Conan La Leyenda, las nuevas aventuras del bárbaro.

 

Cuando el selloeditorial Dark Horse decidió comprar los derechos del personaje de Conan aMarvel Comics, que había perdido todo el interés en el personaje y lo tenía enel más absoluto abandono, sabían que no adquirían los derechos de un personajeacabado, ni mucho menos, si no un personaje al que le quedaban infinitashistorias por contar, tantas como fuesen capaces de imaginar los buenos autoresque Marvel no se preocupaba ya por dedicar a este personaje. Y eso fue loprimero que hizo Dark Horse, poner a Conan en buenas manos, las mejores diríayo. Así nació esta serie, Conan la leyenda, una serie increíble eimprescindible. Hoy tengo el inmenso placer de hablaros de ella.

 

El encargado deguionizar la nueva serie fue nada y más y nada menos que Kurt Busiek, guionistade gran cantidad de obras míticas como Marvels y uno de los mejores del cómicamericano actual sin lugar a dudas. Éste optó por olvidar todo lo creadoanteriormente por Marvel y narrar las aventuras del bárbaro desde su juventudcuando salió de su aldea, basándose en el personaje de los relatos deR.E.Howard, y no en el Conan ya conocido por todos. Así,presenta una serie denuevas aventuras donde, de vez en cuando, se cuelan adaptaciones de los relatosde Howard (La hija del gigante de hielo, la Torre del elefante, etc). El estilode Busiek es simplemente excelente, las historias y el personaje no pierden niun ápice de su esencia a la vez que están perfectamente adaptadas a una formade narración totalmente actual que contrasta con el estilo de la narración delas historias clásicas. Es como el Roy Thomas de hoy. Además, al contrario delo que sucede con muchos guionistas actuales cuyos cómics se leen en un abrir ycerrar de ojos, Busiek crea historias con suficiente carga de texto como paratenerte entretenido un buen rato. Entendámonos, no llega a los niveles delcómic antiguo donde cada página costaba un rato leer, pero no es ni mucho menoscomo esos cómics de ahora que, entre viñetas que ocupan toda la página o dospáginas y escenas espectaculares, te gastas dinero en el comic y lo lees en 5minutos (y además apenas cuentan nada).

El dibujo, porsu parte, corre en la mayoría de números a cargo de Cary Nord, otro pesopesado. El problema de Nord es la irregularidad de su trabajo. Me explico.Mientras que hay números bien trabajados donde deja claro que es un crack(quizás uno de los mejores dibujantes de cómics actual, para mí), en otros númerosbaja mucho el nivel. No sé si mientras dibujaba esta serie tendría otrosproyectos que algunos meses le impedían dedicarse por completo a la serie, peroel caso es que muchas veces el dibujo está poco acabado, llegando a ser enalgunas ocasiones poco más que bocetos que, de no ser por la mano del excelentecolorista de la serie que termina de darles forma apenas se entendería quérepresentan. Eso sí, su dominio de la anatomía, los recursos expresivos, etc esapabullante. El colorista, como he dicho, también es de auténtico lujo, hastael punto de que la serie ha recibido varios premios por su coloreado.

Hay quecomentar también que entre aventura y aventura del bárbaro, Busiek dedica devez en cuando algún número a narrar una historia bastante novedosa en forma deflashback, la historia del nacimiento y la niñez de Conan en su cimmeria natal."Nacido en el campo de batalla" es el título de esta historia quepoco a poco va desarrollando paralelamente al resto de aventuras con otrodibujante, Greg Ruth, que con estilo muy diferente al de Nord, mucho más crudoy realista, también ayuda a mantener el excelente nivel de la serie.

Personalmente,ésta fue la serie que me hizo engancharme a Conan, la serie que me ha llevado abuscar, comprar y leer con entusiasmo los excelentes cómics cásicos realizadospor Roy Thomas y John Buscema y algunos relatos de Howard y conocer así elmagnífico universo de Conan. La serie, editada en España por Planeta con periodicidadmensual al precio de 2 euros, es de compra obligada diría yo para todos losaficionados a Conan, a la fantasía heroica, a los cómics de aventuras, a loscómics en general, y…qué narices, a cualquiera que quiera leer las mejoreshistorias de fantasía, independientemente de que le guste el cómic o no. Quizássuene exagerado, pero creo firmemente que la calidad que de esta serie está muypor encima de lo que suelen ofrecer las series regulares que se editan mes ames donde suele haber bajones de calidad. El último número editado en España esel 28, que además, es el último que nos regala Busiek como guionista regular,así que este artículo es también de alguna forma un homenaje al trabajo de esteautor. No sé qué hará el próximo guinista, pero Busiek ha finalizado una etapa perfecta,de 10, así que si queréis un consejo, id a una tienda especializada en cómics yhaceos con la serie, especialmente con los números 1-28 de Busiek. Si yaconocíais a Conan os alegrará verlo renacido en tan buena forma, y si no…¡PorCrom, bienvenidos a Hyboria!