Mi regalito del amigo secreto es para: lolworld…

Hola a todos otra vez, en primer lugar un feliz año 2012, que se cumplan todos sus deseos y muchas bendiciones. y en especial a lolworld, espero que estés bien. Como sabrás, me tocó hacerte el regalo por el amigo secreto, pero no tenía mucho con que aportar, así que decidí investigar un poco sobre la cultura en mi país. Y recopilé unas tres leyendas bien conocidas en mis tierras y tal vez en el mundo . Y un regalo final que, espero, te deje con hambrecita y con ganas de hacer con tus manos este regalito. Como es costumbre, adelante, pasa a abrir tu regalo, después del salto… 😉

Toma, lolworld, aquí está tu regalo…

  • La laguna del Inca
  • Esta laguna, para que te ubiques un poco, queda en Portillo, un centro de ski ubicado en la la cordillera de Los Andes, antes de llegar a la frontera con Argentina (antes de llegar al llamado "Paso Los Libertadores").

    Centro de Ski Portillo

    ¿Por qué te menciono ésto? Esta laguna posee un precioso color esmeralda, la cual deja maravillado a más de alguien que la haya visto. Tal vez te preguntarás los motivos de esta maravilla. Y sí, hay una explicación, más bien dicho una leyenda, tan linda como triste.

    Laguna del Inca. Foto: Mariela Torres.

    Tal como sabes, se produjo por estos lugares el descubrimiento y conquista por parte de los españoles. Pues bien, antes de ese acontecimiento América estaba poblada por muchas tribus indígenas, entre los cuales se encontraban los Incas, que abarcaban lo que son los territorios de Ecuador, Perú, Bolivia, y parte de Chile y Argentina. Justamente, uno de esos lugares poblados era el llamado "Valle de Aconcagua", lugar donde el joven principe Illi Yupanqui buscaba a una hermosa mujer con quien pasar el resto de su vida. La encontró en Kora-Llequi, una preciosa dama de cabello largo y negro, cuerpo esbelto y unos ojos verdes hermosos. Se conocieron, se enamoraron y no dudaron en pensar que eran el uno para el otro, y al poco tiempo después decidieron en casarse.

    Según la tradición Inca (cuyos integrantes se consideraban "Hijos del Sol"), para poder casarse debían hacerlo en el lugar más alto que se pudiera, de tal forma de poder estar lo más cerca posible de su padre (El sol). Para esto, eligieron el maciso andino, en las faldas del monte Aconcagua, cerca de "un lago de aguas claras". Iba todo como estaba previsto, ya estaba terminando la ceremonia. Solo faltaba un detalle para culminar de manera exitosa la ceremonia nupcial.

    Esta consistía en descender lentamente por una elevada, estrecha y pedregosa ladera, con todos sus adornos de matrimonio y todo su sequito nupcial. Lamentablemente, quizas por las mencionadas dificultades o por cosa del destino, acabó tropesando y cayendo por los riscos en forma repentina. Illi Yupanqui escuchó los gritos de su amada mujer y descendió velozmente hasta donde había caído ella. Para su desgracia, la encontró muerta, con su bello rostro que a pesar de todo, reflejaba felicidad. Illi la acurrucó entre sus brazos y llorando amargamente, la besó a modo de despedida.

    Illi Yupanqui con su esposa muerta.

    Illi Yupanqui decidió que el mejor funeral que le podía hacer a su difunta mujer era arrojarla a la laguna que se encuentra al lado del monte Aconcagua, de tal modo que ordenó a sus hombres envolverla en lino blanco y que la depositaran en el fondo de dicha laguna. Para sorpresa de todos los asistentes al funeral, a medida que descendía el cuerpo de la ya malograda Kora-Llequi en esa laguna, sus cristalinas aguas se volvían cada vez más de un color esmeralda, como los ojos de ella. Desde ese momento y hasta el fin de sus días, el príncipe Illi Yupanqui lloró incansablemente por ese amor arrebatado por el destino. Así, se ha bautizado esa laguna como "Laguna del Inca", en honor al sufrido hombre que, según dicen, en las noches de invierno y cuando la laguna está congelada, se escuchan sus ecos de llanto, aún triste por ese amor perdido.

  • La Quintrala
  • En nuestra cultura han habido figuras bastantes crueles como lo han sido Hitler, Herodes y últimamente, Osama Bin Laden. Pues agrega otra persona, esta vez una mujer de la época colonial, tan hermosa como cruel: Catalina de los Rios y Lisperguer, más conocida como "La Quintrala".

    Uno de los pocos registros de La Quintrala. Foto: Emol.com

    Esta mujer nació en el año 1604 y ha muerto en el 1665. Puede pasar como una mortal común y corriente, de no ser por la vida que ha tenido, lleno de crímenes y brujerías. Según dicen por ahí, tanto su madre como su abuela eran homicidas (la abuela había matado a su esposo; y la madre, a una hijastra y a un gobernador de la época), y le habían enseñado tanto su oficio como también, sortilegios y varios pactos diabólicos. De esta forma, al momento de crecer ella se convirtió en la dueña de una fastuosa hacienda, llamada "El Ingenio", ubicado en Cabildo, al norte de Santiago de Chile, así como también en una mujer cruel y despiadada.

    Actriz representando a la Quintrala en una película.

    Varios crímenes ha efectuado ella a lo largo de su vida: Para comenzar, ha matado a su padre con un veneno dado en un pollo, ese ha sido su primer homicidio. Sumando el asesinato de la mayoría de sus empleados, a varios amantes, a religiosos de la fe cristiana e, incluso, niños, ancianos y doncellas. Nadie se salvaba de su furia. Se dice que ha cometido un total de 13 crímenes. A pesar de la magnitud de sus actos y de las numerosas denuncias en su contra, durante mucho tiempo la justicia ha hecho caso omiso, ya que compraba con dinero a los jueces y letrados. Incluso, la Real Audiencia investigó esas denuncias, hallándola culpable de sus actos, pero liberada tiempo despúes debido a sus influencias. A pesar de estos actos, y debido a la religiosidad de aquella época, siempre ayudaba y rogaba de alguna u otra forma a la iglesia católica, llegando al punto que, al momento de su muerte, pagara por tener misas tanto para su alma como para la de sus seres queridos, en el "Templo de San Agustín"; y donando sus bienes para el beneficio de congregaciones religiosas.

    Cristo de Mayo. Foto: Comunicas.org

    Y así como se ha formado una leyenda en torno a la figura de la Quintrala – que se llamo así por su pelo rojizo, comparable al arbusto llamado Quintral, tambien ha pasado un par de acontecimientos relacionados con su vida. Según cuentan, ella tenía un crucifijo de Cristo personal, llamado "Cristo de la Agonia", la cual, tras azotar a uno de sus empleados, ordenó retirarla de su vista, argumentando que "no soportaba a hombres que le pusieran mala cara en su casa". Como resultado, fue enviado al Templo de San Agustín, y paradójicamente, la propia Quintrala acudió a él para prometerle que, si la libraba de la cárcel, le prendería un par de velas todos los días. Ella fue absuelta, y cumplió su promesa a cabalidad. Ese mismo cristo fue protagonista en el terremoto de 1947, cuando la parte central de Chile se vino abajo, excepto algunos muros de la Iglesia de San Francisco y el Templo de San Agustín, lugar del mencionado crucifijo. En su lugar, su corona de espinas se desprendió y bajó hasta el cuello, y cada vez que se trataba de colocarlo en su lugar llegaba una réplica. Se decidió dejarlo tal como estaba, y desde ese momento se han hecho procesiones en su honor, cambiándole su nombre a "El Cristo de Mayo".

  • La Rubia de Kennedy
  • Yo suelo trabajar actualmente en un edificio de negocios al lado del llamado "Parque Arauco", un conocido centro comercial y lugar turístico ubicado en la comuna de Las Condes, específicamente en la avenida Presidente Kennedy. Quizás te preguntarás por qué este detalle.

    Avenida Kennedy, lugar del particular "suceso". Foto: plataformaurbana.cl

    Por esas calles ha surgido una leyenda urbana, quizas la más popular y a la vez la más intrigante que se tenga conocimiento en el mundo. Me refiero nada menos que a la "Rubia de Kennedy". Según cuenta esta leyenda, ha surgido a finales de la década de 1970 una serie de rumores que apuntaban a la aparición de una chica por dicha avenida, de pelo rubio, tez blanca, vestida con abrigo de piel. Ella hacía detener un vehículo, ya sea un taxi o un particular y se subía a la parte trasera de ésta, solicitando que la llevaran a determinada parte. En eso estaba el piloto, que trataba de hacer su trabajo; pero unas cuantas manzanas despúes y al mirar el conductor por el espejo retrovisor, ella ya no se encontraba. A pesar que el vehículo se encontraba en movimiento y no se había sentido ni siquiera abrir ninguna sola puerta, ella desaparecía como sí nada. La comisaria de Las Tranqueras – perteneciente a los Carabineros, institución de policía uniformada chilena – fue el mayor centro de registros de este suceso, llegando al punto de que nadie perteneciente a dicha comisaría se sorprendiera con esta historia.

    Representación de un taxi chileno de la época de la leyenda de la rubia.

    ¿Y efectivamente fue verdad? De hecho, han ocurrido las denuncias y su respectiva investigación, exactamente a finales de 1970 y ha sido la noticia por varios meses, e incluso se ha comentado que correspondería al espíritu de una mujer llamada Marta Infante, quién habría muerto en un accidente de tránsito ocurrido en Kennedy con Gerónimo de Aldunate, mismo lugar donde ocurrían los supuestos abordajes de la chica rubia. Todo era verdad… menos el hecho. Meses después una revista de reportajes determinó que era todo un engaño: todo fue provocado por una pareja que escuchó en España el rumor de una mujer que se aparecía en la calle y lo adaptó a la realidad chilena. Esta leyenda urbana se ha expandido por la internet con diversos detalles y especulaciones e, incluso, con una cinta nacional sobre el tema.

    Actriz interpretando a la Rubia de Kennedy.

    Y para acabar con esta entrada, nada menos que con una muy rica comida de mi tierra, con ustedes, un buen plato de pastel de choclo. A continuación, cómo se prepara…

    Un rico plato de pastel de choclo…

    INGREDIENTES

  • 6 choclo o mazorca de maiz
  • 4 presas de pollo (a gusto)
  • 1/4 kg posta picada
  • 2 cebolla(s) picadas en cuadritos
  • 1 taza(s) leche
  • 2 diente(s) ajo(s)
  • 8 aceituna(s) negras
  • pasas a gusto
  • aceite
  • pizca de comino
  • sal y pimienta a gusto
  • PREPARACION

    En una sartén con aceite caliente freír la carne, previamente aliñada con sal, pimienta, ajo molido y comino. Incorporar la cebolla y las pasas; fría todo por 10 minutos a fuego suave.

    Lave el pollo, escurrir y sazonar. Dorar en una sartén con aceite caliente, durante 20 minutos.

    Pelar los choclos bien. Picarlos y moler en molinillo o bien rallar. Mezclar el puré obtenido con la leche.Sazonar con sal y aceite.

    Enmantequillar cuatro fuentes individuales (en lo posible de greda), poner una capa de choclo molido en cada fuente, agregar una porción de pino de carne, una presa de pollo, aceitunas y finalmente cubra con choclo molido nuevamente. Si lo prefiere espolvorear azúcar. Llevar al horno caliente unos 25 minutos apróximadamente a fuego lento y otros 15 minutos a fuego fuerte.

    Servir de inmediato en las mismas fuentes de greda.

    Fuente: martita.cl

    Y hasta aquí llego. Espero que te haya gustado el regalo, disfrútalo. Y un abrazo fuerte a la distancia, compañero. Nos vemos por ahí 😀