SOY MASOCA. Disfruté jugando al Punisher de Mega Drive.

Siguiendo con la iniacitiva que propuse el otro dia, la iniciativa: "SOY MASOCA. Disfruté jugando al…", cuyas bases para participar podéis leer pinchando aquí, hoy escribo con algo de retraso mi propio artículo dentro de esta iniciativa en la que ya preveo que la participación será desgraciadamente nula dada la cantidad de cosas que hacer que tenemos todos en estas fechas. No obstante la iniciativa seguirá abierta para todo aquel que, como yo haré ahora mismo, quiera sincerarse y reconocer que disfruté jugando a algún juego bazofia con un artículo de humor. Así que allá voy.

Amigos, SOY MASOCA. Disfruté jugando al Punisher en su versión Mega Drive…

Para empezar hay que aclarar que Punisher es un pedazo de beat´m up de Capcom (de la época dorada, junto con otros como Captain Comando, Knights of the Round, Final Fight…) de una calidad considerable que gozó de gran éxito y reconocimiento en su versión recreativa. El problema es que a Capcom le dio por hacer una versión para Mega Drive, la consola de 16 bits de Sega, y la verdad, no parece que la gente de Capcom tuviese realmente un gran interés en hacer una conversión digna.

La carátula ya era un presagio de lo que íbamos a encontrarnos en el juego. ¿Estais preparados para verla? Pues venga.

 

 

Jajaja, qué fuerte. Increíble el careto del pavo, ¿no?  Menos mal que estábamos hablando de Punisher, un personaje de cómic para cuya portada podrían haber utilizado más de una ilustración de calidad de algún dibujante bueno. Pero, ¿para qué? esta portada refleja mejor el auténtico motivo de la mala leche de Punisher, un estreñimiento crónico. Pero bueno, una portada es solo una portada, y en aquella época las portadas en muchos casos y salvo honrosas excepciones no eran precisamente una demostración de arte, pero hablemos del juego en sí.

La versión de Mega Drive del Punisher de Capcom parecía estar basada en cualquier juego menos en el Punisher de Capcom. Los personajes eran enanitos, los escenarios tenían menos colores que el parte del NODO, la música era un castigo para los oídos. Aquí os dejo unas imágenes para que comparéis la versión original de la recreativa con la versión Mega Drive. ¿Adivináis cuál es cuál?

 

 

Difícil, ¿verdad? Y más sin comodines. Si no acertáis ahora podéis recuperar en Septiembre.
 
Para más guasa, la versión estaba capada. Se eliminaron algunos tipos de enemigos, las malvadas féminas aparecían considerablemente más tapadas que en la versión original, el resultado era que te pasabas todo el juego matando a los mismos 4 o 5 enemigos una y otra vez. Además, los enemigos finales venían a tener el mismo tamaño que los enemigos normales, por lo que sólamente sabías que estabas en el jefe de final de fase porque el enemigo no era uno de los 4 o 5 de siempre y porque la música se ponía más pesada y cargante si cabe intentando crear atmósfera de tensión.
 
Pero entonces, ¿por qué me pasé tantas y tantas horas con este juego? A ver, analizaré este fenómeno. Lo cierto es que, pese a sus múltiples y variadas carencias en el fondo tenía una mecánica similar al original (mecánica consistente en machacar enemigos a lo Bud Spencer no muy dificil de copiar, por otra parte), por lo que jugablemente no estaba taaan alejado. También hay que tener en cuenta que a mí este tipo de juegos me gustaban mucho, y que daba la casualidad de que no tenía ninguno para mi Mega Drive de este tipo, porque los Street of Rage nunca estuvieron en mi estantería. Así que un día me regalaron este juego y me lo pasé tropecientas veces. Además, enganchaba más si jugabas con alguien (el segundo jugador llevaba a Nick Furia, personaje de idéntico manejo), y en mi caso me lo pasé muchas veces o bien con mi hermano o bien con un colega que también se lo compró (para que veáis que hay más de un masoca en el mundo).
 
En fin, ahora que he reconocido esta pequeña  mancha en mi expediente me siento mucho mejor. Os animo a todos a escribir sobre ese pequeño bodrio de juego odiado por todo el mundo y por la crítica pero que ha conquistado o conquista actualmente vuestro corazón y vuestras horas de ocio.
 
¡Ah! Y si tenéis tiempo pillad este Punisher en algún emulador de Mega Drive y lo veis, y si podéis pillarlo en emulador de recreativa y en el de Mega Drive comparad y veréis qué cambio, jajaja.  Pues nada, a ver si hay más gente que se sume a la inciativa… ¡SOY MASOCA!

Iniciativa Gamefilia: «SOY MASOCA, Disfruté jugando al…»

Hola, amigos, hoy vengo con una iniciativa que puede ser divertida y a la que os invito a sumaros. La iniciativa: “Soy masoca. Disfruté jugando al (juegoX)”. Me explico.
 
A todos nos ha pasado que hemos dado con un juego la prensa lo ha puesto a parir, la gente lo odia, incluso nosotros mismos objetivamente sabemos que es malo de cojon…de narices… pero no podemos evitar que nos guste y nos pasamos horas y horas con él. Pues bien, ¡HA LLEGADO EL MOMENTO DE HOMENAJEAR A ESOS JUEGOS!

Ha llegado el momento de dar un paso adelante y reconocerlo públicamente.  Vale, lo reconozco, ¡¡¡SOY MASOCA, DISFRUTÉ JUGANDO AL (xxx)!!!

Para homenajear a estos juegos propongo realizar una entrada sobre el juego en cuestión en la que, en tono humorístico, por supuesto, analicemos por qué el juego era tan malo y sobretodo por qué a pesar de todo nos gustaba, las experiencias que tuvimos con él, las horas que le echamos…

Por si al final resulta que la idea gusta y os apetece participar porque estáis hartos de tener que esconder vuestro amor loco por ese juego voy a poner unas cuantas reglas para así después poder elegir qué artículo nos ha parecido más gracioso, más irónico, o para elegir quién de nosotros es el más masoca de todos por haber disfrutado con semejante bodrio de juego, jejeje. Haremos lo siguiente:

1. Escribid lo que queráis y como queráis, pero para entrar en la votación aseguraos de que el artículo lleva por título el nombre de la iniciativa, es decir: “SOY MASOCA, Disfruté jugando al (título del juego)”

2. Publicad artículos cuando os apetezca, pero para entrar en la votación enviadme mediante mensaje privado el link a vuestro artículo entre hoy 28 de mayo y el próximo 10 de Junio. Dos semanitas para pensar y escribir, jeje. Así después recopilo las entradas cuando finalice el plazo y pongo las votaciones.

3. Vale cualquier juego, de cualquier generación de consolas, de PC, de portátiles. Tampoco importa si alguien ha escrito ya sobre ese bodrio de juego que tanto te gusta, escribe tu artículo igualmente y explícanos por qué carajos te gusta a ti, jaja.

4. Sé irónico, se trata sobre todo de reírse de uno mismo sin problemas y de aquello que nos gusta, que el buen humor es lo más importante.

No hay más normas, que cada uno le dé al artículo el estilo y la forma que mejor le parezca.

Pues nada, amigos, dicho esto os emplazo a mañana, día en que confesaré mi masoquismo publicando un artículo sobre mi juego-basura preferido. Por supuesto mi propio artículo no entrará en las votaciones. Pues ala, que Crom guíe vuestra pluma para escribir un buen artículo (porque los escribís a pluma, como yo, ¿no?) y que sigáis disfrutando de ese truñaso de juego de vuestros amores. ¡PERO PARTICIPAD, HOMBREEE!

 

Telejusticia.

Hola, amigos. Como hace mucho tiempo que no me meto con ningún programa de la tele (estoy perdiendo facultades) hoy vuelvo a la carga. Y es que telecindo desde hace poco emite una nueva bazofia de proporciones colosales que ha llamado poderosamente mi atención. No es de extrañar, telecinco y bazofia son dos términos muy estrechamente relacionados, y este nuevo programa no hace más que estrechar dicha relación. Hablo, cómo no, de "eso" que emite ahora telecinco antes de que Hilario Pino salga a aprender a leer mientras trata de enganchar tres palabras seguidas en los desinformativos, un programa llamado… "De buena ley".

Este “peaso pograma” no es más que un remake del que presentaba Ana Rosa Quintana (más conocida como A.R. y grande entre las grandes) hace ya la tira de años y que se titulaba “Veredicto”. Se trata de una parodia de la justicia (como si la justicia española no se bastase ella solita para ser una parodia) en la que se representa un juicio. Dos personas van a contar un problemilla que les enfrenta, problemillas de todo tipo, claro está: infidelidades, morosidad, ruidos nocturnos, todo ello aderezado siempre con una situación o un condicionante morboso (si no hay elemento morboso Telecinco se niega a tratar dicho problema, claro está). Un señor con toga negra, pajarita y un martillo que se supone representa a un juez (porque como todos sabemos cualquiera que vista toga y tenga un martillo en la mano es juez, y más si lleva pajarita) escucha a las partes y una vez el caso se ha expuesto se retira a deliberar, aunque más que a deliberar se retira para que empiece el auténtico bochorno del programa, el debate con el público sobre el caso expuesto.

Antes de continuar quiero tratar una cuestión: ¿por qué hacen programas con actores y además no se esfuerzan ni lo más mínimo en disimularlo? ¿Cómo tienen la caradura de menospreciar tanto la inteligencia de los espectadores? Todo esto lo digo porque no me cabe la menor duda de que los que van a exponer su caso han de ser necesariamente actores. Vamos a ver, ¿quién puede ser tan absurdo como para acudir a la tele a solucionar un problema legal? Es como decir: “Tú y yo tenemos un problema, pero en vez de solucionarlo entre nosotros o acudir a la justicia ordinaria de forma discreta vamos a la tele a contarlo, para que miles de personas nos vean, para que nos vean nuestros vecinos, familiares y amigos y para que se enteren todos de si te acostaste con mi hermana o si me debes dinero del que te dejé para pagar tus deudas del Bingo”. Muy lógico, sí señor. Me niego a pensar que hay gente que haría eso, me niego a pensar que hay cabezas humanas (o de la especie que sean) que funcionen así.

Recuperando el hilo de lo que decía antes, luego comienza el debate con el público, donde otra tanda de actores interpretando a personajes estereotipados al cien por cien defienden las más variopintas posturas. Digo que son actores porque todos los días son los mismos y porque además son tan malos actores que son incapaces de disimularlo. Tenemos la diversidad propia de Telecinco (o lo que ellos entienden por diversidad, es decir, personajes estereotipados al máximo), un gay súper pluma, una mujer que debe ser la más creyente del mundo y TODO lo relaciona con Dios, un joven mascachapas, el típico cachas idiota, una rubia tonta del culo, la típica señora mayor sobrepasada por lo rápido que avanza la sociedad, etc. Durante el debate algunos defienden las chorradas más inmensas que podamos imaginar sólo para que haya división de opiniones, y vemos salir de algunas bocas comentarios que le hacen a uno sentir mucha, mucha vergüenza ajena. En serio, si tenéis estómago ved el programa un par de días y sabréis a qué me refiero. Así es como representa Telecinco a la sociedad, sí señor, y así es como se supone que trata de hacernos creer que ésas son opiniones de gente de la calle normal y corriente.

Para finalizar el juez vuelve y dictamina una especie de sentencia vagamente basada en algo que recuerda a las leyes de este país y el programa termina. Pero antes de terminar éste artículo quisiera volver a plantear dos de las cuestiones que planteé antes: ¿por qué hacen programas con actores y además no se esfuerzan ni lo más mínimo en disimularlo? ¿Cómo tienen la caradura de menospreciar tanto la inteligencia de los espectadores? La respuesta es sencilla.

Pueden permitirse el lujo de hacerlo porque miles de personas lo ven. Porque aunque todos sabemos que es una puñetera bazofia bochornosa fruto de una cadena de televisión decadente, muy pocas personas son capaces de apagar la tele. Luego dirán que si no lo ven, que sólo está puesto (como ocurre en mi casa), pero ya está bien de excusas, apaguemos la tele ante espectáculos de esta guisa si queremos que la programación cambie. No es obligatorio que la tele esté encendida, si unos señores directivos de cadenas insultan a nuestra inteligencia (que es lo que hacen) y no nos gusta nada de lo que hacen en cualquier otro canal es preferible apagar la tele antes que darles audiencia y que sigan con esa política.

En fin, como el artículo ha quedado menos humorístico de lo deseable debido a lo mucho que me enciendo cuando hablo de cadenas de mierda no quisiera despedirme con este mal sabor de boca. Al fin y al cabo el programita sólo dura media horita, y después podemos deleitarnos con el analfab… estoooo… con Hilario Pino y esa mujer satélite en los desinformativos, y después tenemos un repaso a lo último de Supervivientes y de Operación Triunfo, que es súper importante, y luego más tarde el programa ese de la mujer dentuda: subnormales y subnormalas y viceversa (o algo así), y por la noche las siempre interesantes riñas de escenas de matrimonio… Si es que me quejo por quejarme, lo de Telecinco es programación comprometida y cultural, sí señor. ¡Que baje Crom y la aguante, si tiene estómago!

Por si vienen visitas.

Recibir visitas no siempre es agradable, ¿verdad, amigos? Siempre tienen la curiosa capacidad de presentarse en casa cuando menos te apetece (ese día que llevas horas pensando en llegar a casa y ponerte una peli, o ver tu serie favorita, tener intimidad con tu pareja o viciarte a tu juego…). Pero lo malo es que, encima de que te molestan, tienes que jod… y mostrarte amable. Así que les preguntas si quieren beber algo (agua, coca-cola, vinagre, amoniaco…) y abres el armario a ver qué puedes ofrecerles. Entonces encuentras tu salvación, aquella caja de galletas que compraste… por si venían visitas.

 

 

Y es que ¿quién no ha comprado alguna vez un surtido de galletas como éste? Es el producto estrella de las visitas y está presente en muchos armarios de cocina y despensas. Eso quiere decir que nos gustan mucho, ¿no?… Bueno, quizás no tanto.

Seguro que habrá a quien le gusten, pero yo he preguntado a mucha gente y es mucha la coincide en que, o bien no le gustan o bien no suelen hacerles ni caso cuando las ven. Y es comprensible, cuando abres un paquete de estos te encuentras con una serie de galletas inspiradas muchas veces en otros productos (hay como filipinos, barquillos de chocolate, etc…) pero cuando te las llevas a la boca tienen un sabor bastante insulso. Además solamente hay tres o cuatro galletas de cada tipo, así que si encuentras una que te gusta mucho (cosa bastante difícil) enseguida te quedas con ganas de más. Conclusión, si fuera para nuestro consumo no las compraríamos prácticamente nunca, sin embargo, ¿por qué están presentes en tantos hogares? La respuesta es evidente, no son para nosotros, sino para el enemigo.

Cuando llegan las visitas anteriormente mencionadas a tu casa y te encuentras con que hay un paquete de estos en tu armario que compraste en alguna fecha muy lejana en tu memoria miras la fecha de caducidad. Te dices a ti mismo que no se van a morir, que cinco meses caducadas no es para tanto, así que las sacas junto con los cafés (y el vaso de amoniaco que pidió alguien) y te sientes súper súper orgulloso de lo buen anfitrión que eres. Visto así estas galletas son geniales, te salvan de un apuro, pero ahora veamos el tema desde el otro lado.

Cuando llegas a casa de alguien a visitarle (has elegido ese día porque sabes que echan su serie favorita y así se jode, claro) y te saca estas galletas le dices que no tenía que haberse molestado (aunque piensas que vaya cosa, que tú también tienes un paquete de esos en tu casa que compraste… una vez… hace mucho tiempo). No te apetece pero nada nada coger una, pero no vas a hacer el feo, así que te arriesgas con la parece menos insulsa. La pruebas. Joder. Si estuvieses en tu casa la escupirías, pero en casa de otro no vas a hacerlo, claro está. Para quitarte el mal sabor de boca coges otra que parece que está algo mejor. La pruebas. Vaya, esta no está mal del todo, así que vas a coger otra. Pero no quedan, porque todo el mundo ha cogido la misma, la única que está medio buena, y como solo hay tres o cuatro de cada…

La conclusión de todo esto es… vaya amigos más cutres que somos, que les damos a las visitas lo que normalmente no nos comeríamos nosotros. Pero la culpa es de las visitas, que tendrían que avisar al menos una semana antes de que van a aparecer para que puedas encargar una tarta, un pastel o preparar unas galletas caseras.

En fin, como siempre digo todo esto es en tono humorístico, espero que ningún ejecutivo de ninguna marca de galletas me eche encima a los perros. Pero es que podrían currarse más las cajitas estas, hombre. ¡Que baje Crom y se las coma él, que tiene estómago!

 

Reestructuración de blog

Dado que he obsevado que la lista de mis artículos de opinión empezaba a ser larga he decidido agrupar los artículos por años creando un archivo de artículos de opinión donde he metido todos los de 2008. Ahora al acceder a la sección "ARTÍCULOS DE OPINIÓN" encontraréis un link con el archivo de 2008 y a continuación todos los que he publicado desde que comenzó 2009. Así vamos poco a poco organizándolo todo bien, jeje. Un saludo, amigos!!!
 
Por cierto, nadie se suma a la iniciativa gamefilia de: "EL ORIGEN DE NUESTROS NOMBRES". Es divertido y se aprende, jeje.
 
 

Artículos de opinión 2008

– La pregunta maldita: ¿Qué haces en Nochevieja?

– Juguetes navideños.

– La fauna del tren. Crónicas de la clase turista.

– Informativos basura.

– La dificultad en los juegos del pasado.

– ¡¡¡10.000 visitas!!! Gracias a todos.

– Publicidad de risa.

– Fascinantes fascículos.

– Agosto, el mundo paralizado.

– Por fín la nueva generación.

– La Alhambra, mi viaje a Granada.

– Maravillas de la teletienda.

– Nouvelle cuisine, o el arte de pagar por pasar hambre.

– Vaticano y marcianitos, por fin la reconciliación.

– Tonos, politonos y desesperación.

– Concursos, concursantes y otros extraños misterios.

 

¡¡¡1er Aniversario del Blog!!!

Bueno amigos, hoy por fin este humilde blog cumple un año. Hoy hace un año que me uní a esta gran familia, y con esta entrada especial quiero compartir con todos vosotros este momento y hacer balance de todo lo ocurrido. ¡Vamos allá!

 

 

Hoy hace un año estaba una de mis tantas tardes libres en mi casa en Málaga (los que me conocen saben que ese año tenía muuuchas tardes libres, jeje) cuando decidí entretenerme viendo las opciones que Meristation daba para crearse un blog. Entré por curiosidad, en realidad no pensaba que fuera a hacerme un blog, pues siempre he sido bastante negado para la informática y muy poco dado a meterme en “los últimos gritos en redes sociales” (sí, a día de hoy aún no tengo tuenti, y tengo un perfil de facebook que me hicieron y al que no hago ni caso). Pero la cosa es que fui viendo lo fácil que era personalizarlo a mi gusto, lo chulo que quedaba y la posibilidades que me daba de escribir lo que quisiese y expresarme. Así que fui haciendo fui haciendo y unas horas después tenía un blog que me parecía bastante decente.

No sabía qué enfoque darle (tampoco me lo había planteado). Pensando en ello se me ocurrió que me apetecía hablar en él de todo aquello que me gustaba (videojuegos, cómics, cine…) pero que también me apetecía mucho escribir artículos a medio camino entre la crítica y el humor (no quería un blog serio, eso lo tenía claro). Decidido, el blog tendría varias secciones, una de opinión, otra de videojuegos, etc… así que me lancé a crear el bloque de secciones donde se podría acceder a cada artículo por categorías. Mmm, la cosa iba mejorando.

Después pensé que quería que cada artículo tuviese una cabecera que indicase la temática del artículo. Pensé que podría ser gracioso ponerme a mí mismo gritando el nombre de la sección mediante un bocadillo de cómic, así que me fui al photoshop, apliqué un filtro tipo cómic a mi foto (para que no me veáis exactamente tal y como soy, porque podríais asustaros mucho) y me coloqué los diferentes bocadillos. Y la verdad, es una de las cosas que más me gusta del blog, jejeje.

Esa misma noche me fui a tomar unas cervezas (por si a alguien le interesa).

A partir de entonces empecé a escribir de vez en cuando, a ir llenando de contenidos este pequeño espacio personal, y descubrí que me gustaba tener un blog. Empecé a ver los blogs de otros usuarios, a ver que ésta era una comunidad activa en la que me sentía a gusto.

Durante este año he publicado unos 27 artículos de opinión en clave de humor, 9 reseñas de cómics, 11 críticas a videojuegos y 7 comentarios sobre cine o series. También he publicado un relato de fantasía heroica (que pronto volveré a publicar con unos retoques, por eso no pongo enlace). Y esto es solamente el principio. Por supuesto quiero seguir escribiendo sobre todos los temas anteriormente mencionados, y  además tengo un par de relatos en mente para este año, y todo lo podréis leer aquí, así que ¡no dejéis nunca de visitarme!

He pensado en aprovechar el aniversario para cambiar el aspecto gráfico del blog, pero tras pensarlo mucho (unos 9 o 10 segundos) he decidido que prefiero dejarlo como está. No es perrería, es que yo enseguida le cojo cariño a las cosas, y me costaría mucho cambiar algo. Sé que podría molar más, pero a mí más o menos me gusta como está y la verdad, me he acostumbrado a esta estética. Se queda así, decidido, aunque si tenéis alguna sugerencia o realmente pensáis que es horroroso hacédmelo saber sin cortaros con un comentario, ¿eh? Que no me enfado (normalmente).

Para finalizar esta entrada especial de aniversario solo me queda dar las gracias a todo el que ha entrado alguna vez en el blog o ha comentado algún artículo. Espero que independientemente de las veces que hayáis entrado siempre os hayáis encontrado a gusto aquí y espero haber sido capaz de sacaros alguna sonrisita al menos. El Territorio Cimmerio de Raowülf sigue un año después abierto para que entréis y salgáis cuando os plazca y para que juntos sigamos divirtiéndonos. Gracias a todos y… ¡¡¡seguimos leyéndome este año!!!

(Por favor, si alguien tiene cualquier sugerencia para mejorar el blog en su aspecto, o con nuevas secciones o lo que sea que no se corte y me deje un comentario)

Siente el odio: Medusas del Castlevania.

 
Bueno amigos, hoy me sumo a la divertida iniciativa de Ellolo17 para hablaros de uno de mis personajes de videojuego más odiado, las cabezas de medusa presentes en todas y cada una de las entregas de la saga Castlevania. Dios, es nombrarlas y ya me tiemblan las piernas…
 
Los aficionados a esta fantástica saga de juegos sabrán lo odiosas que son estas criaturas, ¿verdad? Yo creo que no se han perdido ni una sola entrega de la serie, y son herederas de una antigua tradición en el mundo de los videojuegos (antigua y con muy mala sombra), la tradición de poner un enemigo que no importa lo que hagas… te va a matar sí o sí. ¡Qué tiempos aquellos!
 
¿Por qué siento el odio total hacia las medusas? por lo siguiente:
 
1. Aparecieron en la primera entrega de la saga, seguramente por obra de algún programador frustrado cuya vida era lamentable y el cabrón decidió que quería amargar la vida a los demás. Pero lo peor de todo es que se ve gustó, porque desde entonces no se pieden entrega. Aquí está la prueba.
2. Siguen una trayectoria imposible de calcular, que comprende toda la pantalla y que no importa dónde te metas, al final te encontrarán, nunca se es lo suficientmente bueno para librarte de ellas. Su inteligencia artificial jamás ha sido superada (ríete tú de que si los enemigos del Metal Gear siguen tus huellas o se organizan en grupos… los enemigos del Metal Gear son retrasados mentales en comparación con estas pérfidas criaturas). 
Quizás seguirá esta trayectoria, pero no te fíes, es lista y mala.
 
3. No importa cuántas mates, siempre salen más y más. Eso se debe a que en todos los castillos de drácula hay un generador de medusas, igual que hay aire acondicionado o una máquina de hacer pan. Es indispensable, ¿si no qué mierdad de castillo es?
 
4. Cuando te dan (y te dan un par de veces cada 10 segundos) hacen que tu personaje retroceda unos pasos, y eso el 90 % de las veces provoca que caigas por un precipicio, muchas veces incluso a un fondo lleno de pinchos (sobretodo en los primeros capítulos). Dios, es que no pueden ser más malas.
 
5. Las hay de diferentes colores, para tocar más las pelotas. Se ve que que los programadores decidieron que ya que iban a llenar secciones enteras del castillo con estos seres despreciables al menos querían darle un aire colorido. El resultado es que, cuando aparecen, parece todo una feria, para que te confíes, pero ése es el error más grave que puedes cometer…
6. ¿De qué mierdas se ríen? ¿Es que no se han visto? Sólo son una cabeza roñosa con serpientes en el pelo y van partiéndose de risa… eso es no tener complejos. Me indignan.
 
7. ¿A dónde leches irán?
 
8. Con esa forma de moverse te hacen plantearte dos estrategias. ¿Intento matarlas o intento avanzar esquivándolas? Matarlas es tontería, aparecerían más hasta aburrirte, intentar esquivarlas es una quimera. Haz lo que quieras, cualquier opción es mala.

En definitiva, las odio, las odio y las odio. Cuando llego a la típica sección del castillo en que aparecen me dan muchas ganas de renegar del juego y pegarle una patada. A veces he probado a quedarme en una esquina agachado y sin moverme, pero antes de que pasen 5 segundos una de ellas pasa por donde estás, seguro. Por todo ello espero que se pudran. Pero no pierdo la esperanza, aún sueño con que un día podamos ver un castlevania en el que no aparezcan. Ójala se les olvide sacarlas en el próximo capítulo (o alguien meta un virus en el ordenador donde tienen la base de datos de enemigos). ¿O quizás las echaría de menos? Um… no sé, no sé, jajajajaja. ¡¡¡Un saludo, amigos!!!