Crítica cinéfila – Equilibrium

Gafapastilmente, es difícil hacer una valoración sobre esta película. Más que nada, porque tuvo una distribución pésima, algo que casi la convierte automáticamente en película de culto. Y ya se sabe, las películas de culto son muy buenas, ya que suelen ser muy diferentes a los taquillazos. Y solo por ser diferentes molan. O eso dicen.
En algunos sitios leo que es una obra maestra que supera a Matrix, en otros sitios leo que se merece su fracaso comercial, en otros leo que es sobrevalorada… Lo que está claro es que nadie se pone de acuerdo, y eso proboca que un analista cinéfilo se vuelva loco para saber con qué mentalidad debe de mirar esta película.
Yo partía con ventaja, ya que yo no tenía ni idea de que trataba la película, ni sabía qué tipo de críticas tenía. Yo la he visto porque salía Christian Bale, y si por algo destaca este actor es por la elevada diversidad de sus películas. Lo único que sabía de esta película es que tenía una estética parecida a Matrix, ya está. Por lo tanto, he visionado la cinta prácticamente “virgen”, la mejor manera para valorar el cine.
La historia nos sitúa en un futuro no muy lejano, en el cual el planeta se ha visto muy afectado por una tercera guerra mundial, lo que hace que el gobierno (da a entender que es el único que hay) obligue a la población a consumir una potente droga para que los sentimientos se supriman, y de esa manera asegurar la paz, ya que nadie sentirá odio, ni celos, ni ganas de usar la violencia.
Si alguien “siente”, es fusilado, y si alguien tiene algún objeto que estimule los sentimientos (es decir, manifestaciones artísticas) quemaran dicho objeto. Surge una resistencia que intenta acabar con los suministros de droga y derrocar al gobierno matando “al padre”, el jefe del gobierno.
Aquí entra Preston (Christian Bale), el mejor soldado de los clérigos, la elite militar. Su tarea consiste en localizar y erradicar a la resistencia. Un día tiene un pequeño accidente que le impide consumir su droga, lo que provoca la explosión de sus sentimientos.
Como se puede ver, no es nada original, pues tiene elementos de las 3 obras distópicas más famosas: 1984 (el control continuo sobre el individuo y la figura de una personalidad política), un mundo feliz (el consumo de drogas) y Fahrenheit 451 (la destrucción de las manifestaciones artísticas). Además de estos tres libros, también bebe mucho de Matrix en su vestuario y en el estilo de las escenas de acción.
A pesar de todas las reflexiones filosóficas que se puedan sacar, la película es mayormente de acción. Las peleas tienen un papel muy importante en la trama, y no se hacen pesadas en ningún momento, ya que las conversaciones y las peleas estan mezcladas con una maestría impecable. No pasa como en otras películas de este estilo, donde las conversaciones están para rellenar, sino que son iguales o más importantes que las escenas donde se pegan ostias. El ritmo narrativo es realmente bueno.
En las escenas de acción destaca el “Gun Kata”, un arte marcial ficticio en el cual se buscan las mejores posturas para disparar más rápido y con menor probabilidad de ser dañado. Realmente llama la atención, ya que hace que sea bastante original en medio de muchas películas donde los malos van en fila india a ser derrotados por el protagonista de turno. De hecho, en las escenas donde se emplean métodos de lucha más tradicionales se echa mucho de menos el “Gun kata”, y eso que parece que están bailando la primera vez que lo vemos.
La banda sonora no se queda atrás, compuesta por Klaus Badelt, autor de las BSO de películas como “La máquina del tiempo”, “Hannibal”, y parciamente en “Gladiator” y “Los piratas del Caribe”. La banda sonora es puro cyberpunk, con sus melodías tristes y efectos electrónicos, junto algún toquecillo rockero/metalero. De lo mejorcito en el género.
Lo mejor de la película, sin duda, es el reparto. Emily Watson hace un trabajo fantástico (a ver si algún día le dan un papel en el que no sufra la pobre mujer), Sean Bean le da un carisma y un dramatismo a su personaje espléndido y Taye Diggs se muestra muy convincente como compañero/malo maloso.
Pero amigos míos, Christian Bale… en “American Psycho” lo bordó, haciendo uno de las mejores interpretaciones de los últimos años, pero en esta película lo borda aún más. Empieza con su pose toa reshulona con su mirada de “mira que guay soy” y una flipada matando a todo ser viviente sin despeinarse. Su expresión es siempre de “no tengo sentimientos”, más que nada porque no la cambia. Pero en el momento en el que sus emociones explotan, vemos como tanto sus expresiones como sus gestos empiezan a tener la vida que no tenían antes. Magnífico.
La película es muy entretenida, con escenas de acción cada vez mejores y con continuas sorpresas en el guión. Puede parecer que todo es bueno, pero hay algunos errores en la representación de la sociedad que hacen que pierda credibilidad. Enumeraré unos cuantos, pero aviso que son spoilers a cascoporro:
•    Si no tienen sentimientos, ¿por qué la gente se peina y se viste como se supone que se tienen que vestir?
•    Si no tienen sentimientos, ¿cómo saben los policías que alguien a “cometido un crimen” sintiendo?
•    ¿Con una sóla dosis que dejes de tomar tus emociones ya se manifiestan? Por muy seres vacios que sean, es muy común perder o romper algo, más cuando son pequeñas cosas como las dosis de droga.
•    Comprendo que a los soldados “normales” les machaque fácilmente, ¿pero porque al final machaca con igual facilidad a los clérigos? ¿No se supone que han recibido el mismo entrenamiento que Preston?
•    Para no tener sentimientos, Andrew se ríe mucho.
•    El comportamiento que muestra Preston en la escena donde arrestan a su mujer se supone que debería que haber sido arrestado, ya que la defiende.
•    Y aquí viene el fallo garrafal: ¿por qué cojones existen las familias? ¿No se supone que para casarte debes de querer a tu cónyuge y para tener hijos debes de tener amor paternal/maternal?

En definitiva, ¿la recomiendo?
A pesar de los fallos que hay en la sociedad, la película es altamente recomendable, ya que tiene un ritmo y unas escenas (en especial las de acción) memorables. Sin duda, de lo mejor de ciencia ficción de la última década.
Nota: 8’9/10

Te gustará si te gusto…

eXistenZ, la película de la que se copio Origen… y nadie se ha dado cuenta

Recuerdo las reacciones de la gente cuando salió Origen, la última película de Christopher Nolan, con una campaña de publicidad bestial. En los carteles salía en letras bien grandes “del director de El Caballero Oscuro” y el careto del humedece-bragas Leonardo DiCaprio. Pero a la gente lo que le llamaba la atención no era eso, sino el concepto de la peli: unos agentes se meten en los sueños de la gente para conseguir información, usando para ello distintos niveles de sueño.

Era una mezcla de thriller, el género favorito de los gafapastas cinéfilos, y de Matrix, seguramente el mayor boom de las pelis de acción de la historia.

La película fue todo un éxito, sobre todo por su propuesta. Mucha gente alagó a Christopher Nolan por usar una trama compleja como esta en una película tan comercial (160 millones de dólares de presupuesto, ahí es nada).
A pesar del éxito comercial y de crítica, hubo dos críticas negativas casi unánimes:

·         Los niveles de sueño, a pesar de estar bien explicados, son un lio importante por todo el tema del tiempo que discurre en ellos y el peligro que conllevaba usarlos. Mucha gente los uso de excusa para calificar a la película como una mierda.
·         El final, un burdo intento de hacernos creer que no habíamos estado atentos cuando solo era un engaño. En mi opinión, pusieron eso para que la gente hablara más del argumento (algo que da más cache a la película) que de los efectos especiales (lo que sirve como publicidad durante pocos años).

 

A que me recordará esta escena…

Ahora, seguramente, te estarás preguntando: ¿y a que vienen estas explicaciones? Pues sencillamente, que hoy he descubierto una película que es prácticamente idéntica en planteamiento y se estrenó 11 años antes. La película en cuestión es “eXistenZ”, de David Cronenberg, famoso ante todo por ser original.

Esta película nos sitúa en un futuro próximo donde los videojuegos ya son realidad virtual total, en los cuales nos metemos en un mundo que podemos palpar y sentir. Dicho así no parece original, pero lo interesante es que hay “juegos dentro de juegos”. Igualito a Origen.

Una vez te metes en el mundo del juego, como tus eres el que te has metido, tanto el escenario como los personajes se comportan respecto a tu personalidad y sentimientos. Igualito a Origen.

Está claro que los sueños y los videojuegos son dos temas muy diferentes, pero el planteamiento de ambas películas es prácticamente idéntico. De hecho, casi diría que eXistenZ es más interesante en muchos aspectos, ya que hace reflexionar hasta qué punto está bien matar de forma virtual, como los videojuegos nos hacen ver aburrida la vida real o como nos alimentan nuestras necesidades morbosas y violentas.

 

El super-final (risas) de Origen.

Origen también trata temas interesantes, pero le mete un componente de acción (imprescindible es las películas de más de 100 millones de dólares, comprobado) que hacen que no me la tome tan enserio. ¿En qué vamos a estar más atentos, en una ciudad que se da la vuelta o en todo el tema psicológico de los sueños?

eXistenZ y Origen no solo tienen un planteamiento prácticamente idéntico, sino que el hilo conductor es igual de parecido. Por ejemplo, en Origen un sueño era mucho más largo que en la vida real, pudiendo vivir años en tus sueños cuando en la realidad solo han pasado pocas semanas. ¿A que no lo adivinas? En eXistenZ también.

Para colmo, el reparto de eXistenZ no tiene nada que enviadiar a Origen. Si en Origen teníamos a DiCaprio, Michael Caine o Marion Cotillard como principales estrellas; en eXistenZ tenemos otros intérpretes como Jude Law, Willem Defoe y Jennifer Jason Leight. No serán tan famosos, pero cumplen igual de bien.

Por parecerse, hasta el final se parece, pues en ambos se te queda cara de tonto, para después darte cuenta que a los guionistas no se les ocurría otra cosa. En este apartado me quedo de calle con Origen, en esta es un detalle de 10 segundos; no como en eXistenZ, que directamente te tratan como a un estúpido.

Con esto, vemos como nos engañan en la publicidad. Nos dicen “mira que original”, cuando no es más que una copia casi descarada de otro producto. Aunque sea prácticamente idéntico, solo por cambiarnos el contexto ya nuestra mente no se da cuenta de la copia.

En esta ocasión la comparación era entre una película desconocida con otra que fue un taquillazo, pero otras veces lo vemos en películas que marcan generaciones. Ahí está el ejemplo de Bailando con lobos y Avatar, solo que esta última tiene una calidad insultante comparada con la obra maestra que copia. O la inmensa mayoría de mangas Shonen que copian a Dragon Ball.

 

A pesar de mis críticas por las copias de la película de Christopher Nolan, es una película que me encanta, la disfrute como un enano cuando fui a verla al cine. Tiene una fotografía ejemplar, y un diseño en las fases de sueños exquisitas. De hecho, me gusta más que eXistenZ, ya que esta tiene un final malo malo.

eXistenZ no será la mejor película de la historia, pero es de obligada visión si te gustan los videojuegos. No solo tiene un argumento interesante, sino que además reflexiona sobre los avances en los mismos y su dudosa moralidad (no, no son los DLC’s, no se les ocurrió algo tan malévolo). Además de eso, tiene unas referencias sexuales que me han puesto palot- contento.

-¿Por qué no se infecta? Es como una herida abierta…
-¿Te das cuenta de la tontería que acabas de decir? (La rubia de la foto abre la boca de una manera extremadamente sensual)

Análisis – The Punisher (Arcade)

Sin duda, la placa CPS-1 fue el mayor éxito de Capcom en muchos aspectos. Por un lado, fue la máquina en la que empezaron a mostrar su poderío en los arcades, por otro, fue la placa que albergaba éxitos comerciales de la talla de Final Fight o Street Fighter II, y lo más importante: prácticamente todos los juegos programados para dicha placa tienen una calidad indiscutible.
El juego que hoy nos ocupa es uno de los más aclamados beat’em ups de Capcom, hoy en día no muy recordado, ya que Capcom no se decide a sacarlo en recopilatorios o tiendas virtuales. Veamos si su leyenda es merecida:

Gráficos
La calidad de detalle no sorprende después de ver otros juegos anteriores, pero en lo que sí que destaca es en sus animaciones, fluidas y diversas. Y no solo en el personaje protagonista, sino que cada enemigo tendrá una animación sumamente cuidada hasta para el más insignificante de sus movimientos. Impresiona ver como Frank levanta un barril con esa fluidez.
Los decorados son bastante buenos pero repetitivos, no como los enemigos, muy variados, nada común en este tipo de juegos. Punkis, karatecas, tipos enormes, navajeros, cyborgs, tíos con bates de baseball, tíos con lanzallamas, tíos con espadas, tíos con hachas, ninjas…
Diseño artístico: 70/80
Diseño de escenarios: 69/70
Calidad gráfica: 39/40
Nota: 178/200

Sonido
Nada más y nada menos que Yoko Shimomura es la encargada en la banda sonora es este juego, una persona que por aquel entonces no era muy famosa, pero que unos años después se haría famosa por componer las bandas sonoras de sagas tan famosas como Parasite Eve o Kingdom Hearts.
La calidad melódica del juego es notable, pero queda muy eclipsada por los fx, los cuales son un poco molestos en muchos momentos, por culpa de su repetición y excesivo volumen. Las escasas voces digitalizadas tienen un carisma interesante.
Banda sonora: 85/100
Efectos: 35/50
Voces: 41/50
Nota: 161/200

Argumento
El argumento es bastante simple: el vengador se venga a unos hombres malos que le han hecho cosas malas. Está claro que el punto de partida no es muy esperanzador, pero eso tiene una importancia mínima en un juego como este.
El problema viene en que nos cortan el ritmo de juego para mostrarnos unas precarias cinemáticas, y estas no cuentan nada interesante. Por si fuera poco, no hay ningún personaje especialmente carismático además de Kingpin y los protagonistas.
Eso sí, tiene un momentazo bestial: el autobús. Maravilloso.
Historia: 25/50
Narrativa: 10/25
Personajes: 18/25
Nota: 53/100

Duración
Otro punto negro, pues es lo más simple que podría ser un Beat’em up en este aspecto: personajes sin diferenciación, sin caminos alternativos, sin estrategias nuevas para atacar…
La duración de la aventura no ayuda, ya que se puede completar en 30-40 minutos perfectamente. No pido mucho más en un juego de este estilo, pero se hace corto.
Aventura principal: 40/50
Rejugabilidad: 9/30
Extras: 1/20
Nota: 50/50

Jugabilidad
Cuidadísima y depurada por momentos, algo liosa en otros. Por lo general el control será el tradicional de estos juegos: pegas hostias a todo lo que se mueve, y punto. Dentro de lo que cabe, hay bastante variedad, ya que hay varios tipos de ataque aéreo, varios ataques especiales y muchas armas blancas, cada cual con su control.
Habrá algunos momentos en los que nuestro protagonista sacará automáticamente un arma de fuego para combatir a otros enemigos armados. Al principio estos momentos se agradecerán, ya que viene bien para dar variedad, pero por la parte final estos momentos se hacen muy caóticos, pues básicamente todo se reduce a pulsar el botón de disparo muy rápido, a la vez que tienes que pegar a enemigos cuerpo a cuerpo.
Hay que destacar la gran cantidad de armas existentes y la variación entre ellas, ya que es muy diferente usar un hacha a una katana, por ejemplo.
Las peleas contra jefes finales destacan porque estos tienen una IA bastante mayor a la de los enemigos ordinarios, algo que se nota sobre todo si piden refuerzos.
Sistema de juego: 98/100
Jodidómetro: 45/50
Vicio: 90/100
Diversión: 144/150
Nota: 377/400

Conclusión: Un gran beat’em up de la época dorada de Capcom, muy recomendado para los fans del género y del cómic.

Nota final: 819/1000
Lo mejor:
•    Cada arma es completamente distinta a las demás.
•    Gran variedad de enemigos.
•    Animaciones fantásticas.
•    Buena banda sonora…
Lo peor:
•    …aunque no se oye cómo debería.
•    Sin incentivos para ser rejugado.
•    Argumento simple y narrativa pesada.

Te gustará si te gustó…

Reflexión – El graduado

 

 

Como algunos sabrán, no tengo el graduado. Es más, no solo no lo tengo, sino que empecé a trabajar unos meses antes de que tuviera la edad legal para hacerlo.

Este hecho siempre me ha condicionado a la hora de conocer gente. No sigo ninguna moda con mi estilo de vestir, tengo el pelo largo, mi barba mide 10 centímetros (y tengo intención de que crezca más), soy un adicto videojueguil, un gran conocedor de porno bizarro; y “por si fuera poco” no tengo el graduado. Para más inri, solo llegué hasta 2º de ESO repitiendo en dos ocasiones.

La sociedad suele relacionar los títulos académicos para medir la inteligencia y personalidad de las personas. Si conocemos a alguien con el graduado, tiene cultura; si es profesor, sabrá usar grandes palabras; si es médico, es responsable; si es astronauta, es de la élite humana.

Pero si no se tiene el graduado, me temo que la persona en cuestión no es más que un ignorante con nula capacidad comprensiva y con grandes problemas para leer. Un tonto fácilmente manejable para políticos y empresarios. Alguien destinado a trabajos basura toda su vida. No conoce las capitales del mundo. No sabe la historia de su propio país. No sabe controlarse a la hora de ingerir alcohol.

¿Eso se puede pensar de mí? No es por fardar, pero yo veo películas que requieren calentarse el coco. He trabajado mucho. Tengo mi propia casa, la cual dejaré de pagar a los 28 años. Nunca me he drogado, no bebo, ni tan siquiera he probado el tabaco. Escucho una alta variedad de música, desde death-metal a grandes composiciones de música clásica, escuchando otros géneros como el rap y la electrónica. Leo buenos libros. No suelo cometer faltas de ortografía. En definitiva, como mínimo, no soy tonto.

 

Es más, considero inteligente mi decisión de no estudiar la educación obligatoria. ¿Qué me enseñan? Ecuaciones de 2º grado, la ubicación de ríos y montañas, la historia… Cosas extremadamente inútiles. No pongo en duda la utilidad de estos conocimientos, pero esas cosas no son necesarias para la vida adulta.

De entre mis lectores con más de 18 años, me juego la mano a que nunca habéis usado una raíz cuadrada para la vida diaria, a excepción de ser arquitecto, o algo similar. Seguramente no analizáis sintácticamente cada frase que leéis. Habréis olvidado la ubicación de la gran mayoría de ríos y montañas que aprendisteis.
Visto así, ¿para qué sirve el colegio? A mi parecer, para cuatro cosas:

•    Enseñar a los niños a leer, matemáticas y socializarse. Algo muy importante, por lo que no pongo ninguna pega.

•    Acostumbrar a los niños para la vida rutinaria, tener normas y sentido común. Esto no me parece mal, si no fuera que hay algunos colegios especialmente duros, y otros especialmente “pasotas”. Es difícil alcanzar un grado medio.

•    Preparar a los alumnos para los estudios universitarios. Algo que me parece una soberana gilipollez, teniendo en cuenta que no todas las personas acaban yendo a la universidad. Por no hablar del bachillerato, que básicamente se trata de “preparar para la selectividad”, algo que si se mira fríamente, es hacer perder al estudiante 2 años de su vida.

•    “Comerle el coco” a los niños. Puede parecer algo muy extremo, pero quiero que reflexionéis en un asunto: el modelo de colegio, tal y como lo conocemos, existe más o menos desde la revolución industrial. Antes de esta época, cada cual trabajaba en lo que mejor se le daba, pero con la revolución industrial los trabajos evolucionaron para ser más repetitivos y simples, dejando a un lado la creatividad de la persona para tratarla como a una maquina más.

 

Pensadlo, en los colegios a todos los alumnos se les enseña lo mismo, con una rutina repetitiva, incluso en algunos colegios todos los niños se visten igual. Si alguno se queda atrás, lo desechan “para el año que viene”.

En resumen: nos preparan para tener unas vidas repetitivas, con un sueldo de mierda, inculcando los valores de “trabaja, crea una familia y cómprales regalos en navidad, aunque seas ateo”. Por lo general no se enseña a los alumnos nada sobre economía para asesorarles a comprar una casa o abrir un negocio cuando sean adultos.

Nos “preparan” como a los políticos les conviene: sin saber casi nada sobre la vida monetaria de “personas mayores”. Perfectos para hacernos caer en hipotecas, impuestos y demás burocracia.

¿Soy un inculto por no tener el graduado? No, ni mucho menos. Tal vez me cerrará muchas puertas en mi búsqueda de trabajo, pero en ningún momento mi inteligencia se verá mermada por ello, por el simple hecho de que yo mismo me culturizo, sea del tema que me dé la gana, cuando y como me dé la gana.

La gente me llama anarquista, rebelde sin causa, chaval joven que se arrepentirá en un futuro. La misma gente que me juzga así tiene estudios académicos. Sale los sábados a ingerir alcohol y ver el fútbol. Se compran ropa a la moda. Se han casado o se casaran. Tienen trabajos rutinarios que no requieren imaginación. Adornan su casa en navidad y compran muchos regalos.

Esa misma gente no acepta mis opiniones sobre los estudios obligatorios. Ni tan siquiera me dejan hablar en muchas ocasiones. Tal vez les duele oír esto porque han basado su vida en ello, y como pseudo-maquinas que son la gran mayoría, son incapaces de cambiar su mentalidad.

 

Las mejores canciones de In This Moment

 

Por varios motivos, In This Moment es de mis grupos favoritos. Para empezar, tenemos los estilos que tocan, siendo principalmente metal alternativo, pero también tienen grandes dosis de Metalcore melódico y Post Harcore. Otra cosa a destacar es las excelente melodias que salen de la pareja de guitarristas, y por su puesto, Maria Brink, poseedora de una de las mejores voces de todos los tiempos, en mi más sincera opinión.

Maria Brink también es la dueña de mis noches solitarias, pero eso es otro tema.

 

 

 

Tres discos dan para mucho, aunque no lo parezca. Son varias épocas, varios estilos y varios procesos de madurez. Pocos grupos hay que con tan pocos discos tengan mi absoluto respeto. Para leer una crítica más completa sobre sus distintas épocas recomiendo leer el artículo que dediqué al susodicho grupo.

Sin nada más que decir, aquí esta mi top 10 personal de In This Moment:

 

10. The Great Divide

 

9. The Road

 

8. Beautiful Tragedy

 

7. Lost At Sea

 

6. Prayers

 

5. Forever

 

4. Next life

 

3. Just drive

 

2. Ashes

 

1. Standing Alone

Análisis – Metal Slug 3

 

Tarde de Madrid-Barça. Las calles de mi ciudadestán vacías. Estoy con un amigo que al igual que yo, no le gustael fútbol. Ante la alarmante falta de actividad, decidimos revivirgrandes momentos de nuestra adolescencia.

Como se podrá adivinar por el título, el granmomento de nuestra adolescencia que revivimos fue el famoso run andgun de SNK: Metal Slug 3. Pasemos al análisis para saber que tal aenvejecido.


Gráficos

Neo-Geo, señores. Puede que tenga 20 años, peroeso no importa, los gráficos de este juego son sublimes. Inclusocomparándolo con juegos 2D actuales sele ganando. Animaciones,explosiones, rapidez, fluidez, gran cantidad de enemigos en pantalla…simplemente sublime.

Algo a destacar es la gran cantidad de animaciones,pues cada enemigo tiene una animación para morir distinta para cadauna de sus muertes, ya sea por un disparo, quemado, a cuchillo…pura poesía.

Diseño artístico: 79/80

Diseño de escenarios: 76/80

Calidad gráfica: 39/40

Nota: 194/200


Sonido

Como de costumbre en la saga, la banda sonora esmaravillosa. La calidad melódica del juego es simplementefantástica, cambiando a medida que cambiamos de escenarios,contribuyendo a la grandísima ambientación del juego.

Los efectos de disparos y explosiones cumplen a laperfección, haciendo que de gusto disparar solo para oír el ruidoque hace.

Banda sonora: 90/100

Voces: 45/50

Efectos: 50/50

Nota: 185/200


Argumento

No es digno de ningún Oscar, pero hay algoimportante en este juego, el cual debemos recordar que es unarecreativa: nos cuenta una historia. Y no me refiero a que tiene unasinopsis, sino que podemos jugar sin saber absolutamente nada sobreel argumento y acabar sabiendo cada uno de los detalles.

Será simple, pero la excelente narración del juegose merece el más grande de los reconocimientos. Y no tiene ni unasolo línea de dialogo, lo que le da aún más mérito.

Historia: 43/50

Personajes: 24/25

Narración: 25/25

Nota: 92/100


Duración

Otro punto fuerte que le diferencia de otrasrecreativos: tiene una gran rejugabilidad, con múltiples caminos queelegir. Si le añadimos eso a la buena correcta duración de laaventura (ni muy larga ni muy corta, algo importante en lasrecreativas) tenemos juego para rato.

En las versiones de PS2 y XBOX también incluíanunos minijuegos, los cuales consisten en cosas como un concurso decomer hasta llegar a los 200 kilos a un pseudo-juego táctico.

Aventura principal: 49/50

Rejugabilidad: 30/30

Extras: 19/20

Nota: 98/100


Jugabilidad

Un run and gun, nada especialmente complejo. Avanzary disparar, evitando por el camino que te disparen a ti. Los geniosde SNK cogieron algo tan simple como esto y le metieron mil cosaspara que fuera terriblemente divertido.

Una de esas cosas es la variedad de armas, siendoextremadamente diferente tener una escopeta a una metralleta, porponer un ejemplo. Hay algunas tan bizarras como bolitas saltarinasque explotan o bombas con ruedas, y además de la curiosidad,muestran un comportamiento sencillo de ejecutar.

También hay muchos enemigos, cada cual con surutina de ataque: hálitos congeladores, convertirnos en zombis,rayos devastadores, volar, colocación estratégica… Cuando vemos aun enemigo, en milésimas de segundo debemos saber cómo actuar si noqueremos acabar mordiendo el polvo. Esto le da un ritmo al juegoespectacular.

Por último destacar la gran variedad de fases yjefes, siendo casi juegos aparte cada uno. Esta variedad ayuda mucho,ya que los juegos de este género suelen ser muy repetitivos.

Sistema de juego: 99/100

Jodidómetro: 40/50

Vicio: 99/100

Diversión: 143/150

Nota: 381/400


Conclusión: Este fue el último Metal Slug de laautentica SNK, y no se podrían haber despedido de mejor manera.

Nota final: 950/1000

Lo mejor:

·        Audiovisualmente es una bestia.

·        Largo, rejugable y con extras.

·        Una diversidad de enemigos y formas de morir (y matar)amplísima.

·        Narrativa excelente.

Lo peor:

·        El jefe final es un poco soso comparado con el resto.

·        Aunque tiene un gran nivel técnico, no hay mucha diferenciarespecto a los anteriores juegos de la saga.


Te gustará si te gustó…

 

Quiero jugar, cabrones

 

 

Día X del mes X del año 1997

Cojo una GameBoy, meto un cartucho y juego. Cada 10-15 horascambio de pilas.

Día X del mes X del año 1999

Enchufo una única vez la PlayStation a la televisión, pongo unaMemory Card, meto un CD y juego. En algunas ocasiones se va la luz,por lo que llamo a mi madre para que vuelva a conectar los plomos,pues aún soy pequeño para hacerlo yo solo.

Día X del mes X del año 2000

Me han regalado un juego que se llama “Final Fantasy VIII”, yademás de los pasos descritos anteriormente, me tengo que levantarcada 20 horas para cambiar de CD.

Día X del mes X del año 2002

Tengo mi propio ordenador, y lo uso para videojugar. Conecto unaúnica vez el ordenador, cojo el CD, lo meto, lo instalo, y a jugar.

Día X del mes X del año 2005

Después de trabajar y ahorrar mucho, me compro una PlayStation 2.El proceso para jugar es el mismo que con la primera PlayStation,pero ahora con la mayor capacidad de los DVD’s y las Memory Cardsmuchos juegos tienen unos tiempos de carga bastante molestos.

Día X del mes X del año 2006

Por fin consigo una tarjeta gráfica que mueva Half-Life 2 en miordenador, y ansioso, repito el proceso que llevo siguiendo años.Ante mi sorpresa, el DVD no contiene la información, y por ello eljuego se me descarga desde un tal Steam. Después de esperar 5 horasa su descarga y 30 minutos para su instalación por fin puedo jugar.

Día X del mes X del año 2007

He comenzado a trabajar, y con el dinero que gano me compro unmontón de videojuegos. Entre otras cosas me compro una Nintendo DS,y asombrado vuelvo a contemplar la simpleza que no veía desde haceaños: cojo la DS, meto un cartucho y juego. Recargar la batería esmás molesto que cambiar pilas, pero también más económico.

Día X del mes X del año 2008

Me compro la flamante PlayStation 3, y veo que suprime las MemoryCards. También veo que tiene un disco duro de gran capacidad ycapacidad de descargarse demos y juegos antiguos. Todo pinta demaravilla con esta nueva generación de videoconsolas.

Día X del mes X del año 2008

Me compro mi ansiado Devil May Cry 4, y antes de poder jugar mepide que instale el juego. La instalación dura 15 minutos y todo elrato suena la misma canción. Esa misma canción es la que suena nadamás comenzar el juego.

Día X del mes X del año 2008

Salida de Metal Gear Solid 4. Huelga de camioneros, lo que retrasael lanzamiento. Días y días de tensión. Por fin consigo el juego.Una puta instalación en la que sale Snake fumando. Esta instalaciónse repite un total de 5 veces en un juego que tiene casi el doble dehoras de videos que horas jugables.

Día X del mes X del año 2008

7 años después de su última entrega, me compro la últimaentrega de la saga Alone in the Dark. Al ver el primer zombi, el cualdaba vueltas sobre sí mismo a pesar de que le disparaba, meto eljuego en la caja y lo devuelvo.

Día X del mes X del año 2009

Aquel extraño suceso que ocurrió con Half-Life 2 yaprácticamente es lo más común en los juegos de PC.

Día X del mes X del año 2009

Mi Gears of War original de PC no guarda las partidas.

Día X del mes X del año 2010

Quiero jugar a Diablo II en mi Windows Vista, pero resulta que nofunciona. Me veo obligado a buscar un crack pirata para jugar a mijuego original.

Día X del mes X del año 2010

Decido pasarme al 100% el Fallout 3 de PS3, y guardo cada pocorato porque el juego está lleno de fallos y de parones en su versiónde consola.

Día X del mes X del año 2011

No me puedo pasar la versión de PC de Batman: Arkham Asylum porun bug.

Día X del mes X del año 2011

En una gélida mañana de sábado, decido comprarme con misescasos ahorros el Skyrim de PC. Por la tarde había quedado con misamigos, por lo que solo me daba tiempo a jugar un poquito. Meto eljuego en el ordenador, y veo que se tira 4 horas para descargarse yluego 1 hora más para instalarse. No puede jugar hasta que volví acasa por la noche.

Día X del mes X del año 2011

Bethesda saca un parche para arreglar algunos fallos de Skyrim,pero este empeora por, palabras textuales de los creadores del juego:“no testeamos los parches antes de lanzarlos”.

Día X del mes X del año 2011

Veo barato el Hunted para PC, y me lo compro. Lo instalo, juego unpoco, me da un error, y tengo que volver a instalar el juego parajugar, aunque mi partida ha desaparecido misteriosamente.

Día X del mes X del año 2012

Las compañías empiezan a cobrarnos por los parches.