Análisis: Bioshock Infinite (Por Ligrim)

 

Buenas tardes a todos. Después de esta introducción tanformal, vamos al tema.

Bioshock. Decir Bioshock es decir muchas cosas a la vez. Kevin Levine, SystemShock, poderes,Big Daddies, agua y Sander Cohen. Todos recordamos (modo flashback ON)hace años cuando se mostró por primera vez Bioshock en un E3. Ese primerBioshock proponía algo bien sencillo: una aventurilla de pseudoterror en una claustrofóbicaciudad submarina ambientada en los 50donde convivían las mejores mentes del mundo hasta que algo salió terriblementemal. Después de una muy buena primera entrega, llegó Bioshock 2, varios añosmás tarde. Su finalidad no era otra que mostrar que había sido de Rapturedespués de que Jack terminara la guerra civil entre Ryan y Fontaine (mediantedefunción de ambos líderes), así como procurar un “final” a la pesadilla(Tristemente en forma de DLC), mediante la introducción de una nueva villana.El resultado no fue tan bueno, pero al menos se dejaba jugar.

Y ahora, en 2013 llega Infinite, de nuevo de la mano deLevine, el creador original de la saga (Nota curiosa: no jugó Bioshock 2 hastaque se compró una copia el día de lanzamiento), y que fiel a su idea nos poneen una situación muy similar: una ciudad, Columbia, y nosotros, el jugador,llegamos a liarla parda. Por suerte, Infinite no es “Un Bioshock en las nubes”.Es algo más. ¿El qué? Podría contarlo aquí, pero prefiero que le deis a “leermás” para acumular visitas.

Trae a la chica y salda tu deuda

La historia de Infinite es simple: es 1912, y encarnamos aBooker DeWitt, un veterano del ejército americano (no es tan tópico comoparece, eso sí)  que ejerce de matónocasional, en la ruina. Para evitarlo, su acreedor le hace una oferta sencilla:perdonarle totalmente su deuda si, a cambio, consigue traerle a Elizabeth (Liz,de aquí en adelante. ¿Qué? Es un nombre largo, paso de escribirlo), unamuchacha que se encuentra retenida en la ciudad de Columbia.

Con poco más que una foto, una pistola (que pierde, además)y ropa mojada, Booker es abandonado en un faro misterioso por un dúo (queaparece muchas más veces a lo largo de la trama, de forma vital e inesperada) aúnmás misterioso. En el faro ya empieza a verse la que será la temática deljuego: la religión (una mezcla de cristianismo con una adoración a los padresfundadores de los Estados Unidos, cosas raras) en forma de tapetes bordados conmensajes que invitan a los peregrinos a abandonar “La Sodoma de debajo” paraascender al nuevo Edén. A Columbia.

Powered by Captain NewFishing (Pescanova, para los grumetillos) 

Ya en la cima, Booker activa un mecanismo chachi que revelanada más y nada menos que un cohete espacial de la época victoriana.Trasusarlo, Booker aterriza en una zona de Columbia especialmente dedicada a larecepción de peregrinos, y que muestra de verdad quien y como gobiernaColumbia: el Profeta. Bajo este nombre se esconde Zachary Comstock, fundador dela ciudad, del cual se dice que puede ver el futuro, y su hija, el Cordero,heredera de Columbia y aquella que traerá el fuego de los cielos sobre lospaganos de debajo. Tras un accidentado bautizo Booker llega por fin a Columbia.

Durante los primeros compases el juego es sencillote. Nadiete ataca, nadie te grita, y se te da una oportunidad de ver Columbia como loque es: una ciudad normal de la época (quitando el hecho de que vuele, el quesus ciudadanos sean la forma evolucionada del KKK y el que haya un pequeñogrupo de terroristas, los Vox Populi, dando por culo por ahí) No voy aentretenerme contando que ocurre aquí, ni porque todo el mundo te llama FalsoPastor, ni, por supuesto, en qué momento empiezan a intentar matarte (Pista:saben que quieres robarles su Cordero), por lo que saltaré directamente a Liz(JA)

A Liz te la encuentras un par de horas más tarde en su torrecon forma de Ángel (en la planta baja hay un par de cosas muy curiosas, comouna tela con sangre menstrual que aparece y desaparece, osos de peluche quecambian de color y botes llenos de uñas (Y fotos de ella desnuda, pero eso esun secreto), amén de carteles que advierten de que “El sujeto esEXTRAORDINARIAMENTE peligroso”, con mayúsculas. Con miedo asciendes a la cimapara ver Liz en su hábitat natural. Sé que decirlo así suena raro, pero no hayotra forma de describirlo, ya que Elizabeth (la última vez que lo escribo, enserio) es tratada prácticamente como un animal de laboratorio, sin saber queestá siendo observada, y sin tener contacto con nadie que no sea Songbird, suUBER Big Daddie volador, que le trae comida y cosas.

 

Parece que el jugador masculino no es el único que observa muy detalladamente a Lizzy 

Ya en ese momento empiezas a ver qué Lizzy ha tenidodemasiado tiempo libre, lo que se resume en: a) es una maestra descifrandocódigos; b) es una maestra de las ganzúas; y c) ha desarrollado una obsesiónbestial con París. También ves un par de cosas raras, como un portal al estrenode "La venganza de los Jedi" (No estoy de broma). Bueno, entonces es cuando te caes(literalmente) encima suya, te pega una paliza y al ver que tienes la llavepara largarte de su prisión decide que ahora eres su más mejor amigo parasiempre y que es buena idea escapar. Bueno, eso y que Songbird está destrozandoel sitio.

De aquí en adelante la trama se basa en escapar de Columbiacon Liz, pasando por las mil y un putadas típicas, incluyendo misiones derecadero y desvíos típicos de RE (La llave del ascensor de emergencia está… ¿Aquí?¡No! En el sótano). Durante este trayecto, Lizzy pasa por muchos estados: alprincipio es una princesita Disney. Recién salida de su encierro, todo es nuevoy maravilloso, además de que tiene un caballero de brillante armadura que va allevarla a París. Pero más adelante ve lo que en realidad es Columbia, seendurece y decide ir a matar a su padre el Profeta para poder huir (peleándosecon Booker unas doce veces por el camino por mentirle y utilizarla)

Pero no nos olvidemos tampoco de Booker. Lejos de ser unpersonaje plano, Booker está marcado por su pasado, pasado que va a volver amorderle el culo a lo largo de la aventura (la guerra contra los indios, Anna,y muchas otras cosas), provocando cambios en su propia personalidad, pasando deser un matón a sueldo a una especie de figura paterna para Lizzy, arriesgandosu vida para salvarla, no por la deuda, sino porque sí.

Columbia también sufre muchos cambios durante la aventura,tantos como posibilidades hay al tirar un dado, mostrando sus distintas carassegún desde donde lo mires. Pero Ligrim, me diréis, ¿a qué viene esta tonteríaexistencialista? Podría responderte, claro, pero elijo no hacerlo. Lo queocurre está íntimamente relacionado con la trama, y prefiero no contarloporque, bueno, esta es de la clase de cosas que es más divertido averiguar portu cuenta, generalmente en forma de registro de audio.

Elizabeth, te elijo a ti

Bueno, habiendo pasado ya por el apartado argumental es horade pasar a la chicha, ya que es lo que muchos de los presentes buscan.

Bioshock Inifite es un Shooter. Fin.

Me dicen por el pinganillo que no puedo dejarlo así, sinoque tengo que desarrollar. Bueno, vale, es un Shooter con poderes. ¿Tampoco?Bah.

El caso, al igual que en los anteriores en Infinite eljugador tiene la posibilidad de usar al mismo tiempo una arma y un “vigor”(como los plásmidos, en muchos sentidos), pudiendo cambiar de uno a otro deforma instantánea (no como en Bioshock original). La pega está en que, aunqueconserva muchas cosas, como la salud no autoregenerativa o la barra de poder(ahora son sales, no EVE, pero por lo menos nos indican cuánto va a gastar cadauso del vigor seleccionado), otras no tanto, como el hecho de que solo podamosllevar dos armas + cacharro cuerpo a cuerpo al mismo tiempo. No esnecesariamente malo, pero me gustaba mucho llevar mi arsenal en los anteriores,aunque luego solo acabara pegando con la llave inglesa/taladro. Oh, y tambiénhay un (pequeño) escudo recargable, nada demasiado grave.

Liz invocando una bobina Tesla 

El principal problema es que como Shooter es un poco… lento.No sé, si lo comparas con otros del género te parece como si Booker le costaraapuntar, siendo impreciso tanto con zoom como sin él. No es terrible, pero sise hace extraño (Nota: en PC, la sensibilidad del ratón es MONSTRUOSA. De serieva a 2 de 10, y al principio te cuesta controlarla. A 1 es una piedra, y a 10el infierno). Sin embargo, presenta alternativas a los Shooter trandicionales,aparte de los vigores, claro: las líneas de cables y Liz.

Por lo general, los escenarios son grandes, más grandes quede costumbre, y frente a los de Rapture, estos están diseñados para que temuevas por ellos, saltando a los cables y desplazándote de un punto a otro (porejemplo, moviéndote entre varias alturas, yendo a por munición, o simplementegirando en círculos por el circuito y puteando a los de abajo),  siendo bastante práctico si eres de esos alos que les gusta la guerra de guerrillas. Y luego está Elizabeth (vale, no megusta escribir Liz), que se dedica a joder a los enemigos de la forma más putaque hay: ayudándote. Esto se traduce en varias cosas: te da munición, salud osales según lo necesites (eso sí, sin abusar), te revive cuando mueres(Vitacámaras, fuck yeah) o invoca cosas. Espera, ¿me he olvidado de mencionarque puede abrir portales a otros mundos?, vaya, que despiste. El caso es queLiz puede invocar ayudas, como robots, torretas, coberturas, almacenes de saludo tornados (esto último no necesariamente para bien), lo cual en combinacióncon los cables y los escenarios a varias alturas resulta muy entretenido.

Pero dejémonos de mata mata y hablemos de la exploración. Eljuego es bastante más lineal que el primer Bioshock (pero por suerte menos queel segundo), aunque si deja abiertas pequeñas misiones secundarias. Por logeneral son bastante tontas: encontrar un libro de claves para que Elizabeth descifreun código para un alijo y poco más. Además se puede trastear con bastantescosas, o, incluso, forzar algunas cerraduras (via Elizabeth).  Lo que podemos encontrar en estas zonassecundarias suelen ser dos cosas: vigores, mejoras de salud/escudos/sales oropa. La ropa (la cual obtienes de forma aleatoria, por lo que en variaspartidas te pueden tocar cosas distintas en el mismo sitio) te aporta algunabonificación de forma similar a los tónicos en juegos anteriores, con cosas delpalo cuerpo a cuerpo incendiario, regeneración de salud o que tus poderessalten de unos enemigos a otros (Nota: este último lo recomiendo). Haybacktracking a medias, ya que cada vez que vayas a un punto de no retorno teavisarán de ello, pero esta entonces sueles poder volver hacia atrás a buscarcosas.

Replica del aparato para ir por los cables 

El cuarteto mas gay de Columbia

Ya sé que es una muy mala traducción, pero lo hago pordesconcertar, nada más.

Volviendo al tema, en cuanto al apartado técnico, Infinitese caracteriza por dos cosas: modelados de personajes cutres, luces y resto precioso.Bromas aparte, los modelados de algunos personajes dejan que desear (por suerteno son los de Bioshock 1), aunque puedes verlo como una seña de identidad de lasaga, que nunca ha apostado por el realismo en este sentido. Que cada cual hagalo que quiera.

En el apartado de diseño, eso sí, el juego es la hostia ensuicicleta. A lo largo de nuestro viaje pasaremos por todos los puntos deColumbia: centro, fabricas, museos, y, cómo no, suburbios. En cada uno de ellosaparece la temática religiosa de fondo, con estatuas de Comstock  por aquí y por ahí, así como elcaracterístico diseño de principios de siglo XX. Además aderezado por unailuminación (Si, luces) que me ha dejado de francamente sorprendido.

En cuanto a doblaje (inglés, en mi caso), el juego essobresaliente, contando con bastantes voces conocidas (Jenny Hale, Rikku). Labanda sonora abarca las dos vertientes de Columbia: la religiosa y la antigua.Por ejemplo, al principio nos encontramos a un cuarteto cantando desde su barcovolador. El caso es que prima sobretodo el piano(la), y la orquesta (con laocasional secuencia de acción y de Death Metal. De nuevo no estoy de broma,pero no voy a contar cuando sale esto)

 

No estaba de broma 

Solo o en compañía

Bueno, esto ya depende de si quieres jugar acompañado degente en el salón o no, porque lo que es multijugador, poco. Bueno, comparadocon el del 2 sale ganando.

Conclusiones

Para aquello que estuvieran aquí hace años sabrán (que lorecuerden o no es otra cosa) que yo abrí mi blog con Bioshock. Y es algo que nose olvida. La saga Bioshock es muy importante para mí por muchos motivos, y mecuesta ser imparcial. ¿Me ha gustado el juego? A rabiar. ¿Te va a gustar a ti?Ni puta idea. Yo cuento mi opinión y poco más, y si tienes alguna duda, estasen desacuerdo o crees que se me ha pasado algo eres libre de hacerlo. El casoes que yo recomiendo el juego. Lo único que te pido es que no te pongas acompararlo con los SystemShocks porque entonces podemos seguir discutiendohasta mañana.

Ligrim

———-

Una sorpresa sorprendentemente sorprendente. Mas que nada, porque al igual que yo, Ligrim apenas escribe en su blog pero un día se levanta y dice "¡Pues voy a escribir, pero NO para mi blog!". Son cosas de Ligrim, no lo entenderíais.

Igualmente, mil gracias por pensar en mi blog para la colaboration. Ya te devolveré el favoration en forma de algo que explote de buen rollo o genere gatitos.