Top 7 – Las mejores películas del 2011

 

Esta entrada no tiene intención de ser profunda, ni una demostración de mi conocimiento cinéfilo. Este año no ha habido muchas películas que me llamaran la atención. Me he hinchado a ver películas de Scorsese, Copola y Kubrick, haciendo que mi instinto gafapasta suba como la espuma.

Esto no significa que no me gusten las películas palomiteras, lo que pasa es que odio la inmensa mayoría de los trailers que existen en el planeta. Primeros planos de gente guapa, demostraciones de efectos especiales, nombres de gente famosa, y ala, tráiler hecho. ¿De qué coño va la peli? No me entero nunca.

Por esto, he visto pocas películas del año pasado. Así que es casi seguro que las películas que hay en esta lista no son ni de lejos las mejores de 2011, pero al menos son las mejores que he visto.


7. Transformers 3

En este puesto he dudado en poner Destino final 5 y Los piratas del Caribe 4, y aunque estas películas tienen una calidad más o menos igual, me quedo con Transformers.

Como siempre en las películas de Transformers, tiene unas pocas cosas muy buenas (sobre todo lo visual), pero un guión pésimo (aunque por lo menos no llega al ridículo nivel de la segunda entrega). Se nota la ausencia de Megan Fox, y no solo por su belleza (Rosie Huntington-Whiteley no es más que un palillo operado) sino porque no hay ni un solo personaje con personalidad.

A pesar de lo malo, se deja ver gracias a esas escenas de acción tan extremadamente espectaculares.

Aquí la crítica que le dedique en su momento.

 

6. In Time

Después de la publicación de “la trilogía distópica”, muy pocas historias de este estilo han tenido una ambientación no basada en estas historias, como demuestran algunas películas como THX 1128 y Equilibrium, las cuales tenían elementos de dichas novelas.

Pero In Time consigue ser original, con algo tan sencillo como cambiar el dinero con tiempo. La idea y la explicación de la sociedad es magnífica, pero el resto es un jodido caos. Mola, pero con reservas.

 
 
5.El castor
Si por algo destaca Mel Gibson es por la irregularidad en la calidad de sus películas, pudiendo protagonizar bodrios como Conspiración, y dirigiendo otras maravillas como Braverheart o Apocallypto. Por esa razón, tenía cierto miedo a la hora de visualizar esta película, la cual esta dirigida y protagonizada por la también irregular Jodie Foster.
Pero lo que me encontré fue un personaje extremadamente interesante y conversaciones bestiales, sobre todo con el castor. Tiene el honor de ser una de las películas más psicológicas que he visto en mucho tiempo.

4. El árbol de la vida

“¿De qué va esta película?”, me preguntas algunos. “De la vida”, les contesto. Poco más puedo decir. Se le compara con 2001, pero puedo asegurar que le supera por paliza en psicodelia. Qué película más rara joder. Rara más que nada porque más que parecerse a una película se parece a un power-point.
3. Código fuente
Inexplicablemente, en la publicidad de esta película no se mencionó que el director era el mismo que Moon, una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años.
Duncan Jones se confirma como uno de los directores noveles más interesantes de esta época, ya que cuanto más presupuesto coge, películas más interesante hace. Como ejemplo, diré que las increíbles explosiones de la peli son románticas. Ahí queda eso.

2. Enredados

Aunque se estrenó en 2010 en yankylandia, en España se estrenó en 2011, y eso es lo que importa. Esta película, la cual tiene el honor de ser el clásico Nº50 de la mítica Disney, sin duda no ha decepcionado, sino que me ha transportado de nuevo a mi infancia, esa época donde Aladdin, La bella y la Bestia y El Rey León triunfaban en los cines.
Preciosa, divertida, con una tecnología brutal y canciones fantásticas. A muchos les parecerá cursi a primera vista, pero si se consigue eliminar esos prejuicios disfrutaremos de una las mejores películas de toda la historia de Disney, que no es poca cosa.

1. Sucker Punch

He ido de listo con El árbol de la vida, de guay con Enredados, y en la primera posición pongo una peli de ostias con muchas tías buenas. Pero precisamente ahí está la grandeza de Sucker Punch: parece que es una película de ostias con tías buenas, y es una película de ostias con tías buenas.

“¿Qué cojones está diciendo este enfermo?” pensarás. Lo bueno que tiene esta película es que lo tiene todo: diseño artístico de infarto, banda sonora excepcional, un montaje ejemplar, personajes con personalidad, ni un segundo de respiro, tensión, comidas de olla, paranoias… y encima ostias y tías buenas.

Después de reflexionar largo y tendido, puedo decir que tiene una de las mejores escenas introductorias de la historia, las mejores escenas de acción que he visto nunca, entre las 5 mejores en arte y la mejor banda sonora licenciada que he oído nunca (aunque las canciones que salen en realidad son remixes de canciones ya existentes).
Puede parecer que exagero, pero tengo que recordar que el director de esta película es el mismo que El amanecer de los muertos, 300 y Wachtmen. Y como buen cineasta que es, tiene detractores por doquier.

Estoy convencido que dentro de unos años será una película de culto. Y yo la habré apreciado antes que nadie.

Reglas de un coleccionista

Como algunos sabrán, soy un coleccionista de videojuegos con ciertos toques del síndrome de Diógenes, aquel griego que coleccionaba basura. No quiero decir que coleccione malos juegos, sino que desde que empecé con este hobby, compraba mucho más que jugaba, lo que provocaba que los videojuegos se amontonaran en una estantería mientras cogían polvo.
Esto es muy bonito cuando se es joven y empiezas a trabajar, ya que la inmensa mayoría del dinero que ganas se va a caprichos, en mi caso una cantidad ingente de videojuegos. Una vez se tienen obligaciones económicas, como en mi caso fue la compra de una casa, esto se ve muy mermado, aunque este hábito no desaparece del todo.
Pero en el momento en el que me quedé en paro, mi visión sobre este noble hobby cambió por completo. Vi que tenía una enorme cantidad de juegos en mi estantería, y la mayoría no me los había pasado. Es más, hay algunos que conservan su precinto original.
 

Esto hizo que mi idea de coleccionar cambiara por completo. Por un lado, veo que lo importante no es tener cantidad, sino calidad. He confeccionado una serie de normas que debe de tener un videojuego a la hora de entrar en mi colección, ordenados por orden de preferencia:
1.    El juego me tiene que gustar lo suficiente como para gastarme una buena cantidad de dinero en él.
2.    La presentación del mismo me gusta (en esto se incluye la portada, la caja, el estado en el que se conserva, si todavía esta precintado…).
3.    Pertenece a alguna edición limitada.
4.    Pertenece a alguna saga que me guste.
5.    Es raro y codiciado por los coleccionistas.
6.    Su edición es de otro país y tiene algún cambio que me guste (como la portada o el contenido del mismo juego).
Lo sé, estas normas hacen que sea un enfermo. Pero por otro lado, tener estas normas me ayudan a no comprar cualquier cosa. Es más, estoy convencido que cualquier coleccionista de cualquier cosa tiene normas muy parecidas en su cabeza.
Eso no quita que también me gaste el dinero en juegos “solo para jugar”, pero en estos me gasto mucho menos dinero que en los “juegos de colección”, como mucho 20€ en la mayoría de casos. Los juegos “solo para jugar” son juegos prescindibles, de los cuales me deshago sin ningún remordimiento una vez me he cansado de ellos.
 

Antes apreciaba mi enorme cantidad de videojuegos, pero me he dado cuenta que de esta manera la gente que ve mi colección se fija más en el bulto que ocupan que en las joyas que esconden. Pocas veces he oído frases como “qué suerte, tienes X juego”, y muchas “joé, ¡qué cantidad de juegos tienes tío!”.
Por ello, ahora seré mucho más esquisto a la hora de gastarme dinero en videojuegos. Antes de comprar, me aseguraré si alguien me puede dejar algún juego en el que esté interesado. Si no es posible, lo alquilaré. Si tampoco puede ser, lo descargaré, y si me gusta, lo comprare. Si encima me gusta mucho, me aseguraré de comprar la mejor edición posible. De esto también tengo unas normas, aunque sea difícil que se cumplan todas, y más en juegos antiguos:
1.    El juego debe de estar impecable, sin rallajos en caso de ser un CD, DVD o Blue-Ray.
2.    Debe de tener la caja y las instrucciones impolutas.
3.    En caso de haber una edición limitada, sea del país que sea, tener esa edición antes que la normal.
4.    Aunque esto sea arto difícil y caro, que aún conserve el precinto original.
Como veis, mi pensamiento es “por pedir que no quede”. Si a esto le añadimos alguna firma de sus creadores, entonces ya sería la leche, aunque claro, eso es muy difícil para alguien que vive en un lugar alejado de las grandes ciudades que suelen visitar estas celebridades, como es mi caso. Pero nunca se sabe.
 

Y en esencia, esas son las normas de colección de videojuegos, las cuales he reflexionado ahora que vivo un momento en el que no puedo permitirme adquisiciones de videojuegos.

Imagino dentro de unos años que en mi casa habrá un lujoso mueble con magníficos ejemplares videojueguiles, los cuales admirarán hasta los ajenos al mundillo. Solo dentro de unos años podré leer esta entrada y pensar: “lo conseguí, gracias a saber buscar y reflexionar”. Este es mi único pensamiento materialista, y por ello quiero convertirlo en algo lo más mágico posible.

SGAE, GAES, SEGA y AXE, las organizaciones que dominan el mundo

Vivimos tranquilos, siendo libres. Quitando los impuestos, nada nos obliga a hacer nada. ¡Ja! Eso es lo que ellos quieren que pienses.

“¿Quiénes son ellos?”, te preguntaras. Es posible que pienses en algún tipo de organización maligna y clandestina, la cual tiene una absoluta discreción a la hora de preparar sus planes, los cuales al acabar de ser diseñados son concluidos con una risa maligna.

Pues no caballeros, “demasiado fácil” pensaron ellos. Lo mejor es reinar delante de sus narices, mostrando nuestro poder sin ningún pudor. “Buajajajaja” dijeron al pensar este plan.

Ellos están divididos en 4 grandes organizaciones, a cada cual más inhóspita que la anterior en lo que a dominación mundial se refiere:

SEGA: Creadora de grandes videojuegos en el pasado, creadora de abortos videojueguiles hasta hace más bien poco. Esta variación en su calidad videojueguil no es al azar: lo hacen para mantener la rabia y el descontento de la gente.

¿Por qué creéis que abandona a sus propias consolas? ¿Y por qué pasa olímpicamente de Shenmue 3? Exacto amigos, es para que nunca estemos contentos del todo, que nos sintamos vacios, que nos falte algo.

 

SGAE: Esta organización es vital para ellos, ya que es quien les proporciona dinero. Pero además de eso, tienen otra función en la dominación mundial: hacernos sentir mierda. Nos cobran solo por ser futuros criminales. Cobran en un mes lo que nosotros en un año.

Gracias a ellos y a su presión en nuestras conciencias, hacen que necesitemos “algo” superior que nosotros para sentirnos “parte de algo”. Llámalo religión, deportes o política; gracias a la SGAE seguimos como tontos a algún grupo de gente, y con ello somos maleables por algún lado.

AXE: Es curioso como muestran sin ningún pudor su labor en la dominación mundial, y nadie se haya dado cuenta. Su función es simple: atraer con el olor de un desodorante a las féminas.

Lo que ya no todo el mundo sabe es que ese olor solo dura unas horas (ahí tenemos a la gente que se hecha desodorante sin haberse duchado, pensando que con ello ya tapan el olor a tigre) y ahí está la trampa de AXE: primero atrae a las féminas, pero una vez el olor se desintegre las féminas contralan a los machos.

GAES: Otra organización que muestra sin ningún pudor su función: asegurarse que la gente oiga correctamente. Gracias a su labor cumplimos órdenes sin ninguna dificultad.


Todo esto puede sonar a milongas, pero su plan no es tan sencillo. Si fuera sencillo sería de gente cuerda, y ellos están locos. Y no es por haber nacido con alguna deficiencia mental, sino que simplemente están locos porque quieren estarlo.

Su plan consiste en 4 pasos:

1.    Ejecutar correctamente las funciones de cada una de las organizaciones.

2.    En el momento de la verdad, conseguir que en los colegios solo se eduque para que los niños salgan como unos científicos excelentes.

3.    Que ese ejercito de científicos estudie para hacer volver a los dinosaurios, concretamente a los Velociraptors.

4.    Hacer apuestas en carreras de Velociraptors.

En un principio su plan original era destruir el mundo haciendo saltar a toda la población humana al mismo tiempo, pero se dieron cuenta que así se acabarían con el mundo que tanto les ha costado gobernar, y eso no tendría ningún sentido.


Hasta aquí esta tontería, pero que quede claro que esto más que tontería es una sátira del mundo en el que vivimos. Bueno, en realidad lo he escrito por esta iniciativa, así que mi conspiración es toda mentira. Pero oye, ¿a que molaría?

El cambio se acerca

 
Mucha gente se queja de los DLC’s, los juegos fáciles y su corta duración. Es casi un dicho popular que los shooter como Halo o Call of Duty han destrozado el mágico mundo de los videojuegos. Y yo soy el primero de esa gente, dispuesto a tener acaloradas discusiones sobre el tema durante horas.
Pero al igual que esa genial novela que es Juego de tronos, estoy notando que los videojugadores no nos damos cuenta del verdadero problema que se acerca. Antes de nombrar el problema en sí, prefiero poner como ejemplo otro tipo de ocio: la música.
Hace varias décadas, los grupos con mayor éxito eran entre otros The Beatles, Led Zepelin y Michel Jackson, música que te podía gustar más o menos, pero que indudablemente tenían un trabajo y calidad detrás.

Pero con la llegada masiva de internet (más o menos desde finales de los 90 hasta la actualidad), los grupos que tenían éxito cada vez eran de una calidad mucho más cuestionable y mucho más simples musicalmente.Aunque hay muchas teorías al respecto, una de las más aceptadas es quela gente que usa internet para escuchar música no la aprecia, ya que “como es gratis” no para de bajarse música con el objetivo de “estar a la moda musical”.

Quiero descargar, cabrones

 

Día X del mes X del año 1960
Vivo tranquilo con mi tienda de discos. Cada vez que grupos muy famosos sacan disco nuevo gano mucho dinero.

Día X del mes X del año 1990

Los cassetes y su facilidad para ser pirateados me han hecho bajar un poco las ventas, pero sigo bien.

Día X del mes X del año 1999

Se lanza Napster. Mis ventas están descendiendo, pero como no todo el mundo tiene internet veo que aún mucha gente compra discos, sobre todo de grupos famosos.

 

 

Día X del mes X del año 2000
Napster ha causado estragos, o eso dicen las noticias. Pero Linkin Park ha vendido un montón de discos, 18 millones en el primer año para ser exactos.
Día X del mes X del año 2003
Napster está fuera de juego definitivamente, pero la herida está abierta: ya han salido muchos otros P2P similares.
Día X del mes X del año 2005
La difusión de internet es ahora más amplia, pero aún así sigo vendiendo discos de grandes artistas.
Día X del mes X del año 2008
He decido ampliar un poco el negocio, así que ahora también venderé vinilos, reproductores portátiles, equipos de música, merchandising de los grupos más famosos, tarjetas pre-pago para iTunes y entradas de conciertos.
 
 

Día X del mes X del año 2010
Tengo que reconocer que algunos discos tienen un precio muy abusivo. ¿18€ por un simple CD? Si fuera más barato compraría más gente y más cantidad.

Día X del mes X del año 2011
La venta compulsiva de discos ya casi se ha extinguido, solo vendo grandes cantidades cuando son grupos muy famosos. Eso si, discos sigo vendiendo, además de el resto de cosas. Si no me hubiera modernizado hubiera cerrado hace tiempo.

Día X del mes X del año 2012

Han cerrado Megaupload, y muy probablemente cerrarán más sitios parecidos a ese. No creo que sea necesario cerrar esas webs de cuajo, pero supongo que será bueno para el negocio.

Día X del mes X del año 2013

Siguen vendiendo los mismos grupos famosos a precios abusivos, y echan la culpa a que la gente se deja los CD’s y a Youtube.

 

Análisis – The Last Stand I & II

 
Aquí esta el análisis de una de las mejores sagas de juegos flash que he podido probar en mucho tiempo. Perfecto para los amantes de los zombies y de los disparos.Ahí están los links:
 

 
En su momento reclamé un juego de zombies realista,con sus zombies letales, su supervivencia, su búsqueda de supervivientes, necesidad de armas cada vez más fuertes, y demás cosas que te hacen sentir el desasosiego de vivir un terrible apocalipsis zombie.
En cierto modo, esta sencilla saga de minijuegos flash me ha dado justo lo que necesitaba, siendo cada entrega la mejora de la anterior, y no el típico refrito. Hoy hablaré de las dos primeras partes, pues la tercera se merece un artículo por sí sola.
 
The Last Stand

Este juego es bastante simple, ya que básicamente es disparar sin parar. Pero por pequeños detalles vemos que no hablamos de un minijuegocualquiera. Por ejemplo, la cantidad de zombies diferentes es muy alta: policías gordos, tíos con gafas, mujeres mayores, calvos, raperos, moteros, moteros con escopetas, tíos normales, perros, policías con chalecos antibalas, militares…

 
 
 

 
Nota: A partir de ahora, los análisis que haga tendrán una estructura y puntuación diferente por su publicación en 99 redpotions, aunque eso no significa que un tiempo después vuelvan a ser publicados en este blog con mi sistema de publicación.
 

Crítica literaria – Fahrenheit 451

Desde que descubrí esa maravillosa novela que es 1984, las historias distópicas me han llamado muchísima la atención, ya que nos sumergen en historias exageradas, pero con un mensaje muy claro hacia los gobiernos y la masa que les sigue: por mucho que nos obliguen a hacer algo, nunca nos harán olvidar nuestros sentimientos humanos.
El conjunto de novelas de esta índole conocida como “la trilogía distópica del siglo XX” está formada por 1984, Un mundo feliz y por la novela de la que hablaré en esta entrada: Fahrenheit 451.
Fue escrita en 1954 por Ray Bradbury, hoy recordado como uno de los mejores escritores de ciencia-ficción de la historia. Nos cuenta como en un futuro próximo (se da a entender que es entre finales de los noventa y principios del 2000) la ley prohíbe leer y poseer la inmensa mayoría de libros que existen.

Esto es así porque las novelas nos cuentan historias de personas que no existen, lo que nos hace deprimirnos por no poder tener esas vidas. Los filósofos nos dirán cosas distintas según en qué siglo han vivido, lo que puede llevarnos a la confusión. Por estas razones, los libros son prohibidos, porque incitan a que la población se deprima.

Hasta aquí puede parecer que la sociedad no es tan mala, pero nuestra visión cambia al ver que todas las personas están enganchadas a la televisión (todo un adelanto hacia la época actual por parte de Ray Bradbury), y además esa televisión nos incita a cómo debemos vestirnos y que debemos consumir (de que me sonará).
Sin duda, la historia de la novela es una forma exagerada (y no tanta si recordamos que las quemas de libros ha sucedido multitud de veces en la historia) de cómo nos tratan las altas esferas del gobierno: no pienses demasiado, y si piensas piensa lo que nosotros queremos que pienses.

Además de esta genial idea, el libro tiene un ritmo espectacular, en el cual no hay ni un segundo de respiro. Hay unos giros de guión sorprendentes, y el comportamiento de los personajes protagonistas es tal vez el más humano de las tres grandes novelas distópicas, lo que le da mayor gancho a la historia.
También tiene algunos momentos realmente espectaculares, los cuales están descritos con gran maestría, de manera que en nuestra cabeza imaginamos secuencias de grandes películas de acción, tal vez el mayor logro al que puede aspirar un libro.
Lo único que podría jugar en contra de la novela es la forma de contar los saltos de tiempo, algo que no se explica bien del todo y puede liarnos por sus saltos bruscos en algunas ocasiones. No es muy común, pero le hace perder puntos.
Nota: 9/10


Lo mejor:
•    Muy realista, tanto que no me extrañaría que algo así pasase en la realidad.
•    El comportamiento de los personajes es muy realista, lo que nos hace sentirnos identificados al instante.
•    Algunos momentos realmente espectaculares.
•    Esa visión de “libros no, televisión si” que me resulta tristemente familiar.
•    Breve e intensa, 170 páginas para ser exactos.
Lo peor:
•    Los saltos en el tiempo son muy bruscos la mayoría de veces.
•    El final es muy abierto, lo cual no es necesariamente malo, pero a mí personalmente me molesta.


Te gustará si te gustó:

Me he apuntado en twitter

 

Pues eso, que podréis seguir a mi persona también en Twiter. Además de poder saber al momento las novedades de mis publicaciones (algo que seguro que mueve a millones de personas en todo el mundo) también podréis hablar conmigo directamente, aunque aviso que solo mantendré conversaciones con atractivas señoritas con grandes atributos y capital monetario alto.

Y ya está, así que aprovecho esta breve entrada informativa para recordar la iniciativa donde podemos elegir entre los gamefilianos los mejores juegos de 2011. Más información aquí.

Los 10 mejores juegos de 2011

Catástrofes naturales, el PP consigue el poder, internet empieza a censurarse de una manera muy heavy, LinkinPark saca un disco malísimo, Frank Darabont no dirige más obras maestras, Diablo III se retrasa… 2011 no ha sido un gran año, eso está claro. Pero han salido buenos videojuegos. ¿Qué no tienes trabajo para comprártelos? Pues… bueno, vamos a la lista:
 

 
10. Brink

Si lo pongo en la lista más que nada es por rellenar el Top 10, porque este juego es una mierda. Y no digo decepción, sino mierda. Control tosco, sonido deplorable, aburrido, modo multijugador por pulir, monojugador que da pena… ¿Por qué llega a entrar si tanto asco le tengo? Pues porque el argumento y el arte son muy buenos. Lástima que se desaproveche en este desparpajo que aprueba por los pelos, y porque me gustan las distopías, que si no cero patatero.

 

Película de Metallica y salida de Howard Jones de Killswitch Engage

 

Así es, una película de Metallica. No se sabe cómo será, quien es el director, ni ná. Solo que sale en 2013. Y atentos: en 3D. Genial, así podré ver la melena de James Hetfield en sus años mozos con sensación que se sale de la pantalla. Que guay.

Opinión de Lunarevelen: Mierda, por una peli que me interesa y se acaba el mundo antes de que la estrenen. Mira que es mala suerte.


Uno de los grupos más famosos de Metalcore melódico (por no decir el que más) se queda sin vocalista por razones no especificadas. Aquí está el comunicado del grupo:

"Para nuestra familia, amigos y fans: Hemos decidido continuar sin Howard Jones como vocalista de KILLSWITCH ENGAGE. Amamos a Howard y estamos agradecidos por los 9 años que le hemos tenido en la banda. Por respeto a todos no vamos a discutir las razones específicas que hay detrás de esta decisión. Howard forma parte de nuestra familia y siempre será así, por eso le deseamos lo mejor. Ha dejado un gran espacio que llenar, y de seguro tendremos mucho trabajo hasta encontrar al próximo vocalista de Killswitch. Lo más importante, gracias a todos por el apoyo en estos años y por continuar con nosotros durante todo este tiempo. Realmente apreciamos eso y tendremos un nuevo disco para vosotros en un futuro no muy distante.

Atentamente, Adam, Joel, Mike y Justin".

En los próximos meses tenían planeado entrar en estudio para grabar un disco de inéditas, por lo que es muy posible que sepamos quien es el nuevo cantante pronto.

Opinión de Lunarevelen: Killswitch  Engage tenía al mejor cantante masculino de Metalcore. Y ahora que se ha ido, el fichaje perfecto sería Maria Brink, ya que es la mejor cantante femenina de Metalcore. Y está muy buena. Y solo por eso voy a poner unas fotos suyas que no venían a cuento.