Lo tópico de los remakes.

Hoy en día vivimos rodeados de más y más remakes. La industria del cine está falta de nuevas ideas y mientras algunos remakes realmente cumplen su función de remake, que no es más que la de revisionar un clásico poco accesible para el espectador (quiero decir, que tenga ya varios años y no esté posible ni a la venta ni en alquiler para su visionado) por tal de acercarla al público y dar a conocer dicha obra en cuestión. Otros simplemente versionan películas que no hace ni 10 años que vieron la luz, tiran de la fotocopiadora, o bien intentan revitalizar sagas que fueron populares en otros tiempos con mayor o menos éxito. Así que, veamos cada caso en profundidad, eso sí, desde el género de terror (en todos sus subgéneros) que por algo es el cine que yo sigo.

"El Remake": La Noche de los Muertos Vivientes (1990)

Con todas las letras de la palabra. Se trata del remake bien hecho, el que se hace con ganas por parte de sus creadores, el que es tomado en serio y bien hecho, y el que cumple su cometido; rendir culto y prestar respeto a su hermano mayor.

El creador de efectos especiales, y más concretamente, del maquillaje de Viernes 13, Tom Savini, realizó una revisión del clásico de 1968 qué, si os soy sincero, la considero por encima de su homónima de George A. Romero. Discutible o no, la película traslada el blanco y negro del filme original al color. Esto supone todo un nuevo mar de posibilidades en lo que al apartado visual se refiere. Romero dotaba a sus criaturas de maquillajes faciales de tonos grises, mientras que Savini puede tomarse el lujo de usar colores amarillentos que den una imagen de hedor o podrido, inundar los televisores de sangre y crear miles de detalles más que harán las delicias del admirador de la original.

Pero esto es como intentar vender un juego sólo por su motor gráfico, algo que encuentro totalmente despreciable e insostenible. Esta nueva versión de La Noche de los Muertos Vivientes mantiene en su entrelineado una dura crítica contra la sociedad. Mientras que en la original se reprochaba el racismo considero que aquí se resaltan otras cosas como el mostrar como una persona puede llegar a cambiar y perder el norte en cuestión de minutos, cuando es expuesto a una situación de peligro de la que no puede asumir el control. El personaje de Ben (excelente Tony Todd) reúne las 2 condiciones, pues no es el típico negro que muere al momento (morir muere igual), pero no deja de ser una de las personas más cuerdas de la casa y la que incita a la ayuda en equipo e aporta ideas para que entre todos consigan sobrevivir. Cómo no, termina perdiendo la cordura y los nervios le pueden, terminando con su vida (pues si no hubiese discutido con Cooper podría haber sobrevivido perfectamente).

Cooper (Tom Towles) es otro personaje interesante, un padre que tiene a su hija enferma en el sótano, debido a que una de esas extrañas criaturas de afuera la mordió, y a su mujer; quién está preocupada por su hija y en lo único que piensa es en salir de ahí para encontrar ayuda, al contrario que su marido que en lo único que piensa es en encerrarse en el sótano. Cooper es una persona desbordad a quién la situación le puede y a perdido todo atisbo de cordura, y si a todo eso le sumamos que es una persona de un fuerte carácter, se hará ganar a pulso más de un malentendido con el grupo.

Y el ver como Barbara, la más dulce de todas a priori, termina por hacerse la más fuerte del grupo, no tiene pérdida. Su personaje evoluciona y cambia a tal punto que tras los horrores vividos, la Barbara de al finalizar la película no tiene relación alguna con la frágil e inocente Barbara de al empezar. No solo el suyo, todos los personajes evolucionan de distinta forma, unos se hacen fuertes y otros se desquician y terminan por enloquecer. Con lo que quiero decir que el remake no sólo vende por vista, si es bueno es porqué mejora y ofrece lo que ofrecía su original; una inteligente horror movie. Se toma licencias con respecto al clásico; Barbara se torna el personaje más fuerte de todos en la casa (como ya he explicado antes), y Cooper muere de distinta forma, siendo asesinado por Barbara al final de la película de un disparo en la cabeza, cobrándose así su venganza.

El clásico adaptado a los nuevos tiempos: Amanecer de los Muertos (2004)

 

Ya lo he dicho más de una vez, para mí, éste es el mejor remake que se ha rodado hasta ahora. Hacer un buen remake es algo inusual (como en el caso anterior), ésta cinta cumple un tópico moderno en lo referente a remakes, que no es otro que adaptar el clásico a los nuevos tiempos. En la mayoría de las ocasiones, la película termina siendo una mofada de nuestros días con miles de cosas raras, un desentendimiento del filme original brutal, y desprestigio por doquier.

Pero Zack Snyder cogió los elementos base de la película la cual iba a homenajear, y la adaptó a nuestros tiempos en todos los sentidos. Me explico; su principal novedad fueron los zombies atléticos. En el 2004 el público ha visto mucho y, o bien ha ido aprendiendo a lo largo de los años, o bien se trata del típico colectivo juvenil de casquería que se tragan cualquier porquería tan sólo por no estar recomendada para su edad e ir así de listos, lo cierto es que hablemos del público que hablemos, éste ya no se asusta con tanta facilidad como antes.

Soy de los que defiende que el miedo no sólo consiste en un giro brusco de cámara acompañado de un sonido estremecedor que tus oídos no esperaban (claro que el uso excesivo de ésta técnica a hecho que el truco se vuelva previsible), si no que existen muchas formas distintas de meter miedo. Así como videojuegos como Silent Hill 4: The Room, o el mismo Resident Evil 4, nos causaban tensión lo cual considero una variante más del sentimiento del miedo, con los zombies pasa lo mismo. Eran lentos y tontos sí, pero en número siempre habían sido superiores, y la amenaza real seguía ahí en todas las películas. 28 Días Después en 2002 aplicó el concepto de crear no zombies si no infectados; la causa, un virus de la rabia que hacía qué, de la misma rabia que sentían sus infectados, les fuese matando poco a poco por dentro hasta que solo les quedasen funciones básicas como es la de alimentarse. De ahí que en Amanecer de los Muertos la palabra zombie no se mencione en todo el metraje.

Los muertos se han puesto en pié, ahora son de un número aún mayor que antes, corren, tienen fuerza, etc. Y todo ello a qué nos lleva, que la película no da miedo, pero es un chute de adrenalina de los buenos. Los muertos están en todas partes, en cada recoveco, en cada esquina. Corren incluso más que los vivos movidos por el instinto de alimentarse, les puede el hambre. La rabia les posee y son fuertes, antes con cerrar una puerta bastaba para estar a salvo, ahora no. Y ahí reside la gracia de la película, pues nuestros protagonistas nunca estarán a salvo, momentos de alivio y que dejen respirar al espectador habrán pocos. Las licencias que se toma con respecto a su antecesora son claras, los pocos que han conseguido sobrevivir se refugian en un centro comercial. A partir de ahí, la película propone un viaje en descenso hacía lo más profundo del infierno. Planos como los del coche de Ana yendo por la carretera mientras el mundo cae a ambos lados, se producen colisiones, la gente se come una a otra, simplemente son geniales y quitan el hipo. La relación entre Kenneth, el policía afroamericano, con Andy, el propietario de la tienda de armas de enfrente al centro comercial, es magistral y sublimemente ideada.

La crítica contra la sociedad del consumismo sigue estando ahí, pero vista desde el caso de nuestros días. Y en definitiva, por mucho remake que sea, los parecidos con su original son pura coincidencia, una obra de culto se quiera o no, y uno de los mejores (si no el mejor) remake que se han rodado nunca.

 

La saga que se intenta revitalizar: La Matanza de Texas (2004)

O lo que es lo mismo, lo que decíamos al principio de la entrada, a falta de ideas, coge a un clásico del género, y devuélvelo a la vida.

Todo el mundo conoce a Cara de Cuero (Leatherface), y contando su secuela y La Matanza de Texas: La Nueva Generación, se la puede considerar saga, y no deja de ser un icono insustituible del género. El caso es aplicable a cualquier otra saga, La Matanza de Texas causó impresión en su día, se quiera o no es una obra de culto que nadie puede perderse, lejos de poner en duda la calidad de su original (que la considero buena pero no tanto) lo cierto es que en su estreno no había nacido y por edad pues no la pude encontrar hasta el año pasado que me la tuve que descargar (como ya mayoría de película así qué, o me las bajo o me es imposible acceder a ellas). Verla ahora no supone lo mismo que haberla visto allá por 1974 cuando fue estrenada. Y curiosamente el fin de semana la conseguí en DVD por 8€ en el Fnac (Logan sabe el problema que tuve con el DVD y su remake), y ahora resulta que en mi colección tengo tanto la original como su remake.

Y éste pues, viendo antes la original es un jarro de agua fría. Es admirable el ver que el remake, lejos de querer sacar dinero fácil (que también) de todo lo que existe detrás de la leyenda del hombre de la motosierra, la película muestra respeto por su original y sabe homenajear lo mejor del pasado y, como el caso anterior, adaptándola también a los nuevos tiempos. Licencias las hay, pero son pocas. No es una fotocopia, si no una puesta al día del clásico de Tobe Hooper. Sólo que con no muy acierto.

 

Pues lo admirable de la película le es un arma de doble filo, y es que ya nadie se exalta por ver como a una persona se la cuelga de un gancho en la espalda. En una crítica de la película en Aullidos.com leí una cita muy buena que decía: "En su día fue algo nunca visto, pero probablemente si se estrenase por 1ª vez en nuestra época no pasaría de ser una película más, como ocurre con su remake". Y así es, el remake en si no es malo, arrastra la carga de todo remake, mostrar algo que ya se ha visto. La fotografía es excelente y la película cuenta con unos muy buenos efectos especiales, pero ni Cara de Cuero es el que era, ni la película en su esencia. Y es que los años no pasan en vano para nadie…

La precuela extraña: Halloween El Origen (2008) y Negra Navidad (2006)

Y luego está eso, la precuela extraña, que no es remake exactamente. Éste híbrido nos muestra parte de precuela y parte de remake, añade un pasado traumático al icono u asesino de la película. La cosa no está mal planteada pues, si os soy sincero, prefiero que me añadan esa información extra y me cuenten algo nuevo (que al menos se esmeren un poco sus creadores) que no en mostrarme otra vez algo ya visto, que luego eso pasa factura.

El problema es que en los casos de los que hablo el recurso ha sido el mismo; al asesino le añadimos la siempre familia con problemas de drogas y alcohol, ésta tiene marginado al niño que termina por convertirse en excéntrico o raro, se traumatiza y se vuelve loco. Y ahí finaliza todo lo interesante que podía tener de precuela la película. En Negra Navidad los crímenes empiezan incluso antes de la llegada de Billy a la hermandad. La parte de precuela nos la cuentan los protagonistas en forma de flashbacks, sobre el pasado de Billy y qué le ocurrió. Efectivamente, madre alcohólica con amante, el cual termina desbancando al padre, único modelo de paternidad para el niño. Luego hacen lo mismo con el chico, encierran a Billy en el sótano y se olvidan de él.

 

 

Una noche, la madre, falta del placer que su actual pareja no le sabe dar, decide subir al sótano y violar a su hijo Billy, que yace moribundo arriba, medio inconsciente. Y efectivamente, la madre se queda embarazada de una niña de la que Billy es el padre. La parte de precuela termina ahí, luego ya Billy es encerrado en un manicomio, se fuga por navidad, y regresa a su casa ahora siendo ésta una hermandad femenina. Las llamadas telefónicas, y todo en su conjunto vuelve por navidad. Planos apenas se copian y el filme termina por ofrecer escenas realmente destacables, como por ejemplo las galletitas de carne, la explosión sangrienta en el interior del coche y el árbol del ático, que convierten la película en un slasher moderno más que un remake, actual o de nuestros días, más que entretenido. Es un remake difícil de clasificar, es raro, no es como todos, intenta al menos ofrecer algo nuevo y supone un esfuerzo por parte de las mentes creacionistas de reinventar un clásico que, muy a mi pesar, pasó desapercibido y a día de hoy es bastante desconocido. Mi recomendación, ver tanto la original como el remake, y en navidad, cada una de ellas son 2 películas fantásticas.

 

 

Halloween El Origen es distinto, la original en sus minutos iniciales si nos mostraba el origen del mismo asesino, sus motivaciones, o lo que le hizo enloquecer. El remake contiene 45 minutos de precuela, que introducen elementos parecidos a los de Negra Navidad; la misma familia alcohólica y drogadicta, solo que ésta vez la figura paternal recae sobre la madre. En éste caso no existen violaciones, Michael Myers es un joven que, por no recibir educación de ningún tipo ni ser criado, enloquece, se queda solo en el mundo y pierde la cordura. Personalmente, también me gusta éste remake. Está bien hecho, sus 45 minutos iniciales de precuela con Michael Myers de crío son gratamente sorprendentes.

La evolución del asesino en su internamiento y su obsesión por las máscaras, es la ideal. La escena de la entrevista en el recinto entre el Dr. Loomis y Michael es impactante, así como una de las visitas que recibe Michael de su madre mientras aún era un niño en la que mata a una de personal con un tenedor, también.El problema es que después la película se vuelve vacía, copia descaradamente plano por plano a la original, y ofrece minutos de relleno de un aburrido Michael Myers como el nuevo Terminator, aunque por mucho que digan, Michael en Halloween II ya era un superhombre que no sucumbía ante nada, y esa parte aún estaba supervisada y escrita por Carpenter, así que…

Y en el futuro: Viernes 13 (2009)

 

 

Es el remake más próximo, un nuevo intento de revitalizar una saga de la que seguro se volverán a anunciar de nuevo secuelas y más secuelas, tomando la que se estrenará en febrero como un nuevo punto de partida e ignorando al resto; eso es lo que me temo. Por el trailer creo que puede conseguirlo, si una película necesitaba un remake siempre he dicho que esa era Viernes 13 (pues lo siento pero digan lo que digan, su secuela es un peliculón y la original es un truño insoportable, y a partir de ahí el resto tampoco valen mucho la pena, siendo secuelas clónicas). Solo falta ver cuánto respetará el remake a la saga, y que luego no la prostituyan como harán con Halloween, que el bueno de Rob Zombie ya ha anunciado secuela y teaser póster. A rezar toca…

 

 

Otro par de Las más sinceras de las críticas: Sentencia de Muerte y Saw IV

Empecé con esto de los blogs no aquí en Gamefilia si no en Aullidos.com. Recién estrenados sus blogs, decidí hacerme uno que temáticamente estuviese dirigido a colgar mis críticas de películas que hubiese visto recientemente, no teniendo que ser necesariamente de terror. Cual chasco me llevé yo pues esos blogs no gozaban de actividad ninguna. No sé si me rendí demasiado pronto y tampoco sé ahora como estarán, pero un amigo mío me recomendó que probase suerte con los blogs de Gamefilia y aquí estoy a día de hoy.

Sin más, os dejo con las que fueron mis 2 primeras (y únicas) críticas de cuando empecé a iniciarme en el mundo blogger. Las críticas son algo sencillitas por lo que piedras que caigan las mínimas. Sin más, os dejo con ellas y espero que disfrutéis.

Sentencia de Muerte

 

"Sentencia de Muerte" (Death Sentence) es a James Wan, lo que no fue en su día "Silencio desde el Mal" (Dead Silence).

– 
Con esa frase resumiría yo Sentencia de Muerte, ya era hora de que James Wan bordara algo ajeno a Saw.
Y es que aquí no hay aspecto que se salve de caer al borde de la perfección cinemática. La historia es bien simple, se nos presenta a un padre de familia al que le arrebatan su bien más preciado: sus integrantes. Una vez lamentadas las perdidas, y al ver que poco o nada se podrá hacer sobre el acusado por parte de la ley (con sus razones, introducidas por unos más que estudiados y soberbios diálogos) éste se la cobrará por su cuenta.
– 
– 

Tras esto empezará una larga cruzada entre Kevin Bacon (en una viva imagen de James Sunderland, con la psique quemada tras haber visto fallecer a Maria en varias ocasiones), y los integrantes de una banda criminal.

A partir de aquí, la ironía (que no la venganza) se sirve en plato frío, y el film resulta ser un despliegue de escenas de acción, a cada cual mejor filmada (prestad especial atención a la angustiosa persecución por el parking, simplemente magistral). Dichas escenas se componen de unos valores artísticos increíbles; cada toma, plano, etc., es mejor que el anterior.
– 

– 
La música, a cargo del ya insustituible para los trabajos de Wan, Charlie Clouser, sigue siendo la de todos sus trabajos; sus obras son potentes y añaden la guinda para clavar una justa y medida tensión. El "pero" de la cuestión, es que sus obras comparten similitudes, sea por su marcado estilo o cuales quiera de las razones.
 
A mí sinceramente, este hecho no me importa en absoluto, pero también es cierto que a la hora de redactar una crítica hay que ser objetivo, sus temas pueden compartir semejanzas entre si, y puede que a los oídos de los más puristas esto les desagrade.
– 
El nivel de las interpretaciones se lleva la palma. ¡Ojo! ¡No confundamos buenas interpretaciones con evoluciones de los personajes ni nada de eso! El film no lo pretende, solo nos muestra a un hombre herido, que quiere sanarse por si mismo, sin moralejas ni contemplaciones de si eso está bien o si es la debida manera; una vez satisfecho, dejará reposar la mente y disfrutará de lo poco que le queda, lo que es un punto a favor. La película también se lleva algún batacazo: la banda criminal que se nos presenta, se conforma en ser una exposición de ya cascados tópicos del género, lo que nos lleva a lo comentado con anterioridad: es una película simplista, no aporta nada nuevo al género, pero es un trabajo hecho con ganas, y si algo es bueno, ¿porqué mejorarlo? Lo dicho, la banda funciona a la perfección durante todo el metraje, pero ya está vista. El plantel de actores luce de maravilla, los personajes transmiten fuerza y determinación, desprendiendo un aire de cómic de Frank Miller.
 
– 
Kevin Bacon puede llegar a parecer por momentos todo un Stuntman en vez de un hombre de traje, pero a eso me refería con lo de "aire de cómic". A esto solo hace falta añadir lo dicho, unos excelentísimos diálogos, una historia tratada y llevada debidamente, y algún que otro detalle de los de Wan, en más de un tiroteo. El film dura lo justo, no busca pretensiones, tan solo es un producto hecho con mimo, por alguien que ha disfrutado haciéndolo. En todo el film se desprende la honestidad de Wan, y es que lo ha conseguido otra vez: ha vuelto a calar en mis retinas por mucho tiempo…
– 
– 
– 
Saw IV
 
 

– 
Caerás en la trampa…
 
Así de insinuante se nos postraba ante nosotros la 4ª entrega de la saga que definió el entender del gore moderno.
Saw 4 es ambiciosa, está hecha por y para fans, aquél casual que la visualice tan solo en busca de sangre, encontrará de buen seguro sin saber porqué derramarse.
Saw 4 puede presumir, de lucir como pocas, un guión espléndido; éste requiere de atención y predisposición por parte del espectador. Atributos que sin duda son esenciales para poder llegar a comprender tal complejo mecanismo. Todo lo que se nos cuenta, o bien nos muestra (y lo que no), tiene algún valor fundamental para la trama principal, y uno debe estar atento.
Jigsaw y su aprendiz Amanda están muertos. El agente Strahm (Scott Patterson) y el agente Pérez (Athena Karkanis), ayudan al veterano Detective Hoffman (Costas Mandylor) a investigar el último juego de Jigsaw y a unir las piezas del puzzle. Rigg (Lyriq Bent), el único oficial del SWAT al que Jigsaw (Tobin Bell) aún no ha tocado, es secuestrado y obligado a formar parte de un último juego.
– 
– 
A partir de ésta premisa, el espectador vera frustradas una y otra vez cualquiera de las teorías planteadas previa visualización del film, los giros de guión son constantes y el espectador debe ser hábil para no perderse: lo que es un punto a favor, ya que la película muestra interés por parte de sus realizadores. Patrick Melton y Marcus Dunstan llevan con firmeza y orgullo la tarea de guionistas, solventando debidamente la pérdida de James Wan y Leigh Whannell (ahora productores). La fotografía sigue siendo excelente, (a cargo del veterano David A. Armstrong) y a cada secuela alcanza un punto clímax aún mayor que el anterior; lo mismo ocurre con los escenarios y el atrezzo.
 
 
– 
Los puzzles han evolucionado a tal extremo, que ya no son simples muestras de sadismo, más bien pruebas morales. Los sujetos no interactúan directamente con las trampas, sino que reciben lecciones morales por tal de llegar a entender como apreciar sus vidas (Rigg debía entender que no podía ser participe de la salvación de sus seres queridos sino que debían salvarse ellos mismos, Jeff debía aprender a conceder el don del perdón y Eric Matthews a escuchar y a conceder de igual manera tiempo a los de su alrededor). Sin duda estos valores no hacen más que dar credibilidad a una saga que de por si despuntaba en ella.
  
Las escenas gore siguen siendo un regalo para los ojos de los espectadores, éstas son inteligentes y se alejan del objetivo de darnos un burdo "asquete", si están ahí es por algo y las debemos ver (atención al desmembramiento del hotel, sutil a más no poder, o el matrimonio atravesado por flechas). Estos son solo algunos ejemplos de lo brillante que puede seguir siendo Saw tras cuatro (que se cuentan rápido) secuelas. Del estudio de maquillaje y de los efectos especiales no hace falta que comente: abstenerse estómagos débiles (¿alguien dijo autopsia?) porqué los censuradores poco o nada pueden hacer aquí, es lo bueno de la filosofía de Saw: si una escena es realista, no se censura. 
 
Resumiendo; ver Saw 4 supone toda una enfermiza delicia visual a todos los niveles; el único que flojee un poco quizás sea el de las interpretaciones, éstas funcionan y nos hacen sentir la tensión a contrarreloj que dicte una escena (que son en su mayoría) poniéndonos los nervios a flor de piel y elevando nuestro nivel cardíaco mínimamente. El apartado flojea en las nuevas incorporaciones al reparto (sin ir más lejos, los agentes Strahm y Pérez), reducidos a simples cobayas para los futuros juegos de Jigsaw, cualquier atisbo de profundidad en ellos se pierde irremediablemente a la hora de presentarnos un nuevo personaje; al igual que ocurre con Jill (Betsy Russell), plana y metida a calzador.
El apartado sonoro (a cargo de nuestro querido e indiscutible Charlie Clouser) también sufre altibajos: el uso del tema principal es magistral, pero en el resto del metraje la música es inexistente; tal vez sea prescindible, yo lo veo así, tal vez no le hubiera venido mal algo de variedad, a excepción de la canción que acompaña los créditos (“Japan X” interpretando el tema “I.V.”), magistral.
Y a pesar de todo, la película no decae en ningún momento, y como ya he dicho con anterioridad, supone toda una carrera a contrarreloj hasta el desenlace final (sin llegar al nivel de Saw, pero superando al de Saw II). Los diálogos, sutiles (que no inteligentes), son efectivos, los justos (o bien los necesarios) para presentarnos las consecuentes acciones a producirse.
– 
 
Los espectadores recién llegados o aquellos reacios a secuelas (siguen estando por ahí) encontrarán un producto aquí, que no será de su agrado.
Los fans, encontraremos justo lo contrario, lo que queríamos: más vueltas de tuerca y nuevos cabos sueltos por cada cabo atado.
Tras tal despliegue de buenos elogios sobre la obra presente, solo debo añadir que, tanta calidad en una cuarta entrega fue en su día impensable hasta para los más acérrimos fans, y aquí nos encontramos hoy.
– 

– 
Las críticas las he dejado tal cual, no las he cambiado ni un ápice, solo les he eliminado la estúpida puntuación que añadía al final de la misma. En la crítica de Saw IV me he ahorrado poner ciertas imágenes no fuese ser que me ganase un aviso de moderación.
 
Espero que las disfruteís. Un saludo Wink!
– 

ObsCure II, otra forma de ver las obras maestras.

Lejos quedan ya las vacaciones de navidad, y todo el mundo ha vuelto a sus respectivos lugares de trabajo, o en mi caso, a retomar las clases de bachillerato y, cómo no, el blog. Mi consola también ha hecho su particular regreso a las clases pues, que mejor juego podía caer por reyes que el que hoy nos ocupa. ObsCure II es la secuela del original que vio la luz en 2004 a manos de la compañía francesa Playlogic. Hydravision ha sabido soportar con gran acierto el peso que llevaba consigo el realizar una secuela de un juego que causó impacto y revoluciono el género de los Survival Horror permitiendo, como principal novedad, terminar el juego a dobles con un amigo, dejando a éste último unirse en cualquier momento de la aventura.

 

Partiendo de esta simple base, ObsCure II expande dicho concepto jugable y nos trae de vuelta frente a los horrores que se ocultan, ésta vez, en la universidad.

El argumento del juego es fiel a las secuelas propias del género mismo que homenajea. ObsCure II viene a ser como una película de terror teen (o slasher juvenil) interactiva en la que, no sólo seremos testigos si no protagonistas de los hechos que sucedan una vez arranque el juego.

La historia se sitúa 2 años después del ObsCure original, y por lo tanto, de lo acontecido en Leafmore High. Ahora, los supervivientes de aquella masacre han rehecho sus vidas y se encuentran en la universidad de Fallcreek, un pueblo cercano al del antiguo instituto. Pero al empezar el curso, el campus se cubre de un manto de flores extrañas, que segregan un néctar alucinógeno que provoca sueños tan vividos como si de premoniciones se tratasen. Su consumo se torna popular entre los estudiantes y en poco se convierte en la droga de consumo estándar. Pero una vez las semillas germinan en el interior del cuerpo de los estudiantes, la pesadilla se torna real…

 

Y así arranca ObsCure II. Incluso la sencillez de su argumento homenajea a las secuelas homónimas del género. Argumentos no muy trillados e historias que se dejan seguir y dan cabida a los nuevos iniciados a la saga. A lo que quiero llegar es, que al igual que en las películas, no hace falta haber jugado a ObsCure para jugar perfectamente a su secuela sin miedo a perderse. Como en los clásicos, la historia de la 1ª parte se nos es narrada a forma de resumen en la introducción del juego, a manos de uno de los supervivientes de la aventura homónima, situándonos desde el principio en el meollo de la cuestión. A continuación se nos presentan los nuevos personajes, que han quedado todos en uno de sus dormitorios para consumir la tan famosa droga de la que todo el mundo habla.

La droga resulta acreditar los rumores de ser de tan alta calidad, y producir un viaje de alucine. Corey y May, la novia de éste, caen inconscientes y se despiertan en un mundo bizarro y macabro, lleno de cadáveres, sangre, y sombras que parecen cobrar vida. A medida que avanzan por el lugar, se van encontrando con el resto de sus compañeros que van cayendo uno tras otro, hasta verse en una sala acorralados por 2 monstruos que acaban con sus vidas; otro clásico del género, la pesadilla de la que no puedes despertar a no ser que mueras, algo así como la 1ª estancia de Harry en la dimensión de Alessa del Silent Hill original, en la que se nos dejaba a merced de 2 niños zombie hasta que nos mataban y despertábamos en el Café de la ciudad.

En esta ocasión, despertaremos en el baño de chicos. De camino al cuarto, al rescate de nuestra novia, veremos que las semillas ya han germinado y el terror es real: el campus ha sido invadido por monstruos asesinos…

A lo largo del juego controlaremos a 2 personajes a la vez, alternando su control con el botón R1, mientras que el otro jugador será llevado por la I.A., o bien lo controlará tu compañero (la opción más recomendable si se quiere disfrutar del juego en su máximo esplendor). La cooperación entre estos 2 será crucial en el transcurso de la aventura, pues se requerirá de cada uno en según qué momentos para ir sorteando los obstáculos que presentará la aventura y así poder avanzar en el desarrollo de la misma. Cada personaje tendrá una habilidad o especialidad concreta: a May se le dan bien los  sistemas informáticos y las puertas de cierre electrónico, en canvio para Stan no habrá cerradura que se le resista. Kenny tiene la suficiente fuerza como para mover objetos pesados, así como Corey la agilidad para saltar salientes o trepar por ellos. El trabajo en equipo será fundamental, tanto como para que Kenny mueva algo que se pueda usar como punto de apoyo para aupar a Corey hasta algún lugar inaccesible en el que yazca la llave de turno que abra la puerta en cuestión, por ejemplificar.

Algunas habilidades se llevarán a cabo mediante "minijuegos"; en el caso de May, para sortear una cerradura electrónica, deberemos formas con unas cuantas letras que se nos den el nombre de un personaje famoso, ya sea artista, científico, etc. Con Stan deberemos introducir una ganzúa en el cerrojo y hacerla pasar sorteando el mecanismo de cierre hasta llegar al final y conseguir abrir la misma puerta. Con Shanon pulsar el botón círculo repetidamente para centrarnos con el aura negra y disiparla (según hacía dónde vaya ésta pulsaremos más o menos intensamente). Y por último, con Amy inspeccionaremos el lugar en busca de pistas ocultas como un código escrito a forma de garabato ininteligible para el resto, o juntando varios pedazos de papel para formar documentos que nos den la solución a los puzzles.

 

Éstos, los puzzles, están ahí pero no complican mucho la cosa. Normalmente suele haber un acertijo general por escenario el cual se va resolviendo mientras se avanza por él. Quiero decir, que si jugáis como nosotros dos que nos pateábamos los escenarios de cabo a rabo, solo por el disfrute que sentíamos jugando, normalmente encontrábamos la solución del puzzle antes de encontrarnos con él. Tan sólo el último puede ser que dé algo de problemas. La 1ª vez que me terminé el juego (sólo) me quedé trabado ahí y que no salía. Ahora, varios meses después, el juego ha vuelto a mis manos, y para siempre. Y al acordarme de la solución pues como que tampoco es que sea mucha cosa.

Es decir, el juego en sí no es complicado, es más largo que su 1ª parte, y la 1ª ronda, aunque corta de todas maneras, os durará lo suyo. Luego ya a la hora de rejugarlo el juego no da para más. Además carece de extras, y por decirlo así completarlo al 100% consistiría en encontrar todos los documentos y recoger las 3 llaves pequeñas de cada caja, y abrirlas claro (éste último reto, para los fans de la saga vale la pena; en la última caja, si se consigue abrirlas todas, hay una sorpresita la mar de mona Wink). Aunque en ciertos puntos esta susodicha cooperación pueda resultar algo "abusiva", en casos en el que se da el ensayo y error de ir probando con personajes hasta dar con el correcto para solventar una misma situación en concreto, lo cierto es que el planteamiento jugable del juego en sí, es ese.

El jugar con un amigo cambia mucho las cosas, en dónde el ensayo y error se reduce a la cooperación real entre dos jugadores, la enésima potencia del juego sale a relucir ahí, en el momento que jugamos acompañados. Terminarse la aventura a dobles no tiene precio y es clara garantía de diversión y risas (si es que el género y este tipo de juegos te gustan). En mi caso yo me lo terminé con mi novia y la verdad fue una experiencia increíble, llena de risas, cachondeo, pasando un más que buen rato juntos. A los dos nos encantan tanto las películas como los juegos de terror (o de ambientación tétrica), y es una lástima que la propuesta de jugar a dobles no se haya extendido mucho más allá, a lo lejos veo el futuro Resident Evil 5, pero no es lo mismo que ObsCure.

 

 

Jugar solos no es tan gratificante pues con la máquina las variantes de cooperar se eliminan a la hora de librar combate, reduciéndose a dar armas inmovilizadoras y blancas a la máquina, para que detenga el paso de los enemigos mientras tú les disparas con las de fuego. Pues la polémica de la I.A. reside en ir a saco constantemente aún a pesar que resulte verdaderamente estúpido dejarse las balas de escopeta en ciertos enemigos. La munición es medianamente abundante pero la I.A. es tan malbaratadota que al final termina haciendo que ésta escasee.

 

La variedad de las armas es bastante amplia dentro de lo que cabe: desde bates de béisbol o sticks de hockey, hasta escopetas o pistolas pasando por aturdidores. Con L1 entraremos en un modo de apuntado automático algo tedioso pues alguna vez el personaje nos apuntará a un monstruo que no es al que queríamos atacar nosotros en ese momento. La cámara suele situarse buscando el enfoque que de ambientación de película, aunque con el joystick derecho puede moverse para colocarla algo mejor al gusto del jugador, en alguna ocasión suele descentrarse pero lo que es a mí, no me ha dado demasiados problemas.

Para recuperar vida podremos agenciarnos de bebidas de las máquinas expendedoras, botiquines, u obteniendo sueros que fabricaremos de una forma muy curiosa; pinchando una aguja especial en los corazones que los monstruos dejarán tras de sí una vez los eliminemos.

 

Técnicamente, el juego a día de hoy sigue luciendo bien. Los escenarios están la mar de cuidados con lujosos detalles por doquier. Los efectos de luz también están notoriamente cuidados, no esperéis un Silent Hill en ese aspecto (en lo referente a proyección y sombreado) pero no es malo en absoluto. Los personajes por su parte, están igual de bien detallados luciendo unos buenos rasgos faciales, además son grandes en proporción al escenario y están muy bien construidos. Por contra fallan algunas las animaciones algo robóticas de éstos mismos, pero no deja de ser un fallo estético que al poco de estar jugando se te olvida.

La banda sonora, a manos del compositor Olivier Deriviere queda genial con la ambientación del título, la guinda del pastel. Aquí dejo algunas pistas como muestra.

We All Die

 

Lost Love

 

Being Chased

 

Como reza el título, es otra forma de ver las obras maestras. Yo las veo como ObsCure II, una obra maestra no es ningún juego de 10 o un juego perfecto en todos sus aspectos, si no aquella experiencia jugable que nos es enriquecedora, que llena al jugador una vez se termina, que se disfruta como pocas, que divierte, que entretiene. La saga ObsCure es todo un vivo homenaje a mi género celuloide favorito. Una mezcla entre películas como The Faculty, Cherry Falls o incluso Scream dada su condición de slasher. Jóvenes apurados en una situación en la que los adultos no pueden ayudarles, drogas, sexo, diálogos estúpidos y chistes fáciles.

Stan de la saga ObsCure y Josh Hartnett en la película The Faculty, ¿pura coincidencia? 

Cada cual sus gustos pero ObsCure II es un juego fantástico, que aún más homenajea a las secuelas del género; es más grande (la variedad de escenarios va desde el campus, el hospital del mismo, sus bosques, lagos, una isla, incluida casa del lunático homicida y varias sorpresas que no desvelaré), más personajes, más armas, muertes más trabajadas, el argumento es más imprevisible, y en definitiva, es más de lo que pudo ser el genial ObsCure, y eso es mucho decir. Yo lo adoro y es uno de mis juegos favoritos hoy en día, y aclaro, no es que lo considere una obra maestra, espero que alguien haya cogido esa crítica entre líneas que he dejado por ahí, sólo digo que el juego llegó sin hacer ruido, se fue haciendo menos, y eso me deja en que, con final abierto, me da que no tendremos otra entrega que deseo como agua de mayo. Algo injusto pues me da que no se le ha dado la oportunidad que merecía y merece, sólo por no llevar por nombre el de alguna otra saga más reconocida ni presumir de una publicidad envidiable. Por favor, que todo aquél que me lea lo juegue, verá que no miento.

Marilyn Manson; de ídolo a leyenda (1ª parte)

Puede que para algunos les parezca demasiado excéntrico, pirado, o bien directamente no tengan adjetivos que califiquen al personaje dentro de su visión. Pero una cosa no quita la otra, y la afirmación del título de la entrada no es errónea; Marilyn Manson es un artista, con todas las letras de la palabra. Discrepancias habrán miles, y piedras más, pero no me importa. Los que sean reacios al personaje que no sigan leyendo, pues me dedicaré única y exclusivamente a alabarle. Sé que se pone hasta el culo de todo, ¿pero quién del mundillo no lo hace? Sé las veces que ha estado ingresado en prisión, ¿pero y eso que más da? Yo tengo un dicho y es que a un artista se le quiere, sigue, admira, por lo que hace y no por lo que es. Marilyn Manson hace música, y su música (valga la redundancia) me encanta. Así que, ¿quién se apunta a subir el volumen de sus altavoces?

De Brian a Marilyn.

Brian Hugh Warner, de nombre artístico Marilyn Manson, nace en Canton, Ohio, el 5 de enero de 1969. Brian pasa su infancia en una escuela cristiana, en la que la disciplina implantada sobre los críos consistía en meterles miedo a base de visiones un tanto "libres" del infierno, a pecar, o la típica parafernalia en temas de sexualidad. Todo eso le provoca al pobre Brian pesadillas constantes, pero la cosa no acaba ahí. En la escuela se les intenta comer la cabeza a los chavales con que no escuchen ciertos grupos musicales por ser malvados u satánicos. Pero todos sabemos que es lo que hace un ser humano por naturaleza al prohibírsele una cosa; no hacer caso. Y así, Brian se compra Alive II de Kiss. Al no tener demasiados amigos en la escuela, Brian opta por seguir escuchando más y más música, y entre sus grupos favoritos se le une Black Sabbath. Quién la sigue la consigue, y finalmente Brian es expulsado de la escuela, camino a la pública. Allí es nuevamente maltratado y marginado por sus compañeros, y empieza a escribir sus primeros cuentos y poemas macabros.

En el interior del chico está por nacer Marilyn Manson…

Marilyn Manson & The Spooky Kids

Cuando el grupo aún no usaba sus indumentarias tan características ni Brian tenía hechos la mayoría de sus tatuajes.

A los 18 años Brian se muda a Fort Lauderdale, Florida, en dónde gracias a su trabajo como periodista musical conoce al productor Trent Reznor, vocalista de la banda Nine Inch Nails. Conoce al bajista Twiggy Ramirez, y en el año 1989 se les une al carro el guitarrista Daisy Berkowitz, con el que terminarán formando el grupo llamado Marilyn Manson & The Spooky Kids. Gidget Gain como bajista también, Madonna Wayne Gacy en el teclado, y Sara Lee Lucas a la batería completan el reparto.

 

En 1992 la banda empieza a ganar popularidad en Florida, gracias a las competiciones locales que allí se celebran. El nombre del grupo termina por acortarse a Marilyn Manson por cuestión de estética, y a finales de año la banda gana el premio a "Mejor Banda Heavy Metal" por el New Times Magazine. Es nominada en el South Florida Slammies a "Mejor Banda del Año" y "Mejor Banda Alternativa". A raíz de dichos sucesos, la amistad de Brian con el productor musical Trent le proporciona un contrato con el sello discográfico del vocalista, Nothing Records, con el que dar a luz el futuro Portrait Of An American Family. Finalmente se sustituye al bajista Gidget por Twiggy, y la banda gana su nominación a "Mejor Banda del Año" en los South Florida Slammies, y el premio a "Mejor Canción del Año" por Dope Hat.

Portrait Of An American Family

 

Y así, el grupo consigue su disco debut. Brian finalmente adopta como nombre artístico Marilyn Manson, cuyo nombre tiene origen de la mezcla de los nombres de la actriz Marilyn Monroe y el asesino Charles Manson, con los que se quiere dar a entender una dualidad entre el bien de la dulce Monroe y el mal del oscuro Charles. En 1994 la banda gana otro South Florida Slammies a la "Mejor Banda del Año". En 1995 la banda decide cambiar de rostros. En Marzo, Sara Lee Lucas es reemplazada por Ginger Fish; y en Mayo, Daisy Berkowitz se retira de la banda por desacuerdos musicales con Marilyn Manson, y Zim Zum le sustituye.

Como anécdota, la llamada telefónica que sale al final del disco pertenece a la madre de un fan, pues en esa época el grupo contaba con pocos seguidores, y al final de los conciertos éstos podían dar sus direcciones desde las que ellos mismos les enviaban a los fans noticias y fotos del grupo. La madre se queja de haber recibido cierto "material pornográfico", a lo que advierte que si recibe algo más se pondrá en contacto con sus abogados. A pesar de ser cierto que el grupo era seguido por sólo unos pocos, el disco llegó a vender 2.500.000 copias.

Videoclips y Singles

Lunchbox, la crítica encontró ofensivo dicho videoclip dada la aparición del niño recibiendo acoso escolar.

Get Your Gun

Dope Hat

Temas Destacables

 

 


Smells Like Children

A pesar de todo, cada artista tiene su peor disco, y éste es el de Marilyn. 1995 es el año que ve nacer Smells Like Children, el disco se ideó como el single de Dope Hat pero terminó acuñando el nuevo trabajo del grupo. Se convierte en Disco de Platino, eso sí, el trabajo incluye 5 remixes, y 3 versiones de otros temas, destacando Sweet Dreams de Eurythmics, consiguiendo captar la atención mediática que lanzó a la fama el disco. El resto en su mayoría son pistas ambientales y de trabajo el disco tiene poco. Y no es que se trate del peor por ser de los primeros, Portrait Of An American Family fue un inicio de la banda envidiable. El error de Smells Like Children es que las grandes canciones que en su día hicieron grande al 1r álbum, en su mayoría son ahora remasterizadas en versiones más o menos acertadas según la ocasión.

 

 

Videoclips y Singles

Sweet Dreams (Are Made Of This), vídeo el cual hace ganador a la banda en los MTV Video Music Awards en la categoría de "Mejor Video de Hard Rock". Además, la banda gana otro South Florida Slammie por "Banda del Año". 

The Hands Of Small Children, siendo en realidad un track, en él se escuchan llantos de bebes dispuestos al reves y sonidos bizarros y extraños. En 1995 el track terminó formando parte de uno de sus conciertos.

Antichrist Superstar

Y en 1996, el grupo consigue al fin alzarse a la fama y ser reconocidos como lo son hoy en día. Como siempre ha dicho el bueno de Manson, el que va a contracorriente es el que tiene todos los números de alcanzar la popularidad más rápido. 7.500.000 copias vendidas en todo el mundo justifican el hecho, y el disco consigue el 3r puesto en ventas mundiales. En él se habla sobretodo de la visión que tiene Brian del mundo que le vio nacer, en palabras de Manson:

"La historia es muy autobiográfica. La empecé contando en ‘Antichrist superstar’, pero allí hablaba de lo que quería llegar a ser sin haber reflejado todavía el porqué ni el cómo. La historia es la de un joven idealista que desea un mundo perfecto pero que no encaja en ningún sitio. Con el tiempo se da cuenta de que todo lo que consideraba como perfecto es, precisamente, lo que le está jodiendo y, por ese motivo, se plantea una revolución que es lo que contaba ‘Mechanical Animals’. La resolución de la historia es lo que cuenta ‘Antichrist Superstar’, mientras que el principio aparece en ‘Holy Wood’. El mito de Zaratustra me inspiró mucho a la hora de escribir el primer álbum".

Y si no os lo creéis, traducid algunas letras y ya veréis, que Marilyn no tenía (ni lo tiene) un pelo de tonto, y sí, para los que me miran atónitos si, Marilyn sabía escribir. ¿Sorprendidos? No si ya digo yo que en el fondo es de los pocos que tiene cabeza y sabe de lo que habla, no como la mitad de músicos que se autoproclaman “artistas” sin ser merecedores de portar dicho término. Y lo peor de todo es que éste no es ni de lejos el mejor disco de Marilyn Manson, ya veréis ya.

Videoclips y Singles

Irresponsible Hate Anthem (extraído del DVD Guns, God and Government).

 

The Beautiful People

Tourniquet

Antichrist Superstar

Cryptorchid

Man That You Fear

Temas Destacables




Mechanical Animals

 

 

Un trabajo aún mejor que el anterior si cabe. 8.700.000 discos vendidos y el 2º lugar de las ventas mundiales. La banda cancela 7 conciertos de la gira europea dada la mononucleosis de Ginger Fish en Junio, a la vez que Zim Zum deja la banda para emprender carrera en solitario siendo sustituido por John Lowery.  En septiembre de 1998 sale a la venta el nuevo LP. De cara a la discografía entera de la banda, éste álbum reúne, por decirlo así, las guitarras y lo cañero del Holly Wood que estaba por venir, y las letras con dobles significados e inspiradoras, así como temas más tranquilos y relajados como en el futuro Eat Me, Drink Me.

El disco lidera el Billboard (revista musical especializada estadounidense) durante una semana entera en octubre. 

Videoclips y Singles

The Dope Show, finalmente Marilyn gana 2 Billboard Video Music Awards por "Mejor Video Hard/Rock Metal" y el Maxium Vision Award con el videoclip de The Dope Show.

Rock Is Dead

I Don’t Like The Drugs (But The Drugs Like Me)

Coma White, en septiembre de 1999 se publica el videoclip de Coma White en el que se recrea la muerte del presidente John F. Kennedy causando controversia. La fecha del estreno termina siendo traspuesta por la muerte de John Kenndey Jr. El vídeo The Dope Show es nominado al premio de Mejor Cinematografía en los MTV Video Music Awards.

Mechanical Animals (extraído del DVD The God Is In The TV). 

 

Temas Destacables





The Last Tour On Earth

 

 

En los dos últimos meses Marilyn es nominado a Mejor Artista de Rock en el MTV Europe Music Awards y saca a la venta éste EP en vivo. A finales de año la banda ya figura entre los 100 Mejores Videos del Siglo en el #54 con el videoclip de The Beautiful People.

Temas Destacables






Al componerse la discografía completa de 10 CD’s, he decidido dividir la entrada en dos con 5 CD’s cada una para no colapsar el blog al cargar tanto vidoclip y canción. Ya sólo queda desear que la entrada guste y veros en la siguiente Wink, un saludo!