Batman: El Largo Halloween

Hola amigos, aprovechando que el señor de la noche está de actualidad como nunca tras la excelente película El Caballero Oscuro (podeis leer mi análisis a fondo de la peli pinchando aquí), quiero hacer una serie de entradas comentando cómics míticos de Batman, cómics que para mí son los que han ayudado a forjar la leyenda de este héroe y que son altamente obligatorios para cualquier aficionado a Batman y muy muy recomendables para cualquiera que quiera leer un buen cómic. Y es que si alguien me obligara a quemar todos mis cómics de Batman y salvar solamente dos de ellos (aunque no se quién podría tener interés en ponerme ante esa situación absurda, jajaja) tendría clara mi elección. La primera sería Batman Año Uno, y la segunda … no, no salvaría el Dark Knight de Frank Miller, salvaría el que hoy me ocupa, Batman: El Largo Halloween. Ahora os cuento el por qué.

 

 

Antes de empezar diré que si alguien tiene interés en saber más sobre el anteriormente citado Batman Año Uno, pilar básico de Batman y del cómic moderno, puede acceder a un análisis que ya realicé hace tiempo de él pinchando en el siguiente enlace: Batman Año Uno, cuando el cómic es arte.

Pero centrémonos ya en mi segundo cómic favorito de Batman, El Largo Halloween. Se trata de una miniserie de 13 números escrita por Jeph Loeb (guionista famoso que además de cómics ha participado en series como Smallville, Perdidos o Héroes) y dibujada por Tim Sale. Ambientada en los primeros años de la cruzada de Batman, concretamente justo tras los acontecimentos de Año Uno. La serie debe su nombre a que se publicó durante un año, comenzando en Halloween y terminando al año siguiente en la misma festividad, y también al hecho de que, al igual que sucedió con la publicación, narra un año en la vida de los protagonistas.

La serie trata del pacto que Batman, Gordon y Harvey Dent se auto imponen para acabar con la mafia que asola Gotham, pero todo se complica cuando, en la noche de Halloween, un asesino mata precisamente a un miembro de la familia de El Romano, el líder mafioso de Gotham. Lejos de detenerse ahí, el asesino sigue matando a tipos relacionados con la família, haciéndolo además los días festivos del año y dejando pistas relacionadas con dicha festividad, por lo que el asesino pronto empieza a ser conocido como "festivo". Los crímenes parecen favorecer a Batman, Gordon y Harvey, y por ello empiezan a dudar unos de otros a la vez que tratan de adelantarse al próximo movimiento del asesino y detenerle. Pero las víctimas siguen cayendo, en navidad, en san patrício, en el día del padre, de la madre…etc. el suspense está garatizado.

Esta es la historia a grandes rasgos, aunque dentro encierra mucho más. Jeph Loeb no es un guionista que me entusiasme, pues pese a que tiene grandes cómics como éste, también ha escrito basuras bien grandes (la serie Superman – Batman es buena prueba de ello), sin embargo, en esta serie está absolutamente sembrado. La historia está tremendamente bien planteada. Te pasarás los 13 números tratando de intuir quién es festivo, cuando pienses que ya lo sabes, un nuevo giro desmontará todo lo que creías, es simplemente genial, y todo sin trampas, simplemente hilvanando la historia con maestría y perfección. Además, en esta historia Jeph cuenta su versión de la transformación de Harvey Dent en…ya sabeis quién, y es la transformación más creíble de cuantas encontraréis. También es magistral la relación entre Batman, Gordon y Harvey, una relación que en mi opinión ha servido de inspiración para la que se muestra en la película El Caballero Oscuro. En definitiva, el guión en sí es simplemente genial, de 10.

El dibujo corre a cargo de Tim Sale, un artista muy valorado. Viñetas enormes y héroes hipermusculados que contrastan con otros pesonajes no heroicos con un estilo muy alternativo, no muy propio del cómic americano. En definitiva es un dibujante muy particular, que para mí funciona mejor dibujando mafiosos y gente normal que superhéroes, pero es sólo mi opinión.

 

 

Este maravilloso cómic dio pie a dos continuaciones. Una de ellas es "Batman Dark Victory", más centrada ya en Dos Caras, pero también con un asesino en serie que deja pistas. Un cómic excelente pero que quizás no está a la altura de El Largo Halloween, quizás en parte porque trata de seguir exactamente el mismo camino, y no resulta tan fresco. Otro es "Catwoman, Si vas a Roma", situado entre los otros dos y centrado en un viaje de Catwoman a Roma donde tratará de averiguar partes desconocidas de su pasado y su relación con el mafioso El Romano. Un cómic excelente también, sin duda. Todos ellos con los lápices de Tim Sale.

Ésta obra maestra del cómic la podéis encontrar en cualquier librería especializada, pues no hace mucho Planeta la editó en un fantástico tomo recopilatorio al precio de 25 euros. Puede parecer caro, pero el tomo tiene 400 páginas y os lo aseguro, mucho mucho arte. También estan editadas las anteriormente citadas "Batman: Dark Victory" y "Catwoman, Si vas a Roma", aunque deberíais haceros primero con El Largo Halloween, sin duda. Si quereis una historia de investigación ambientada en el oscuro y peculiar universo de Batman, de sus villanos locos y de las mafias de Gotham, El Largo Halloween os resultará simplemente perfecto. Si queréis una buena historia sobre la transformación de Harvey y cómo afecta todo ello a su amistad con Batman y Gordon no la encontraréis mejor. Si sois de los que pensais que ya sabeis quién es el asesino…esperad hasta la última página de esta historia, pues la maestría de Loeb en este cómic te reserva sorpresas hasta la última viñeta. Batman: El Largo Halloween, un cómic muy muy recomendable. Larga vida al Señor de la Noche!!!

 

Nota: Próximamente será el turno de Batman Black and White.