por ella en su momento?”

Y es que es algo que las tiendas generales de 2º mano (Daily price,…) necesitan actualizar, y necesitan mantenerse al día. Por ejemplo, tenemos el tema de los videojuegos: Game baja un juego (Ejemplo, Splinter Cell Convition a 29’95 euros) y uno va a Daily Price para encontrarse el mismo a 27’50 euros y además en versión bundle (Versión que viene con las consolas). Estas tiendas deberían adaptarse a esto, por una sencilla razón:



La lógica del game como se puede ver en estos dos posters, no es demasiado buena xD.

Los usuarios que van a tiendas de 2º mano, van por tres razones: Buscan productos que no se encuentran nuevos de forma fácil, no tienen mucho dinero para comprar nuevos o quieren ahorrar, o buscan el mismo producto popular algo más barato, y estos tres tipos de clientes tienen un denominador común: Se informan.

Es decir, no pueden esperar que la gente pique, porque quien busca en estas tiendas (Salvando desgraciadas excepciones) sabe que precios da el mercado de productos nuevos.

Luego esta el hecho de que las películas, no son todas iguales. Y no deberían pagarse tanto por año, sino por validez del producto. Así se e vitarían muchos problemas, como la acumulación de películas en las estanterías que la gente no comprará así estén a 50 céntimos.

¿Qué podrían hacer? Sencillo, en la web podrían habilitar una base de datos de películas y animar a los usuarios a opinar sobre películas que hayan visto. Como un filmaffinity, y además podrían regalar pequeños cupones descuento, o sortear vales entre las opiniones para comprar en sus tiendas. Con esa base de datos y haciendo media con otros sitios online como filmaffinity podrían establecer una base de precios mas realista y mucho mas justa (De acuerdo, sobre gustos no hay nada escrito, pero sí estaremos deacuerdo en que hay películas que por lo general gustan mas que otras).

Terminando este rollaco de texto, esta claro que la 2º mano es un mercado aún joven en España, pero es el ejemplo perfecto de que joven no significa ingenuo y que esto necesita una redefinición a la de ya. Se que las empresas no son ONG, pero si sé que podrían pasar de ser chupasangres, a revolucionar su mercado y ganar dinero a la vez que ganan el cariño de los usuarios.