La más sincera de las críticas: Saw V

Un año más con nosotros, su espera ha valido la pena. Saw ha vuelto por si misma, a resolver una deuda que tenía pendiente con todos sus seguidores, que no es ni más ni menos que la de atar la mayoría de cabos sueltos, simplificar la historia hasta un punto cero, y prepararnos para lo que el año que viene nos aguarda: un apoteósico final. Sin más, les dejo que tomen asiento.

NOTA: La siguiente crítica no contiene spoilers propiamente dichos, pero si destripes de las anteriores secuelas; cosas que ya se dan por sabidas. Por lo tanto, si te queda pendiente la visualización de alguna de éstas películas, puede que te estropee alguna sorpresa. Avisado quedas Wink.

Así es, el sábado día 15 fue El día. Al fin he visto Saw V, este año con más entusiasmo dada mi nula participación en fantásticos foros (el año pasado terminamos por destripar la 4ª parte prácticamente entera en uno de ellos y, el día de su estreno, yo ya me sabía más de la mitad de película), para evitar precisamente eso. Me abstuve de leer críticas, tan sólo vi el mero teaser trailer que más bien mostrar no mostraba nada. Y éste año, como en antaño (valga la redundancia), entré en la sala siendo un niño en una tienda de golosinas, esperando abrir tan delicado envoltorio para saborear el anhelado caramelo. Salir salí gratamente sorprendido, pero mejor os lo cuento todo desde el principio.

Sinopsis 

Hoffman es aparentemente la última persona viva que puede seguir adelante con el legado de Jigsaw. Pero cuando su secreto se ve amenazado, Hoffman no tiene más remedio que ir a la caza de cualquier cabo suelto.

A ojos ajenos puede que la premisa no resulte demasiado original (más que nada por la semejanza que guarda ésta con las entregas anteriores). Tenemos al agente Strahm en la investigación criminal contra Mark Hoffman por un lado (algo parecido a lo que sucedía con el inspector Tapp en Saw), y un colectivo de personas (como en Saw II) que guardan algo en común, encerrados en una serie de habitaciones en las que tendrán que superar pruebas mortales para decidir quién vive o muere.

La 1ª víctima del puzzle de éste año. 

Pero lejos de caer esta saga en sus mismos tópicos, y convertirse en algo previsible y carente de interés, Patrick Melton y Marcus Dunstan han vuelto a conseguir (con menos éxito, todo sea dicho) la hazaña que se consiguió el año pasado con Saw IV, que fue (y es) ni más ni menos que la de currarse un guión digno, de dónde habían pocas probabilidades de continuación (al menso obvias). El espectador tiene sorpresas para rato con Saw V, a lo que se dedica ésta es a atar la mayoría (creo que prácticamente todos) los cabos sueltos de la saga, por tal de dejar las cosas a cero, en un punto muerto en el que los seguidores sentemos cabeza, hagamos repaso de la saga con sus DVD’s, y nos preparemos para el que posiblemente sea, el año que viene, el apoteósico final de Saw. Ésta 5ª parte deja de lado el liar al espectador, lanzar nuevos cabos, o complicar más la situación. La cosa consiste en hacer recuento de lo sucedido, repasar todos los hechos ocurridos en las entregas anteriores, etc. El guión ha sido simplificado de tal manera que los recién llegados a la saga no les sea tan fácil perderse (el año pasado llovieron piedras por ello).

Todo apunta a Hoffman como sucesor de Jigsaw… 

Pero ahí es dónde entra mi dilema moral con Saw V. Ha llegado un punto en el que creo que la gente se queja por quejar. Ven una secuela y van a por ella, sin más, sin dar la más mínima oportunidad al producto, a escuchar el mensaje que conlleva. El año pasado pasó eso, que llovieron piedras por parte de crítica y público (que ya os digo yo que muy aficionados no debían ser), la gente se quejaba porque el guión era muy complejo y daba demasiadas vueltas de tuerca. Este año el guión se simplifica por contentar al espectador, y éste se vuelve a quejar. Yo lo hago porqué, estoy harto que la gente meta mano dónde no le corresponde. Comprendo que la saga pueda gustar más o menos, o directamente no gustar, pero en cualquier caso quiero que se racionalice y se den motivos por ello (al igual que yo los doy sobre porqué me gusta tanto).

Yo me quejo porqué, si por alguna razón soy fan de Saw, es por sus guiones enrevesados. Múltiples flashbacks que hagan alterar la saga, cosas confusas, pistas, y 3 cabos sueltos por cada cabo atado (es un decir). Saw IV no tenía un guión tan complicado, simplemente lo tenía diseccionado, lo único que cambiaba era el principio por el final, solo eso. Pero últimamente se pone el grito en el cielo por cualquier cosa, y al mínimo cambio se te lanzan. Leí en varias críticas que si la saga Saw no alterara el orden cronológico de la historia, ésta perdería todo sentido, sus giros de guión, sus sorpresas, pero Saw es así. Estando en una 5ª parte se da por sentado que Saw es una saga consolidada, con sus propios pilares que la rigen. Pasa como en las secuelas de los videojuegos, si eres fan de una saga es por una serie de motivos, así que no mereces que éstos te sean cambiados, pues es por ellos por la que la sigues no por otra cosa.

Pero Saw V se ha hecho eco de las críticas, ha hecho caso, y ha rectificado. El resultado, que ahora tenemos dos partes descontentas: a la crítica y a los fans. El guión de Saw V es simple, y tal vez si le venía bien ya un lavado de cara, no me refiero a ninguna renovación ni nada de eso, me refiero a limpiarse la sangre de la que tanto se ha manchado, dejarlo todo listo y arreglado para que, con todas las piezas del puzzle en nuestras (ahora) limpias manos, el año que viene "hagamos" el puzzle, lo completemos, y demos fin con todo.

Sin ser un guión malo, que conste. Tiene ideas, cosas, situaciones (lo que comentaba antes). La relación entre padre e hijo, o lo que es lo mismo, Jigsaw-Hoffman, ha sido sublimemente recreada, con un trabajo tanto narrativo (a base de diálogos) como interpretativo (es impresionante el ver a Tobin Bell enseñar la diferencia entre asesinar o dar una oportunidad a Costas Mandylor) magnífico. Scott Patterson como el agente Straham completa a los que, según mi parecer, son los 3 mejores personajes de todo el film (y de la saga), por mucho que nadie sea capaz de borrar de su memoria brillantes actuaciones que nos ha brindado Saw a lo largo de sus 5 años de vida, como las de Leigh Whannell como Adam, Shawnee Smith como Amanda Young, etc.

El pobre Straham protagonizará la que es una de las mejores escenas de la película, por su carga e intensidad.

El resto del reparto (que se reduce al grupo de víctimas encerradas), no destaca en nada. No como en Saw II, que la misma idea fue llevada a su máximo auge, y uno podía llegar a sentir lástima con algunos de los trágicos destinos que sufrían sus personajes, aquí más bien invitan al espectador al pasotismo, deseando que mueran protagonizando la escena gore de turno. El juego en sí es sorprendente y revelador, pues ofrece una interesante solución nunca antes vista en la saga, pero su resultado no implica en la trama de por si. El elemento o causa que hace tener a estos personajes algo en común entre ellos, no influye en la historia ni tiene el peso que debería tener.

Los tipejos en cuestión Rolling Eyes.

Sobre la trama principal poco queda que pueda decir sin que os estalle un spoiler de los gordos en la cara, pero os aseguro que los cabos sueltos que estaban pendientes de solución, la tienen, y de forma muy grata. Los fans que busquen como desesperados respuestas, éste año sí que las encontrarán. Tan sólo un detalle, Amanda es agua pasada, y los que aún sigan esperando saber qué contenía el sobre de Saw III por el que Amanda llora y supuestamente enloquece no tendrá solución, ni ahora ni nunca, palabras de los productores en el estreno de Saw IV, los cuales dijeron que eso ya no necesitaba explicación sino que se dejaba a la imaginación del espectador. Esperar podéis esperar, pero yo llevo 4 años esperando a saber del Dr. Gordon así que, mucha fe tampoco tengáis…

Que alguien me diga que fue de ti Crying or Very sad

Por lo demás, el equipo sigue siendo el de cada año. Greg Hoffman, Mark Burg y Oren Koules a cargo de la producción, el inamovible compositor Charlie Clouser (creador del ya mítico Hello Zepp que no nos engañemos, sin él, la saga ya no sería lo mismo). Kevin Greutert (director de la futura Saw VI) repite en montaje, la inconfundible fotografía de David A. Amstrong, y la dirección de David Hackl (antiguo diseñador de producción) que sustituye notablemente a Darren Lynn Bousman, haciendo que el cambio no desentone.

 

Las trampas siguen en el camino de ser más "mecánicas", o lo que es lo mismo, menos elaboradas pero más visuales, con altos niveles de hemoglobina. Pero si no me he centrado mucho en ellas, ha sido más que nada porqué yo, la saga Saw, no la sigo por su alto contenido en gore sino por sus guiones. Así que lo dejaré en que el nivel es aceptable, pero trampas como las de Saw III no las volverá a haber…

Esto es lo que se entiende por una trampa mecánica Innocent. 

Ya sólo queda hablar acerca de su final, fantástico como todos los años. Y no por su giro de guión, algo previsible el de este año, sino por la fuerza que desprende su escena final, tan bien filmada y significativa. Con la iluminación de un único foco de luz, ver como la llama por la que brilla Saw se apaga, un año más, dejando sus cenizas a buen recaudo para más tarde ascender y resurgir, otra vez. Una escena muy emotiva (lo fue para mi) el ver como, tras 5 años, nadie haya aprendido nada y todas las víctimas del juego caigan presas del mismo error. Y es que nadie parece haber aprendido ni una mísera lección, ni siquiera los críticos…

 

Así que, recomendarla no es que la recomiende. Los fans como yo ya estáis tardando en ir a verla, porque es una muy buena secuela. Otra cosa es que, tenga mis dudas de que como película independiente tenga méritos propios para ni tan siquiera considerarse aceptable. Por lo tanto, si tú, querido lector, tan sólo te apetece ir al cine a pasar el rato, te recomiendo encarecidamente el que te decidas por otra propuesta. Saw V es buena pero, o sigues la saga con entusiasmo (y te gusta, claro está), o no vale la pena.