Crítica literaria – 1984

 

Alguien como yo, que tiene una visión apocalíptica del mundo, legustan mucho las historias distópica. Iba mirando por un sitio uotro, pero nunca llegaba a ver algo que fuera totalmente de mi gusto.Pero por una entrada que pude leer hace unos meses, encontré justolo que buscaba: una historia exageradamente triste, pero que aún asífuera creible.

La historia dicho de una manera rápida, trata de un mundo dondeno hay crímenes, pero a costa de tener cámaras por todos lados. Ycuando digo por todos lados, digo que ni en la calle, ni en el campo,ni en tu casa, ni siquiera en el baño, te salvas de ser observado.

 

Y no solo eso, porque las cámaras están acompañadas de unapantalla, la cual actuaría como una especie de televisión, con laque difiere en que no puedes cambiar de canal. Y además, debes deprestar atención a absolutamente todo lo que nos muestra. Si dicenque tu país a ganado alguna guerra, debes alegrarte. Si teordenan a hacer gimnasia, debes hacerlo.

Y lo peor aún no es eso. Si te pillan por un ligero momentodudando sobre tu gobierno, estás perdido. No sólo te matarán, sinoque eliminaran cualquier evidencia sobre tu existencia. Y si alguiense atreve a recordarte, él también morirá.

Como podréis comprobar, es jodidamente exagerado. Y aunque dichode la manera en la que lo he contado pueda parecer poco creíble,podéis estar seguros que acojona de lo real que es. El libro fuepublicado en 1949, y sorprende lo que se parece hoy en día en lossistemas de gobierno de muchos países.

 

Como ejemplo, en los países “desarrollados” la televisióncumple una función muy importante en moldear la personalidad de lapersona. En Cuba, la figura de Fidel Castro en cierto modo es muyparecida a la del Gran Hermano (no confundir con el programa detelevisión). En algunos países no aceptan a extranjeros. A asípuedo poner muchos ejemplos.

El libro no solo tiene de bueno la excelente explicación de lasociedad, sino que además tiene una narrativa bestial. Alguien comoyo, que no suelo leer mucho, me lo leí en 1 solo día. Y son casi300 páginas, lo que demuestra la enorme maestría en la escritura.

Y por último, pero no menos importante, mencionar la enormecomplejidad de algunos capítulos. Notamos como el libro pasa deestar muy entretenido a desear poder leer más rápido para saber quepone en las siguientes páginas. No es el típico libro que teaburre, más bien todo lo contrario.

 

 

Conclusión: Te hace reflexionar, te hace sumergirte en un mundoexcelentemente detallado, y además tiene un ritmo y una maestríasublime. El mejor libro que he leído nunca.

Nota: 9’99/10

     Lo mejor:

·        La figura del Gran Hermano.

·        Tiene una estructura que hace que no sea nada pesado leerlo.

·        El avance de la historia es un no parar.

·        Acojonantemente realista.

Lo peor:

·        Que el ejemplar que leí yo estaba en muy mal estado. Aunqueera el mismo que se leyó mi abuelo y madre hace muchos años, lo quele añade un toque más especial aún.


Te gustará si te gustó…