Robotizarse o morir.

El futuro está aquí amigos, aquí mismo, la segunda puerta a la derecha (como el baño). Las escenas de ciencia ficción que imaginaron grandes mentes pensantes como Asimov o Masamune Shirow en su popular obra Ghost in the shell son ya una realidad. ¿Que por qué digo esto? Porque hace unas pocas semanas saltaba la noticia de gente que estaba empezando a ponerse implantes electrónicos en el cuerpo así porque sí. Puertos USB, webcams, de todo. ¿Será éste el siguiente paso en la evolución? ¿Construir nuestro propio cuerpo? Y no, no me refiero a lo que hacen Cher o Yola Berrocal. Pensemos en todo esto…

 

 

Pues sí, amigos, parece que un informático que perdió un dedo (a saber dónde lo tendría metido, seguro que estaba desatascando la impresora, jaja) iba a ponerse uno de mentira cuando el colgado de su médico le dio la fantabulosa idea de ponerse un puerto USB. Sí, como suena. Pero lo peor no es eso, lo peor es que parece ser que el chaval estaba tan colgado o más que el médico, porque aceptó. ¡Toma ya, a ver quién es más tonto de los dos! Pero aún hay algo más triste, y es que parece que el tipo se ha implantado en el dedo (o en el hueco donde debería haber un dedo) una memoria de 2 míseros Gb de capacidad. El tío se ha lucido, ¿eh? Seguro que se fue al Mediamarkt con unos durillos en el bolsillo a buscar su nuevo dedo (surrealista, ¿no?) y empezó a ver memorias y se echó mano a la cartera… "Mierda, no me llega para la de 8Gb, no tendría que haberme comprado ese bollycao"… jajajaja. Pero qué rata… Espero que al menos se la haya comprado válida para el puñetero Windows Vista, ya que estamos.
 
Pero no es el único caso, parece que otro tipo que perdió un ojo ha decido ponerse una webcam dentro de su nuevo ojo de cristal, y no solo eso, sino que se habla de la posibilidad de hacer un documental sobre el día a día del tipo éste desde dentro (nunca mejor dicho). En todo caso si se decide a hacer el documental y no quiere quedar fatal supongo que tendrá que dejar de mirarle el escote a las vecinas, igual que tampoco debería mirarse sus partes mucho cuando esté en el escusado… y por cierto, si no quiere que el público lo vea… ¿cómo sabrá cuándo tiene limpio el…? Bueno mejor dejémoslo. Creo que habría documentales más interesantes que la vida del colgado éste.
 
Pero lo realmente importante es el mundo de posibilidades que abre todo esto. Robotizar nuestro cuerpo… qué interesante, y al mismo tiempo, ¡qué miedo! ¿Qué sería lo primero que acoplaríais a vuestro cuerpo? Quizás una impresora conectada a mi cerebro para imprimir mis pensamientos a todo color. La cuestión es por dónde saldría el papel. Sí, ya sé lo que estáis pensando, pero creo que habría soluciones más elegantes que tener que bajarse los pantalones para recoger el papel. También sería útil un scanner, para escanear todo lo que vemos y guardarlo en el disco duro, así no haría falta estudiar tanto. Pero para ello sería necesario la pieza clave, substituir nuestro anticuado cerebro por un Disco Duro de tropecientos Gigas que pueda guardar archivos de cosas útiles: imágenes, texto, música, politonos para el móvil, emoticonos para el msn…
 
Peo claro, todo esto puede ser problemático. Cuando algo se nos estropee me imagino lo que pasaría. El típico informático que no tiene ni idea de dónde está el fallo y empieza a desmontar pieza por pieza y a probarlas hasta dar con el problema. Es decir, que nos desmontarían cada dos por tres. ¿Y si después nos montan mal? ¿Y si nos ponen por error el disco duro de otro y perdemos nuestros recuerdos, nuestras fotos chorras de aquella cena, nuestros contactos del facebook o nuestras contraseñas del correo electrónico? Entonces no podremos ver nuestro correo, no podremos pasarle a trescientas personas el último e-mail en cadena que nos ha llegado y quizás nos lleguen 100 años de mala suerte por eso, o lo que es peor, quizás entonces ese niño cuya vida depende de que pasemos el e-mail jamás recibirá su trasplante… ¡Noooo!
 
En definitiva, el progreso da miedo amigos, por eso pensaos muy muy bien qué implantáis en vuestro cuerpo. Aseguraos de pasarle bien el antivirus a todo para no constiparos y si os da error un dedo, un ojo o el miembro viril enviad un informe de errores a Microsoft. ¡Ah! Y aseguraos de que vuestros nuevos ciber-órganos son compatibles con Windows Vista, que si no os puede dar un colapso, jajaja. Hay que ver cómo está el futuro. ¡Que Crom os proteja de la tecnología!