Escape From Camp Crystal Lake; Píxel Jason.

¿Existe algo mejor aún que ver una película de Viernes 13? Pues sí, jugarla. Y eso es precisamente lo que propone el juego flash al que os acerco hoy. Un "point-and-click" como los de antaño, una aventura gráfica que toma como escenario el Campamento Crystal Lake.

Tu coche se ha averiado y lo mas cercano que tienes a tu alrededor es un camping. Si vas no creo que puedas volver, ¿o si?

 

El juego da comienzo sobre un fondo en blanco y negro del Campamento Crystal Lake, con una gran pieza instrumental que mete en situación de lleno, y un curioso y logrado efecto agua que da vida al lago del mismo nombre. Antes de empezar, se nos pedirá introducir un nombre y fecha de nacimiento. Aconsejo no mentir y poner vuestro nombre y fecha reales, el juego no los registra en ningún tipo de base de datos, si no que sirve para darnos una sorpresa en un determinado punto de la aventura, que sinceramente merece la pena ver. Avisados quedáis.

La cosa sigue con una secuencia en la que nuestro coche se nos queda sin gasolina y nos vemos obligados a bajarnos en busca de ayuda. En nuestra 1ª toma de contacto veremos que, definitivamente, el juego está localizado al completo inglés. Ningún problema, pues el dominio del idioma requerido es mínimo, no existen diálogos pero si muchas notas en forma de pistas sobre qué hacer para proseguir, y un acertijo a resolver usando el idioma.

El acertijo del ordenador, uno de mis favoritos.

Para desplazarnos entre pantallas no nos limitaremos a clicar en los mismos lados, en el menú inferior a nuestra pantalla actual encontraremos los objetos en posesión para usarlos, un mapa del campo, una carpeta que al inicio marcará 0/23 (dónde guardaremos todas las notas que recojamos) y una casilla con puntos en la que, pulsando sobre ellos nos desplazaremos. Éste sistema puede resultar algo incomodo en un principio, pero resulta más efectivo y preciso. A demás, desde él podemos ver todos los caminos posibles sin miedo a estar clicando el ratón como unos condenados, para no dar en el sitio correcto y saltarnos un camino que nos obligue a estar horas frente al monitor sin saber que hacer.

 

La entrada al campamento.

Es algo de agradecer, a pesar que quizás resulte una ayuda excesiva para ciertos jugadores más experimentados, que prefieran descubrir por si solos las localizaciones de las que se compone el juego. Los acertijos resultan obvios la mayoría, así como el uso y aplicación de cada uno de los objetos, a excepción de la cinta aislante, algo realmente desesperante que me obligó a consultar la guía, y todo porqué la usaba en el sitió correcto pero en la pantalla no se veía nada y no le daba bien. Os destaco la solución por si alguien no quiere leerla.

[SOLUCIÓN] En la sala del generador usad la cinta aislante debajo de la ventana a ran del suelo, pulsad hasta que un mensaje en pantalla os diga que el cable ya está tapado. [FIN DE LA SOLUCIÓN]

De todas formas, opino que Escape From Camp Crystal Lake no está concebido como un juego al uso del género. La gracia de éste no está en lo complicado que pueda resultar, si no en el disfrute íntegro del mismo. No es un juego que merezca ser abandonado por quedarnos estancados, más bien merece ser terminado una noche que no sepamos como matar el tiempo. Subir los altavoces de vuestro equipo, apagad las luces, y sentaos, que ya me diréis si os ha gustado o no.

El sol se pone por última vez en Crystal Lake.

Las notas que nos vamos encontrando resultan ser, algunas de ellas, las coletillas que acompañaban a los títulos de Viernes 13 en cada parte. El juego resulta ser todo un regalo para los fans, cargado de guiños impagables, sobretodo hacía sus primeras entregas.

¿A alguien le suena cierta escena en los lavabos… Very Surprised?

Si conseguimos reunir las veintitrés notas (incluyendo las cuatro últimas secretas) y nos vamos con ellas a la cabaña destruida, conseguiremos la llave de cristal con la que abrir la Cabin 3, en la que podremos reemplazar nuestro bate por el machete ensangrentado de Jason, y jugar con la NES al juego que salió basado en la licencia de Friday the 13th.

El juego muestra por su parte ideas originales y que harán las delicias de los fans. Como toda aventura gráfica que se precie, Escape From Camp Crystal Lake no se limita a coger objetos y usarlos más tarde sin sentido alguno. Tres serán las veces a combatir frente al mismísimo Jason Voorhees, en las que tendremos que defendernos, atacarle, y matarle respectivamente en cada una de ellas, siendo la guinda de tan exquisito dulce.

Hay que defenderse del ataque de Jason…

…o conseguiremos que nos mate…

…hasta que finalmente, le matemos nosotros.

Sin duda todo un regalo que descubrí hace ya algún tiempo, pero que quería compartir con vosotros. Ya me diréis que os ha parecido, pero eso si, hacedme el favor de probarlo! Os dejo a continuación el link del juego, desde la página de Minijuegos.com. El minijuego en cuestión se encuentra también en otras webs del mismo estilo, así que si no os carga o funciona del todo bien, podéis probar en otro portal.

Jugar a Escape From Camp Crystal Lake