Análisis, Repaso y Opinión: Arnold Schwarzenegger, Sabotaje y los dos internets


Ante todo, sabed que esta entrada es un análisis de la última película de Arnold, a la vez que un estudio de la tontería que se respira por Internet en base a ciertos elementos, en este caso, el fanatismo tanto a un extremo, como al contrario del actor austriaco.

Posiblemente no hayáis oído hablar de Sabotaje. Pues se estrenó hace unas semanas en España con poco ruido, y tiene de protagonista a Arnold, así como a Sam Worthington, Joe Manganiello, Terrence Howard, y otras caras que si bien no son super famosas, serán conocidas como por ejemplo Max Martín (Herc hansen, el piloto padre de Striker Eureka en Pacific Rim). El director de este sarao no es ni más ni menos que David Ayer, guionista de la laureada Training Day. Y en esta película demuestra que debería dedicarse solo a los guiones. Y ni eso, porque la película no hay por donde cogerla.





Ahora, no es horrible del todo. Cojamos por ejemplo, esta película y La Jungla 5. Esta última es mierda pura en bruto que no arreglaría ni el mejor de los guionistas sobre la tierra. Sabotaje es mala, pero cambiándole un par de elementos en el guión y ciertas partes (Entre ellas, casi todo el final) hubiese sido un peliculón a la altura, sino superando, El Último Desafío (Junto con Plan de Escape, dos películas de Arnold que al menos, te entretienen – En mi caso, adoro El ültimo Desafío y me gusta bastante Plan de Escape).

Es un caso de “Joder, cambiando cuatro cosas tendríais un diamante precioso, y os ha quedado en vez de eso una hez muy maloliente”

Y ese es el problema: La película arranca bien, tomándose en serio un asalto a la casa de un cártel de la droga por parte de los protagonistas, los cuales son un equipo de asalto de élite de la DEA, y filmándolo todo de forma muy realista, con sangre y casquería por todos lados. Y cuando llegan a un dinero de la droga que tienen ordenado volar por los aires, deciden quedarse con una parte. El problema es que cuando van a buscar el dinero al sitio donde lo escondieron, no esta. Al equipo para más INRI, lo acusan de corrupción y lo disuelven. Un año mas tarde, se cansan de espiarlos (Literalmente lo dicen así) y les dejan volver a la acción. Pero justo en ese momento empiezan a morir un por uno los integrantes de dicho grupo de élite.

Diré, que me voy a quejar a continuación de muchos agujeros de guión. ¿Por qué? Porque si esta película tuviese un enfoque como el que tiene Commando, no cuestionaría nada (Y Commando esta entre mis 10 películas favoritas, poca broma con ella). El problema es que si le vas a dar un enfoque serio a una película de acción, te tienes que tomar el guión un poco en serio y no rezar porque la casquería y el gore desvíen la atención de lo pésima que es la historia, algo a lo que esta película recurre cada 3 segundos periódicos.

Para empezar, es la ostia de sospechoso que justo cuando se reúnen, empiecen a morir. Vaya puta manera de cargarte el suspense. Lo acojonante hubiese sido que empezasen a morir justo después del asalto, lentamente, y que tuviesen que operar por encima de la ley para salvar su pellejo. Luego tenemos la subnormalidad de los malos de la función, que son la mujer de Sam Worthington y Terrence Howard (Ya hablaré luego de ellos, la puta risión de mierda de motivos para ser los malos) de hacer que la primera muerte parezca un accidente, para luego, pasar a simular que los siguientes muertos los mata el cártel. No tiene puto sentido, lo mires por donde lo mires.

Ah, y ¿Sabéis? Somos un grupo de élite que ha confrontado desde hace años a los peores asesinos de los cárteles de la droga y por primera vez vemos a un enemigo que nos supera ¿Qué hacemos, nos juntamos todos en una casa y vigilamos por turnos a la vez que nos cubrimos las espaldas? No, joder, seguimos con nuestra vida y no pasa nada. Que ante todo, no nos gane el terror. Mención especial a la forma estúpida de morir del Personaje de Joe Manganiello. Es decir, te están matando una banda de asesinos hyper expertos de la muerte ¿Y que hacemos? Citarnos en una cafetería a plena luz del día con unos ventanales que ríete tú de los peces de colores. Si es que estas pidiendo a gritos que te vuelen la sesera.



Para mí siempre será Herc Hansen, el piloto badass de Striker Eureka.

Al final se descubre que Schwarzenegger (No me acuerdo del nombre de su personaje, eso es puramente triste en una película de Arnold) era el que se llevó el dinero ¿Para que? Para poder sobornar en México al policía que sabe donde esta el torturador y asesino de su mujer (Por cierto, escena acojonante, de lo poco bueno que tiene la película) y se lo diga… Vamos a ver, subnormal de los cojones ¿No tienes un equipo que te considera como de la familia? Reúnelos a todos y diles “Vamos a México, cosemos a ostias al policía hasta que nos cuente donde esta el cabrón que torturó y asesinó a mi mujer, y lo matamos a él y a todos esos hijos de puta”. No te van a decir que no. Coño, si incluso te fueron a buscar cuando intentaste buscar en México al susodicho cabrón ¿No crees que ellos te habrían ayudado a esa venganza sin pensárselo? Joder, habéis demostrado que si bien no sois malvados, tampoco sois trigo limpio y os lleváis un pico cada vez que encontráis dinero. La brújula moral no la tendréis podrida pero digo yo, que al ayudar a un compañero del equipo a vengarse no habrá remilgos.

Por eso, habría tenido mucho más sentido que Arnold fuera el villano. Que estuviese harto de la  vida en la DEA, y que formulase un plan para retirarse con 10 millones de dólares y de paso, matar a sus compañeros para no dejar testigos. Y es mas, habría sido un puntazo que se saliese con la suya. Que le saliese bien el plan. Un final agridulce para un mundo en el que la mierda siempre te llega al cuello aunque no quieras.

Pero no, aquí los malos son la mujer de Sam, Mireille Enos, y Terrence Howard. Ella ha decidido matar a todos los del equipo porque quería robarse el dinero para sí porque las ha pasado muy putas en las misiones… si, a ver, guionistas de los cojones, lo único que vemos que sufre es que al principio, un tío del cártel intenta acostarse con ella y ella se lo carga. Fin. Si hubiésemos visto escenas anteriores o se nos hubiese hecho ver que habían abusado de ella, que había tenido que hacer lo impensable para infiltrarse, quizá lo entenderíamos, pero lo que piensas es ¿Qué mierda de argumento es ese? ¿Es que acaso no sabías en lo que te metías cuando entraste en un grupo de élite antidroga? Y Terrence Howard es el malo porque… es el malo. No hay una puta motivación para él. Se tira a la Mireille y ya esta. El poder de pensar con la polla, supongo.

Y muchos sinsentidos como que un tío del grupo de élite que se aísla y que esta bajo constante amenaza de cárteles de la droga, y que es un ex – seal, solo tenga un rifle de asalto con el cargador acoplado por si le atacan en su casa aislada. Ah, si, y en vez de minar los alrededores cual casa de Tackleberry de Loca Academia de Policía, pone una mierditrampa que solo puede parar a una persona en una dirección. En serio, fuerte insulto a la audiencia que es esa tocada de huevos.

O el momento “Desde que te fuiste, no somos un equipo y estamos separados” a lo que Arnold dice “Ah, pues me pongo en este sillón en el entrenamiento para que veáis que confío en vosotros” y tras un entrenamiento inmediato a esa frase vuelven a confiar todos. En serio ¿Quién fue el subnormal que aprobó este guión?





Y me jode, porque cambiando este par de cosas que comento arriba, la película habría sido la reostia. Un thriller realista y una historia que te dejase mal cuerpo. Pero en vez de eso, tenemos gore y casquería para que no pienses mucho en la historia.

Soy partidario de usar el gore si es necesario. Dredd, de Karl Urban, es una película sangrienta de cojones, y la casquería y la sangre se usa para potenciar la historia y esta al servicio de esta, no lo usan para distraer tu atención, cosa que si hace Sabotaje.

Y Sobre Internet y Arnold Schwarzenegger (O cualquier otro actor-cosa-loquesea), hacía tiempo solía creer que la gente que odiaba a Schwarzenegger se metía masivamente en Internet para despotricar a saco sobre este actor, por el simple hecho de que no lo soportan. Diablos, a mí no me gusta Nicolas Cage ¿Qué hago? No veo sus películas. Y si veo una y no me gusta por él, no opino o si hablo, dejo claro que a mí no me gusta Nicolas Cage y por tanto, no puedo ser mas subjetivo. Pero hay gente que eso no lo entiende. Y pese a odiar a Arnold Schwarzenegger ¿O a Tom Cruise, etc…? Siguen pagando por ver sus películas en el cine. Mi pregunta es ¿Qué esperan? ¿Qué de repente les guste algo y pase a ser de su top 10, o solo viven para criticar lo que no les gusta?

No estoy diciendo que si algo no te ha gustado, no lo critiques. Estoy diciendo que si no te gusta el marisco, ¿A que coño vas a comer a una marisquería todos los días?

Pero con esta película ha pasado algo que, aunque ya sabía, se ha notado de forma descaradísima, y es el ultrajan saliendo a defender lo que sea que haga su ídolo. Que ojo, te puede gustar algo, pero una cosa es que te guste y otra, decir que es lo puto mejor que ha parido el cine. Que a mi me gusta Street Fighter de Jean Claude Van Damme, incluso podría estar en un top 50 de mis películas, pero ni de puta coña se me ocurriría decir que es una obra maestra, o lo mejor de Van Damme. Y decir que no lo es, no quita que para mi sea la polla en verso.

Y es lo que pasa con Sabotaje. Muchos se escudan en que “es una película que retrata de forma realista lo que le hacen las armas al cuerpo humano” ¿Y? Para eso me veo un documental sobre las mismas y de paso, aprendo. Otras excusas es que “es una historia oscura”. En serio, me encana cuando, por meterle a una historia drogas, sexo o elementos similares, ya es automáticamente oscura. Señores, el guión tiene que acompañar. Si esto hubiese sido una cinta de pañum pañum de Schwarzenegger, me habría dado igual, pero si te pones en plan serio, has de hacerlo seriamente. Training Day lo hizo bien, pese a ese final feliz que reventaba un poco la película.





Y que nadie se engañe. Soy muy fan de Schwarzenegger. Tanto, que se escribir su apellido sin copiar y pegar. Tanto, que tengo mas de 7 películas de él en Blu Ray y otras tantas en DVD (Y me faltan algunas como Eraser, esa caerá pronto). Y no me trago cualquier mierda que Arnold me tire. Por ejemplo, recuerdo cuando un gran amigo y yo, salimos del cine tras ver la última película que estrenó en cines antes de meterse a Gobernador, Daño Colateral. Era un jodido tostón sin pies ni cabeza. Intentaba ir de “realista” con el estilo de una película de Arnold convencional. Es posiblemente una de las mayores decepciones que me he llevado en el cine. Lo mismo con películas como Junior y demás.

En resumen, Alejaos de Sabotaje en el cine. Si tenéis curiosidad, esperad al alquiler.