Opinion personal y Top: Superheroínas en el cine, o el porqué de que no se las tome en serio


En lo tocante al ocio, ya sea cine, comics o videojuegos, soy de los que me gusta tanto un personaje masculino como femenino, siempre que esté bien construido y sea coherente consigo mismo/a. En el cine, que es de lo que hablamos hoy, tenemos grandes ejemplos de mujeres fuertes y badass, como Ellen Ripley de Aliens, Mallory Kane en Indomable, Cassandra Anderson en Dredd,… Pero cuando buscamos superheroinas en el cine que han de ser protagonistas de sus propias historias, salen en el mejor de los casos pestiños malolientes que harían desmayarse a un goro de cerdos.

Podríamos argumentar que los superhéroes también tienen pestiños en el cine, y es cierto, pero estos compensan películas malas con películas decentes, notables o incluso películas aclamadas por la gran mayoría de los espectadores. Las de superheroínas, no. ¿Las razones? Bueno, yo veo generalmente tres problemas:

1) Los guiones suelen ser un panfleto profeminismo, pero no en el sentido positivo, sino en el sentido “Eh, que aunque sea mujer puedo ser independiente”: Sorpresa, señores y señoras guionistas: LO SABEMOS. Esto no pasa en los comics, donde las superheroinas brillan por su fuerza, determinación y ovarios. El mejor panfleto feminista que se puede hacer, es demostrar con hechos y diálogos inteligentes, que una mujer es tan capaz como un hombre.

2) Hipersexualización de la heroína en cuestión, lo que ligado al primer punto da lugar a una hipocresía de cojones: “Eh, soy mujer y soy independiente, no solo un objeto sexual, por eso voy a vestirme de una forma que ni los cosplays eróticos de los posters de los pajilleros de 14 años”. Que de acuerdo, todos querríamos ver a Halle Berry en cueros toda la vida, O a Talisa Soto con un bodytanga todos los días al despertarnos, pero eso no significa que sea buena idea en una película.

3) El puto guión es un chiste: Desde los diálogos, que te recuerdan todo el rato que no debes juzgarla por ser mujer y que puede ser independiente, cosa que SE Y QUE ESPERO, COÑO, QUE POR ALGO ESTOY VIENDO TU PELÍCULA, pasando por la historia (En Catwoman el momento “Academia Masculina”, en Tank Girl el momento musical,…) y terminando por las situaciones, que en muchísimos casos acaban con una pose sexualizada (Punto 2) que ni los videos porno.



Las siguientes adaptaciones a la pantalla grande de heroinas de comic en solitario. Esperemos que no la caguen esta vez.

Señores guionistas… ¿Sabéis porque un personaje como Ellen Ripley es tan querido por los fans de la película, e incluso a los que no les gustó el filme? Porque es humana: Dura, pero tiene miedo, sabe que se mete en sitios donde puede morir de forma horrible, y aún así tiene los OVARIOS de hacerlo. NI tiene que vestirse en bañador, ni tiene que hacer poses sexys, ni te intenta convencer de que es dura, porque sus actos demuestran que lo es.

Pero hay esperanza, señores. Hace poco, se anunció la película de Viuda Negra en solitario, protagonizada por Scarlett Johanson ¿Que por qué hay esperanza? Porque en Marvel saben lo que tienen entre manos. Saben los fracasos que ha habido en el género de las superheroínas en el cine, y saben que no deben abusar de su imagen. Por otra parte DC, que hace poco decía que no era viable una película femenina de superheroína en solitario, ha tenido que recular ante la noticia de Marvel y anunciar la película en solitario de Wonder Woman. Ellos saben la mierda que les cayó por Catwoman de Halle Berry, y saben que han de destacar si quieren competir con Marvel. Por favor, tómenselo en serio. No hace falta que nos convenzan de que Scarlett Johanson o Gal Gadot están buenas, ya lo sabemos. Prueben a darnos personajes humanos, fuertes e independientes, por favor. Los que queremos un peliculón con una superheroína de protagonista se lo agradeceremos.

Pero antes de acabar, hagamos un repaso a la larga lista de fallos y de facepalms que suponen la incursión de heroínas de comic en el cine hasta ahora.





Supergirl (1984): También conocida como la película en la que Christopher Reeve no quiso hacer un cameo ni por todo el oro del mundo, cuenta la historia de la prima de Kal-El (Superman), que viene de su planeta natal en busca de un cristal que se pierde en el espacio, y que da la vida a su ciudad. En la tierra se las verá con una bruja llamada Selena, que quiere el cristal junto con un cetro de poder para convertir a los habitantes de la tierra en sus esclavos.

Aunque sorprenda, de la lista, esta es junto con Red Sonja, la película más decente que podremos ver sobre una superheroína. Más que nada porque la protagonista, Helen Slater, no lo hace del todo mal. Es como una versión de Thor de Marvel, perdida en las costumbres humanas y sorprendiéndole todo lo que ve así que ni fu ni fa. El problema, viene con la villana, interpretada por una irreconocible (Para mal) Mia Farrow, y con un guión que da vergüenza ajena.

La bruja Selena es en el mejor de los casos sobreactuada, y en el peor, un chiste de villana. Lo mismo podemos decir de sus secuaces, simplemente cascarones sin cerebro visible. A eso le añadimos lo estúpido de su plan y lo que ocurre cuando lo lleva a cabo (Esos esclavos sexuales) y una anticlimática y ridícula pelea final y obtenemos una cinta que en el mejor de los casos se podría calificar de olvidable.





Red Sonja (1985): Es la historia de una guerrera de los mundos de Conan, llamada Red Sonja, que busca venganza contra una bruja por asesinar a su familia.

Sin ser horrible, esta película tiene un fallo principal: Arnold Schwarzeneger siempre que sale, es para salvar a la protagonista de un apuro, o para apoyarla porque ella sola no puede hacerlo. Red Sonja es una guerrera letal y fuerte y puede ocuparse sola de sus problemas, no es una idiota que cae siempre en trampas o que necesita que la salven cada tres segundos periódicos. Por supuesto que se puede emparejar con otro guerrero o héroe/heroína, pero nunca para que hagan de su canguro. Es como si Iron Man hace equipo con Viuda Negra, y es esta última la que tiene que vencer al mandarín porque Iron Man tiene un esguince en la batalla final. Cuando veo un crossover o un “team up” de superhéroes, quiero ver a ambos ser cojonudos y repartir estopa, no quiero que uno o una haga de niñera del otro/a.

Por lo demás, no es horrible. Las pocas veces que Sonja reparte ostias lo hace bien y no aburre ni es horrible. Simplemente, es meh en sus mejores momentos. Solo recomendable a quienes hayan visto las películas de Conan de Schwarzenegger y les gustasen.





Tank Girl (1995): En un futuro postapocalíptico, una chica llamada Tank Girl sobreviv… para que prolongar esto, ESTA PELÍCULA ES BASURA. PERO BASURA DE NIVEL PODRIDA 5 AÑOS EN EL BASURERO. Es horrible.

Que conste, que nunca me he leído los comics enteros, pero lo poco que he visto de Tank Girl en papel tiene un aire bastante bueno. Esta película es mierda pura, y convierte cualquier película de Uwe Boll, incluso Alone in the Dark, en obra aceptable.

La protagonista es INSUFRIBLE. Como que cada palabra que suelta mata una de tus neuronas. Irritante como ella sola, desearás que muera al primer frame de película. El malo de turno es el típico villano, que pone cara de “He de recordar cuanto me han pagado para no huir del rodaje”, y los efectos especiales… bueno, solo diré que ponen páginas del comic hasta para ahorrarse el decorado de los edificios y unos enemigos que tienen en jaque al malo, que se llaman Reapers (Segadores, cosechadores) son canguros. Me cago en la puta vida de los que perpetraron esta mierda.

Ni siquiera por la curiosidad. No sirve ni para reírse. Alejaos de esta cosa.





Barb Wire (1995): Va de que en un futuro postapocalíptico, Barb Wire es dueña de un puticlub de noche, y mercenaria de noche. La trama gira alrededor del gobierno fascista de EEUU que busca a una científica que ha diseñado una forma de controlar mejor a la población del país.

Lo diré claro: Esta película es consciente de que Pamela Anderson tiene lo que tiene. Y no estaría mal si se aprovechara para bien (Es decir, poniendo alrededor de sus pechos una historia buena, personajes secundarios decentes y demás), pero no es el caso.

Esta es la típica película donde los hombres se quedan gilipollas y babosos ante un par de tetas. (Y algunas mujeres también, nótese cuando Barb se morrea con su exnovio ahora casado y a su mujer le da igual). Y asi nos va. Los hombres son unos babas, las mujeres a excepción de Barb son idiotas y la protagonista saca pecho para que te olvides de que estás viendo pura basura. Sinceramente, para ver tetas prefiero ver porno. Cuando pongo una película no me parece mal algo de imagen sexy, pero por favor, algo decente que lo acompañe.





Vampirella (1996): Ojo, que esta película es posiblemente la más cutre de la lista. Yo personalmente, creo que el productor y director querían hacer una porno, pero sus mujeres no les dejaron y entonces buscaron una actriz que estuviese buena para ponerla en el vestido más pequeño, plastificado y pornográfico que encontrasen.

La historia va de Vampirella, que viene a la tierra ya que es una alienígena, persiguiendo a Vlad, un malvado vampiro del planeta Drakulón, el cual mató a su padre.

Con solo ver el cartel uno ya puede ver lo que le espera en la película: La hermosa Talisa Soto “prostituyéndose” por los dólares que le pagasen (Que fuera la cantidad que fuera, no fue suficiente) y poniendo poses para que los espectadores pudieran hacerse pajas con ella. Los efectos son de risa, el vestuario es horrible y las actuaciones… bueno, digamos que todos creerían que estaban en una porno light y por ello no se lo toman ni un poquito en serio.

Y da rabia porque Vampirella es un comic muy poco conocido, y seria un error quedarse con las pintas de la protagonista: es un comic extremadamente sangriento y adulto. Y una adaptación bien llevada, que no necesitaría de un presupuesto enormemente elevado, podría ser sin problemas una obra maestra. Pero aquí los productores buscaron una superheroína que tuviese la menor ropa posible y ¡Hala! A poner el argumento más ridículo que podamos, que quiero ver tetas tapadas con plástico.





Catwoman (2004): ¿Hace falta que hable de esta? Iba a ser un spin off de Batman Returns, de Tim Burton, con Catwoman como protagonista. Pero pasaron los años y el guión se cambió hasta alcanzar el máximo estado posible de putrefacción. Puyas con la palabra gato por cada minuto cuadrado de metraje, argumento y guión de parvulario (El momento en el que Catwoman come latas de atún, sisea a los perros,… madre del amor hermoso)

Halle Berry se arrepiente en cada fotograma de ser Catwoman, y sus secundarios son inútiles (En especial el policía, el Colombo del siglo 21), y la villana… bueno, solo diré que su ambición es colocar una crema antiedad en el mercado que crea adicción. Señores guionistas, vayan a comer nueces con pasas al campo y a hablar con Dios, porque lo de ustedes no es contar historias. En serio. Si hace falta hacemos un crowdfunding para que se larguen.





Elektra (2005): La historia transcurre tras los sucesos de Daredevil (Película que de por si era mala tirando a peor), presentándonos a una Elektra que vuelve de entre los muertos como una asesina fría y letal.

Lo de asesina fría y letal, no. Y lo de asesina, tampoco. Elektra, una de las antiheroínas más letales y temibles del comic, queda relegada a una mujer que busca la aprobación de su maestro en todo fotograma, y que está muy triste por su pasado.

El malo da bastante risapena al igual que los efectos especiales, sacados del Autocad en una tarde, y la muerte de sus súbditos es bastante anticlimática. En serio, señores de la Fox: Si van a hacer mierda, o a pasarse por el forro de los cojones las esencias y el espíritu de los personajes a adaptar, cojan ese dinero y dónenlo a causas benéficas. Sus conciencias estarán mas tranquilas.

Y hasta aqui, el análisis de todas estas películas. Viendo este panorama, recemos porque esta vez se lo tomen en serio, y en las nuevas películas de superheroínas que estan por venir, veamos unos auténticos peliculones. Solo diré lo siguiente:
Si me joden a Witchblade, mi personaje de comic femenina favorita, ardera troya y el alcampo de al lado.