Tomb Raider: Underworld, mi opinión.

Bueno amigos, tras mucho tiempo sin actualizar el blog por problemas de tiempo (algo que por desgracia será habitual de aquí en adelante), por fín retomo esta sana práctica con mi opinión sobre la última aventura de la arqueóloga-aventurera-millonaria-modelo más famosa del mundo (es que lo tiene todo esta chica). Me refiero, por supuesto a Lara Croft, y a su último videojuego Tomb Raider: Underworld, que lleva una semana en la calle (bueno, en las tiendas, yo por la calle tirado no me he encontrado ninguno). Ya sé que todos los medios especializados han publicado su análisis, sus impresiones, pero falto yo!!! Así que voy a explicar qué me parece a mí este producto y a dar unos consejillos. Cargad vuestras pistolas, haced unos estiramientos de piernas y preparaos para saltar a través de yacimientos arqueológicos de medio mundo.

 

 

El argumento de este Underworld retoma la historia donde la dejó el último capítulo, Legends (ya que realmente el último, Anniversary, era un remake del primer Tomb Raider), con Lara tras la pista de su madre, pero su aventura no la llevará de los Apeninos a los Andes como al pobre pobre Marco y su mono Amedio, sino que ella irá en busca del martillo de Thor, recorriendo varios lugares relacionados con el inframundo de las culturas antíguas. La historia no es como para darle un Oscar, todo sea dicho, y está llena de topicazos, pero al menos sirve de hilo conductor para que Lara visite lugares realmente bellos e interesantes, así que cumple a la perfección.

Gráficamente … en mi opinión tiene altibajos. Los escenarios en ocasiones os sorprenderán por su belleza y su grado de detalles, haciendo excelente uso de la luz, recreando las texturas de los objetos con gran realismo, en general se trata de escenarios bien representados, realistas, sugerentes, evocadores y abiertos, pero muchas veces, precisamente por ser tan abiertos, el motor gráfico se resentirá y notaréis tirones, especialmente cuando se todo se junta con efecto de lluvia o conducción veloz de motos. Los personajes por otra parte no se adaptan bien a la nueva generación. Sus modelados parecen de PS2, la textura de sus ropas del todo estáticas y artificiales, y la textura de la piel es la auténtica asignatura pendiente tanto de este juego como en general de la actual generación. Las caras brillan exageradamente. No me cansaré de decirlo, LA GENTE DE NORMAL NO BRILLA, por espléndido que sea uno. Está bien que la luz se refleje, pero una cosa es que haya efectos de luz que se reflejen en la piel y otra cosa es que las caras brillen con destellos, como ocurre en este juego y en muchos otros de esta generación. Queda antinatural. Ni a la Preysler en los anuncios de bombones le brilla tanto la cara como a Lara Croft, señores. Tirón de orejas.

 

 

Entrando en la jugabilidad en sí, hay que reconocer que el juego engancha como él solo si te gusta la exploración. En cierta manera recuerda mucho a los primeros Tomb Raiders en el sentido de que los escenarios son muy abiertos, muy bien planteados, imaginativos y amplios. Los puzles retan a la inteligencia del jugador, son grandiosos y algunos de ellos requieren tiempo, inteligencia, habilidad y un largo recorrido para ser resueltos, como en los primeros capítulos. A su vez, el control, los movimientos y los avances realizados en el anterior capítulo, Legends (la cuerda y otros movimientos) siguen presentes. Quiero recalcar que, como ya he dicho, es en juego que reta a tu capacidad de observación, de deducción, que te obliga a hacer caso de tu intuición en ocasiones, que requiere de tu habilidad en las plataformas para llegar a ciertos lugares…En definitiva, un buen juego de aventuras arqueológicas, un buen Tomb Raider.

Hay que decir también que la cámara no responde como debería, y a veces te deja vendido, aunque tampoco es tan grave como lo pintan en los análisis de algunos medios. También tengo que hacer una advertencia importante para aquellos que estén jugando a vayan a hacerlo. No quiero cargar contra sus desarrolladores, pero es un juego con más de un bug grave (alguno ya ha sido reconocido oficialmente, en la versión de Wii creo, pero os aseguro que hay más), me refiero a bugs que pueden hacerte perder una partida entera si no tienes varias partidas guardadas en varios puntos. En concreto yo me he encontrado dos graves, de los que te dejan sin poder seguir. Uno de ellos me obligó a volver a empezarme el juego, porque no tenía más que una partida guardada y esa partida ya contenía el error, y el otro afortunadamente pude salvarlo gracias precisamente a tener varios puntos guardados, así que mi consejo es que guardeis alternativamente en varios archivos, que tengáis varios puntos para volver a empezar, porque, sea por las prisas del lanzamiento, por lo complicado del multiplataforma o por lo que sea, este juego tiene fallos de código.

En conclusión (y bugs aparte), Tomb Raider: Underworld no inventa nada nuevo, eso es cierto, y hasta cierto punto, reprochable, pero también hay que decir en su favor que pese a no inventar nada, lo que hace lo hace muy muy bien, y eso es de agradecer. Tiene fallitos, pero son perdonables, porque en general los puntos positivos acaban imponiéndose. Si os gustan los juegos de Lara éste os gustará (en mayor o menos medida). Es bonito, interesante, y mantiene toda la esencia de la saga. Así que acompañad a Lara de nuevo en esta nueva aventura … Ah!!! Y mirad hacia delante, dejad de mirarle el culo a la muchacha, que os vais a despeñar por un acantilado!!!

Mi puntuación: 8