MiniAnálisis Splinter Cell Black List

Ha pasado tiempo desde mi último MiniAnálisis, tiempo,muchas cosas y más de un juego que me temo se quedará en el tintero sinanalizar. Pero lo importante es que he vuelto, y que por muchas vueltas que tede la vida, la esencia de uno mismo nunca cambia. Sin pararme mucho a  pensar elegí este Splinter Cell Black Listpara volver un poco a mis orígenes; completar un juego en pocos días, mirandoesos pequeños detalles que solo apreciamos los que llevamos ya un tiempodisfrutando de este mundillo.

 

 

En parte, creo que me decidí por este SC porque estaba algocansado de pegar tiros en primera persona a todo lo que se mueve. Y, aunque laambientación no dista mucho de un FPS, imaginaba que el enfoque sería algodiferente. Y digo imaginaba, porque  evidentementees un cambio de estilo y de género, pero hoy en día los juegos se parecen másentre sí. Vengan de la compañía que vengan, y sean del género que sean. Lo cualno es malo del todo, porque no dejan de ser muy atractivos, cinematográficos yaccesibles, pero los grandes nombres de antaño, poco a poco, se vanprostituyendo.  Y un Spliter Cell ya noes UN SPLINTER CELL, al igual que un Resident Evil ya no es un RESIDENT EVIL.

Pese a ello no es un mal juego, para nada. Podemos decir quees un Spliter Cell diferente, adaptados a los tiempos que corren y mejorandobastante a Conviction, su antecesor y el que más se desmarca de la infiltraciónpura y dura que hizo destacar a Sam Fisher en sus inicios. Black List combina muchomejor las nuevas habilidades con la importancia de no ser detectado. Dondemejor he apreciado el esfuerzo por mantener esa dificultad de los primerosjuegos ha sido en el modo cooperativo a pantalla partida (muy de agradecer estemodo hoy en día) el cual supone un reto bastante más complicado que la campañaindividual.

Técnicamente no es un juego que sorprenda en ninguno de susapartados. El modelado del protagonista está bastante trabajado, animaciones ydetalles gozan de un buen nivel. No se puede decir lo mismo del resto depersonajes, bastante pobres y repetitivos. Y en cuanto al apartado artístico,no terminan de convencer los propios diseños de personajes, demasiado artificialesy carentes de vida o emociones. Tampoco ayuda nada el pésimo doblaje al castellano,que en muchos puntos las voces no están sincronizadas con el movimiento de laboca o, peor aún, se solapan algunas frases con otras.

En resumen, Splinter Cell Black List es un juegoentretenido, que ofrece –o que intenta- ofrecer una combinación de sigilo conmomentos de acción más de estilo moderno. Y que de haber pulido cuatro detallesen el apartado técnico/sonoro, y sobre todo de haber dotado de algo más depersonalidad a los personajes secundarios (la de Fisher esta labrada en Xbox,lo cual no tiene mérito) y, quizá, para mi gusto, una historia con másprofundidad y menos confusa y enrevesada políticamente, más alejada del estiloTom Clancy, estaríamos hablando de un juego de sobresaliente alto.  Gustará a los nuevos jugadores, pero seguroque decepcionará a los que busquen el juego de infiltración difícil que era enlas primeras entregas.

[[[Quiero agradecer y dedicar este regreso a toda la genteque ha estado a mi lado en todo momento. Que me han apoyado, y me han abiertolos ojos cuando más cerrados los tenía. Hoy en día es muy fácil encontrarpersonas que te hacen sentir ridículo o inferior con lo que haces o con lo que tegusta, pero muy difícil encontrar personas que te quieren, aprecian y valoranprecisamente por eso; tu persona.

A mi familia, en especial a mi madre que quiero y admiro conlocura, y que pocas veces se lo digo en persona.

A mi hermana pequeña Amanda, que comparte conmigo esta pasiónpor este mundillo y que espero que la sigamos compartiendo por muchos años más. Estoy seguro que le gustará mucho volvera leer un MiniAnalisis mío.

A Jesús y Rosa, mis amigos de toda la vida. De esos que conlos años vuelven cuando más los necesitas, y de los que nunca se han ido.Personas completamente diferentes, que necesito en mi vida para encontrarsiempre el camino a mí mismo.

A David, Germán, Tolo…amigos que poco a poco, granito agranito, con acciones y no con palabras se han ido ganando un hueco en micorazón. Y de los cuales me siento muy orgulloso de poder llamar AMIGOS.

A vosotros, y algunos más que se van sumando: Gracias porquererme tal como soy. ]]]

MiniAnálisis Metal Gear Rising: Revengeance

¡Un nuevo Metal Gear! Pero no es de sigilo ¡oh! y no estáprotagonizado por Snake ¡oh! ya veremos que sale… Así es como recibí lanoticia cuando se anunció Metal Gear Rising, y como yo, supongo que más de unseguidor de saga. Porque al principio, cuando se encargaba de realizarlo KojimaProductions, las cosa pintaba interesante pero no del todo bien. Por suerte, yantes de cancelar el proyecto, el título pasó a manos de Platinum Games. Con loque los fans de Snake seguimos preguntándonos que saldría de ahí, y los fans delos hack and slash quedaron mucho más tranquilos, porque por lo menos tendríamosacción de la buena asegurada. Al final tenemos un poquito para todos, un buenjuego de acción al estilo Devil May Cry o Bayonetta y un buen Spin-off de lasaga Metal Gear que no aporta mucho pero, lo que es más importante, no daña nidesmerece nada.

 

Nada más poner el juego en mi Xbox 360 lo primero que me hallamado la atención es que, técnicamente el juego está por debajo de la versiónde PS3, ya que pude hacer la comparación con la demo.  Y sobre todo se nota en los videos, donde la versiónde PS3 tiene un acabado más limpio mientras que la versión de Xbox tiene ungranulado que los hace parecer más sucio. Por una vez la consola de Sony salefavorecida con un juego multiplataforma.

Si hablamos de jugabilidad tenemos uno de los juegos deacción más competitivos de la presente generación, sin llegar a ofrecer nadaque no hayamos visto en este tipo de juegos. Tenemos como protagonista a unCybord Ninja, con lo que la agilidad y la brutalidad con la katana están a laorden del día. Y también todos los momentos bestias que podamos imaginar al máspuro estilo “Anime made in Japan”. Tenemos algunos momentos de sigilo, pero senota que están metidos forzosamente y no encajan del todo en el juego, una lástimaporque se podría haber hecho algo mucho más interesante con este tema, al fin yal cabo el sigilo siempre ha sido la especialidad de los ninjas. De haberofrecido algo nuevo e interesante en este sentido, combinado con la buenaacción que ofrece, estaríamos hablando de un juego de sobresaliente en lugar deun juego notable.

Lo que le diferencia del resto de juegos del género es elmodo katana, que no deja de ser un tiempo bala que activamos con el gatilloizquierdo y con el que podemos cortar en mil pedazos a cualquier enemigo que senos ponga por delante, ya sea otro Cybord o un helicóptero .El resultado es muyespectacular, pero en la práctica es algo incómodo porque la gracia está en utilizarel Stick derecho y así tener total libertad para elegir como y donde queremoshacer el tajo, y al no responder todo lo bien que se esperaba acabamos usandodos botones para hacer cortes horizontales y verticales.

En cuanto a lo que el juego aporta a la saga Metal Gear,como he dicho al principio, no aporta mucho, pero tampoco mete la pata. Lahistoria nos lleva cuatro años después de los acontecimientos deMGS4, y noscuenta como Raiden sigue ganándose la vida después de que los Patriotsdesaparecieran. Lo que no ha hecho gracia a todo el mundo, y los que sebeneficiaban de la economía de guerra pronto empezaran a mover ficha para quetodo vuelva a ser como antes. Otro punto, que si se hubiera cuidado un poco máshabría convertido a este Metal Gear Rising: Revengeance en uno de los juegosmás interesantes de la saga.

Sin duda lo mejor de este Spin-off ha sido la redención deRaiden, personaje odiado en MGS2 y amado en MGS4 gracias a esa nueva imagen deCybord Ninja. Eso sí, imagino un juego de este corte protagonizado por Gray Foxy con el guion a cargo de Kojima y me olvido pronto de Raiden.

 

 

MiniAnálisis Resistance 3

Trilogía. Una palabra que llevamos bastante tiempo escuchandoy prácticamente se ha convertido en un estándar en el mundo del ocio, ya seanvideojuegos, películas o libros, hoy en día parece que si el proyecto no tieneopciones de ser una trilogía no vale la pena. Y en el caso de que sea unatrilogía de éxito, no hay problema, sacamos cuartas, quintas y sextas partesolvidando que el proyecto se concibió en tres episodios.

 

Dicho esto, que poco tiene que ver con Resistance 3 salvo elhecho de que cuando vimos el 2 todos sabíamos que recibiríamos el 3, tengo quedecir que este Resistance 3 es sin duda el mejor de la saga. Una saga que comenzócon el primer Resistance como juego de lanzamiento junto con PS3. Y que al notener mucha competencia se convirtió rápidamente en el juego que más valía lapena si comprabas la consola desde el primer día. No era un gran Shooter, comole ha pasado a cada entrega para mi gusto, pero sí que era un buen Shooter.

En esta tercera entrega controlamos a Joseph Capelli, quevive como buenamente puede con su familia en un refugio que los mantiene asalvo de las Quimeras después del sorprendente final de Resistance 2. Peropronto se dará cuenta que no pueden estar así eternamente y decide dar elasalto final a las Quimeras junto al profesor Malikov para ofrecer una mejorvida a su familia. Por lo tanto la campaña se convierte en algo más personaltanto en argumento como en jugabilidad. Ofreciendo situaciones en las queestaremos acompañados por uno o varios personajes con bastante acción ysituaciones en las que estaremos solos con tintes de terror, y ya por el finaldel juego momentos a lo Rambo o James Bond de “un hombre contra el mundo” unpoco fantasmada eso tengo que decirlo. Por lo tanto, variedad asegurada, perosin momentazos que te dejen con la boca abierta para mi gusto.

A nivel técnico lo mejor, sin duda, son las Quimeras con undiseño bastante característico que ya todos conocemos, pero bastante másdetallado en animaciones y respuesta al recibir un disparo. Y sobre todo su IAque consigue ponernos en situaciones bastante complicadas incluso jugando en ladificultad normal. Al diseños de las los humanos le pasa justo lo contrario, esbastante feo y artificial tanto en los videos como jugando. Me gustaríadestacar, pese a no resultarme la más atractiva, una ambientación bastanteoriginal, una invasión alienígena en plena segunda guerra mundial no es algoque veamos todos los días y consigue dotar al juego de personalidad yoriginalidad tanto de armas como de escenarios.

En pocas palabras Resistance 3 me ha parecido un buen juego,no sorprende en ningún momento, pero también es cierto que no se hace aburrido.El mejor de los tres, ya que combina lo mejor del primero como los botiquinesen lugar de la auto regeneración o la historia más personal, y lo mejor delsegundo como los momentos con Quimeras gigantes.

 

MiniAnálisis Halo 4

Antes de comenzar este análisis tengo que comentar que nuncahe sido un gran fan del Jefe Maestro. He completado todo sus juegos, pero no helos he exprimido como seguramente se merecen ya que mi perfil de jugador huyedel Online y disfruta con la experiencia clásica e individual. Y precisamenteel punto fuerte de la saga Halo siempre ha sido el multijugador. Sin embargo elmodo campaña siempre ha estado ahí y, pese a tener una historia que me resultaalgo confusa y fácil de olvidar, Halo puede presumir de tener un universo másque interesante que ha ido explotando desde que viera la luz el primer títuloen la primera Xbox hasta ahora.

Esta cuarta entrega ha sufrido cambios significativos. Elprimero y más evidente es que ya no está hecho por sus creadores originales(Bungie) y la franquicia ha pasado a manos de 343 Industries bajo la supervisiónde Microsft.  Con lo que se nota uncambio en el punto de vista a la hora de enfocar el juego, no es una vuelta detuerca al Halo que conocemos pero sí que tiene un aire nuevo. Se nota que en343 Industries se han tomado enserio lo de empezar una nueva trilogía. Y es enel modo campaña donde se agradece más este esfuerzo.

Comenzamos justo donde lo dejó Halo 3, despertando después deuna siesta de unos 4 años. Curiosamente el mismo tiempo que ha pasado desde quesalió Halo 3 en la realidad. Y pronto descubrimos que nos enfrentamos a unanueva amenaza; los Prometeans, una especie de raza robótica que habita enRequiem  y que nos aporta variedad deenemigos, arsenal y argumentación.  Pronto descubrimos que su líder está tramandoalgo para dominar toda forma de vida de la galaxia y en especial a los humanos,que se han convertido en la mayor amenaza después de lo sucedido en losprimeros tres juegos. Así nos enfrascamos en una campaña épica y, posiblemente,la mejor campaña de toda la saga junto con el primer Halo.

El nivel técnico de este halo es excepcional, parece mentiraque Xbox 360 sea del año 2005. Todo luce un nivel de detalle altísimo, conescenarios de un tamaño considerable y una calidad en el audioespectacular.  Tanto la banda sonora comolos efectos de sonido me han sorprendido mucho y, junto con la variedad de situaciones,consiguen meternos dentro de la atmosfera y emocionarnos de lo épico ymajestuoso que llega a ser. Pero sin duda, el mayor mérito a nivel técnico esque, pese a ser la cuarta entrega de una saga, consigue evadir esa sensaciónque abunda en los últimos títulos que he jugado de que es algo que ya he vistoy disfrutado.

En poca palabras y siempre desde mi punto de vista, el mejorHalo que he probado desde el primero de Xbox. Una buenísima oportunidad paratodos aquellos que no conocen la saga, ya que comienza una trilogía nueva ybasta con documentarse un poco para saber porque empezamos donde empezamos yquien es el Jefe Maestro. Y una alegría junto con un soplo de aire fresco paralos que ya la conocemos y teníamos nuestras dudas después de conocer la noticiade que Bungie la dejaba en manos de Microsoft.

MiniAnálisis Resident Evil 6

Aquí tenemos otra entrega más de la longeva  y últimamente explotada saga de Capcom. Sextocapítulo numerado, que recibimos entre varios spin off, películas, comics, etc.Solo le falta su propia serie a estilo “The Walking Dead.” La sensación de que todo viene de golpe lo hareconocido la propia Capcom, y  a eso lesumamos el hecho de que, desde la cuarta entrega, la saga poco a poco se estátrasformando en un producto más de acción hollywoodiense de los que tanacostumbrados estamos. 

El resultado es un juego que gustará más a los noveles que alos veteranos, ya no fans de las saga, si no a los aficionados de losvideojuegos en general, que estamos viendo cómo va desapareciendo lasdiferencias entre juegos que se presumen de diferentes géneros.  Y para muestra un botón; el propio ResidentEvil 6 o Dead Space 3 cada vez son más parecidos a un Gears Of War. Y lo que elfuturo nos depara no es muy esperanzador; el nuevo Tomb Raider, pese a tener unpinta espectacular, cada tráiler nuevo me recuerda más a Uncharted.

Aceptando, aunque cueste, que un Resident Evil no te va adar miedo tenemos entre nuestras manos un gran juego de acción con pequeñosdetalles de RE metidos a la fuerza. Por lo tanto, nos ofrece unas 24 horas de diversiónsin decaer en ningún momento, lo cual tiene su mérito. No solo porque se seacuatro veces más largo que un juego normal, sino también por mantener el ritmoen todo momento y la variedad dentro de los límites del planteamientopasillero. Gran parte de culpa la tiene la idea de dividir la campaña principalen cuatro historias que discurren paralelas dentro del “mayor apocalipsis zombide la humanidad.”

La mejor campaña sin duda es la protagonizada por Ada Wong,la más difícil, la que goza de  más puzlesy situaciones de la vieja escuela, y la única que nos obliga a jugarla ensolitario.  Las tres restantes podremoscompletarlas en cooperativo en todo momento, otro detalle más de la fina líneaque separa los géneros hoy en día. Hoy en día parece que si no incluyes un modocooperativo no vas a vender ni una copia. En las tres campañas tambiénencontramos alguna situación del estilo buscar la llave para abrir la puerta,pero en todo momento estamos guiados por el GPS y no transmiten ni de lejos queantes era un RE.

El argumento está muy bien hilado y nos cuenta la historiadesde cuatro puntos de vista diferentes que se van cruzando. Aun así prometíamás de lo que al final ha resultado. Lo mismo ocurre con el apartado técnico. Quizásporque a las alturas de generación no interesa invertir en nuevos motores yconviene más exprimir los ya existentes pese a tener unos añitos.

Resident Evil 6 es un gran juego de acción, largo, frenético,con una gran puesta en escena y un argumento interesante pese a no aportarmucho a la saga. El gran fallo es que Resident Evil 6 es un mal Resident Evil.

MiniAnálisis Assasin´s Creed 3

Después de tres títulos en el Renacimiento de la mano deEzio toca darle la bienvenida a Connor y a la guerra de la independenciaAmericana.  Quinto juego de la saga,aunque lleve el III de coletilla, con nuevo motor gráfico, nuevo protagonista ynueva época narrativa.

 

 

A estas alturas de generación es difícil sorprender, y esteAC3 es algo que lleva a la espalda. Se nota que es una secuela directa de lasegunda parte, y que llevan trabajando con él desde entonces, pero en eseperiodo de tiempo también hemos recibido La Hermandad y Revelations. Unaentrega por año, por lo que las novedades han sido racionadas y la sensación deque cada año nos ofrecen lo mismo con diferentes colores sigue estando allí.

El cambio de época es de agradecer, aunque no del todoacertado. Si bien es cierto que sigue siendo un AC, con cada salto que damos acercándonosal presente la propuesta va perdiendo encanto. Mucho me temo que acabaremosteniendo un AC ambientado en un “futuro cercano” con cámara a media cintura delpersonaje, armas de fuego y munición por todas partes, multijugador online…Altiempo.

Una de las virtudes de esta entrega es que las misiones sonmucho más variadas y van “al grano”, siguen estando ahí las misiones derelleno, pero no tenemos la necesidad de hacerlas para poder avanzar en lahistoria, por lo que si no nos gusta perder el tiempo haciendo de niño de losrecados podremos ir a lo que realmente importa: el argumento. 

Como siempre desde que Ubisoft presentara esta nuevafranquicia, lo más interesante ha sido el argumento junto con la ambientación.  Y este tercera parte no iba a ser diferente.  La lucha entre asesinos y templarios traspasalas fronteras hasta el nuevo mundo, formando parte de los grandes acontecimientosde la historia de forma encubierta. Usando a personajes históricos y colocándolosen diferentes bandos para ir formando una historia paralela a los hechosacontecidos en la realidad. Sin duda un gran trabajo para el cual me quitaríael sombrero sino fuera por el insípido final, del cual no voy a mencionar nadapara no estropear la experiencia nadie, pero creo que se podría haber hechoalgo mucho mejor.

Ya terminado. Assasin´s Creed 3 es un gran juego, el cual esimposible disfrutar sin haber completado antes los cuatro juegos anteriores. Yprecisamente eso es el lastre, pese a mejorar en casi todo a los anterioressigue siendo más de lo mismo. Y es que han sido cinco juegos en cinco años.¿Empacho?

MiniAnálisis Call Of Duty Black Ops 2

Un año más (otro) tenemos la ración de tiros pregrabados quenos propone Acctivision a manos de Treyarch.  Una franquicia que, desde el éxito de Call OfDuty 4 Modern Warfare, ha apostado por un modelo de negocio similar a el de losjuegos deportivos; lanzando una entrega anualmente para desgracia de losjugadores tradicionales, que estamos viendo como, poco a poco, COD se va convirtiendoen PES…

 

Quiero explicar esto último antes de comentar lo que me haparecido el juego en sí. Y es que, desde mi punto de vista, hay dos formas deafrontar el éxito: la primera es la que estamos acostumbrados a ver en grandessagas como Metal Gear, Zelda o Uncharted. Sagas que cada entrega ha sidosuperior a la anterior, partiendo de la misma base jugable pero mejorándola. Ypor otro lado tenemos el ejemplo de COD, que al igual que pasa con los juegosdeportivos, las mejoras y la evolución de la jugabilidad son tan mínimas quebien podrían incluirse en un DLC. Lo que nos ahorraría mucho dinero a todos,pero seria contradictorio ya que los DLCs se inventaron para lo contrario. Enmi opinión, las compañías responsables de las primeras sagas mencionadas, buscanganarse un prestigio además de ganar dinero. En cambio con las otras sagas soloveo animo de lucro, dirigiéndose a un público en masa, poco exigente y que estamas de “pasada” en esto. Aunque muchos lo negarán, cada vez es más frecuentever al “choni” de turno comprando en el Carrefour la “play y CoD” (antes era la“Play y el Pro)              

Dejando a parte mi opinión con la forma de explotar lagallina de los huevos de oro, tengo que decir que, pese a todo, estamos ante ungran juego que seria un grandísimo juego de no ser la quinta vez que nosenseñan lo mismo. Técnicamente la saga ha llegado a su tope, no se puede pedirmás de este motor y tampoco de esta generación. Por lo que, aunque el cambio deambientación es evidente, no es suficiente para quitarnos la sensación de que “estome suena”. Lo mejor, sin duda, es la ambientación “casi futurista” que tantohan promocionado y que le da un toque diferente. Un caramelo que te ponen enlos labios y que te quitan pronto, ya que un 40% de la campaña transcurre enlos 80s, justo donde terminó el primer Black Ops. Lo que provoca, que estas misionesse jueguen con prisa y sin interés, pues lo nuevo atrae bastante más que lo yavisto.

Un aspecto que ha mejorado y que vale la pena destacar es elargumento. Se nota que en esta entrega han puesto interés en hacer una historiacoherente y darle algo más de profundidad. Al menos durante las misiones nospodemos hacer una idea de a quien estamos controlando y porque tenemos quehacer lo que nos dicen.  Con lo que aunno han dado con la tecla es con los personajes, salvo el villano, el restocarecen de carisma alguno y siguen siendo planísimos. En definitiva, noscuentan una historia, flojita, pero ¡Tiene historia! Ya es un avance.   

Donde el juego si que se merece un 10 es en el multijugador.Que básicamente es para lo que esta hecho. Se repiten muchos modos, pero tambiénhay novedades suficientes. Tiene multiples opciones de jugarlo, ya sea Online,en red, o a pantalla partida. El modo zombie es mucho más largo y entretenido.Y sobretodo el modo “una bala en la recamara” que a pantalla partida es MUYadictivo. Lo mejor del juego. 

MiniAnálisis Max Payne 3

Después de casi una década vuelve Max Payne, el policíaatormentando por el asesinato de su familia desde la primera entrega. Y con elvuelve el primer recuerdo que tienen mis ojos del famoso Bullet Time o “TiempoBala”, incluso antes de que llegara Matrix .

 

Lo mejor que le ha podido pasar a Max es caer en manos deRockstar, creadores de grandísimos videojuegos como GTA o L.A Noire. Y que pocoa poco se van acercando a nuevos géneros. En este caso, con el género de acción,han dado en el clavo. Consiguiendo un equilibrio perfecto entre los orígenes dela saga y lo que han aportado los grandes nombres de esta generación; un sistemade coberturas heredado de Gears Of War, sin el cual ya no se concibe un juegode acción en tercera persona, y la fusión entre videojuego y espectáculo cinematográfico.

El argumento del juego, como en la realidad, transcurrevarios años después de la segunda parte. Y nos narra como Max, a través de RaúlPassos (un antiguo compañero de academia) acaba llegando a Brasil para trabajarcomo seguridad privada de una importante familia de la ciudad. Poco a poco elargumento se va complicando, y mediante FlashBacks vamos descubriendo los motivosque provocan que Max acepte el encargo. Por lo que tendremos misiones tanto en Brasilcomo en las calles nevadas de Nueva York, recordando los dos primeros juegos, gabardinanegra incluida.

Gracias a esta combinación de jugabilidad, espectáculo ytrabajado argumento, el juego se hace bastante ameno y divertido en todomomento. Si bien es cierto, que algunas fases me han resultado algo largas yrepetitivas. Y es que, pese a la variedad de escenarios perfectamente diseñadospara los tiroteos, no paramos en ningún momento de avanzar y disparar a todo loque se mueve, echando en falta un poco más de variedad de situaciones. Tambiénhe de añadir que el sistema de coberturas no responde todo lo preciso que me habríagustado: no tenemos la opción de cambiar de cobertura de forma “mas o menos” automática,y en algunos casos al personaje le cuesta mucho tiempo agacharse, provocandoque pulsemos el botón repetidamente y acabemos levantados en mitad de untiroteo.

Técnicamente el juego es una maravilla, ni un solo tiempo decarga en toda la aventura, cuidadísimas animaciones, estética impecable,diseños de personajes y escenarios fieles a la ambientación del original. Perolo que me gustaría destacar son las animaciones, tanto las del protagonista comola de los enemigos. Cada movimiento que hacemos con Max es coherente hastadecir basta, desde andar/correr, recargar el arma, cargar con el diferentearsenal, hasta los saltos en tiempo bala. Un nivel que solo he visto en Drake.(Uncharted) Este mimo porque cada movimiento sea realista también afecta a losrivales, que morirán de mil maneras diferentes dependiendo de donde reciban eldisparo e interactuando con el escenario, chocando con paredes, cayendo porventanas o  rodando por escaleras. Creandoen todo momento la sensación de que están ahí realmente y no semiflotando en elaire.

Max payne está a la altura de los grandes juegos de acción (Gearsof War y Uncharted) de la presente generación. Quizá solo un peldaño por debajopor esa pequeña sensación de que algunas misiones están estiradas pararellenar, y porque, pese al perfecto doblaje al ingles, el desinterés deRockstar por el resto de mercados de habla no inglesa, es más que evidenteincluyendo uno subtítulos diminutos imposibles de leer, tengas las pulgadas quetengas.

MiniAnálisis Saga Metal Gear Solid

Ya han pasado 25 años desde que saliera el primer Metal Gear,y trece años desde que callera en mis mano el MGS de PS. Uno de esos momentosque solo aprendes a valorar con el tiempo, ya que con trece años, aunqueaprecies la calidad, es difícil de saborear como se merece. Desde aquelmomento, Metal Gear y Solid Snake seconvirtieron en mi argumento de compra de cualquierconsola que saliera al mercado, y hasta el día de hoy.


 

Con motivo de este aniversario, he decido revivir los capítulosmás importantes de la saga. Algo que me ha llevado todo un verano, pero que hedisfrutado como nunca en esta época de escasas novedades. Gracias a estacuriosa moda de revivir los clásicos en HD, he tenido la oportunidad de teneren el mismo sistema la columna vertebral de esta increíble historia de acción yespionaje: Metal Gear Solid, Metal Gear Solid 2 Sons Of Liberty, Metal GearSolid 3 Snake Eater, Metal Gear Solid Peace Walker y Metal Gear Solid 4 Guns OfThe Partriots.  Así que decidí pasármelospor orden cronológico, para intentar absorber toda la trama y atar algunoscabos sueltos que tenia en mi mente.

La experiencia ha sido fantástica, ya que se presta mayoratención a los pequeños detalles en un segundo vistazo, sobretodo después deunos cuantos años de experiencia en este mundillo. He disfrutado con lasediciones HD de MGS3 y Peace Walker, ya que son las que más mejoras incluyenrespecto a los originales.

En la tercera entrega, la inclusión de la cámara libre con el Stick derecho consigue querejugarlo sea una experiencia completamente diferente, más cercana a los que veríamosdespués en la cuarta entrega. Algo que ya estaba incluido en la ediciónSubsistence en PS2, pero que no tuve oportunidad de probarlo en su momento. EnPeace Walker evidentemente el control con el Dual Shock y los dos Stick mejoramuchísimo la experiencia en comparación al tedioso control que ofrecía en  PSP. Y el poder disfrutarlo en el salón decasa hace que el juego gane muchos enteros. Siento decirlo, pero hayexperiencias que una portátil no puede ofrecer y este juego debería habersalido en PS3.

Seria imposible para mi quedarme con uno.  Quizás recomendaría el 3, ya que creo que esel más completo y se puedo jugar sin conocer a fondo la saga. Tengo que decirque con el 4 me he llevado una sorpresa en esta segunda pasada. Creo que es elfinal perfecto para la saga, y sin duda alguna todo un regalo para los fans. Enmi opinión, no deberían hacer ningún juego posterior a este, todas lasprecuelas… serán bienvenidas, como tiene toda la pinta MGS Ground Zeroes.

Pero sin duda alguna,el MGS de PS1 siempre tendrá un lugar especial por todo lo que supuso en sumomento, el carisma de Solid Snake, Shadow Mosses, el enfrentamiento con elPsyco Mantis leyendo nuestras Memory Cards y moviendo nuestros Dual Shock conel poder su mente, su maravillosa banda sonora… Los sentimientos a flor depiel.

MiniAnálisis Ninja Gaiden 3

Después de una temporadita desconectado de los videojuegos,he conseguido completar este Ninja Gaiden 3 a trancas y barrancas. Porque no esprecisamente uno de esos juegos que no te deja dormir…

Tras la polémica después del abandono del Team Ninja porparte de Tomonobu Itagaki todo el mundo estaba pendiente para ver que salía deeste NG3. Y como cabía esperar, siempre que uno de estos grandes geniosabandona una licencia, se lleva consigo la esencia de la misma, como ya pasocon otras grandes licencias, véase Final Fantasy y pasara con futuras, véase TheLas Guardian (al tiempo).

NG3 se a convertido en un videojuego más del montón,correcto en todos su apartados; si, pero sin la esencia que le hacía especial yque  se llevo Itagaki. Lo primero quellamará la atención a los que han jugado a las dos entregas anteriores (y ya nodigo a los fans de Ryu Hayabusa) es que el apartado técnico esta muy por debajo de la espectacularidad que poseíanlas dos entregas anteriores, seguramente le ha pasado factura el no serexclusivo, por lo de el presupuesto extra que eso supone, además de la ausenciade Itagaki. Esto se perdona a las pocas horas de jugar al juego, ya quenormalmente la acción es tan rápida que tampoco nos paramos a fijarnos en losdetalles y, para que engañarnos, salvo excepciones en PS3 esta generación ya nova a dar más de si.

Algo que sí notaremos enseguida es la brutal bajada en la clásicadificultad del juego,  acostumbrados a loendiabladas e imposibles que eran algunas de las fases de los dos primerosjuegos, esta tercera parte nos parecerá un camino de rosas. El juego nos datoda las facilidades que pululan hoy en día en este mundillo; salud que serellena después de cada combate, puntos de guardado a cada dos pasos, yenemigos con pautas sencillas de adivinar. Lo cual no debería ser algo malo, sino fuera por el nombre que lleva el titulo a sus espaldas. De hecho, yo es algoque he agradecido, ya que no tengo mucho tiempo que dedicarle a un únicotitulo. No es mi estilo. Pero si que es cierto, que siempre ha sido una sagapara los jugadores de pro, tan olvidados últimamente.

La jugabilidad y el control se siguen manteniendo igual, unalastima que nos pasemos el juego matando a los mismos 6-8 enemigos y no hayamás aliciente. Como me dijo un bueno amigo, todo el juego se puede resumir en;un vídeo, mato a todos, ando un poco, uso el ninpo (porque solo tengo uno) quelos mata a todos,  y otro vídeo.

He leído por algún análisis que se le han querido dar másimportancia al argumento en esta entrega y que por necesidades del guión solotenemos un ninpo y una espada en todo el juego, y un arco en determinadosmomentos…ya me dirás tu que escusa mas barata. Dile té eso al pobre de Kijima,no conozco mejor guion que el de MGS y a la mitad del juego paraces un tanquearmado hasta con misiles. En fin.  Si almenos la historia fuera interesante, pero ni por asomo, una mas del montón queapenas recuerdo de lo poco transcendente.

Resumiendo Ninja Gaiden 3 es un juego de acción decente,que entretiene para jugar media hora, pero que si alargamos la partidaacabaremos aburriéndonos de lo repetitivo que puede llegar a ser. De esosjuegos que te pasas jugando de vez en cuando. No defraudara al que busque algode acción directa, pero si a todo el que haya jugado a los Ninja Gaidenanteriores.