La mejor fusion del mundo!!!!!1!!!! Comenten y puntuen!!!!!

Hace unos días esta imagen salio de vete tu a saber donde, y se fue reblogueando hasta que llegué a verla (concretamente en Pixfans). Me pareció una tontería, no le hice demasiado caso. Pero el caso es que me llamó la atención que tenía un número bastante alto de comentarios, y los leí. Lo normal era encontrarse con simples "que guay", "como me he reído", "jajajajaja", "XDDDDDD"….. De vez en cuando veías algo más elaborado, como "jajaja, se fusionan y se mezcla el color jajaja es verdad XDDDD".

Mi cabreo al ver comentarios aún más simples que la imagen en cuestión fue tal que paré de leer y me olvidé del asunto. Pero esa misma noche volví a ver la misma imagen en un par de tumblr que sigo, con idénticos comentarios.

No es la primera vez que veo algo así, de hecho el reblogueo es algo necesario para que estas creaciones tengan visibilidad, pero esta vez me he enfadado. La tira es muy simple y no es nada original. He pensado durante escasos segundos sobre su éxito, y opino que en gran medida su éxito radica en el chupapollismo (ya sabéis, decir que algo está muy bien para hacerte "colega" del redactor, aunque no lo hayas leído/visto).

Esto me ha hecho reflexionar, y veo que internet se ha convertido ya en algo peor que la televisión. Los contenidos simples que se limitan a copiar a otra cosa (en este caso Dragon Ball) tienen mucho éxito. Y lo malo no es esto, pues cada uno tiene libertad para que le guste lo que quiera, lo malo es como reacciona la gente. Nadie dirá "que malo es esto", porque los demás le calificarán troll y no le tomarán enserio en el futuro. Los "amiguitos" se rebloguean entre sí para demostrar su amistad y admiración mutua, al igual que los comentarios. Por no hablar de los comentarios en sí, todo un insulto a la lengua española por la repetición de expresiones y abreviaciones, además de ser extremadamente breves.

Yo mismo he vivido eso, después de comentar en algún blog, su autor comentó en el mío. Y ante mi "sorpresa", hasta que no volví a comentar en su blog no volvió a comentar en el mío.

Este tipo de imágenes y sus posteriores comentarios sólo sirven para que su lector/escritor vallan mermando su mente, ya que se sentirán satisfechos con algo muy simple, y cuando vean algo más complejo su cabeza explotará. Vamos, como pasa ahora con el cine o la música. Con la aparición de las redes sociales ególatras comenzó una nueva era en internet, la era de los tontos de internet.

Y para el que crea que soy un gilipollas que no tiene sentido del humor, pondré más fusiones creadas por mí para que vean que tengo un sentido del humor exquisito. Comentar y recomendarme a vuestros amigos!!!!!!!!

 

Crítica de serie – Juego de tronos

 

Si hay algo que las adaptaciones cinematográficas de libros suelen hacer, es saltarse capítulos e incluso eliminar personajes por problemas de tiempo. Pero esto es una serie, lo que le dá una mayor ventaja en este aspecto. Tal vez esto parezca no tener importancia, pero hay que tener en cuenta que el libro que se adapta tiene 778 páginas, en los cuales hay una cantidad enorme de personajes.

Como adaptación es impecable. Los personajes son tal y como se describen en los libros (a excepción de los ojos violetas de los Targaryan, una pena), el vestuario es impresionante (menudas armaduras) y los escenarios sorprendentemente fieles. No en vano, el presupuesto ha sido de 65 millones de dólares, convirtiendo a Juego de tronos en una de las series más caras de la historia.

Gran parte de ese presupuesto se ha destinado a tener en el reparto a fomosos actores, entre ellos a Mark Addy (Full Monty), Lena Headey (300, Las crónicas de Sarah Connor), Jason Momoa (Stargate, Conan), e incluso al gran Sean Bean (El señor de los anillos, Goldeneye, Silent Hill, Equilibrium, La isla, Troya, La búsqueda). Lo bueno de esto es que no se limitan a ponernos caras conocidas, sino que los actores que dan vida a los personajes encajan a la perfección con las descripciones del libro. Exceptuando a Lena Headey, las actuaciones sorprenden a todos los niveles. Además de  los actores conocidos, los no tan conocidos han demostrado tener un talento digno de la gran pantalla.

 

 

Una de las cosas que más se han quejado los fans del libro es el cambio de los personajes jóvenes, pasando de ser adolescentes a ser adultos de veintitantos. A mí no me molesta, más que nada porque hay personajes que en el libro hacen cosas como desnudarse por completo y hacer el acto sexual, algo que de haberse respetado la edad hubiera hecho imposible el estreno de la serie por la polémica que levantaría.

Y hablando de sexo, como no podía ser de otra manera en una serie de la HBO, no se han cortado ni un pelo (ni tampoco con las numerosas escenas violentas), cosa que se agradece. Hay gente que se queja que en el libro el autor no exageraba tanto estos momentos, pero hay que tener en cuenta que hablamos de un producto audiovisual, por lo complace bastante más ver unas cuantas tetas y sangre a borbotones de vez en cuando. Además, las escenas de sexo no se limitan a enseñar carne, ya que en ellas nos enteramos de las intenciones y del pasado de los personajes.

La música es bastante notable, lástima que no tenga mucho protagonismo. Lo que si tiene mucho protagonismo son los escenarios, para los cuales se filmó en Irlanda del Norte, además de hacer un buen uso del croma. Si lo juntamos con el fantástico vestuario, tenemos un producto con un acabado audiovisual espléndido.

 

El argumento se muestra muy convincente, aunque tiene un arma de doble filo: la gran cantidad de personajes. En la novela era todo un acierto, pero en la serie provoca que el ritmo sea muy lento, ya que cada personaje importante requiere una presentación. Por ello la serie va de menos a más: los primeros capítulos nos presentan a los personajes, y los siguientes nos muestran los hechos.


Conclusión: Tal vez el mayor logro de la serie es que sabe adaptarse a cualquier tipo de público, ya que tiene intriga, carisma, sexo, sangre, espectáculo visual y buenas actuaciones. Pocas veces he visto algo tan mainstream y la vez tan profundo.

Nota: 9/10

Lo mejor:

  • Como adaptación es impagable.
  • Las actuaciones sorprenden, hasta los "musculitos" actuan de maravilla.
  • Música notable.
  • Introducción imaginativa y cuidada.
  • El final de algunos capítulos, en especial del 9º, son alucinantes.

Lo peor:

  • Lena Headey no me acaba de convencer, y eso que me gusta su trabajo en otras obras.
  • El ritmo es muy lento en ocasiones, aunque necesario.
  • Las estrategias militares no acaban de quedar claras.

Objetivos de un barbudo

 

Mi barba es más o menos así, pero no tan abuntante.

 

Hoy a sido un día con ironía. Día tranquilo. Sin deberes pendientes del ciclo de grado medio que estoy cursando, ni he quedado con mis amigos. No tengo que hacer limpieza en casa, y no tengo ningún videojuego a mitad. Así que he decido tener un día tranquilo.

Entre las cosas tranquilas que hago, he revisado y mirado algunas de mis antiguas entradas, y entre ellas he visto de la que estoy más orgulloso: "Reflexiones de un barbudo que se afeita". La escribí un día que estaba enfadado por el trato tan irrespetuoso que tiene la gente con mi barba. No voy a soltar ningún discurso, ya lo solté en el susodicho artículo y me quedé bien a gusto.

La cuestión es que hoy, a pesar de que se lo tengo muy dicho a la gente, una persona a la que quiero mucho, con toda mi alma, me ha repetido por enésima vez que me afeite. Me he enfadado, pero al menos no le he respondido con malas palabras. Una vez he llegado enfadado a mi habitación maldiciendo a mis adentros, me he dicho la frase más típica que pueda existir: "Si me dieran un céntimo cada vez que me dicen que me afeite, sería rico".

Pues amigos, me temo que he dado con la fórmula para no enfadarme cada vez que me dicen la palabra "afeítate". Si un día que tuve problemas barbuleos me salío el texto del que más orgulloso me siento, debo potenciar eso. La idea es simple, cada vez que me digan que me afeite, la apunto, le doy una puntuación dependiendo de lo humillante que sea la situación y cada vez que llegue a los 10 puntos, escrubiré un relato, un artículo de opinión, un guión para una película, la letra de una canción, un plan para dominar el mundo, o lo que sea, pero debo escribir algo.

¿Cúal es el objetivo de todo esto? Pues que la persona que se crea superior a mí por darme consejos de asquerosa moda no solo no consiga su objetivo de enfadarme, sino que alimentará mi ego. Es más, si resulta que la vida me va bien, le restregaré este texto que estáis leyendo, para enseñarle una lección de respeto y humildad.

Para dejarme claro a mí mismo el sistema de puntuación, lo pondré aquí mismo:

  • Si simplemente me dice que me afeite en privado una única persona, 1 punto.
  • Si me lo dice en privado pero insultando a mi personalidad y aspecto, 2 puntos.
  • Si me dice que nunca tendré novia, ni trabajo, ni ná de ná, 3 puntos.
  • Si en un grupo de personas una única persona me dice que me afeite, 4 puntos.
  • Si el grupo por completo me insiste, 6 puntos.
  • Si me dan un discurso sobre lo mala que es mi barba para la sociedad, 8 puntos.
  • Si se burlan de mi barba, aunque sea de broma, 10 puntos.
  • Si me dicen cosas como "pareces un vagabundo" o "con lo guapo que tú eras de pequeño", 15 puntos.

Es posible que la escasa gente que lea esto por completo se pregunte a que cojones viene este texto, si se supone que es algo totalmente personal. La razón es simple amigos: para que lo vea y así no sea una de las típicas auto-promesas que se hace la gente en fin de año. Pretendo que sea serio, y desde aquí vereís lo que iré escribiendo. Y porque no decirlo: para que se lo pueda enseñar a alguien muy pesado con el tema de mi barba.

Hasta aquí todo esto amigos, espero de todo corazón que nunca llegue a contar ni un solo punto, pero sé muy bien que de aquí saldrá una buena cantidad de manuscritos.

 

 

Crítica literaria – Canción de fuego y hielo: Juego de tronos

 

El retorno de los dragones", escrito por los célebres Tracy Kickman y Margaret Weis, compuesto de 473 páginas. Hasta hoy, ese era el libro más largo que he leido, seguido de cerca por su continuación, "La tumba de Huma", con 443 páginas. Posteriormente, los pocos libros que he leído tenían una longitud más moderada, ya que no dispongo de paciencia para leerlos. Pero ahora, con "Juego de tronos", esa barrera psicológica ha sido superada con creces, ya que este libro tiene ni más ni menos que la escalofriante cantidad de 778 páginas.

Canción de fuego y hielo, la saga a la que pertenece el susodicho libro, está considerada tanto como por la crítica como por el público el heredero de El señor de los anillos, lo cual no es poca cosa precisamente. Gracias a su éxito se ha filmado una serie de gran calidad, y esta también a tenido una buena acogida, además de haber elevado la popularidad de los libros como la espuma. Yo ví la serie, y me gustó lo suficiente como para que comprara el primer volumen de la saga y le diera una oportunidad. Así que he leído el libro después de ver la serie, lo que hace que me visión sea muy diferente, pues ya conocía su historia y sus personajes.

La historia nos traslada a un mundo de fantasía medieval, pero no al típico. En las típicas novelas de este género habría magia, profecías, una amplia diversidad de especies y héroes invencibles. Juego de tronos tiene todo esto, pero a diferencia de otras obras, todo será tan realista que parecerá el mundo real si no fuera por los dragones. Los reyes serán borrachos, las reinas no serán frágiles doncellas serviciales, los hombres de honor no serán tan honorables como puede parecer. Cada personaje parecerá verdaderamente humano, y no un héroe salido de las fantasías de un niño.

Y hablando de personajes, una de las cosas que más alabanzas se ha llevado la novela es la enorme cantidad de personajes que aparecen, cada uno con sus intenciones, sus parientes, amigos y hechos. Alejándose de otras historias de fantasía donde tenemos que memorizar los nombres y habilidades de cada una de las criaturas fantásticas, en esta debemos pensar en la mente humana de cada uno de los personajes. Podremos no acordarnos del nombre de algún personaje (lo cual no es de extrañar, ya que la cifra de personajes puede ascender perfectamente al centenar, y eso siendo solo la primera novela de una saga de 7), pero si que recordaremos su personalidad y su poder monárquico.

Nuestra mente debe de funcionar al 100%, y eso es algo muy difícilmente alcanzable para cualquier producto de ocio.

Todo esto no serviría si no hubiera una buena historia detrás, y por supuesto la hay. Desde el comienzo las intrigas políticas serán extremadamente intensas, ya sea por las historias "del presente", por las próximas guerras, o por las guerras del pasado. Y por supuesto, no se queda en lo superficial, ya que como en la vida real, cada cosa importante se decide por los pequeños detalles.

Por último, queda lo más importante: la calidad narrativa, y puedo decir sin miedo a equivocarme que es de las mejores que he podido ver en muchísimo tiempo, tal vez la mejor que he visto nunca. La premisa es simple: dividir la historia en capítulos cortos, de unas 7 u 8 páginas cada una, habiendo en cada una distintos protagonistas.

De esta manera,veremos los hechos en diversos puntos de vista, siendo muy diferente tener como protagonista a un niño, a un lord o a una adolescente pija. Cosas como un coito serán vistos como "una pelea" por un niño, y esas cosas no tienen precio. En este magnifico estilo narrativo se ha notado la anterior experiencia de su escritor (George R. R. Martin) como guionista en series de televisión, lo que también ha hecho posible que tuviese más en cuenta "lo que quiere ver el espectador", sin cortarse ni un pelo en las referencias sexuales y violentas.


 
Conclusión: Largo de cojones, pero como entra. El lenguaje utilizado es exquisito, las descripciones magnificas, el realismo escalofriante, la historia intrigante y el ritmo narrativo excelente. A falta de leer por completo el resto de libros, puedo decir sin que me tiemble la voz que supera a Las crónicas de Dragonlance y a El señor de los anillos.

Nota:9’5/10


Te gustará si te gustó…

 

Análisis – Assassin’s Creed: Revelations

Tal y como pasó con su predecesor, Ubisoft prefiere no arriesgar con esta saga, ya que le da millones. Assassin’s creed no es muy querido porlos jugadores “harcore”, siendo para muchos extremadamente fácil para sus hábiles dedos de jugón. No les voy a quitar la razón, porque son juegos que no requieren una gran dedicación, pero también hay que admitir que a cada entrega nueva que sacan la aventura se complica más, siendo la 3ª entrega (La hermandad) sin duda el punto clave de la saga. Veamos si esta continuación está a la altura:

Gráficamente es como nos tiene acostumbrados la saga: las ciudades y sus panorámicas son preciosas. Es fácil perderse por sus calles y quedarse embobado a lo alto de una torreobservando un amanecer. Contemplar las numerosas obras arquitectónicas de Constantinopla hace que la compra de dicho juego ya valga la pena, yaque te ahorras el viaje a la ciudad.

Artículo completo

Chuck Norris cumple años, cutre-reflexión bloguil para celebrarlo

En realidad el cumpleaños de Chuck Norris fue ayer 10 de marzo, pero por la pereza que me corroe desde hace unos días no puse nada. Me dí cuenta que tamaño acontecimiento se merece mis respetos, aunque sea con una chorra entrada como la que nos ocupa.
Aprovecho también para comunicar que he superado la barrera psicológica de las 400.000 visitas, aún cuando tengo el blog paradísimo y Meristation deja de hacerme publicidad. La verdad, no tengo motivos para no estar alegre, ya que aún a pesar de estar una mala época para Gamefilia, según Google Analytics no bajo de las 100 visitas al día, y eso cuando llevo más de dos semanas sin publicar, cuando publico se duplican o se triplican sin ningún problema.
 
Curiosamente, ayer 10 de marzo, aunque no publiqué nada, las visitas se tripliacaron, y como no podía ser de otra manera fue para visitar una entrada que le dediqué a Chuck Norris en su anterior cumpleaños.
Aunque bueno, tampoco me tiene porque extrañar, ya que como dije en la entrada homenaje que le dediqué a Chuck Norris el año pasado, el 10 de marzo también es mi cumpleaños, lo que significa que yo también dispongo de poderes. Al menos, tengo la barba, que ya es algo.