Reflexión – ¿Qué cojones me pasa?

Tengo 20 años. No soy un jovenzuelo, pero tampoco soy muy mayor.Se podría decir que estoy en la flor de la vida. Pero estos días,estoy… apagado. Hace unos meses me quedé sin trabajo, lo que mequitó mi rutina. Aunque cobro del paro, cobro tan poco que me hevisto obligado a volver a vivir con mi madre y alquilar mi casa parapoder pagar la hipoteca.

Con esto, se supone que ahora tengo mucho tiempo libre y que puedohacer muchas cosas. Pero no he hecho otra cosa además de tumbarme enel sofá y escuchar heavy metal. Incluso el blog, algo que apenasrequiere esfuerzo físico, lo he dejado más descuidado que cuandotrabajaba. ¿Qué cojones me pasa?

Hace unos años, no pensaba en que quería trabajar de mayor.Conseguí un trabajo de camarero durante 5 años, y aunque lo odiaba,seguí ahí. Cobraba mal, no tuve vacaciones durante esos 5 años, yme obligaban a afeitarme y cortarme el pelo. Pero seguía trabajando.

 

 

Pensaba que yéndome del trabajo conseguiría llenar ese vacíoque tengo, y que no tengo ni puta idea que es. Pero no es así. Esmuy posible que viva, por lo menos, 50 años más, y no tengo ni putaidea de que hacer. Porque puedo estar viviendo del paro un tiempo,pero eso se acabará pronto.

¿Compositor de música? Mi música no le gustaría a casi nadie.¿Escritor? Para eso se necesita un nombre. ¿Diseñador devideojuegos? Muchos estudios y necesidad de trasladarse. ¿Dependienteen una tienda? No me cogerían con mi barba, y no me la piensocortar. ¿Actor porno? Mi belleza eclipsaría a las actrices.

No sé qué coño hacer. Pienso eso, y me como la cabeza. Y alcomerme la cabeza, me canso. Y solo tengo 20 años. ¿Voy a seguirasí toda la vida? Llevo varios días pensando “cuando llegue acasa me pongo a practicar con la guitarra”, y por supuesto, no lohago. Pienso, “venga, voy a hacer ejercicio”, y por supuesto, nolo hago.

Tengo unas ganas increíbles de hacer cosas, pero nada me llena.Pienso en la gente de mi edad que aún no ha trabajado, que “estudia”en la universidad y piensa seguir así durante muchos años más. Yonunca tuve esa oportunidad, y nunca la tendré, ya que nunca tendrédinero suficiente para ir si no trabajo en un empleo con algunatitulación. Pero un titulo cuesta dinero. Mucho dinero.

 

¿Y qué pasa si tengo hijos? Si apenas me puedo mantener yo, nopuedo mantener a más personas. ¿Cómo cojones voy a pagar lahipoteca, la luz, el agua, la comunidad, el impuesto de basura,comida, libros del colegio, matriculas, transporte, material (a loque hay que multiplicar el coste si son varios hijos) sin un trabajoque requiera una titulación? Nunca podré pagar eso.

¿Qué me queda en esta vida si no trabajo? Una puta mierda.Me dicen que estudie, pero no se dan cuenta de que no me lo puedopagar. Algunos me dicen “haber estudiado en su día”, pero noquise pasar por la mierda de educación que hay. Y sigo pensando lomismo.

Hay veces que pienso en formar mi propio club de la lucha y gritara los cuatro vientos “tenemos trabajos que odiamos para pagarmierda que no necesitamos”, pero yo soy el primero que compravideojuegos a la primera que tengo dinero. Soy tan patético que nopuedo ni cumplir aquello que predico.

 

¿Qué voy a hacer? No lo sé. Por mucho que odie todo lorelacionado con el trabajo y el estudio, tendré que hacerlo. Tarde otemprano. Si no lo hago escribiré las entradas de este humilde blogbajo un puente. Y aunque me duela admitirlo, necesito MIS cosas. MISvideojuegos, MI ordenador, MI música.

Y para colmo, no me atrevo ni a mirar a la cara a unamujer. Hace poco me di cuenta que las únicas mujeres con las que hetenido una conversación más o menos buena son mi hermana, mi madrey mi prima. Y en el supuesto caso de que consiga cortejar a unafémina, ¿qué cojones hago con ella si nunca la llevo al cine, ni acenar, ni de viaje? Si hasta incluso en una relación que se basa unicamente enel sexo se me hace imposible, por su alto coste en condones.

Intento ir de chulo anti-sistema, pero a la mínima que el dinerome falta estoy dispuesto a hacer lo que sea.