En Defensa: Depredador 2 (Predator 2)





En no pocas ocasiones he visto a gente por internet despreciar o ningunear la 2º parte de esta irregular franquicia, que desde la 2º no ha tenido ningún producto destacable (Entretenido o no, es otra cosa) En mi opinión:

Alien Vs Predator 1 era decente. No era horrible, pero tampoco era un producto notable. Entretiene cuando la ves y no aburre, aunque tampoco se te queda en la cabeza al rato de terminar de verla.
Alien Vs Predator 2 es boñiga de buey putrefacta con extra de detritus. NADA se salva de esa bazofia maloliente
Predators (La 3º)… simplemente diré Adrien Brody como mercenario badass. [Pausa de un minuto para dejar asentar vuestras carcajadas] Eso, y un climax horripilante, al nivel de AvP 2.

Sin embargo la 2º de la franquicia, Depredador 2, es una más que digna secuela de la franquicia. Ya no es solo comparándola con las tres que han salido después de ella, simplemente a casi cualquier saga cinematográfica le encantaría tener una 2º parte con tanta calidad como esta.



Y tendría la segunda en Digibook si la hubiesen sacado en dicho formato… como odio tener dos formatos distintos en una misma saga.

Que conste que la primera para mí es un clásico atemporal. La he visto nosecuantas veces y la veré nosecuantas veces más en un futuro. Pero cuando hablamos de la 2º parte, no se me ocurre ponerla por encima de la 1º, pero tampoco por debajo. Pienso, que son cintas ciertamente distintas, y ambas tienen cosas diferentes que ofrecer, y ahí radica la gracia de la secuela. Y es que no se limita a calcar los momentos de la 1º parte y a cobrar el cheque, sino que se molesta en dar algo nuevo. Similar a lo que pasó con Aliens, de James Cameron.

Vamos por cachos:

La historia nos muestra a un depredador liándola parda en Los Ángeles, que podría ser perfectamente ambientada en la historia de Robocop, por lo crítico de las guerras crminales que vemos al inicio de la película. Al principio los policías que investigan los brutales crímenes, creerán que es obra de una sádica guerra de bandas, pero poco a poco se darán cuenta de que todo esto, es algo nuevo.

Una de las cosas buenas de la trama es que sabe que nosotros sabemos que es lo que pasa. Pero hace que ver a los detectives de la policía de Los Angeles resolviendo el misterio, sea interesante de ver. No solo con una fenomenal puesta en escena y ciertos elementos nuevos en la saga, sino con los personajes, que en solo 2 minutos se ganan nuestro más profundo cariño. Realmente, es lo importante en una película de slashers o de terror: Que los personajes te importen para así querer que sobrevivan, con lo cual empatizas con ellos.



Mike Harrigan, sus cojones y una Desert Eagle con Mirilla.

Hablando de esto, el casting es sobresaliente. Podrían haber tirado por lo fácil y encasquetarnos a Stallone, Van Damme o cualquier otro musculitos y otro par de secundarios mas con mas músculo que cerebro, pero optaron por poner a gente dura, pero diferente de la 1º película.

Tenemos a Maria Conchita Alonso jugando el papel de mujer dura (Y ya la veríamos en Perseguido de Arnold Schwarzenegger haciendo el papel de mujer badass a la fuerza) a Bill Paxton como el novato y Danny Glover como el duro detective jefe Harrigan. Sinceramente, es un papel que lo borda y le da un carisma acojonante a la saga. Lo siento por los haters de esta película, pero tanto Dutch (Schwarzenegger en la original) como Harrigan son igual de cojonudos.

Como secundarios tenemos a Ruben Blades (Y no anda buscando guayaba, chistaco), Adam Baldwin y al sempiterno Gary Busey que, sorprendentemente, está muy contenido en esta película. No tendremos salidas de tono o imitaciones del Nicolas Cage style.





Asimismo, los efectos especiales son de cine, al igual que la primera parte, pero añaden nuevas formas de matar por parte del Depredador. El disco dirigido o la red menguante, esta última auténticamente angustiante cuando te paras a pensar lo que conlleva morir así.

La película mantiene en general un buen nivel, pero es al final, en el climax, donde destaca. Si soy sincero creía complicado poder igualar el climax de la original. Pero aquí lo consiguen. Tenemos a Danny Glover, que consigue el disco del depredador y con él, alza la mano y consigue defenderse como puede del susodicho. Cuando las armas chocan cual duelo de espadas… recuerdo que hacía tiempo que no me levantaba de mi sillón queriendo que el protagonista de una película de este tipo ganase. Y el final… añade muchísimo a la mitología del depredador, y lo que es mas encomiable, sin una sola palabra o línea de diálogo.

Realmente no quiero decir más porque, sinceramente, quien no haya visto la película merece ver todo lo que le depara sin que por mi parte diga nada más.

Solo quiero concluir con que Depredador 2 no es, ni de lejos, inferior a la original. Ya le gustaría al 90% de sagas cinematográficas tener una 2º parte con tanta calidad.